CUADERNOS DE HISTORIA DE LA SALUD PÚBLICA

 

 

DOCTOR ZOILO MARINELLO VIDAURRETA (1919-1990)

 

DATOS BIOGRÁFICOS

El Profesor Zoilo Marinello Vidaurreta nació en la ciudad de Santa Clara el día 21 de agosto de 1919, en la casa No. 11 de la calle Marta Abreu. Fueron sus padres Zoilo Marinello Vidaurreta y la dama villareña María Enriqueta Vidaurreta del Cañal.

Sus padres eran primos. El primer Marinello asentado en Cuba fue su abuelo, en la segunda mitad del siglo XIX. Hombre laborioso y emprendedor, tuvo éxitos en sus empresas comerciales y en negocios azucareros en la localidad de Jicotea cercana a Santa Clara. Tuvo un tío, Juan Marinello Vidaurreta que se destacó notablemente en la política y la literatura cubana del siglo XX y fue uno de los grandes intelectuales cubanos de este período. El Profesor Zoilo Marinello Vidaurreta inició sus estudios de Bachillerato en Santa Clara y los terminó en la Ciudad de Santiago de Cuba, a donde hubo de trasladarse la familia por asuntos de negocios. El 23 de septiembre de 1937 se trasladó a la Habana donde matriculó la carrera universitaria de Medicina. Intervino en la política estudiantil en la que fue delegado de asignatura y miembro del Movimiento del Comité Antifascista Universitario.

Se graduó de médico el 20 de julio de 1943. Obtuvo por concurso una plaza de Médico Interno del Hospital "Nuestra Señora de las Mercedes" y otra de Médico del Departamento Nacional de Higiene Escolar de la Secretaria de Sanidad y Asistencia Social.



En 1944 ingresó en el profesorado universitario como profesor adscripto en la Cátedra de Anatomía e Histología Patológica de la Escuela Medicina de la Universidad de la Habana. En 1945 viajó a Estados Unidos donde realizó estudios de Oncología en el Memorial Cancer Center, de nueva York, cuando regresó a Cuba continuó su labor docente en la cátedra de Anatomía e Histología Patológica que dirigió el notable patólogo Profesor Nicolás Puente Duany. En 1950 es designado cancerólogo del Instituto del Radium "Juan Bruno Zayas", en el Hospital "Nuestra Señora de las Mercedes", en el cual se dedicó a la asistencia, docencia e investigación sobre cáncer que le permitieron continuar su entrenamiento en cirugía oncológica.

En 1960 surgieron problemas políticos en el profesorado universitario y en la Facultad de Medicina al rebelarse los profesores y negarse a aceptar las leyes revolucionarias que sustituían el Consejo Universitario por una Junta de Gobierno en las Facultades, en lugar de los Decanatos. En septiembre de este año, el Gobierno Revolucionario separó por medio de expedientes a los profesores disidentes y al quedar fuera los profesores de Anatomía Patológica, se nombraron para cubrir las vacantes a los doctores Zoilo Marinello Vidaurreta e Hilario Gómez Barrios. Poco después se le confirmó como Profesor Titular y en 1963 se le trasladó al Departamento de Cirugía como Profesor Titular de Oncología.

En 1960 formaba parte de la Comisión Interventora del Hospital "Mercedes" y asumió la Dirección del Instituto del Radium e integró la Comisión Técnica de Reestructuración del Sistema de Hospitales de la Universidad de la Habana.

En 1961, fue nombrado Director del Hospital de Cáncer "Curie" y comenzó su labor para unificar los diferentes centros anticancerosos de la Habana bajo el nombre del Hospital Oncológico de la Habana, que en el 1966 se convirtió en el actual INOR, el que dirigió conjuntamente con sus múltiples cargos y responsabilidades políticas y científicas, dirección que ostentó brillantemente hasta el día de su fallecimiento.

Militó en el Partido Comunista de Cuba y fue miembro de su Comité Central.

En el campo de las Ciencias Médicas fue Presidente del Consejo Científico del MINSAP, Jefe del Grupo Nacional de Oncología. Participó en la reglamentación y categorización de las especialidades médicas.

En 1967 se le confirió la categoría de Especialista de II Grado en Oncología. Laboró en la oficialización de las categorías investigadoras y en la reglamentación de la Comisión Nacional de Grados Científicos. En 1988 se le concedió la Categoría de Investigador Titular y Doctorado en Ciencias Médicas.

En 1962 se creó la Comisión Nacional de la Academia de Ciencias que dio lugar a la nueva Academia de Ciencias de Cuba y que, años más tarde, presidió. Fue representante permanente de Cuba del CAME y Miembro del Presidium del Comité Internacional del Premio Lenin por la Paz. En 1972 ocupó la Presidencia de la Asociación de Amistad Cubano Soviética. En 1976 fue Ministro Presidente del Comité Estatal de Ciencia y Técnica. Durante esta etapa de múltiples y agobiadoras responsabilidades científicas y políticas de su agitada vida no dejó de ser Director del INOR, no dejó de mantener su consulta médica y su turno quirúrgico semanal en el instituto.


Contribución del profesor Zoilo Marinello al desarrollo
de la oncología cubana

Al incorporarse al ejercicio de la Oncología en Cuba a su regreso después de dos años en el Memorial Cancer de Nueva York empezó a aplicar la quimioterapia antitumoral en el Instituto del Radium; fue uno de los pioneros en esa actividad en Cuba. En 1950 empezó a introducir los isótopos en nuestro medio. En 1952 fue el primero en usar los rayos beta. En 1963 introdujo el microscopio electrónico. Participó en la creación del Programa de Diagnóstico Precoz del Cáncer Cérvico-Uterino y en la introducción de la mamografía. Por sus gestiones se introdujo en el INOR el ultra sonido diagnóstico como tema de investigación. En 1980 puso en práctica la técnica para la determinación de los factores normales en tumores de mama. En 1976-1988 se elaboraron técnicas de radioinmunoanálisis en cáncer digestivo y pulmonar. En 1981-1985 se creó el Programa de Diagnóstico Precoz del Cáncer Bucal y se otorgaron becas para Diagnóstico Precoz del Cáncer de Colon. Se produjeron los anticuerpos monoclonales. En todas estas investigaciones intervino de una u otra manera la gran lucidez científica del Profesor Zoilo Marinello, con lo cual se elevó el nivel científico de la Oncología en Cuba.

Fue miembro de la Academia de Ciencias de la URSS, de Bulgaria y de la República Democrática Alemana. Condecorado con la Orden Carlos J. Finlay.

Dedicó los últimos 31 años de vida útil a consolidar sus ideas sobre la organización y atención del cáncer elevándolo a sus niveles actuales.