Índice Anterior Siguiente
Rev Cubana Invest Biomed 2007;26(2):

Policlínico Universitario "Héroes del Moncada"
Centro de Investigaciones y Referencias de Aterosclerosis de La Habana

Factores de riesgo aterogénico en la población de 19 a 39 años de 2 consultorios del médico de familia

Dra. Mirta V. Núñez García, Dra. Marlene Ferrer Arrocha, Dra. Teresa Xiomara Meneau Peña, Lic. Beatriz Cabalé Vilariño, Lic. Ondina Gómez Nario y Dr. Ramón Miguelez Nodarse

Resumen

Se realizó una investigación descriptiva de tipo transversal, en dos consultorios del médico de familia del Policlínico “Héroes del Moncada”, en el cual se estudiaron 98 adultos jóvenes de un total de 980 que constituían la población de 19 a 39 años de estos consultorios. Mediante entrevista con los pacientes, se estableció el peso, las medidas y tallas, para crear el índice de masa corporal. La tensión arterial se tomó en 3 ocasiones y se calculó la tensión arterial media, la cual se clasificó según lo establecido por la JNC-VII-2001, en normal y prehipertensos; la hipertensión en ligera, moderada y severa. Se tomaron muestras de sangre para determinar los valores de colesterol sérico, triglicéridos y HDL. Se indagó sobre el hábito de fumar. Las variables fueron dadas en porcentajes. En cada paciente se analizó el número de factores de riesgo y sus asociaciones. Los resultados más relevantes consistieron en que 58,3 % presentó sobrepeso u obesidad, la mitad de los hipertensos detectados fueron casos nuevos, 51 % de la población eran fumadores activos. En cuanto a las dislipidemias se detectó como más frecuente la hipertrigliceridemia con 37,8 % y 30,85 presentó un índice aterogénico elevado.

Palabras clave: Factores de riesgo, hipertensión arterial, índice aterogénico.

 

La aterosclerosis es un proceso gradual que va progresando de la primera a la segunda década de la vida, hasta las manifestaciones clínicas en épocas posteriores. Este proceso ha sido verificado en estudios realizados en los inicios del siglo pasado por Shattock y Rufer en momias egipcias, donde hallaron lesiones ateroscleróticas en todas las arterias, en concordancia con las lesiones ateroscleróticas que se hallan en las autopsias en la actualidad en cualquier país del mundo.1

Autopsias realizadas en soldados jóvenes norteamericanos, mostraron que las lesiones ateroscleróticas aparecen con frecuencia en las arterias coronarias y en la aorta antes de los 20 años.2 Es evidente, por tanto, que la aterosclerosis coronaria empieza a desarrollarse en niños y adolescentes. Datos revisados por McGrill,3 presentan de forma esquemática la evolución desde una luz arterial libre en la primera década de la vida, a la aparición de grasa en la segunda, y desde placas fibrosas en la tercera, hasta lesiones complicadas en la cuarta década o en edades superiores.

La aterosclerosis es una enfermedad de origen multifactorial, con gran dependencia genético-familiar y susceptible de empeorar por el estilo de vida de las personas y la influencia del medio ambiente.4

La primera causa de muerte e incapacidad en el mundo actual, tiene como origen la cardiopatía isquémica y la enfermedad arterial aterosclerótica. En EE. UU. se calcula que un millón de personas sufren cada año su primer infarto de miocardio, de ellos, sobreviven alrededor de 400 000, de los cuales fallecen 50 000 al año siguiente por otro episodio agudo. En Argentina en 2002 ocuparon el primer lugar entre las causas de muerte, resultó 30 % del total de todas las muertes, ocupó el primer lugar el grupo de mayores de 50 años, en segundo lugar el grupo de 15 a 49 años y el tercer lugar para el grupo de uno a 14 años.5

En Cuba las enfermedades del corazón constituyen la primera causa de muerte, las enfermedades cerebrovasculares, son la tercera causa, además de ser la primera causa de años de vida potencialmente perdidos, superada solo por los tumores malignos.6

La lesión fundamental en la aterosclerosis es el ateroma, cuya composición es de una zona central de lípidos (colesterol) en forma de complejo y una cubierta fibrosa dentro de la túnica íntima.7

La relación entre colesterol total y Col-HDL (índice aterogénico) suministra más información sobre el riesgo cardiovascular de una persona, que solo la cifra de colesterol total. Los triglicéridos son grasas que suministran energía a los músculos; se ha demostrado que los niveles elevados de triglicéridos en sangre se hallan relacionados con un mayor riesgo cardiovascular, pero no todos los científicos concuerdan en que esta elevación independiente de otros factores de riesgo, constituye un factor de riesgo cardiovascular por sí mismo.

Los hábitos subyacentes o los factores de riesgo, principalmente, los patrones de dieta, actividad física y tabaquismo, se establecen desde edades tempranas en la vida y muchas veces son difíciles de modificar con posterioridad en la vida adulta. Por estos motivos es deseable el establecimiento temprano de los hábitos que promueven la salud y su continuidad desde la niñez hasta la edad adulta, para conseguir una verdadera prevención de la aterosclerosis.8

El objetivo general en este trabajo era identificar los factores de riesgo aterógenicos presentes en adultos jóvenes con edades entre 19 y 39 años y cómo se asocian entre sí, lo que permite la clasificación de la población en grupos de riesgo.

Los objetivos específicos fueron: identificar la población por sexos y edades; detectar la morbilidad por hipertensión arterial y dislipidemias en estos pacientes; constatar la presencia de obesidad en esta población; identificar la prevalencia del hábito de fumar en los adultos jóvenes; clasificar la población en grupos de riesgo de acuerdo con la presencia y asociación de los distintos factores de riesgo.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo de tipo transversal, con la intención de identificar los factores de riesgo aterogénico en la población de 19 a 39 años, para determinar los grupos de riesgo, de acuerdo con la presencia de estos en los pacientes objeto de estudio y tratar de evitar, retrasar y prevenir la aparición y progresión de la aterosclerosis.

Los pacientes que aceptaron participar en el estudio se evaluaron mediante las encuestas (MRDP) del CIRAH, y se les realizó examen físico y estudio humoral. Mantuvieron su dieta habitual y actividad física acostumbrada. Después de un ayuno de 12 h se obtuvo una muestra de sangre venosa para la determinación de lípidos: colesterol, triglicéridos y HDL, con el empleo del reactivo Randox Col, usando 4 cc de reactivo con 40 Landa de suero; se mezclan e incuban 10 min a temperatura ambiente, empleando métodos enzimáticos de punto final. Los valores de referencia resultaron:

 

Colesterol sérico:

Deseable < 200 mg/dL
Normal alto 200-239 mg/dL
Elevado > 240 mg/dL

Triglicéridos:

Normal < 150 mg/dL
Alto > 150 mg/dL

HDL:

Hombres > 45 mg/dL
Mujeres > 50 mg/dL

Índice aterogénico= Col total/Col-HDL (1,5)

 

Para la determinación de la obesidad se utilizó el índice de masa corporal a partir de la formula: peso/talla2 y se definió:

 

Bajo peso < 20 kg/m2
Normopeso 20- 24,9 kg/m2
Sobrepeso 25-29,9 kg/m2
Obesidad 30 kg/m2

Para obtener este dato se utilizó una pesa calibrada; se pesó y de midió la talla al paciente sin zapatos y con el mínimo de ropa.

Para la toma de la tensión arterial se utilizó un esfigmomanómetro anaerobio siguiendo estrictamente la técnica de la toma de tensión arterial. Esta se clasificó en:

Normotensos < 130/85 mmHg
Hipertensos > 130/85 mmHg

Hábito de fumar: se utilizó la clasificación siguiente:

Activo
Pasivo
Exfumador < 3 años
Exfumador > 3 años
No fumador

Resultados

La distribución por sexos (tabla 1) permitió ver que la muestra era mayoritariamente masculina con 67,3 %, y para el sexo femenino 32,7 %. Del total de 980 pacientes fueron estudiados 98 para 10 % del total de la población.

Tabla 1. Distribución de la población por sexos

Sexo

Total

%

Femenino

321

32,7

Masculino

659

67,3

Totales

980

100,0

Fuente: Modelo de recolección del dato primario

La evaluación del estado nutricional (tabla 2) definió que 58,3 % de la población estaba sobrepeso u obeso (38,0 y 20,3 %, respectivamente), lo que asociado al sedentarismo significó un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Tabla 2. Estado nutricional

Clasificación

Total

%

Bajo peso

5

4,8

Normopeso

36

36,9

Sobrepeso

37

38,0

Obesos

20

20,3

Totales

98

100,0

Fuente: Modelo de recolección del dato primario.

La hipertensión arterial resultó un factor de riesgo preocupante porque 52,6 % presentó este factor de riesgo según puede verse en la tabla 3, pero lo más preocupante es que eran hipertensos “de novo” y ellos no conocían que la padecían.

Tabla 3. Morbilidad por hipertensión arterial

Clasificación

Total

%

Normotensos

58

58,7

Hipertensos

40

41,3

Crónicos

19

47,4

Casos nuevos

21

52,6

Fuente: Modelo de recolección del dato primario.

En la tabla 4 se muestra la morbilidad por dislipidemias, donde la elevación de este índice aterogénico alcanzó 38,0 % del total y dentro de otras alteraciones observadas le correspondió a la hipertrigliceridemia la relevancia en esta población para 38,7 %.

Tabla 4. Morbilidad por dislipidemia

 

Total

%

Índice aterogénico elevado

37

38,0

Hipercolesterolemia

29

29,5

Hipertrigliceridemia

37

38,7

HDL disminuida

32

32,6

Fuente: Modelo de recolección del dato primario.

En la tabla 5 se puede observar que los fumadores activos y pasivos conforman un total de 51 personas para 52,2 %, lo cual es coincidente con la literatura donde se plantea que el hábito de fumar es uno de los factores de riesgo señalados como aterógenicos. En relación con los no fumadores se encontraron 42 pacientes para 42,2 %, prácticamente igual a los fumadores tanto activos como pasivos.

Tabla 5. Hábito de fumar según la clasificación

Clasificación

Total

%

Activo

40

41,3

Pasivo

11

10,9

Exfumador < 3 años

0

0

Exfumador > 3 años

5

5,2

No fumador

42

42,6

Totales

98

100,0

Fuente: Modelo de recolección del dato primario.

Al hacer el análisis de cómo se asocian los factores de riesgo, la asociación de 3 factores abarca a 32,7 % del total de la población. La asociación de los factores de riesgo más importantes es la de dislipidemias, obesidad e hipertensión arterial.

Discusión

Los factores de riesgo aterogénicos se encuentran con frecuencia en la población adulta joven. Aunque su prevalencia es desconocida, los autores de este trabajo están seguros que explica la presencia de la mayoría de las grandes crisis ateroscleróticas (enfermedad cardiovascular, enfermedad arterial periférica, enfermedad cerebrovascular) en la población adulta joven,9 independientemente que en la actualidad se invoquen nuevos factores de riesgo no tan conocidos como los que se señalan en este estudio.

Al ver los componentes de la población (tabla 1) que fue objeto de estudio, su composición tiende a ser mayormente del sexo masculino, lo cual indica que es el más expuesto a los distintos factores de riesgo.

Ciertos patrones dietéticos se asocian con un incremento del riesgo de aterosclerosis y de enfermedad cardiovascular. El mal hábito alimentario desde la niñez, provoca en un inicio obesidad infantil que suele asociarse a disturbios endocrinos, aparición precoz de enfermedad cardiovascular y la elevación de la incidencia de muerte en edades tempranas de la vida, porque se asocia a un aumento del fibrinógeno, aumento en la inhibición de la actividad del plasminógeno (PAI-1), aumento de la viscosidad plasmática, que en conjunto favorece la aparición de la placa de ateroma (Kreskovich J, Sánchez NR, Lezcano MM, Povicick GB, Ruiz Díaz RA, García EO. Hipercolesterolemia y factores de riesgo asociados: prevalencia en estudiantes de medicina entre 18 y 25 años Facultad de Medicina-UNNE; 2000).

La dislipidemia ha sido conceptuada como un factor de riesgo aterogénico de importancia, sobre todo la elevación del colesterol. El colesterol llega a las células a través del torrente circulatorio transportado por las lipoproteínas (las más importantes son la de baja y alta densidad; LDL y HDL, respectivamente).

El colesterol total en sangre es la suma del colesterol transportado en la partícula de HDL y LDL, y otras lipoproteínas. El colesterol transportado por las lipoproteínas de alta densidad (HDL), es llamado el “colesterol bueno”y el transportado por las de baja densidad lo llaman “colesterol malo” (Alvarado S, López M, Quintero M, Toro F, Vázquez A. Nuevos factores de riesgo en aterosclerosis. Facultad de Medicina. Escuela José M Vargas, Caracas, Venezuela; 2000).

La hipertensión arterial se ha convertido en muchos países en la razón más frecuente de consulta medica y es la causante de la elevación de la morbilidad y mortalidad cerebrovascular y cardiovascular, y constituye un marcador de riesgo de estas enfermedades en adolescentes y adultos jóvenes. Suele asociarse a obesidad, sedentarismo, tabaquismo, y otras enfermedades.10

Está planteado que quien practica ejercicios metódicamente y mantiene su peso corporal adecuado, su función cardiaca se halla cercana al grado óptimo, al igual que las cifras de tensión arterial.11

Clásicamente, se han descrito numerosos factores de riesgo convencionales que contribuyen al desarrollo de la aterosclerosis, y la presencia de estos actúan como predictores de eventos cardiovasculares y cerebrovasculares.

El cigarrillo aumenta la frecuencia cardíaca, la tensión arterial, el gasto cardíaco, la demanda de oxígeno por el miocardio, la resistencia vascular periférica y la agregación plaquetaria, esto lleva a la vasoconstricción y la presentación de arritmias. Al nivel vascular produce lesión en la capa íntima con proliferación de células del músculo liso y se inicia y progresa la aterosclerosis.

En este estudio se muestra la presencia y asociación de los distintos factores de riesgo detectados en la muestra de la población de los referidos consultorios (estudio que está en continuación hasta finalizar con la totalidad de la población) y se describe la frecuencia con la cual se presentan, donde se puede ver que los porcentajes obtenidos alertan para el completamiento del estudio y para iniciar el desarrollo de medidas preventivas y conductas terapéuticas que ayuden a prevenir la aparición y progresión de la aterosclerosis.

Se concluye que la población es mayoritariamente masculina y en su estado nutricional 58,3 % de esta población está sobrepeso u obesa, pero en las mujeres fue donde hubo mayor incidencia.

Del total de los hipertensos hallados (40), 21 no sabían que eran hipertensos y por lo tanto no tenían ningún tipo de tratamiento impuesto, lo cual resulta 52,6 % del total hallado.

En cuanto a la dislipidemia, 38,0 % de la población tiene elevado el índice aterogénico, lo cual está sustentado por una hipertrigliceridemia marcada (38,7 %) y por presentar además una disminución de la HDL col en 32,6 % de todos los casos

El hábito de fumar es un factor a tener en cuenta porque 51 pacientes son fumadores, bien en forma activa o en forma pasiva, lo que indica que este factor de riesgo está actuando sobre la morbilidad por HTA en esta población, como bien se ha demostrado en estudios realizados.

La asociación de 3 factores es la que mayoritariamente se ha manifestado y cuando se valoró cuáles eran se detectó dislipidemia, obesidad e hipertensión arterial. Esto motiva a tomar acciones de salud para lograr su disminución.

Atherogenic risk factors in the population aged 19-39 years from two family physician´ offices

Summary

A cross-sectional descriptive research study was made in two family physician offices from “Héroes del Moncada” polyclinics in which 98 young adults of a total number of 980 that constituted the 19-39 years from these two offices. Through survey administered to patients, variables like weight and sizes could be set in order to create a body mass index. Blood pressure was taken three times to estimate average blood pressure, which was classified according to JNC-VII-2001 as normal or prehypertensive whereas hypertension was classified as mild, moderate and severe. Blood samples served to determine serum cholesterol, triglycerides and high density lipids. Smoking was also taken into consideration. The corresponding variables were given as percentages. The number of risk factors and their association was analyzed in each patient. The most relevant factors were 58,3% of cases with overweight or obesity, half of hypertensive persons were newly detected cases, 51% of the population was active smokers. Hypertriglyceridemia was the most common dislipidemia accounting for 37,8% and high atherogenic index was observed in 30,85% of cases.

Key words: Risk factors, blood hypertension, atherogenic index.

Referencias bibliográficas

  1. Fernández-Britto JE. La lesión aterosclerótica: estado del arte a las  puertas del siglo xxi. Rev Cubana Invest Biomed 1998;17(2):112-27.
  2. Hernández Cañero A. Mortalidad por cardiopatía isquémica en Cuba.  Relación con la dieta y el Colesterol sérico. Rev Cubana Cardiol 1999;13(11):8-1.
  3. Mc Gill HC Jr. Morphologic development of the atherosclerosis plaque. In: Childhood prevention of atherosclerosis and hypertension. New York: Raven Press; 1980.
  4. Roberts WC. Atherosclerosis in young: Are hypertension and other coronary heart disease risk factors already al work? Pediatr Nephrol 1997;11 (1):99-107
  5. Texas Heart Institute Leading whit the Heart. El Colesterol y las Enfermedades del Corazón World Wide Web Herat Awards, July 2002. URL disponible en www.texasheartinstitue.org/cholspains.html
  6. MINSAP. Cuba. Informe anual datos estadísticos. La Habana; 2001.
  7. Peskorz D, Locotelle HT, Gidekei L, Gerini C, Raúl G. HTA, colesterol plasmático y tabaquismo: un estudio epidemiológico en la ciudad de Rosario, Argentina. Rev Argent Cardiol 1995;63(1):25.
  8. Grupo Cooperativo Español para el estudio de los Factores de Riesgo Cardiovascular en la infancia y la adolescencia. Factores de Riesgo CV en la infancia y adolescencia en España Estudio RICARDIN II Valores de referencia. An Esp Pediat 1995;43:11-7.
  9. Bosch C, Piñeiro R, Carballo R, Fernandez-Britto JE. Adiposidad: factor de riesgo aterosclerótico. Su estudio en el crecimiento y desarrollo del niño obeso. Rev. Cubana Invest. Biomed 1998;17(2):165-172.
  10. Sellen Crombet J. HTA. Diagnóstico, tratamiento y control. La Habana:Editorial Ciencias Médicas; 2000.
  11. Brotons Cuixart C, Ribera Soli A. Factores de riesgo CV en niños y adolescentes. Libro de la Sección de Cardiología. Prevención y Rehabilitación. Rev Argent Cardiol 2000;1350:38-44.

Recibido: 22 de enero de 2007.  Aprobado: 12 de marzo de 2007.
Dra. Mirta Victoria Nuñez García.  Calle 23 No. 1205 entre calle 12 y calle 14, municipio Plaza. Teléf.: 830 6217. Correo electrónico: mirta.nunez@infomed.sld.cu

Índice Anterior Siguiente