Indice Anterior Siguiente
Cuaderno de Historia No. 84, 1998
Formato .PDFFormato .PDF

Los orígenes de la enseñanza universitaria de la medicina en la atención hospitalaria en Cuba*

* Trabajo presentado en III Jornada Científica de Residentes y II de la Facultad de Salud Pública. Diciembre 20 de 1991.

Introducción

En un reciente trabajo1 precisábamos cómo la enseñanza de la medicina, en su categoría inferior de cirujano romancista, comenzó en Cuba en fecha tan lejana como la comprendida entre 1711, en que se establece por segunda vez en La Habana el Real Tribunal del Protomedicato y 1726, en que comenzaron con categoría universitaria las impartidas en el convento de San Juan de Letrán y decimos comprendida entre estos dos años, ya que la fecha exacta no ha podido ser determinada documentalmente hasta el presente.

Esta enseñanza, que correspondía a la cirugía, era eminentemente práctica y la llevaban a cabo los hermanos de la orden religiosa hospitalaria de San Juan de Dios o Juaninos en su hospital civil de San Felipe y Santiago de La Habana, conocido generalmente como Hospital de San Juan de Dios. Por lo tanto fue en él donde se inició en Cuba la enseñanza de la medicina en la atención hospitalaria, aunque ésta no estuviera relacionada con la docencia universitaria, que en esos momentos no existía en nuestro país.

Documentalmente sabemos que en la década de 1850 todavía esta enseñanza existía impartida por los juaninos, aunque desconocemos exactamente cuándo desapareció.

En abril de 1797 se inauguró una cátedra de Anatomía Práctica en el Hospital Militar de San Ambrosio de La Habana, patrocinada por la Real Sociedad Patriótica de La Habana, la cual, con grandes dificultades, en sus primeros años se estabilizó más tarde y llegó hasta la reforma universitaria de 1842, en que se incorporó a la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana.

A esta cátedra a partir de 1823, se le agregó el estudio de las grandes operaciones quirúrgicas, las que llegaron a tener tal prestigio que en la Universidad de La Habana se les exigía, a los que iban a realizar los exámenes para el grado de bachiller en medicina, la certificación correspondiente de haber cursado los estudios de anatomía práctica y de grandes operaciones del Hospital Militar de San Ambrosio.

En mayo de 1825 se agregó una tercera asignatura a tan eficiente cátedra, la de obstetricia, cuyo estudio no se había tratado nunca entre nosotros, con demostraciones sobre los cadáveres, esqueletos y un maniquí que se construyó al efecto.

Bajo el patronato de la propia Real Sociedad Patriótica se inauguró en junio de 1828, una Academia de Parteras en el Hospital de Mujeres de San Francisco de Paula de La Habana, que funcionó hasta 1833, en que desapareció por haberse utilizado el salón de clases para el ingreso de enfermas de la epidemia de cólera, que en aquel año asoló La Habana. En junio del propio 1833 se fundó, en el Hospital de Mujeres Nuestra Señora del Carmen de Puerto Príncipe (Camagüey), una clase de arte de partear que no sabemos por cuánto tiempo se mantuvo.

En 1834 el doctor Tomás Romay Chacón logró hacer realidad su viejo sueño de crear una cátedra de clínica médica, bajo el patronato de la Real Sociedad Patriótica, impartida por él en el Hospital Militar de San Ambrosio, la cual, al igual que las demás de dicha institución, fue incorporada en 1842 a la Universidad de La Habana.

En el presente trabajo, nos proponemos determinar en qué momento y dónde se estableció por primera vez la enseñanza universitaria de la medicina en la atención hospitalaria en Cuba y cómo fue su desarrollo en el siglo XIX.

Primera cátedra universitaria impartida en un hospital en Cuba

Los estatutos universitarios habaneros de 1734 preveían la fundación de una cátedra de cirugía médica, como quinta de la Facultad Mayor de Medicina, que desde 1728, año de su fundación oficial, contaba con las de Anatomía, Prima de Medicina o Fisiología, Vísperas de Medicina o Patología y Methodus Medendi o Terapéutica, las cuales eran enteramente teóricas y se explicaban en las aulas del convento de San Juan de Letrán, sede de la Universidad del Máximo Doctor San Jerónimo de La Habana.

En 1821 el entonces joven bachiller Fernando González del Valle y Cañizo fundó en el Hospital de San Felipe y Santiago o San Juan de Dios una cátedra de cirugía médica, la que sirvió gratuitamente durante tres años. En junio de 1824 el profesor González del Valle dirigió al Rector de la Universidad una exposición en la cual pedía que se incorporará su cátedra al alto centro docente habanero y dicho documento se leyó en la reunión del claustro de profesores que se celebró el 22 de junio del propio año y fue aceptada su proposición.

Hospital de San Felipe y Santiago de La Habana
Figura 5. Hospital de San Felipe y Santiago de La Habana, conocido como San Juan de Dios, primero en que se impartió la enseñanza médica en Cuba.
Incorporada la cátedra se fijó la convocatoria de los ejercicios de oposición para el 6 de julio siguiente y se presentó como único aspirante el propio bachiller González del Valle, quien los desarrolló brillantemente y tomó posesión de la cátedra el 5 de agosto de 1824.2

Se creaba de esta manera la primera cátedra universitaria impartida en la atención hospitalaria en Cuba.

Primeros hospitales universitarios cubanos

Con la gran reforma de 1842 que secularizó los estudios universitarios habaneros, se duplicó el número de cátedras en la Facultad de Medicina, se llevó la enseñanza práctica de la anatomía, con la disección en el cadáver, a dicha Facultad y lo mismo la enseñanza clínica al lado, del enfermo en la sala del hospital.

La cátedra de Cirugía Médica, que se impartía de manera práctica en el Hospital de San Felipe y Santiago, quedó dividida en tres nuevas asignaturas: Patología Externa o Quirúrgica, Medicina Operatoria y Clínica Externa o Quirúrgica, la última de las cuales se llevaba a cabo de manera práctica en el Hospital Militar de San Ambrosio, instalado ese año en un edificio situado entre las calles Suárez y Factoría.

En 1846, por el mal estado de dicha institución, se le facilitó a la asignatura de Clínica Quirúrgica, como sede, una sala con 25 camas en el Hospital de San Felipe y Santiago, situado en la manzana delimitada por las calles Aguiar, Habana, Empedrado y San Juan de Dios, hasta 1861 en que por el estado ruinoso del local, se trasladó el hospital para los altos de la antigua Real Cárcel, situada a la entrada del hoy Paseo del Prado y allí continuó su impartición hasta 1886, en que se trasladó al nuevo edificio del hospital, inaugurado con el nombre de Nuestra Señora de las Mercedes, en la manzana delimitada por las calles 23, L, 21 y K, en la barriada del Vedado, donde permaneció hasta el presente siglo.

Para dar una idea de las posibilidades de aprendizaje en la práctica de la clínica quirúrgica, transcribimos el movimiento de enfermos en la sala destinada a su enseñanza en el Hospital de San Felipe y Santiago, del 1 de octubre de 1863 al 1 de octubre de 1864.

En el primero de esos días, de las 25 camas existentes estaban ocupadas 24 y en el último 23, para índices ocupacionales de 96 y 92%, respectivamente. El total de ingresados en todo el tiempo fue de 278, de los que fueron dados de alta curados 270, intervenidos quirúrgicamente 43, trasladados 2 y fallecidos solamente 6, para un índice de mortalidad de 1,98% del total de 302 pacientes.3

La asignatura de Clínica Interna o Médica, al igual que la de Clínica Quirúrgica, se instaló en 1842 en una sala del Hospital Militar de San Ambrosio, hasta 1846 en que se trasladó a otra, con 25 camas en el Hospital de San Felipe y Santiago. En 1861, al pasar el hospital a los altos de la antigua Real Cárcel, la asignatura de Clínica Médica pudo contar con una segunda sala de 25 camas, a partir de 1863, donde podían simultanear sus prácticas los alumnos de los dos cursos de dicha materia. Trasladada la asignatura al nuevo edificio del hospital en 1886, también contó con dos salas hasta el presente siglo.

Como una muestra de la ventaja que estas dos salas significaron para la docencia, daremos el movimiento de enfermos que ellas tuvieron del 1 de octubre de 1863 al 1 de octubre de 1864. En estos dos días, específicamente, el índice ocupacional de la sala primeramente destinada a la enseñanza fue del 100 %, pues tuvo 25 enfermos ingresados en ambos días, mientras que en la sala extraordinaria de clínica médica, fue del 96 y 84 %, respectivamente en esas fechas, pues contó con 24 y 21 pacientes en ella.

Los ingresados durante ese tiempo fueron, en la sala propiamente dicha de clínica médica 453, con 372 egresados curados, 3 trasladados de sala y 78 fallecidos, para un índice de mortalidad del 16,3 % del total de 478 pacientes.

En la sala extraordinaria se efectuaron en igual período de tiempo, 385 ingresos, con 298 egresados curados, 31 trasladados de sala y 78 fallecidos para un índice de mortalidad del 14,4 % del total de 409 enfermos.4

Al ponerse en vigor el plan de estudios de 1863, la asignatura de Patología General pudo contar con una sala para sus prácticas en el Hospital de San Felipe y Santiago y lo mismo al trasladarse éste a su nuevo edificio, en 1886, con el nombre de Nuestra Señora de las Mercedes.

Con el establecimiento del plan de estudios de 1880, la asignatura de Clínica de Obstetricia, creada por éste, se impartió en el Hospital de Mujeres de San Francisco de Paula, situado entre las calles San Ignacio, Paula y Desamparados, hasta el año 1899 en que pasó a una sala del Hospital Nuestra Señora de las Mercedes.5

Consideraciones finales

La Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, contó como primer hospital docente con el de San Felipe y Santiago o San Juan de Dios, donde se impartió la asignatura teórico-práctica de Cirugía Médica, de 1824 a 1842. Con la reforma universitaria de este último año, las dos nuevas asignaturas de Clínica Externa o Quirúrgica y Clínica Interna o Médica, se brindaron en el Hospital de San Ambrosio de 1842 a 1846 y a partir de entonces, de nuevo en el Hospital de San Felipe y Santiago, en sus diferentes locales y con su último nombre de Nuestra Señora de las Mercedes, hasta el presente siglo.

En 1863 se les incorporó la asignatura de Patología General como tercera impartida en dicha institución de asistencia médica y en 1880 se estableció un segundo hospital docente, al fundarse la recién creada asignatura de Clínica de Obstetricia en el de mujeres de San Francisco de Paula.

Por lo tanto, fueron estos tres hospitales: civil de San Felipe y Santiago, después Nuestra Señora de las Mercedes; militar de San Ambrosio y de mujeres de San Francisco de Paula, los primeros en los que se llevó a cabo la enseñanza médica universitaria en la atención hospitalaria en Cuba.

Referencias bibliográficas

  1. Delgado García, G.: Instituciones no oficiales y academias privadas para la enseñanza de la medicina en Cuba. Trabajo leído en la Jornada Científica Conmemorativa XL Aniversario de la fundación de la Oficina del Historiador del Ministerio de Salud Pública. La Habana, diciembre 13 de 1991.
  2. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. Ant. No. 35. 2do. Legajo.
  3. Memoria acerca del estado de la enseñanza en la Universidad de La Habana desde su fundación hasta octubre de 1864. Anuario de 1864 a 1865. Imprenta del Gobernador General por S. M. La Habana. Enero de 1865.
  4. Idem.
  5. Delgado García, G.: Historia de la enseñanza superior de la medicina en Cuba. 1726- -1900. Cuad. Hist. Sal. Pub. No. 75. La Habana, 1990.
Indice Anterior Siguiente