CUADERNOS DE HISTORIA DE LA SALUD PÚBLICA

 

 

DOCTOR EMILIO MARTÍNEZ MARTÍNEZ (1864-1948)

 

DATOS BIOGRÁFICOS

Fue un grande de la Medicina nacional. Pionero y fundador de la Oncología y de la Otorrinolaringología cubana. Para la dicha y felicidad de la humanidad han existido hombres honestos, prohombres que se han destacado en la gobernación de estados, en las ciencias, en las artes, en la literatura y en todas las actividades humanas, hombres dotados de talento, dones y características individuales especiales que son los que han empujado el pesado carruaje del progreso y la civilización del mundo hacia delante y hacia arriba, en un movimiento constante, indetenible y progresivo. Cuba ha tenido la suerte de contar con muchos hombres de esta categoría. Esto nos enorgullece y enaltece. Entre ellos se destacó el doctor Emilio Martínez y Martínez.


¿Quién fue el Emilio Martínez y Martínez?

Fue un ilustre médico y ciudadano de quien señalaremos algunos rasgos científicos y morales que lo sitúan entre los grandes de la Medicina y de la Patria.

No hay muchos escritos sobre él, pero sí muy buenos. Se destaca lo escrito por Nicolás Puente Duany, por Mario Robau Cartaya y por José Gros García, que fueron sus alumnos. Sabemos que escribió un diario, pero que nunca se publicó. Hubiera sido muy interesante leerlo. El profesor Puente Duany, en unos apuntes biográficos escribió lo siguiente: "Fue un hombre extraordinario, laborioso, dotado de un carácter disciplinado, de propósitos definidos, ajustado siempre a una moral elevada y animado de un espíritu justiciero y humano. Era un hombre más bien seco, pero afable, cordial y humano. Estas características paternales fueron heredadas por su hijo Emilito".299



El doctor Petit, que fue su alumno de Otorrinolaringología, en una pequeña biografía publicada en el centenario de su nacimiento escribió:

Enunciar sus méritos, enumerar sus títulos, leer sus experiencias y devoción científica, enjuiciar su trayectoria brillante galardonada de hechos, cimentada con bases firmísimas y orientada por rectilíneos derroteros, valorar su significación certera en la historia de la Medicina Cubana, ensalzar su personalidad en todos sus múltiples aspectos, referir sus virtudes cardinales, etc., requieren más que un autor la idónea confluencia de testimonios de cuantos le conocimos y le tratamos de verdad, que queriéndolo conservamos siempre su venerable memoria.300


Sus padres fueron Antonio (hijo de un militar español) y Celia. Nació el 13 de abril de 1864 en la casa No. 71, de la calle Consulado en La Habana colonial. Su padre era encuadernador, corredor de inmuebles y en Estados Unidos fue comerciante importador de tabaco. Su posición económica era holgada. A los 5 años, en 1869, su familia se trasladó a Estados Unidos (New York y Maryland).

Estudió la enseñanza primaria en ese país y dominó perfectamente el idioma inglés. Cuando tenía 11 años falleció su padre, su madre en un país extranjero con 5 hijos y en estado de gestación tuvo que trasladarse a Cuba. Aquí completó su educación primaria y estudió bachillerato en el Colegio San Anacleto. Trabajó haciendo traducción para ayudar a pagar sus estudios. Obtuvo sobresaliente en todas sus asignaturas. En la Universidad también sobresaliente en todas sus asignaturas. Fue ayudante (mochila) del Profesor de la Guardia en el Hospital "Reina Mercedes". Se doctoró en 1888 con premio. Ingresó en la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana. Es seleccionado auxiliar del doctor J. Stemberg, médico militar norteamericano que estudiaba la fiebre amarilla en Cuba. Viajó a Estados Unidos con este médico donde estudió ORL en el John Hopkins Hospital de Maryland, trabajó con el notable especialista en ORL McKenzie. Ejerció durante tres años en E.U.A. Regresó a Cuba y practicó ORL en el Hospital "Calixto García"; lo nombraron jefe de Laboratorio del Hospital "Reina Mercedes". Publicó el primer caso de difteria curado en Cuba con el suero antidiftérico de Behring. Fue el primer cubano que observó en el microscopio el plasmodio causante del paludismo, publicó y difundió su método de diagnóstico.

Los médicos graduados en el curso 1918 le pidieron que escribiera algo en su libro de graduación, y sus palabras fueron las siguientes:

Ser eficiente. Hacer bien las cosas es eficiencia. Y si en todos nuestros actos profesionales procuramos concentrar nuestros mayores esfuerzos, lo habremos logrado. Ello no consiste en llenar aparentemente nuestro cometido. No es visitar a un enfermo por el solo acto de presencia y salir del paso con una receta que cubra las formas. No es entrar y salir de la oficina a la hora oficial, ni cumplir una comisión con un informe rutinario. Para ser eficiente no tenemos otro fiscal que la conciencia propia, que debe quedar plenamente satisfecha convencidos de que nada mejor pudiéramos haber hecho.301


Se casó en 1893 con la pintora Carolina Pérez-Vento Nin, tuvo varios hijos entre ellos a Emilito que fue notable profesor, patólogo, laringólogo y, como su padre, de un recio carácter y una gran honestidad.

Emilio Martínez Martínez introdujo en Cuba, en 1902, la técnica de intubación laríngea en la difteria. Se había entrenado en Nueva York y trajo los instrumentos necesarios para practicarla. Un famoso profesor inglés Sir publicó una técnica quirúrgica para el cáncer laríngeo; allí fue Emilio Martínez y la estudió y practicó con dicho maestro. El profesor alemán Gluck, gran laringólogo en su tiempo, fue famoso por practicar la cordectomía transtiroide, el doctor Emilio Martínez se fue a Alemania y la aprendió en el Hospital de Gluck. Fue alumno del famoso laringólogo español C. Tapa.

Era hombre de criterios científicos y morales de una rectitud inflexible, lo demostró cuando ocupó la Secretaría de Sanidad de la República, en 1936. Fue fundador de la Federación Médica de Cuba y del Circulo Médico, creador de la Escuela de Enfermería de Cuba. Falleció el año 1948 a los 84 años de edad en su residencia de El Vedado.

Al honrar al doctor Emilio Martínez Martínez (deber de todo oncólogo y laringólogo cubano) nos honramos a nosotros mismos.


Relación cronológica de los títulos, cargos y honores obtenidos por el doctor Emilio Martínez Martínez

1887 - Licenciado en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana con premio extraordinario.

1888 - Doctor en Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana con premio extraordinario.

1889 - Miembro Titular de la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana.

1889 - Auxiliar de Laboratorio del doctor George Stemberg comisionado por Estados Unidos para estudiar la fiebre amarilla (La Habana y Baltimore).

1889 - Tesis de grado en la Universidad John Hopkins, Baltimore, Maryland.

1889 - Jefe de Redacción de la Revista Cubana de Ciencias Médicas.

1892 - Jefe de Redacción de Archivos de la Policlínica.

1895 - Inspector sanitario del Marine Hospital Service.

1900 - Jefe de Redacción de la Revista de Medicina Tropical.

1900 - Jefe de los Laboratorios de las Clínicas de la Universidad de La Habana.

1900 - Profesor Auxiliar por oposición de la cátedra de Microscopía, Química Clínica y Patología Médica de la Universidad de la Habana.

1901 - Miembro de la Comisión Médica de Hospitales, invitados a Washington por la Asociación de Beneficencia de Estados Unidos.

1903 - Vocal de la Comisión para la extinción del muermo y la tuberculosis en el ganado.

1903 - Miembro de la Comisión de Enfermedades Infecciosas.

1904 - Comisionado técnico de Sanidad en la Exposición de Saint Louis, Missouri, EUA.

1904 - Electo miembro de The American Otolaringological Society.

1905 - Catedrático de Curso Complementario de Enfermedades de la Laringe, Oídos y Fosas Nasales, Escuela de Medicina, Universidad de la Habana.

1906 - Catedrático de Patología Médica, Escuela de Medicina, Universidad de La Habana.

1907 - Profesor interino de Garganta, Nariz y Oídos de la Escuela de Medicina, Universidad de la Habana.

1908 - Socio fundador de la Sociedad de Medicina Tropical.

1909 - Miembro de la Societé Francaise d' Hygiene.

1909 - Catedrático de ORL y de Microscopía.

1911 - Presidente del II Congreso Médico Nacional, Cuba.

1917 - Delegado de la Universidad de la Habana al Congreso de Cirugía Americano en Chicago.

1919 - Fundador y profesor por oposición de la cátedra de Enfermedades de la Laringe, Oídos y Fosas Nasales de la Facultad de Medicina, de la Universidad de la Habana.

1921 - Director de Sanidad de la República.

1922 - Delegado de Cuba al Congreso Internacional de ORL, de París.

1923 - Académico de número de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. Su trabajo de ingreso fue "La Anestesia local en la cirugía laríngea".

1923 - Designado Miembro de Mérito de The American Laryngological and Otological Society, de E.U.A.

1923 - Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana.

1923 - Designado Profesor Honorario por unanimidad del Claustro de Enfermedades de Laringe, Oídos y Fosas nasales de la Universidad de la Habana.

1925 - Aceptado como especialista por The American Board of Otolaryngology sin examen.

1926 - Director del Boletín de la Liga Contra el Cáncer.

1926 - Director Honorario del Instituto del Cáncer (nunca cobró sueldo por este cargo).

1930 - Designado para estudiar Organización de la Lucha Contra el Cáncer en Estados Unidos y Europa.

1933 - Electo Miembro del Consejo Supremo de la Federación Médica de Cuba.

1935 - Miembro del Comité Ejecutivo de Unión Internacional contra el Cáncer (UICC).

1935 - Condecoración con la Orden de la Cruz Roja Cubana (Honor y Mérito) categoría primera clase.

1935 - Miembro de la Comisión Reorganizadora de la Universidad.

1936 - Secretario de Sanidad y Beneficencia (Ministro) de la República.

1936 - Caballero de la Legión de Honor de la República de Francia.

1936 - Comisionado para visitar los centros de Cáncer de Europa.

1937 - Miembro de The American College of Surgeons, Estados Unidos.

1946 - Condecorado con la Orden Finlay de la República de Cuba.