CUADERNOS DE HISTORIA DE LA SALUD PÚBLICA 112

 

Dos años de estudios sobre Vibrios Nag en una zona endémica de cólera*

 

 

RESUMEN

Se estudian 8 532 muestras de heces fecales de pacientes sospechosos de cólera, así como contactos y convivientes de los casos positivos, procedentes de la ciudad de Najaf, Irak y sus zonas aledañas, durante los años 1979 y 1980. Se diagnostican 113 casos positivos de Vibrios cholerae serotipos Ogawa y 244 casos de Vibrios NAG. Se estudia comparativamente, por meses, la positividad de ambos vibrios durante el brote epidémico de 1979 y la endemia de 1980. Se alerta sobre la patogenicidad reportada de los Vibrios NAG y la positividad encontrada a los mismos en pacientes sospechosos de sintomatología colérica.

 

 

INTRODUCCIÓN

Cuando estudiamos el brote epidémico de cólera de 19791 y la endemia colérica durante 1980 en la ciudad de Najaf,2 cuyos resultados hemos expuesto en otros trabajos, notamos la mayor frecuencia de vibrios con todas las características bioquímicas del V. cholerae pero que no aglutinaban con el antisuero polivalente liofilizado correspondiente. Como este antisuero aglutina todas las cepas incluyendo el biotipo El Tor que como se sabe no tiene diferencias antígenas con los otros tipos3 y provenían las muestras de heces fecales de pacientes con sintomatología sospechosa de cólera, hemos creído conveniente llamar la atención sobre estos casos que pudieran tratarse de Vibrios NAG (non-agglutinable).

Ha existido mucha controversia sobre la terminología de los Vibrios NAG o NCV (noncholera vibrios). Estos poseen características de coloración colonial, morfológica y de tinción bacteriana, así como bioquímicas muy similares a las del Vibrio cholerae pero no son aglutinables con suero o polivalente del mismo. Ellos son aglutinados por su propio antisuero y pueden producir diarrea moderada o semejante a cólera.4

Sakazaki, Gómez y Sebald (1967) sugirieron que los Vibrios NAG debieran incluirse en la especie V. cholerae junto a los vibrios cólera, no existiendo razón para su exclusión en base a principios taxonómicos.

Gardner y Venkatraman (1935) estudiaron el "grupo cólera de los vibrios" que poseen los mismos antígenos H que el Vibrio cholerae. En su estudio, el vibrio cólera pertenecía al subgrupo 0-1 y los vibrios que no aglutinaron con antisuero del subgrupo 0-1 pertenecían a otros subgrupos (NAG).6

Sakazaki y colaboradores (1970) también demostraron que el antígeno flagelar de todas las cepas de Vibrios NAG procedentes de fuentes humanas era idéntico al del Vibrio cholerae.7

Algunos vibrios halofílicos, que crecen profusamente en agua de peptona con 2 a 3 porciento de CLNa pero no en agua de peptona sin sal o con más del 7 por ciento, a menudo son llamados Vibrios NAG. Tales vibrios halofílicos usualmente se aíslan del agua de los alimentos y ocasionalmente también de las heces humanas. El antígeno H de esos vibrios halofílicos es completamente diferente del que poseen los grupos V. cholerae y V. parahaemolyticus. Se considera que estos vibrios son tipos marinos y no tipos humanos.

Para la clasificación definitiva de los Vibrios NAG surgen, sin embargo, algunas dificultades de los hechos siguientes:

- No se ha dado definición de las formas R de V. cholerae.

- La cepa mucoide de Vibrio cholerae (R) también es no-aglutinable con antisuero O homólogo, en estado viviente. Las cepas mucoides de vibrios cólera pueden ser identificadas erróneamente como Vibrios NAG.


Se supone por lo tanto que el nombre "Vibrio NAG" o "NCV" debe ser usado solamente para aquellos organismos que (a) concuerden con la definición del género Vibrio, (b) posean antígeno H idéntico al del Vibrio cholerae y (c) no sean aglutinables con antisuero O y R de Vibrio cholerae cuando se usa un cultivo hervido a 100 °C por 2 horas.4

Se han establecido 40 serotipos dentro de la especie Vibrio cholerae, entre los cuales el vibrión colérico se clasifica como serotipo 1, incluyendo los Vibrios NAG.7 Esto puede causar alguna confusión en la nomenclatura entre bacteriólogos y epidemiólogos. Sin embargo, el Vibrio cholerae no puede ser confundido con los Vibrios NAG ya que la aglutinación con el antisuero 1 sirve para diferenciar los dos vibrios.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

El estudio se realizó en la Sección de Bacteriología del Laboratorio Provincial de Salud de Najaf, Irak, desde el día 1 de junio al 31 de noviembre de 1979 y del 2 de mayo al 31 de noviembre de 1980.

Se estudiaron 8 484 muestras de heces fecales, correspondiendo 7 001 al período de tiempo de 1979 y 1 483 al de 1980, provenientes de pacientes con sintomatología sospechosa de cólera y de contactos y convivientes de los casos positivos. No se incluyen los segundos y demás exámenes a un mismo paciente positivo.

Todas las muestras nos llegaron en frascos con el medio líquido, agua salada. Dichas muestras se pasaron, en nuestro laboratorio, al medio líquido agua peptonada, manteniéndose en él siete horas. Finalizado este tiempo se sembraron en el medio sólido T.C.B.S. A las veinticuatro horas siguientes se hizo la lectura de las placas y a las colonias sospechosas: amarillas ocre, amarillas o verdes se les realizó una extensión en lámina coloreándolas por el método de Gram y se sembraron en tubos, con medio de Kligler. A las dieciocho horas a las que presentaron las características bioquímicas del Vibrio cholerae se les realizó prueba de oxidasa por el método de papel de filtro y serología, esta con los, antígenos: Polivalente, Ogawa e Inaba. También se sembraron en tubos de lactosa, glucosa, manitol semisólido, urea y agua peptonada para la producción de indol, utilizándose en esta prueba, el reactivo de Kovac.

Las fórmulas y procedimientos de preparación de los medios: agua salada, agua peptonada y T.C.B.S., que no son de uso en nuestros laboratorios aparecen en trabajos anteriores del autor.6,7

 

RESULTADOS Y ANÁLISIS

En la tabla 1 se muestran las características de coloración de colonias, morfológicas y de tinción bacteriana, así como bioquímicas y serológicas de las 244 cepas de vibrios no aglutinables a los antígenos del Vibrio cholerae. En todas sus características son semejantes a los Vibrio cholerae diferenciándose sólo en la negatividad de su serología.



En la tabla 2 vemos que de las 7 001 muestras de heces fecales correspondientes al año 1979 se aislaron 102 cepas de Vibrio cholerae serotipo Ogawa y 213 no aglutinables. También podemos ver cómo a medida que aumentan los casos del Vibrio cholerae lo hacen los no aglutinables pero en mayor número (tabla 2). Así 0 en junio, 23 en julio y 39 en agosto de Vibrio cholerae, para 2, 45 y 52 respectivamente de no aglutinables. Cuando hacen su descenso los Vibrio cholerae, 29 en septiembre, 8 en octubre y 3 en noviembre, lo hacen también, pero en forma menos sensible, 45, 36 y 33 respectivamente, los no aglutinables.

Esta característica suponemos se debe al grupo de causas que mantiene en esta zona la endemia colérica y que a nuestro juicio son: las peregrinaciones semanales a la mezquita de Najaf, los malos hábitos en el manejo ­del agua y los alimentos por la población y en los comercios, la pésima recogida de basura y el deplorable estado de la higiene pública en general.

En la tabla 3 se observa que de las 1 483 muestras de heces fecales analizadas en 1980 se aislaron 11 cepas de Vibrio cholerae y 31 de no aglutinables. De mayo a octubre sólo hubo un caso positivo a Vibrio cholerae (serotipo Ogawa) y 30 a no aglutinables. En los meses de junio y julio fueron en los que más muestras provenientes de sospechosos de cólera analizamos (534 y 366, respectivamente) para encontrar el único caso positivo a Vibrio cholerae en julio y 18 de no aglutinables (9 en cada mes), la cifra más alta de estos últimos encontrada en el año. En todos los meses diagnosticamos casos de vibrios no aglutinables, pero llama la atención que en noviembre en que hubo un pequeño brote de 10 casos de Vibrio cholerae no aumentaron los no aglutinables, diagnosticándose un solo caso.

Es de hacer notar que las posibles causas que enumeramos como mantenedoras de la endemia colérica en la zona y del brote epidémico de 1979, fueron muy mejoradas en 1980 con la consecuente disminución de casos Vibrio cholerae y NAG, así como que el pequeño brote de noviembre coincidió con una gran afluencia de peregrinos a la mezquita de Najaf, desde los primeros días del mes, para la celebración el día nueve del inicio del siglo XV del calendario musulmán, alojándose dichos peregrinos en calles y viviendas de la ciudad y poblados vecinos.

 

CONCLUSIONES

1. Tanto en 1979 como en 1980 se diagnosticaron más casos positivos de V. NAG (213 y 31, respectivamente) que de Vibrio cholerae (102 y 11).

2. En 1979 el aumento por meses de Vibrio cholerae coincidió con un aumento de los V. NAG y hubo también coincidencia en su descenso.

3. En 1980 coincidió la aparición del único caso de Vibrio cholerae en los diez primeros meses (julio) con el número mayor de casos de V. NAG (9) pero en el pequeño brote de 10 casos de, Vibrio cholerae en noviembre sólo se diagnosticó un caso de V. NAG.

4. La falta de un estudio epidemiológico complementario nos impide llegar a conclusiones definitivas sobre las posibles causas que produjeron el brote epidémico de julio, agosto y septiembre de 1979 con aumento mayor de aparición de V. NAG y del pequeño brote de noviembre de 1980 sin aumento de los V. NAG, pero no nos cabe la menor duda que guardan una estrecha relación con la contaminación hídrica y la afluencia de peregrinos, principalmente.

5. Es importante llamar la atención del número crecido de vibrios no aglutinables aislados en pacientes con sintomatología sospechosa de ser colérica, que pudiera aclarar la etiología de las mismas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Delgado García G. Estudio de un brote epidémico de cólera en la ciudad de Najaf, Irak, en 1979. Bol. Epidem. Hosp. Docente "General Calixto García". La Habana. 1991;6(1-2):23-32.

2. Delgado García G. Estudio de la endemia colérica en la ciudad de Najaf y sus alrededores, Irak, durante 1980. Bol. Epidem. Hosp. Docente "General Calixto García". La Habana. 1992;7(1-2):1-8.

3. MINSAP. Cuba. Lucha contra el cólera. Situación internacional, medidas preventivas y tratamiento. Unid. Prod. Im. del MINSAP. La Habana,1971:45.

4. Sakazaki R. Clasificación y características de los vibrios. Traducido de WHO/BD/CHOLERA/70.19. INHEM. La Habana. 8 páginas mimeografiadas.

5. Sakazaki R; Gómez CZ and Sebald M. Jap. J. Med. Scio. Biol. Tokyo. Japan. 1967;20:265.

6. Gardner AD. and Venkatraman KV. Hyg. London, England. 1935;35:262

7. Sakazaki R. et al. Jap. J. Med. Sci. Biol. Tokyo, Japan. 1970;27:260.

 

 

____________________

* Trabajo presentado en el II Congreso Nacional de Microbiología y Parasitología, La Habana, Noviembre 12 a 14 de 1981. Bol. Epidem. Hosp. Docente "General Calixto García". La Habana. 1993;8(1-2):38-44.