CUADERNOS DE HISTORIA DE LA SALUD PÚBLICA 103

 

Dr. GREGORIO DELGADO GARCÍA

 


Opinión del tutor doctor Gregorio Delgado García

 

Arocha Mariño, Carmen. Centralización de los servicios de salud: experiencia de la salud pública cubana. Ciudad de La Habana. 2006

 

Tesis para optar por el grado científico de Doctor en Ciencias de la Salud

Desde sus primeros pasos en el ejercicio de la profesión médica la doctora Carmen Arocha Mariño se sintió atraída por los estudios sobre historia de la salud pública cubana, razón por la cual sus 3 anteriores tesis o trabajos de terminación en la especialidad de primer grado en administración de la salud, diplomado en economía de la salud y maestría en salud pública, con los títulos, respectivamente, de "Diferentes manifestaciones del Internacionalismo como principio de la salud pública socialista en Cuba" (1986), "Situación económica de la salud pública cubana en las décadas de 1940, 1950 y 1960" (1996) y este mismo tema ampliado, con mayor número de objetivos a alcanzar y similar título (1997), los llevó a cabo en la Oficina del Historiador del Ministerio de Salud Pública y el Departamento de Historia de la Salud Pública Cubana de la Escuela Nacional de Salud Pública bajo mi directa tutoría.

La presente tesis para optar al grado científico de Doctor en Ciencias de la Salud, con el título "Centralización de los servicios de salud: experiencia de la salud pública cubana", también la ha realizado la autora en iguales departamentos y con similar tutoría.

La tesis comprende, fundamentalmente, el estudio de 2 momentos de gran significación en el desarrollo histórico del sistema nacional de salud cubano, primero la etapa del doctor Carlos J. Finlay Barrés (1835-1915) al frente de la Jefatura Nacional de Sanidad (1902-1909), inicio del período de República Liberal Burguesa, donde se crean las instituciones básicas del sistema nacional de salud cubano y que los salubristas de la época llamaron nacionalización de los servicios de salud, principalmente el doctor José A. López del Valle Valdés (1875- 1937), lo que va a culminar con la elevación a categoría ministerial de la organización de la salud pública cubana, para ser nuestro país el primero en lograrlo a escala mundial, con la fundación de la Secretaría de Sanidad y Beneficencia (1909) y el segundo momento la etapa de integración del sistema nacional de salud único (1959-1970), inicio del período de Revolución Socialista, en la que Cuba fue el primer país de América en formar un sistema de salud único para el mayor beneficio de la salud de su pueblo.

La obra consta de una introducción en la que se exponen la justificación del tema escogido, el universo de estudio que abarca, la periodización que se ha utilizado, los objetivos propuestos, la metodología aplicada y se analiza la importancia de algunas de las bibliografías fundamentales utilizadas.

El desarrollo del tema abarca 3 capítulos. En el primero se estudian, brevemente, los antecedentes del sistema nacional de salud en el período Colonial y la primera ocupación militar de los Estados Unidos de Norteamérica, así como el desarrollo del pensamiento salubrista hasta la consolidación de lo que ha sido dado en llamar Escuela Cubana de Higienistas de principios del siglo XX. Se pasa entonces al proceso de creación del sistema nacional de salud que comprende, la sanidad cubana en los inicios del período de República Liberal Burguesa y en la segunda ocupación de los Estados Unidos de Norteamérica, hasta la fundación de la Secretaría de Sanidad y Beneficencia.

En el segundo capítulo se exponen y analizan la situación de los servicios de salud en Cuba antes de 1959 y la importancia histórica de la participación de la Sanidad Militar del Ejército Rebelde en la atención a los campesinos y en la toma de conciencia de su gran tragedia sanitaria. Se estudia a continuación el proceso de integración del sistema nacional de salud único, destacándose la importancia del Servicio Médico Social Rural y del pensamiento y la voluntad políticos en el desarrollo de la salud pública cubana.

En el tercer capítulo se establecen, con el auxilio de 4 cuadros explicativos, los fundamentos de comparación entre los procesos estudiados, lo que explica sus precedencias en nuestra historia sanitaria. Le dan a la obra gran rigor científico la calidad de las 170 referencias bibliográficas y notas a pie de página.

La tesis concluye con 8 acertadas consideraciones finales y 4 recomendaciones. La bibliografía consultada alcanza la cifra de 91 fichas, las fuentes documentales se elevan a 19, las periódicas a 15 y las orales comprenden las entrevistas realizadas a 5 importantes personalidades de la salud pública cubana actual.

Los objetivos propuestos se cumplieron ampliamente, la investigación se realizó con gran rigor científico y la redacción es correcta, por todo lo cual es mi opinión que la tesis reúne la calidad que esperaba como tutor de la misma.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Partida de Bautismo de Antonio M. de Gordon y de Acosta. En: Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exp. Est. Antig. 6358.

2. Huguet López L. Antonio de Gordon y de Acosta (1848- 1917). El Eco Científico. La Habana. 1926;5 (1):7-15.

3. Tro Pérez R. Antonio de Gordon y de Acosta (1848- 1917). Bol. Colegio Médico de La Habana. La Habana. 1961;12 (1):9-17.

4. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exp. Est. Antig. 6358.

5. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exp. Adm. 252.

6. Le Roy Cassá J. Médicos y servicios del Dr. Antonio Gordon. Anal. Acad. Cien. Med. Fís. Nat. Habana. La Habana. 1915;52:397-399.