Indice Anterior Siguiente

Mons. Eduardo Boza Masvidal

Monseñor Eduardo Boza Masvidal nació en la ciudad de Camagüey, antigua Santa María del Puerto Príncipe, el 18 de septiembre de 1915, miembro de dos viejas familias camagüeyanas, los Boza y los Masvidal, además emparentadas con otras de profundas raíces en la ciudad , como los Arango, Loynaz, Agramonte, Agüero y Marín, cuyos miembros se distinguieron en nuestras tres guerras independentistas contra España.

Dos de sus hermanos fueron figuras destacadas en la Universidad de La Habana: Aurelio, alumno eminente de la Facultad de Letras y Ciencias en 1920, doctor en Farmacia y Filosofía y Letras, profesor titular de Lengua y Literatura Italianas, Secretario, Vicedecano y Decano de la Facultad de Filosofia y Letras y Rafael, doctor en Farmacia y Ciencias Físico-Químicas y profesor auxiliar de Análisis Químico Cualitativo y Cuantitativo de la Facultad de Ciencias por más de tres décadas.

Figura
Figura 7.- Mons. Eduardo Boza Masvidal (1915)
Propuesto para el Premio Nobel de la Paz.

En el Colegio de los Hermanos de La Salle, del Vedado, La Habana, realizó monseñor Boza Masvidal sus estudios de enseñanza primaria y secundaria y en la Universidad de La Habana la carrera de Filosofía y Letras de una manera extraordinariamente brillante. En 29 asignaturas obtuvo el mismo número de sobresalientes y 12 premios ordinarios. En los ejercicios de grado también obtuvo sobresaliente y su tesis y la clase que expuso en dichos actos con los títulos, respectivamente, de "San Francisco de Asis el juglar de Dios" y "El Sistema Dramático de Racine" fueron muy favorablemente comentados. Se le expidió el título de Doctor en Filosofía y Letras el 14 de septiembre de 1940. Durante todo el tiempo de sus estudios superiores fue miembro muy activo de la Agrupación Católica Universitaria.

Continuó después estudios sacerdotales en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio de La Habana para ordenarse en la propia ciudad el 27 de noviembre de 1944, con las más altas calificaciones. Ejerció el sacerdocio en la parroquia de San Luis de Madruga, recién ordenado y el 3 de mayo de 1948 se le nombró párroco de la iglesia de nuestra Señora de la Caridad, en La Habana. Su prestigio intelectual hizo que frecuentemente se le invitara a impartir conferencias en instituciones docentes y culturales y fue muy elogiada la que dictó con el título "El Seminario de San Carlos" en la Universidad de La Habana, en 1952, en el curso "Las instituciones cubanas".

El 15 de mayo de 1960 fue consagrado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de La Habana y titular de Vinda, función que simultaneó con su cargo de párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Caridad y a finales de 1960 fue nombrado Rector de la Universidad Católica de Santo Tomás de Villanueva en La Habana, primer cubano en ocupar ese cargo, hasta su cierre definitivo el 2 de mayo de 1961.

Por sus actividades contrarrevolucionarias fue expulsado de Cuba con otros 135 sacerdotes católicos entre los días 15 y 16 de septiembre de 1961. Se instaló entonces en Venezuela en 1962 y al crear el Cardenal José Humberto Quintero Parra, XII Arzobispo de Caracas, en 1964, la Misión Católica Cubana o Parroquia Personal Cubana bajo la advocación de la Virgen de la Caridad del Cobre, nombró a monseñor Boza como párroco. La Misión tuvo bajo su regencia diferentes sedes en Caracas, como las urbanizaciones o repartos de La Florida en 1964, Bello Campo desde 1965-1966, Los Palos Grandes desde 1967 a 1968 y El Marqués en 1969.

Trasladado como Vicario General a la diócesis de Los Teques, estado de Miranda, cercana a Caracas en 1969, llegó a ser Administrador Apostólico de dicha diócesis. Desde allí, hasta el presente, presta atención religiosa a los cubanos emigrantes, así como también a los de New Jersey, Miami, New York, Texas, Costa Rica y Puerto Rico, lugares que recorre con cierta periodicidad.

En 1988 visitó la Iglesia Católica Cubana y la Universidad de La Habana, después de 27 años de ausencia y funcionarios de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del PCC le hicieron entrega de un álbum con copia de su brillante expediente de estudios universitarios. Realizó infructuosas gestiones ante las autoridades cubanas para el traslado a San Agustín de la Florida, Estados Unidos de Norteamérica, donde había fallecido, de los restos mortales del pbro. Félix Varela Morales, una de las máximas figuras de la cultura y nacionalidad cubanas, que desde hace años está en proceso de canonización por la Iglesia Católica. En 1994 cumplió 50 años de vida sacerdotal y celebró su jubileo en la ciudad de Los Teques, donde reside actualmente.

En el periódico Vida Cristiana, publicación católica dominical, bajo la dirección de la Compañía de Jesús, en su número 1534 de abril 17 de 1994, se dice que monseñor Boza Masvidal por su labor apostólica basada en la paz y el entendimiento entre los hombres ha sido propuesto para el Premio Nobel de la Paz, pero no se especifica por qué institución o personalidad fue propuesto, ni para qué año.

El Premio Nobel de la Paz de 1993 se le concedió a los estadistas sudafricanos Nelson R. Mandela, símbolo de la lucha de su pueblo por la independencia y a Frederik W. de Klerk, por el esfuerzo de ambos en desmantelar el sistema de Apartheid y por negociar la transición de Sudáfrica a una democracia sin racismo; en 1994 se le otorgó a los líderes políticos Yasser Arafat, palestino y a los israelíes Yitzhak Rabin y Shimon Peres, por los esfuerzos conjuntos en llevar a cabo el acuerdo de la autonomía palestina (por primera vez este premio se entregó a tres personas); en 1995 se premió al físico inglés Joseph Rotblat que aunque ayudó a construir la bomba atómica, con posterioridad ha sostenido una enérgica y continuada campaña contra la proliferación de armas nucleares junto con un grupo antinuclear que él encabeza y en 1996 lo recibieron el líder político José Ramos-Horta, Jefe de la resistencia timorense y el obispo católico Carlos Felipe Ximenes Belo, Administrador Apostólico de Déli, Timor Oriental, por sus actividades encaminadas a la búsqueda del diálogo, siempre inspirado en soluciones pacíficas, pero sobre la base de que el pueblo de Timor Oriental es responsable de su propio destino.

Indice Anterior Siguiente