Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica

 

 

1. Creación de un curso complementario de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica (1900-1901). Creación de la Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica (1923). La Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica en los planes de estudio de 1924, 1928, 1934, 1937, 1941 y 1959. El Subdepartamento de Urología del Departamento de Cirugía en el plan de estudios de 1962. 2. Locales en que se impartió. 3. Frecuencia y horarios de clases. 4. Profesores titulares. 5. Profesores auxiliares. 6. Ayudantes graduados y profesores agregados. 7. Adscriptos, instructores y asociados. 8. Cambios de profesores de 1959 a 1962. 9. Programa de la asignatura. 10. Libros de texto y de consulta extranjeros recomendados en la cátedra. 11. Bibliografía docente producida por los profesores de la cátedra. 12. Consideraciones finales y testimonios. Referencias bibliográficas y documentales.


1. Al ponerse en vigor el Plan Varona, por Orden Militar No. 280 de 12 de julio de 1900, se creó en él una asignatura no prevista hasta entonces, la de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Cínica, medio curso, en el quinto y último año de la carrera.

Por Orden Militar No. 209 de 30 de septiembre de 1901 se reagruparon nuevamente las cátedras de la Facultad de Medicina y Farmacia y se suprimió la asignatura de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica, la que tendrá que esperar hasta el plan de estudios de 1924 para resurgir.

Como consecuencia de la revolución universitaria de 1923, por Ley del Congreso de la República de 15 de agosto de 1923, se puso en vigor un nuevo plan de estudios. Este plan fue analizado largamente por el Claustro de la Escuela de Medicina y acordada su estructura definitiva el 11 de octubre de 1924, en él quedó creada definitivamente la Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias, medio curso en el séptimo año.

En el plan de estudios de 1928 pasó al sexto; en el de 1934 se impartió en el cuarto; en el de 1937 se mantuvo en el cuarto y en el de 1941 o Plan Vieta pasó al sexto, siempre como medio curso.1

Con el triunfo revolucionario de enero de 1959, el plan de estudios de 1941 va a sufrir algunos cambios por acuerdos del Claustro de la Facultad de Medicina de 25 de mayo de 1959, pero la asignatura con su mismo nombre permanece en el sexto curso con igual duración.

A finales de 1959 numerosas cátedras van a adoptar nuevos nombres y así la de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica asume el de Urología.

En el plan de estudios de 1962, la cátedra se impartió en el segundo semestre del quinto año, como Subdepartamento de Urología del Departamento de Cirugía.

2. Cuando se creó la Cátedra deEnfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica, los alumnos recibían la docencia en la sala "Albarrán", planta alta del pabellón de cirugía de hombres "González del Valle" del Hospital "General Calixto García" y en el Dispensario de Curaciones para los enfermos ambulatorios del propio hospital y allí se mantuvo hasta 1945 en que se logró inaugurar el pabellón "Albarrán",(*) que llegó a contar con 3 salas, el Dispensario de Curaciones, Salón de Operaciones, Departamento de Radiología Urológica, Laboratorio Clínico, Laboratorio de Anatomía Patológica y un Museo de Anatomía Patológica.2-4

3. La docencia de la cátedra se impartía 6 horas semanales durante el medio curso, en 3 turnos de 8:30 a 10:30 a.m. Sobre este aspecto se ampliará en el acápite 9 correspondiente al Programa de la asignatura.3

4. Al ponerse en vigor, por Orden No. 280 del Gobernador Militar de 2 de julio de 1900, la Cátedra número 8, que estaba constituida por las asignaturas de Clínica Quirúrgica, un curso; Enfermedades de la Piel y Sífilis con su Clínica, medio curso y Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica, medio curso, la desempeñó como Profesor Titular, el Dr. Raimundo García Menocal y García Menocal, sobre quien redacté una semblanza biográfica que incluí en el capítulo correspondiente a la Cátedra Clínica Quirúrgica y agregué algunos datos en la Cátedra de Enfermedades de la Piel y Sífilis con su Clínica. Fue por lo tanto el doctor García Menocal el primer Profesor Titular de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica en esta corta primera etapa, pues fue suprimida por Orden Militar No. 209 de 30 de septiembre de 1901.5

Al crearse de manera definitiva, el 15 de agosto de 1923, la Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica número 37, fue sacada la plaza de Profesor Titular a ejercicios de concurso-oposición, los que realizó brillantemente el Dr. Luis F. Rodríguez Molina, quien fue nombrado por Decreto Presidencial de 17 de junio de 1924 y tomó posesión el 4 de agosto siguiente. Se mantuvo en el cargo hasta el final del período estudiado.6

El doctor Rodríguez Molina fue un eminente cirujano urólogo, que nació en Paso Real de San Diego, provincia Pinar del Río, el 19 de mayo de 1879. Cursó la enseñanza primaria en colegio de su poblado natal. Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias (1896) en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Cursó los estudios superiores en la Facultad de Medicina de la Universidad habanera con notable aprovechamiento, alcanzó en 30 asignaturas, 19 sobresalientes, 3 premios ordinarios, sobresaliente en los ejercicios de grado de Doctor en Medicina y se le extendió el título el 8 de noviembre de 1904.7

Unos meses antes de graduarse comenzó su larga carrera docente en su Alma Mater, al ser nombrado por Decreto Rectoral de 30 de mayo de ese año ayudante facultativo, interino, de la Facultad de Medicina para los trabajos de Anatomía y Disección de la Cátedra número 1 y tomó posesión el 1 de junio de 1904. Por oposiciones anuales fue confirmado en el cargo por Decretos Rectorales de octubre 31 de 1904, diciembre 11 de 1905, septiembre 14 de 1906, septiembre18 de 1907, octubre 27 de 1908, octubre 27 de 1909, septiembre 23 de 1910, septiembre 23 de 1911, septiembre 30 de 1912, septiembre 16 de 1913, septiembre 26 de 1914, septiembre 17 de 1915, septiembre 20 de 1916, y septiembre 20 de 1917, hasta el 31 de diciembre de 1917 en que renunció.

Por Decreto Presidencial de 27 de diciembre de ese año fue nombrado Profesor Auxiliar, interino de la Facultad de Medicina y tomó posesión 3 días después. Por Decreto Presidencial de 2 de septiembre de 1918 fue nombrado con carácter provisional, Profesor Auxiliar jefe de trabajos de la Cátedra de Anatomía Descriptiva y Disección. Por Decreto Presidencial de 26 de julio de 1921, por oposición, fue designado Profesor Auxiliar jefe de trabajos de la Cátedra número 1, Anatomía Descriptiva, un curso y Disección, 2 cursos y tomó posesión el 1 de agosto siguiente. Por Decreto Presidencial de 27 de octubre de 1923 fue ascendido a Profesor Titular de la Cátedra Anatomía número 2, de la Escuela de Medicina, de la Facultad de Medicina y Farmacia y tomó posesión 4 días después.

Por Decreto Rectoral de 15 de noviembre de 1926 fue nombrado Delegado del Decano en el Hospital "General Calixto García". El 2 de agosto de 1928 fue electo Decano de la Facultad de Medicina y Farmacia para el trienio de 1928-1931 y tomó posesión al siguiente día. El 29 de noviembre de 1930 fue nombrado por el Claustro Rector interino de la Universidad de la Habana hasta el 15 de diciembre de ese año. A la caída de la dictadura del General Gerardo Machado Morales (1925-1933) se le pidió la renuncia como profesor, por la Comisión de Depuración, el 4 de agosto de 1934, por su posible colaboración y el 9 de noviembre siguiente se dio por presentada por el Consejo Universitario. Sin embargo, el 25 de marzo de 1936 se le absolvió de la depuración cívica que había efectuado el Claustro y el 27 de enero de 1938, los alumnos le pidieron que continuara como profesor y continuó.6 Para sustituirlo fue nombrado, interinamente, el 15 de enero de 1934, el Profesor Auxiliar Dr. Arturo García Casariego, quien ocupó el cargo hasta su fallecimiento el 26 de mayo de 1935.

En su extensa obra científica, que pasa del centenar de publicaciones, son de destacar sus monografías: "Interpretación del síntoma hematuria" (1913), "Evacuación de contenidos vesicales por la aspiración" (1913), "La pielonefritis gravídica" (1917), "Un caso de nefritis hematúrica. Operación. Curación" (1917), y "Estado actual de la tuberculosis uro-genital" (1937). En su artículo "Anomalías del músculo tibial anterior" (1907), describió por primera vez el músculo tibial anterior accesorio y fue quien realizó la primera pielografía en Cuba.

Su amplia cultura general le permitió escribir numerosos trabajos sobre la historia de la medicina, entre ellos: "Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana" (1908), "El Profesor Joaquín Albarrán y Domínguez" (1931), "Historia de la Urología en Cuba" (1940), "El Dr. Casimiro J. Sáenz (1831-1897). Homenaje" (1942), "Historia de la Medicina en América" (1943), "Discurso en la inauguración del Pabellón ‘Albarrán‘ en el Hospital ‘General Calixto García" (1945), "Discurso en el Monumento a Joaquín Albarrán en Sagua La Grande" (1947), "El cincuentenario del cateterismo cistoscópico de los uréteres (1897-1947)" (1948), "Discurso en el develamiento de un busto del Dr. Joaquín Albarrán en el Hospital `General Calixto García"(1949), "El Dr. Pedro Albarrán y Domínguez presidente del Primer Congreso Médico Nacional" (1950), "Oración Albarrán" (1954) y "El Dr. José Antonio Presno Bastiony" (1950).8-13

Perteneció a la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana, en la que ingresó como Académico de Número con su trabajo "Elogio póstumo al Dr. Enrique Núñez y Palomino" (1918), ocupó el sillón No. 8 y fue Vice-secretario (1921-1926), miembro destacado de la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana y Presidente fundador de la Sociedad Cubana de Urología (1940). Perteneció a numerosas sociedades científicas extranjeras, entre ellas: miembro fundador y delegado en Cuba de la Societé Internationale D'Urologie, miembro correspondiente de la Association Francaise D'Urologie, Associated Member of the American Urologied Association, Fellow of The American College of Súrgeons, miembro de la American Neisserian Medical Society y miembro correspondiente de las Sociedades de Urología de Argentina, Venezuela y México.14,15

5. Creada la plaza de Profesor Auxiliar de la Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica, por Decreto Presidencial de 7 de julio de 1924, fue nombrado en ella, por ejercicios de concurso-oposición, el Dr. Arturo G. García Casariego y tomó posesión el 16 de julio siguiente.16

El doctor García Casariego nació en Cifuentes, Villa Clara, el 10 de enero de 1885. Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza de Santiago de Compostela, Galicia, España (1900) y de Doctor en Medicina en la Universidad de la Habana (1906). Sus estudios superiores fueron de gran brillantez, el año de ampliación y parte del primero los realizó en Santiago de Compostela y obtuvo en 7 asignaturas, 4 sobresalientes y 3 notables. El resto de la carrera (4 años) lo cursó en La Habana y en 30 asignaturas alcanzó 26 sobresalientes, 15 premios ordinarios, una mención honorífica y sobresaliente en los ejercicios de grado.

Por Decreto Rectoral de 6 de abril de 1908, a propuesta de la Facultad de Medicina y Farmacia, le fue adjudicado el Premio Extraordinario Beca de Viaje por 2 años, pero solo lo disfrutó del 29 de mayo de 1908 hasta el 30 de agosto de 1909 en que renunció a él.17

Por Decreto Rectoral de 15 de noviembre de 1910 fue nombrado ayudante facultativo del Laboratorio de la Cátedra de Bacteriología y Patología Experimental. Por oposiciones anuales fue confirmado en el cargo por Decretos Rectorales de septiembre 29 de 1911, septiembre 30 de 1912, septiembre 16 de 1913, septiembre 26 de 1914, septiembre 17 de 1915, septiembre 20 de 1916 y septiembre 28 de 1917, hasta el 9 de octubre siguiente en que renunció.

Por acuerdo de la Facultad de Medicina y Farmacia fue designado Catedrático Auxiliar interino de la Escuela de Medicina, el 6 de octubre de 1917 y tomó posesión, tras su renuncia de ayudante facultativo, 3 días después. Disfrutó comisión para estudios en el extranjero a partir del 25 de marzo de 1925 y para estudios en Europa el 1 de mayo de 1928. Fue miembro de la Sociedad Internacional de Urología. Ocupó el cargo de Profesor Titular de la cátedra a partir del 15 de enero de 1934, por estar suspendido de empleo y sueldo el doctor Rodríguez Molina, hasta su fallecimiento en el Estado de Puebla, México, el 26 de mayo de 1935.16

Para sustituir al doctor García Casariego como Profesor Auxiliar durante sus estudios en el extranjero y después como Profesor Titular interino, fue nombrado, interinamente, el Dr. Juan B. Ruiz y Mesa, por Decreto Presidencial de 1 de julio de 1927, tomó posesión 6 días después y se mantuvo en el cargo hasta presentar la renuncia el 17 de octubre de 1933, que le fue aceptada el 31 de enero de 1934.18

Para sustituir al doctor Ruiz y Mesa como Profesor Auxiliar interino fue nombrado por disposición del Claustro el Dr. Luis F. Ajamil Valverde, el 9 de febrero de 1934. Por fallecimiento del doctor García Casariego, al quedar vacante la plaza de Profesor Auxiliar, fue ratificado en ella, interinamente, el doctor Ajamil Valverde, al siguiente día, 27 de mayo de 1935.

Por Resolución Rectoral de 20 de julio de 1944 fue nombrado en propiedad, por derecho de ascenso, Profesor Auxiliar el doctor Ajamil Valverde, quien tomó posesión el 29 de julio siguiente y se mantuvo en el cargo hasta el final del período estudiado.19

El doctor Ajamil Valverde fue un notable cirujano urólogo, que nació en La Habana el 15 de abril de 1903. Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza de su ciudad natal (1920). Los estudios de medicina los llevó a cabo en la universidad habanera con gran aprovechamiento, en 32 asignaturas alcanzó 21 sobresalientes, 3 premios ordinarios y el Premio Extraordinario de la Cátedra deEnfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica "Joaquín Albarrán" (1926). Realizó los ejercicios de grado de Doctor en Medicina con sobresaliente y se le expidió el titulo el 14 de julio de 1926. También se graduó de Doctor en Farmacia (1934).20

Fundador del primer Servicio de Urología en Cuba.

En su obra científica, no muy numerosa, son de destacar los artículos: "El dolor lumbar en urología" (1929), "Sifiloma vegetante de la vejiga" (1930), "Menopausia masculina. Andrógenos y ACTH" (1951), "Endometriosis vesical" (1953) y "Estenosis cicatricial del cuello de la vejiga como complicación de la prostatectomía retropúbica" (1953).11,13

6. A propuesta del Decano de la Facultad de Medicina y Farmacia y por ejercicios de oposición, fue nombrado Ayudante Graduado, por Resolución Rectoral de 6 de octubre de 1924, el Dr. Juan B. Ruiz y Mesa. Por similares ejercicios fue ratificado por Resolución Rectoral de 1 de octubre de 1926, hasta que tomó posesión del cargo de Profesor Auxiliar, el 7 de julio de 1927.18

Por Resolución Rectoral de 10 de agosto de 1927 fue nombrado Ayudante Graduado, por oposición, el Dr. Luis F. Ajamil Valverde y tomó posesión en igual fecha. A partir de entonces, tales ejercicios se celebraron cada 2 años y fue ratificado, por oposición, por Decreto Rectoral de 1 de octubre de 1927 para los cursos de 1927 a 1929 y tomó posesión ese día y por Decreto Rectoral de 1 de octubre de 1929 para los cursos de 1929 a 1931. Por el cierre de la Universidad, por la dictadura del General Gerardo Machado Morales (1930-1933), no se realizaron otras oposiciones y se mantuvo en el cargo. También cuando el nuevo cierre de 1935 a 1936.

Por Ley Docente de 8 de enero de 1937, la plaza de Ayudante Graduado pasó a la denominación de Profesor Agregado y como tal fue ratificado el doctor Ajamil Valverde, por Decreto Rectoral de 28 de junio de 1944 y mantuvo el cargo hasta el 20 de julio de ese año en que, por Decreto Rectoral de tal fecha, fue nombrado, en propiedad, Profesor Auxiliar y tomó posesión 9 días después.19

Sacada a ejercicios de concurso-oposición la plaza, concurrieron a ellos los doctores Miguel T. Álvarez Miari, Ernesto Puget Romañach, José S. García Romeu y Francisco Rodríguez Montoya. La obtuvo, por unanimidad del tribunal, el doctor Álvarez Miari, fue nombrado en ella por Resolución Rectoral de 7 de abril de 1945 y tomó posesión ese día.21

El doctor Álvarez Miari fue un destacado cirujano urólogo que nació en La Habana el 30 de julio de 1894. Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza de su ciudad natal. En la Universidad habanera cursó brillantemente la carrera de medicina, en la que alcanzó en 32 asignaturas, 30 sobresalientes, 21 premios ordinarios y sobresaliente en los ejercicios de grado. Se le extendió el título de Doctor en Medicina el 6 de julio de 1917. En sesión de la Junta de Profesores de la Facultad de Medicina de 24 de abril de 1918 se acordó, por unanimidad, declararlo Alumno Eminente y se le adjudicó el Premio Beca de Viaje que disfruto en Europa (1918-1920).22


7. Al establecerse la carrera profesoral en la Universidad de la Habana, por Ley Docente de 8 de enero de 1937, se abrió la posibilidad para las cátedras de formar sus futuros profesores.


La Junta de Gobierno, a propuesta de la Comisión Permanente de Adscripción, acordó en sesión de 22 de octubre de 1941, el ingreso en el período de adscripción, en la cátedra, de los doctores Ricardo Portilla Sánchez, Guillermo Rojas Mendoza, Gabriel Vandama Fernández, Rafael Abelleira Valdés, Manuel A. Doval Valiente y Juan A. Montoro Lafargue.23

El Claustro de la Facultad de Medicina, en sesión de 27 de abril de 1944, a propuesta de la Comisión Permanente de Adscripción, acordó el ingreso, en el período de adscripción en la Cátedra de los doctores Miguel Álvarez Miari, Jorge C. Campuzano Rabell, Rafael A. Mora Quiñones, Luis Casares Zambrana, Luis F. Ayala Cartaya y Luis G. Pastoriza Hernández;24 en sesión de 14 de agosto de 1946, de los doctores Juan L. Montejo Pastoriza, Esmeralda M. Torras Blanco, Luis R. Menéndez Larramendi y Oscar A. Zanetti Vilá;25 en sesión de 25 de noviembre de 1948, de los doctores Enrique A. Pernas Echemendía, Alberto García Santamarina Hernández, Chalón Rodríguez Salinas, Rafael S. Nusa Varela, Manuel A. Turbat López y Leoncio A. García Cabrera;26 en sesión de 3 de noviembre de 1950, de los doctores Rafael E. Molina Sabucedo, José J. Fuentes Ferrer, Mariano E. Valverde Medel, Ángel F. Golderos Emmanuelle, José E. Díaz Jiménez y Herminio M. Soto Calviño;27 en sesión de 5 de febrero de 1953, del Dr. Alberto Rodríguez López28 y en sesión de 20 de marzo de 1956, del Dr. Juan A. Valdés y Barry.29

Terminado el período de adscripción se podía aspirar, por concurso, a las plazas de instructores o también directamente a ellas. Estas plazas igualmente eran por 2 años, al final de los cuales se les extendía certificado de aptitud, si por su labor se hacían merecedores a ellos.

La Junta de Gobierno en sesión de 5 de octubre de 1938 acordó reconocer el trabajo total de los antiguos instructores de la cátedra doctores Ricardo Repilado Regüeiferos, Carlos B. Deschapelles Menocal y Ernesto Puget Romañach.30

Por acuerdo del Claustro de la Facultad de Medicina, en sesión de 14 de agosto de 1946, se les otorgó certificados de aptitud a los instructores de la cátedra doctores José S. García Romeo, Francisco Rodríguez Montoya y Manuel Lazo Campuzano;31 en sesión de 6 de marzo de 1947, a los doctores Ernesto Puget Romañach y Carlos B. Deschapelles Menocal;32 en sesión de 8 de febrero de 1949, a los doctores Luis Casares Zambrana, Luis G. Pastoriza Hernández y Jorge C. Campuzano Rabell33 y en sesión de 5 de septiembre de 1956, a los doctores José E. Díaz Jiménez, Rafael E. Molina Sabucedo y Mariano E. Valverde Medel.34

Aunque algunos de estos docentes, al finalizar la etapa de adscriptos e instructores permanecieron como asociados a la cátedra, documentalmente solo poseemos la confirmación del Dr. Mariano Valverde Medel.35


8. Al reiniciar sus actividades la Universidad de la Habana, en enero de 1959, los profesores en propiedad que integraban la Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica eran los siguientes: Titular, Dr. Luis F. Rodríguez Molina; Auxiliar, Dr. Luis F. Ajamil Valverde y Agregado, Dr. Miguel T. Álvarez Miari.


Ninguno de estos profesores colaboró con la dictadura del Mayor General Fulgencio Batista y Zaldívar (1952-1958), ni fue sometido a juicio de depuración.

Al doctor Rodríguez Molina, por ser el Profesor Titular más antiguo de la Facultad de Medicina el Claustro lo designó, el 25 de mayo de 1959, Decano de la Facultad, cargo que ocupó hasta el 19 de septiembre de ese año, en que fue sustituido por el Dr. Amador Guerra Sánchez.

Por su participación en la tumultuosa reunión del Claustro de la Facultad de Medicina de 29 de julio de 1960 y su conducta contrarrevolucionaria en ella, junto a otros profesores, el 2 de agosto siguiente la Junta Superior de Gobierno de la Universidad le informó, que el día anterior por Acuerdo No. 5 había sido suspendido de empleo y sueldo y sometido a expediente disciplinario.

No obstante lo cual, por Resolución de la Junta Superior de Gobierno de 13 de octubre de 1960 se le inició expediente de jubilación por estar comprendido en la disposición del Artículo 3º de la Ley No. 859, de 4 de agosto de 1960, y se le concedió la jubilación el 19 de octubre de ese año.6

Un día antes de la citada tumultuosa reunión del Claustro, el doctor Ajamil Valverde, envió la siguiente carta al Rector de la Universidad, Dr. Clemente Inclán Costa.

 

La Habana, Julio 28 de 1960.

Sr. Rector de la Universidad de la Habana
Por conducto del Sr. Decano de la Facultad de Medicina
Ciudad

 

Señor:

Después de tener el honor de pertenecer como Profesor de esa Universidad por 33 años y deseando acogerme a la jubilación que me corresponde por edad y los años de servicio, vengo por este medio a presentar la renuncia de mi cargo de Profesor Auxiliar de la Escuela de Medicina, de la cátedra No. 37 de Enfermedades de las Vías Urinarias.

Al retirarme de este Centro de Enseñanza, deseo expresar a todas las autoridades y compañeros mis gracias más sinceras por todas las atenciones que me han otorgado durante tan largos años, así como desear todo género de éxitos para las generaciones futuras.

Asimismo hago constar, que ni si bien deseo que esta renuncia se trate con el maximum de rapidez, seguiré cumpliendo mis funciones académicas y hospitalarias, hasta tanto la misma sea firme.

Reiterándole Sr. Rector el testimonio de mi más sincero aprecio, quedo suyo.

Muy atentamente.

Firma

Dr. Luis F. Ajamil Valverde19

La Junta Superior de Gobierno de la Universidad de la Habana, celebrada el 12 de agosto de 1960, le aceptó la renuncia.

Al doctor Álvarez Miari, por su participación en la ya citada reunión del Claustro de la Facultad de Medicina, de 29 de julio de 1960, y su conducta contrarrevolucionaria en ella, la Junta Superior de Gobierno de la Universidad en sesión de 1 de agosto de 1960 lo suspendió de empleo y sueldo y lo sometió a expediente disciplinario. La propia Junta, en sesión de 13 de enero de 1961, resolvió separarlo del cargo de Profesor Agregado.21

El 5 de enero de 1962, al proclamarse la reforma universitaria, la cátedra, convertida en Subdepartamento de Urología del Departamento de Cirugía, contaba con los siguientes profesores: profesores, equivalentes a titulares, doctores Ricardo Portilla Sánchez, Mariano Valverde Medel y Enrique Pernas Echemendía y profesores auxiliares, doctores Hugo Benítez Pérez, Vicente Osorio Acosta, Miguel de la Cruz Sánchez y Fidel Presmanes Fernández.


9. En los Anuarios de la Universidad de la Habana de los años de las décadas de 1930 y 1940 se dice de la docencia de la cátedra:

Los alumnos reciben instrucción sobre el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de las vías urinarias en el Dispensario y en la Sala Albarrán.

En el Dispensario se instruye a los alumnos en el tratamiento corriente de las enfermedades mas frecuentes, cuyo tratamiento es realizado personalmente por los mismos alumnos bajo la dirección de los profesores.

Las exploraciones (cistoscopias, cateterismo uretral, etc.) se practican en el cuarto especial que se ha dispuesto a ese objeto, existiendo contiguo a él un Laboratorio que funciona exclusivamente para las necesidades de la cátedra.

En la Sala Albarrán los alumnos redactan historias clínicas, que se leen en presencia de sus compañeros, siguiendo el tratamiento y marcha post-operatoria de los enfermos.

Tanto en el Dispensario, como en la Sala Albarrán, se dan diariamente, ante los alumnos, explicaciones sobre los enfermos que se presentan.

Los trabajos de Urografía (pielografías, cistografías, etc.) se practican en el Departamento de Rayos X.

En el Salón de Operaciones, se realizan semanalmente, las operaciones más importantes y diariamente en el Dispensario aquellas que por su poca importancia, o por ser de urgencia, puedan practicarse en este lugar.

Las conferencias teóricas, sobre materias generales del programa de la asignatura se dan los sábados.2

 

El Programa Teórico era el siguiente:3

- Concepto fisiopatológico de las interrelaciones del tractus genito urinario.

- Exploración del aparato urogenital.

- Síndromes urinarios.

- Infecciones: uretritis, prostatitis y vesiculitis, orquitis, estrechez uretral, periuretritis, pielonefritis.

- Infecciones renales no específicas.

- Abscesos perinefríticos.

- Pionefrosis.

- Malformaciones urológicas.

- Ptosis renal.

- Hidronefrosis.

- Tuberculosis urogenital.

- Tuberculosis vesical.

- Tuberculosis genital.

- Litiasis urinaria: litiasis renal, litiasis uretral y litiasis vesical.

- Tumores: del riñón y de las cápsulas suprarrenales, de la vejiga, de la próstata, del testículo.

- Cáncer del pene.

- Traumatismos: del riñón, de la vejiga, de la uretra, del testículo.


10. Los libros de consulta extranjeros recomendados en la cátedra dejan ver la influencia francesa sobre los profesores del período estudiado, los 6 primeros son de esta nacionalidad y solo el último es norteamericano: F. Legeu: "Tratado de Urología"; G. Marion: "Tratado de Urología"; Basset: "Patología Quirúrgica. Urología"; Gassolo: "Tratado de Urología"; Wilbotz: "Tratado de Urología"; Begoin: "Patología Quirúrgica. Urología" y Cabot: "Modern Urology. Young's Practice of Urology."2,3


11. Desde la fundación de la Cátedra de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica (1923), en las Memorias Anuarios correspondientes a los cursos de los años de la década de 19202,36 se cita como obra de texto las conferencias del doctor Rodríguez Molina, las que, sin embargo, nunca fueron editadas en libro impreso y si en ediciones estarcidas, como la que conocemos: Rodríguez Molina LF. "Conferencias de Enfermedades de las Vías Urinarias". Impresor Isidro Hernández. La Habana. 1946, 329 págs. En algunas de estas ediciones colaboró el Dr. Luis F. Ajamil Valverde.


12. La revolución universitaria de 1923 dará lugar, en la Escuela de Medicina, a la creación de nuevas cátedras de gran importancia para la formación científica de sus graduados y entre ellas, no lo es menos, la de Enfermedades de las Vías Urinarias con su Clínica, cuyo estudio como especialidad médica estaba muy arraigado entre los médicos cubanos, pues en ella había descollado como figura de importancia mundial en París, Francia, en la segunda mitad del siglo XIX y primeros años del XX, el profesor Joaquín Albarrán Domínguez (1860-1912) y no fueron pocos los médicos cubanos que estudiaron a su lado y a los que se les abrieron las puertas en otras especialidades bajo su influencia, pues era, sin lugar a dudas, un cubano de acendrado patriotismo y de profundas ideas independentistas.

La cátedra se caracterizó también en todo el período estudiado por su gran organización y espíritu de superación constante, de lo cual hemos dejado constancia en acápites anteriores de este capítulo.

Del doctor Rodríguez Molina nos ha dejado un temprano e interesante testimonio el destacado profesor y académico Dr. Federico Torralbas y Montes (1872-1931) en su discurso de contestación al de ingreso de aquel, como académico de número de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, allí dice:

Condiciones especiales me han permitido seguir paso a paso el desenvolvimiento del doctor Molina, lo he visto siempre con fe en sus propósitos, con tenacidad hija del camino recto, con devoción inquebrantable a la ciencia; dotado de una inteligencia hábilmente cultivada, sin servilismos, ni doblegueses, ante mal entendidas necesidades del medio, nuestro compañero se ha revelado un verdadero `self-made-man'; comprobándose sus méritos en su curso universitario, como alumno sobresaliente, primero; como ayudante de la Facultad después; como profesor ahora, y en todas las épocas ofreciendo jugosa bibliografía como producto de sus observaciones y comprobables en el informe aprobado por la Academia y en el estudio de su ejecutoria pública y privada.37

 

Referencias bibliográficas y documentales

1. Delgado García G. Planes de estudio de medicina vigente en la Universidad de la Habana de 1899 a 1958. En: Delgado García G. Historia de la enseñanza superior de la medicina en Cuba (1900-1962). Primera parte. Cuad. Hist. Sal. Púb. No. 105. Ed. Ciencias Médicas. La Habana. 2009: 7-43.

2. Universidad de la Habana. Memoria Anuario correspondiente al curso académico de 1926 a 1927. Imp. y Papel. de Rambla, Bouza y Ca. La Habana. 1929: 425-6.

3. Universidad de la Habana. Catálogo General y Memoria correspondiente al curso académico de 1937-1938. Editorial Alfa. La Habana. 1939:307.

4. Valverde Medel M. El Servicio de Urología del Hospital Clínico Quirúrgico Docente "General Calixto García". Bol. Epidem. Hosp. Doc. "General Calixto García". La Habana. 1996-1997;11-12(1-2):29-31.

5. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 85.

6. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 9373.

7. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. Antig. No. 11800.

8. Trelles Govín CM. Contribución de los médicos cubanos a los progresos de la medicina. Imp. A. Dorrbecker. La Habana. 1926.

9. Trelles Govín CM. Biblioteca de la Universidad de la Habana. Imp. Rambla, Bouza y Cía. La Habana. 1938.

10. Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana. Índice Analítico. 1864-1958. Tomo II. Talleres Industria No. 452. La Habana. 1975:59-61.

11. López Serrano E. Revista de Cirugía y Medicina de La Habana. Índice Alfabético: autores y materias. La Habana. 1985. Copia mecanografiada en Archivo de la Oficina del Historiador del MINSAP.

12. López Serrano E. Crónica Médico-Quirúrgica de La Habana. Índice de autores. La Habana. Copia mecanografiada en Archivo de la Oficina del Historiador del MINSAP.

13. López Serrano E. Revista Archivos del Hospital Universitario Gral. Calixto García. 1949-1961. Índice de autores y materias. La Habana. 1984. Copia mecanografiada en Archivo de la Oficina del Historiador del MINSAP.

14. Índice biográfico de los miembros de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana. Ed. Libros y Folletos. La Habana. 1942: 30.

15. Castro Bachiller R. y Le Roy Gálvez LF. Historia de los sillones de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana. La Habana. 1956: 24.

16. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 4654.

17. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. Antig. No. 6704.

18. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 4649.

19. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 9564.

20. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. No. 6538.

21. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 9134.

22. Universidad de la Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. No. 5657.

23. Bol. Ofic. Univ. Año VIII. No. 17. Noviembre 15 de 1941.

24. Bol. Ofic. Univ. Año XI. No. 7. Mayo 15 de 1944.

25. Bol. Ofic. Univ. Año XIV. No. 5. Abril 15 de 1947.

26. Bol. Ofic. Univ. Año XV. No. 20. Diciembre 31 de 1948.

27. Bol. Ofic. Univ. Año XVII. No. 18. Diciembre 31 de 1950.

28. Bol. Ofic. Univ. Año XX. No. 4. Marzo 13 de 1953.

29. Bol. Ofic. Univ. Año XXIII. No. 7. Abril 16 de 1956.

30. Bol. Ofic. Univ. Año V. No. 8. Octubre 31 de 1938.

31. Bol. Ofic. Univ. Año XIV. No. 5. Abril 15 de 1947.

32. Bol. Ofic. Univ. Año XIV. No. 5. Abril 15 de 1947.

33. Bol. Ofic. Univ. Año XVI. No. 4. Marzo 17 de 1949.

34. Bol. Ofic. Univ. Año XXIII. No. 24. Diciembre 17 de 1956.

35.Currículum Vitae del Dr. Mariano Valverde Medel. Copia mecanografiada en Archivo de la Oficina del Historiador del MINSAP.

36. Universidad de la Habana. Memoria Anuario correspondiente al curso académico de 1924 a 1925. Imp. y Papel. de Rambla, Bouza y Ca. La Habana. 1926:319-20.

37. Torralbas y Montes F. Discurso de contestación [al de ingreso como Académico de Número del Dr. Luis F. Rodríguez Molina]. Anal. Acad. Cien. Med. Fis. Nat. Hab. La Habana. 1918;55:322-6.

 

 

 

(*) En honor de los doctores Pedro Albarrán Domínguez (1854-1911) y Joaquín Albarrán Domínguez (1860-1912), el primero, Padre de la Urología en Cuba y el segundo, Gloria de la Urología Mundial.