Índice Anterior Siguiente

Formato PDF

Los doctores Johnson en la historia de la farmacia en Cuba*

Introducción

Fundadores y continuadores de una más que centenaria farmacia y droguería que lleva su apellido, los doctores Manuel Johnson Larralde, Teodoro y Carlos Johnson Anglada y Margarita Johnson Chufat, se han ganado también un lugar destacado en la enseñanza universitaria y en las investigaciones de las ciencias farmacéuticas en Cuba.

Proveniente, por la rama materna, de una familia de farmacéuticos, prácticos de farmacia y propietarios de farmacias, desde mi niñez he oído hablar con respeto y admiración de los doctores Johnson.

Mi abuelo, Miguel García Pérez, a su regreso de la guerra independentista de 1895-1898, trabajó como práctico de farmacia en la botica del señor José Miguel Massot Arnautó en Melena del Sur,1 hasta 1905 en que fundó su propio establecimiento, en el mismo pueblo, el que mantuvo hasta 1947. En la casa de vivienda unida a la farmacia vine al mundo y en esta última, junto a mi abuelo, me nació la vocación por la medicina.

Dos de sus hermanos, Manuel y Eusebio,2 se graduaron de Doctores en Farmacia en la Universidad de La Habana y fueron discípulos del doctor Johnson Larralde. El resto de sus hermanos varones: Francisco, Enrique, Emilio, Ramón y Luis, ejercieron como prácticos de farmacia y el último de los mencionados llegó a ocupar, hasta su jubilación, el cargo de responsable del Dispensario de la Droguería “Johnson”. Su hijo Miguel Ángel García Morejón3 aprobó los dos primeros años de la carrera de Farmacia y fue compañero de curso de la doctora Margarita Johnson. Su cuñado, el doctor Francisco Matos Calzadilla4 destacado profesor de historia del Instituto de Segunda Enseñanza No. 3 de La Habana y de la Universidad Nacional Masónica “José Martí” de la propia ciudad, entre sus varios títulos tenía el de Doctor en Farmacia, profesión que ejerció en el pueblo de Los Palos y en La Habana.

Sus sobrinos, Miguel, Roberto y Tomás García Curbelo, fueron propietarios de farmacias en San José de las Lajas, el primero, y en Güines, los dos últimos, y ejercieron como prácticos.

Mi abuelo fue un gran amigo y cliente de los Johnson y en mi niñez, en no pocas ocasiones, lo acompañé en sus visitas a la Droguería y en ella conocí al doctor Teodoro A.Johnson Anglada, del que siempre recibí un trato muy amable.

Al recuerdo de mis familiares, tan unidos a la farmacia cubana, dedico la presente breve conferencia, producto de mis largas investigaciones sobre la historia de la enseñanza de las ciencias médicas en Cuba.

Los Johnson en Cuba

El primero de la familia que llegó a Cuba lo fue Teodoro Johnson, hombre de negocios que se estableció en Matanzas. Sobre el lugar de su nacimiento existen contradicciones pues en la Partida de Bautismo de su hijo Manuel5 se dice que fue en Holanda, en la de su nieto Teodoro6 en Irlanda y en la de su nieto Carlos en Escocia.7 También se ignora su segundo apellido pues en la Partida de Bautismo de su hijo Manuel se lee que es hijo de Juan y María, pero no se menciona el apellido de la madre, como es costumbre en los pueblos de cultura inglesa, en que la mujer al casarse adopta el apellido de su esposo.

En Matanzas casó Teodoro Johnson con Margarita Larralde y López de Villavicencio, de familia de profundas raíces en la ciudad yumurina y de grandes recursos económicos. Hija de Manuel y Antonia, falleció muy joven, de 22 años de edad, el 1 de junio de 1864 y tres años más tarde falleció su esposo el 6 de mayo de 1867 a la edad de 46 años, dejando huérfano a su único hijo Manuel Serafín, que fue criado por la familia materna.8

Dr. Manuel S. Johnson Larralde

Manuel Serafín Johnson Larralde nació en Matanzas el 9 de septiembre de 1860.5 Se graduó de Bachiller en Artes en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana y se le extendió el título el 14 de octubre de 1874.

En la Real y Literaria Universidad de La Habana realizó los estudios superiores para graduarse de Bachiller en Farmacia, con sobresaliente en los ejercicios de grado, el 26 de junio de 1878; de Licenciado en Farmacia, con Premio Extraordinario en el grado, el 28 de septiembre de 1879 y la tesis “Entre las teorías conocidas ¿Cuál es la que mejor explica el fenómeno de las fermentaciones?” y de Doctor en Farmacia, el 17 de septiembre de 1881, con la tesis “¿Tienen lugar verdaderos fenómenos químicos en la vida de los vegetales y en la formación de los productos que a la Farmacia suministran?”, también con el Premio Extraordinario en el grado, para el que desarrolló el tema “Dada la extensión e índole de los estudios de la ciencia farmacéutica ¿se puede determinar donde acaba una asignatura y donde empieza la otra?". El acto de investidura se llevó a cabo el 16 de octubre de 1883.

Ansioso de adquirir más conocimientos científicos, en la propia Real y Literaria Universidad de La Habana se graduó de Licenciado en Ciencias Físico-Químicas, con nota de sobresaliente en los ejercicios de grado, el 30 de septiembre de 1884, pero se le expidió el título el 18 diciembre de 1899, cuando pagó los derechos del mismo.8

Mientras estudiaba en la Universidad practicó en la farmacia del licenciado Francisco A. de Figueroa, de enero de 1875 a mayo de 1879. Una vez graduado de Licenciado en Farmacia ejerció por corto tiempo en Viñales, provincia Pinar del Río, (1880-1881) y Unión de Reyes, provincia Matanzas (1881-1882),9 pero ya desde principios de 1883 tenía su propia farmacia en La Habana, calle de O'Reilly No. 31. En 1896 ya estaba entre las más conocidas de La Habana y siete años más tarde se anunciaba como Farmacia Droguería “Johnson” y ocupaba todo el edificio de las calles Obispo y Aguiar, hasta O'Reilly, donde aún permanece.10

Fig. 6. Dr. Manuel S. Johnson Larralde (1860-1922).

Su carrera docente en la Real y Literaria Universidad de La Habana es de gran brillantez. El 22 de octubre de 1883 fue nombrado catedrático auxiliar de la Facultad de Farmacia y en este cargo va a desempeñar, como era entonces función de dicha categoría docente, la cátedra que por algún motivo tuviera una ausencia temporal de su propietario, así impartió cursos completos en las de Prácticas de Operaciones Farmacéuticas, Química Orgánica aplicada a la Farmacia con sus prácticas y la de Farmacia Práctica y Legislación Sanitaria, hasta que por ejercicios de oposición obtuvo la de Química Orgánica con aplicación a la Farmacia, como catedrático numerario y tomó posesión ante el Claustro en Junta de Profesores el 20 de abril de 1892.

Ocupó los cargos de Vicesecretario (1887-1888) y Secretario (1888-1889) de la Facultad de Farmacia y como reconocimiento a sus méritos docentes, desempeñándose aún como profesor auxiliar, se le designó para que pronunciara la oración inaugural del curso académico 1888-1889, en toda la Universidad.

El 28 de diciembre de 1899 se le trasladó, al doctor Johnson, para la cátedra de Química Orgánica, tres cursos, de la Facultad de Ciencias, pero un año más tarde regresó a su antigua Facultad, entonces como de Medicina y Farmacia, en virtud de la reforma de estudios inspirada por el ilustre pedagogo y filósofo positivista doctor Enrique J. Varona y Pera.

Su nueva cátedra A contará con las siguientes asignaturas: Prácticas de Química aplicadas a la Farmacia, un curso y Análisis Especiales (Medicamentos, Alimentos y Venenos), un curso, en la Escuela de Farmacia y Química Médica, un curso, en la Escuela de Medicina. Esta cátedra la desempeñó hasta su fallecimiento. Fue Decano interino en la Facultad de Medicina y Farmacia en dos oportunidades (1911 y 1922).11

En la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana fue electo académico de número, en la Sección de Farmacia, el 25 de junio de 1885, donde debía ocupar el sillón No. 25, pero renunció un año más tarde sin presentar su trabajo de ingreso.12

Quizá si por sus grandes responsabilidades docentes y al frente de su Farmacia Droguería, no pudo realizar la obra científica que todos esperaban de su gran inteligencia y enorme capacidad de trabajo. Solamente conozco su folleto Prácticas de Química, Imp. J. G. Echemendía. La Habana. 1909. 39 pags. y sus tesis ya citadas.

Inesperadamente falleció en La Habana el 3 de noviembre de 1922. Se suspendieron las clases mientras estuvo el cadáver de cuerpo presente y se colocaron cortinas negras en diferentes lugares de su querida Universidad de La Habana.11

Dr. Teodoro A. Johnson Anglada

Hijo del anterior y de su esposa Mercedes Anglada Álvarez, natural de La Habana y de familia de buena posición económica, nació Teodoro Agustín Johnson Anglada en La Habana el 27 de febrero de 1884.6

Fig. 7. Dr. Teodoro A. Johnson Anglada (1884-1961).

Después de recibir la enseñanza primaria en colegio de su ciudad natal fue enviado por su padre a Berlín, donde se graduó de Bachiller y en La Universidad de la capital de Alemania alcanzó, tras brillantes estudios, el título de Doctor en Filosofía (Química) y Artes Liberales el 22 de diciembre de 1906.

Realizó estudios de postgrado en París y de regreso a La Habana, el 28 de octubre de 1907 el Secretario de Instrucción Pública autorizó la incorporación de sus estudios, cuyos ejercicios llevó a cabo en la universidad habanera los días 15,16 y 18 de noviembre del propio año y se le expidió el título de Doctor en Ciencias Físico-Químicas el 4 de diciembre siguiente.

Continuó estudios en la propia universidad hasta alcanzar el título de Doctor en Farmacia, con calificación de sobresaliente en los ejercicios de grado y se le expidió el título el 25 de marzo de 1908. Es interesante referir brevemente en qué consistieron estos dos ejercicios.

El primero comprendió el análisis de cuatro tipos diferentes de sustancias: orgánica, glucosa, dosificación; medicamentosa, bromuro potásico, ensayo; alimenticia, mantequilla, índice de saponificación y tóxica, plomo, investigación toxicológica. El segundo constó de reconocimiento al microscopio de polvo de Colombo y preparación de la siguiente fórmula:

Agua cloroformada…………… 200 g

Agua lagedénica negra………1000 g 12

Desde su regreso compartió con su padre las funciones de dirección de la Farmacia Droguería, la que desde entonces, se desarrolló con mayor rapidez y prosperidad económica. Una vez incorporado su título y graduado de farmacéutico aspiró, igualmente, a la carrera docente.

El Consejo Universitario aprobó su nombramiento de catedrático auxiliar interno del Laboratorio de Análisis de la Escuela de Farmacia el 18 de enero de 1910, tomó posesión al día siguiente y fue nombrado en propiedad, en virtud de ejercicios de oposición, por Decreto Presidencial de 28 de marzo del propio año.

Este cargo docente comprendía también las funciones de auxiliar de la múltiple cátedra que desempeñaba su padre y al fallecimiento del doctor Johnson Larralde, ascendió a profesor titular en propiedad. Dos años más tarde al reformarse los planes de estudio de todas las carreras universitarias (1924), la asignatura de Química Médica, un curso, se independizó como cátedra de Química Biológica, un curso, en la Escuela de Medicina y el quedó con dos asignaturas en su cátedra A: Prácticas de Química aplicadas a la Farmacia, un curso y Análisis Especiales (Medicamentos, Alimentos y Venenos), un curso, en la Escuela de Farmacia.13

En estas actividades se mantuvo hasta arribar a las tres décadas de docencia universitaria, en que fue nombrado Profesor de Investigaciones en la ya Facultad de Farmacia, cargo que ocupó hasta el triunfo revolucionario, en que con motivo de producirse el llamado “colinazo universitario”, cuando un grupo de profesores y alumnos tomó la Universidad de La Habana, a principios de febrero de 1959, el 26 de ese mes renunció irrevocablemente al mismo en señal de protesta.

Fue Decano de la Facultad de Farmacia. Ingresó como académico de número en la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, en la Sección de Farmacia, con su trabajo “Antonio Lorenzo Lavoisier”, leído el 10 de abril de 1946 y ocupó el sillón No. 67.14,15 Desempeñó numerosos e importantes cargos, entre ellos: Presidente de la Liga contra el Cáncer (1942) y Presidente del Instituto Cultural Cubano-Norteamericano.

Al igual que su ilustre padre las muchas funciones docentes y al frente de la Farmacia-Droguería, fundamentalmente, le impidieron desarrollar una obra científica a la altura de su gran inteligencia y de su sólida formación académica. De su escasa bibliografía solo citaré su curiosa monografía ¿Qué aspectos o servicios de extensión universitaria son más eficaces para la difusión de la ciencia entre el pueblo? Ed. Universitaria. La Habana. 1930.

Falleció en La Habana el 3 de abril de 1961 a la edad de 77 años.16

Dr. Carlos M. Johnson Anglada

Hermano del anterior nació Carlos Manuel Johnson Anglada en La Habana, el 18 de agosto de 1887.7 Como su hermano realizó la enseñanza primaria en colegio de su ciudad natal y fue enviado a Berlín donde se graduó de Bachiller. Legalizó su título en la Embajada de Cuba en Alemania el 23 de marzo de 1908. Ocupaba el cargo de Encargado de Negocios de la misma, en esos momentos el doctor Arístides Agüero Betancourt, destacado científico, profesor universitario y Doctor en Farmacia, entre otros títulos y antiguo alumno de su padre.

En la Universidad de La Habana se graduó Carlos M. Johnson, con nota de sobresaliente, de Doctor en Farmacia y se le expidió el título el 9 de noviembre de 1914. Años más tarde, en la propia Universidad, se graduó de Doctor en Derecho Civil con la tesis “La Analogía como medio de interpretación en el Derecho Civil” y se le expidió el título el 3 de octubre de 1930, pocos días antes de que la dictadura del General Gerardo Machado Morales clausurara la Universidad por tres años.17

Esta doble formación farmacéutica y jurídica le permitió desempeñar entre otras funciones en la Droguería, la de su asesor legal, durante tres décadas exactas (1930-1960) y también le permitió obtener en 1941, por ejercicios de concurso-oposición, el cargo de profesor auxiliar de la múltiple cátedra D de la Facultad de Farmacia, que comprendía las siguientes asignaturas: Botánica aplicada a la Farmacia, Elementos de Zoología, Bacteriología Farmacéutica, Legislación y Deontología Farmacéutica e Historia de la Farmacia. El doctor Alfredo Mazzuchelli Medina, profesor titular, le asignó permanentemente las dos últimas asignaturas 18 y la doctora María de las Nieves Iglesias Lorenzo, que fue su alumna, me decía que sus clases de Historia de la Farmacia eran siempre muy amenas y documentadas.

Por la Ley No. 890 de 13 de octubre de 1960 la Farmacia-Droguería fue nacionalizada19 y ese mismo año renunció a su cátedra en la Facultad de Farmacia. Al morir su hermano Teodoro, se publicó una esquela mortuoria en el periódico “El Mundo” el 4 de abril de 1961 y entre los firmantes estaba él como presente.16 Es posible que después se haya marchado a Estados Unidos junto a su hija Margarita, pues no he tenido ninguna información sobre su muerte en Cuba.

Dra. Margarita Johnson Chufat

Hija del anterior y de la señora Eugenia Chufat y Lima, natural de Matanzas, nació en La Habana Margarita Alicia Clotilde Johnson Chufat el 3 de junio de 1919.20 Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, donde se le expidió el título el 29 de septiembre de 1939. Sus estudios superiores los cursó en la Universidad de La Habana y se le expidió el título de Doctora en Farmacia el 13 de marzo de 1944. En la Escuela de Verano de la propia Universidad, un año después, tomó un curso de Preparación Medicinal y otro similar en la Universidad de Columbia, Estados Unidos.21

En los Laboratorios de la cátedra de Enfermedades de la Infancia con su Clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, en el Hospital “Nuestra Señora de las Mercedes”, comenzó desde sus días de estudiante (1941), junto al doctor Enrique Fernández Flores, a realizar importantes estudios sobre vitaminas que fueron publicados en el Boletín de la Sociedad Cubana de Pediatría; Revista de Nutrición, órgano oficial del Instituto Coordinador de Nutrición de Cuba y en el Journal of Nutrition, Estados Unidos, entre los que son de destacar: “Determinaciones químicas de la thiamina en algunos productos alimenticios cubanos y una prueba biológica en la guayaba” (1943),22 “Determinación de alfa tocoferol en aceites y vegetales” (1946),23 “Estudio cuantitativo de la riboflavina (vitamina B2 ) en leche de vaca fresca y pasteurizada, leche en polvo, condensada, evaporada y leche fresca de cabra que existen en el mercado” (1948)24 y “Determinación del alfa tocoferol (vitamina E) en suero humano” (1949).25

En el propio Laboratorio se organizaron cursos para preparar expertos en las dosificaciones de los diversos factores vitamínicos en especialidades farmacéuticas, impartidos en la Escuela de Verano de la Universidad de La Habana, entre otros, por la doctora Johnson Chufat a partir de 1946 y durante una década.26

Estos trabajos despertaron interés internacional, por lo que fue invitada a continuarlos en una universidad norteamericana en 1956, a donde marchó, sin regresar a desarrollar su labor en Cuba. Desconozco el resultado de sus investigaciones, así como la fecha de su fallecimiento.

Consideración final

La labor docente universitaria y de investigación de los doctores Johnson, les asegura un destacado puesto en la historia de la farmacia en Cuba, pero no lo es menos el haber fundado y desarrollado una de las más importantes Farmacia-Droguería del país,27 que lleva aún su apellido, con casi un siglo y cuarto de existencia.

Referencias bibliográficas y documentales

  1. Delgado Fernández G. Historia de Melena del Sur y su Jurisdicción Municipal. Tomo 2. Obra inédita. Original mecanografiado en biblioteca particular del doctor Gregorio Delgado García.
  2. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 4100.
  3. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 34257.
  4. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 9765.
  5. Partida de Bautismo de Manuel Serafín Johnson Larralde. En: Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. Ant. 7363.
  6. Partida de Bautismo de Teodoro Agustín Johnson Anglada. En: Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 2926.
  7. Partida de Bautismo de Carlos Manuel Johnson Anglada. En: Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 12168.
  8. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. Ant. 7363.
  9. Guía de Forasteros en la Siempre Fiel Isla de Cuba. Imp. Gob. Cap. Gen. La Habana. 1880-81:273.
  10. García Hernández M. y Martínez-Fortún Foyo S. Apuntes históricos relativos a la Farmacia en Cuba. Cuad Hist Sal Pub. No. 33. Imp. Unidad 274-05-08. La Habana. 1967.
  11. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. 5.
  12. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 2926.
  13. Universidad de La Habana. Memoria Anuario correspondiente al curso académico de 1924. Imp. “El Siglo XX”. La Habana. 1926.
  14. Castro Bachiller R y Le Roy Gálvez L F. Historia de los Sillones de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. Sin pie de imp. La Habana. 1956.
  15. Torriente-Brau Z. Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. Índice Analítico. (1864-1958). Tomo I. Ed. Acad. Cien. Cuba. La Habana. 1974:248.
  16. E.P.D. el doctor Teodoro Johnson y Anglada. Periódico “El Mundo”. La Habana. Abril 4 de 1961.
  17. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 12168.
  18. Universidad de La Habana. Facultad de Farmacia. Álbum de Graduados. Curso 1943-1947. Sin pie de imp. La Habana. 1947.
  19. Ruiz Hernández J.R. La industria farmacéutica cubana en el período revolucionario. (1959-1980). Rev Cubana Adm Sal. La Habana. 1987; 13(1): 127-137.
  20. Certificado de Nacimiento de Margarita Alicia Clotilde Johnson Chufat. En: Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 31960.
  21. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. 31960.
  22. Johnson Chufat M., Fernández Flores E. y Socarrás H. Determinaciones químicas de la thiamina en algunos productos alimenticios cubanos y una prueba biológica en la guayaba. Bol. Soc. Cubana Ped. La Habana. 1943; 15 (12): 1141-1148.
  23. Johnson Chufat M. Determinación de alfa tocoferol en aceites y vegetales. Bol Soc Cubana Ped. La Habana. 1946; 18 (2): 92-99.
  24. Johnson Chufat M., Fernández Flores E. y Socarrás H. Estudio cuantitativo de la riboflavina (vitamina B 2 ) en leche de vaca fresca y pasteurizada, leche en polvo, condensada, evaporada y leche fresca de cabra que existen en el mercado. Bol. Soc. Cubana Ped. La Habana. 1947; 19 (6): 382-386.
  25. Johnson Chufat M., Fernández Flores E. y Valledor Tablada P. Determinación del alfa tocoferol (vitamina E) en suero humano. Bol Soc Cubana Ped. La Habana. 1949; 21 (4): 222-226.
  26. La investigación vitamínica en Cuba. Vida Universitaria. La Habana. 1954; 44: 24.
  27. Jiménez Soler G. Las empresas de Cuba. 1958. Tomo II. Mercie Ediciones. La Habana. 2002: 168.

*Conferencia leída en Taller de Historia de la Farmacia, En el Museo de Historia de las Ciencias “Carlos J. Finlay”. La Habana, abril 28 de 2005.

Índice Anterior Siguiente