BANCO DE SANGRE PROVINCIAL DE CIENFUEGOS

 

Algunas consideraciones sobre el control en el banco de sangre en Cuba

 

 

Dr. Pedro Sánchez Frenes1; Dra. Luz Marina Pérez Torres2; Dra. Miralys Valladares Soriano3 y Dra. María de Jesús Sánchez Bouza4

1 Médico Especialista de II Grado en Laboratorio Clínico. Profesor auxiliar. Master en Salud Pública. Banco de Sangre Provincial de Cienfuegos.
2 Médico Especialista de I Grado en Hematología. Profesora asistente. Banco de Sangre Provincial de Ciudad de La Habana.
3 Médico Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Dirección municipal de Rodas. Cienfuegos.
4 Médico Especialista de II Grado en Bioquímica Clínica. Profesor asistente. Master en Enfermedades Infecciosas. Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos.

 

 


RESUMEN

Se realiza una breve reseña histórica de los Bancos de Sangre, que introduce el Programa de Sangre de Cuba, donde se describe la red de bancos de sangre y su estructura, creada a partir de la necesidad de las donaciones de sangre y las funciones que cumple. Define las regulaciones más importantes a nivel nacional e internacional que sirven de control en los Bancos de Sangre, enfatizando en las normas y técnicas para el control de la calidad y sus formas específicas de acuerdo a los riesgos identificados en las diferentes áreas.

Palabras clave: Red de Bancos de Sangre. Control y calidad en los Bancos de Sangre.


 

 

INTRODUCCIÓN

Breve reseña histórica de los bancos de sangre

Desde la aparición del Homo Sapiens, éste vinculó la pérdida de sangre con la salud y la muerte y se le han atribuido propiedades místicas y curativas. Los antecedentes del uso de la sangre como elemento terapéutico se registran desde el siglo XVIII. Con el descubrimiento de los grupos
sanguíneos por Karl Landstenier en 1900, comenzó el desarrollo de esta actividad que fue introduciendo diferentes técnicas y descubrimientos como
la descripción de otros grupos sanguíneos como el sistema RhHr en 1940. Otro muy significativo fue el fraccionamiento del plasma por alcohol descrito por Edwin Cohn, por el cual se obtiene albúmina y gammaglobulina.

Las dos guerras mundiales obligaron a desarrollar los métodos transfusionales y el uso de los componentes de la sangre. La segunda guerra Mundial (1939-1945) consolidó el plano técnico de la transfusión indirecta y la difundió como recurso terapéutico. La Cruz Roja continúo la actividad de promoción de la donación altruista. La red de donantes se constituyó por medio de donantes altruistas. En los años 40, muchos países empiezan a controlar la donación de sangre, con el objetivo no solo de proteger al donante, sino sobre todo de proteger al receptor.

En 1981, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, cambia el panorama de las donaciones de sangre y se teme la transmisión, no solo del Virus de la Inmuno Deficiencia Humana sino de otros agentes infecciones por medio de las transfusiones. Si se adoptan correctamente las medidas de seguridad hoy conocidas, los riesgos de posible transmisión del sida por medio de la sangre o sus componentes son mínimo (1 de cada 676.000 transfusiones en los EE. UU.). De todas formas un efecto positivo de este temor ha sido el gran avance en la importancia de la calidad del donante en el momento de su selección, en mejores métodos de pesquisa de virus y métodos de inactividad viral a los productos que se obtienen de la donación de sangre. En Cuba la historia de los bancos de sangre comienza con la primera transfusión de sangre humana que fue realizada en 1878, en el Hospital San Juan de Dios en La Habana por el Dr. Claudio Delgado Amestoy, médico colaborador del Dr. Carlos J. Finlay. Con muy poco desarrollo en el país los bancos de sangre pasan a ser operado por el Ministerio de Salud Publica en 1961.

 

DESARROLLO

Programa de Sangre de Cuba

El país cuenta con una red de bancos de sangre que parte de la necesidad de las
donaciones de sangre para poder cumplir las funciones establecidas. Tiene organizada una Comisión Nacional de Medicina Transfusional, la cual está integrada por: Instituto de Hematología Inmunología, bancos de sangre, Laboratorio de Fraccionamiento de Plasma, Centro de Inmunoensayo, Centro de Inmunología Molecular, Centro Investigaciones Biológicas, Laboratorio Nacional de Control VIH, Comité de Defensa de la Revolución, Cruz Roja Cubana, Centro Estatal de Control Medico y Reactivos (CEDMED).

Se realizan en el país aproximadamente medio millón de donaciones voluntarias de sangre y plasma en el año (5 % de la población). De ellas, 29 000 pertenecen al programa de donación por aféresis, que se encarga de recolectar plasma normal y plasma con anticuerpos contra los agentes causales del tétanos y de la hepatitis B y contra el antígeno D (Rho). Se transfunden en igual período más de 400 000 unidades de sangre y componentes. Todos los donantes son voluntarios y se someten al tamisaje para la detección de anticuerpos contra el VIH 1 y 2, contra el virus de la hepatitis B y C y contra el agente causal de la sífilis (VDRL), toda la sangre colectada.

El Programa de Sangre de Cuba tiene entre sus funciones: 

- Garantizar la autosuficiencia de sangre y componentes con la máxima calidad y seguridad basada en la donación de sangre altruista.

- Promover el desarrollo integral del Programa de Sangre sobre bases
éticas acordes a nuestros principios socialista.

- Impulsar el desarrollo tecnológico y científico técnico en el uso
de esta terapéutica y en la obtención de nuevos productos para uso clínico y de laboratorio.


El Banco de Sangre es quizás una de las la estructuras sanitarias que más se asemeja a una empresa y básicamente como tal debe organizarse. Existen tres servicios definidos dentro del Banco de Sangre: donaciones de sangre, procesamiento de las unidades obtenidas y transfusión de las mismas. En Cuba la mayoría de los Bancos de Sangre realizan las dos primeras actividades. La transfusión de la sangre es practicada en los servicios de transfusiones de los hospitales.

Según los Procederes para bancos de sangre y servicios de transfusiones CUBA 2004, está definida la estructura del Banco de Sangre de la siguiente forma:


Con la creación en el país del Centro para el Control de la Calidad de los Medicamentos (CEDMED), se establece el mecanismo más importante de control de los bancos de sangre, su constitución por Resolución Ministerial No. 73 el 21 de abril de 1989, lo define como la actividad reguladora nacional encargada de velar por la seguridad, efectividad, y calidad de los medicamentos y los diagnosticadotes para uso humano en el territorio de la República de Cuba, partiendo de que la sangre y sus componentes constituyen medicamentos que deben cumplir con lo establecido para los producciones farmacéuticas. Para garantizar la seguridad, eficacia y calidad de la sangre y sus componentes es necesario que la obtención, el procesamiento, el control, la conservación y la distribución de los mismos se tengan en cuenta diferentes aspectos contemplados en las Buenas Practicas de Producción Farmacéutica, las Buenas Prácticas de Producción de Productos Biológicos y las Buenas Practicas de Laboratorio Clínico.

A continuación una relación de las más importantes regulaciones que sirven de control en los Bancos de Sangre en el país: 

1. Regulación 4-96, buenas practicas para bancos de sangre.

2. Resolucion ministerial No. 101/2008. Requisitos para la seleccion de donantes de sangre.

3. Regulacion 5-97 requisitos del plasma humano como materia prima farmaceutica.

4. Regulación 6-97 especificación y requerimientos para la obtención y conservación de la sangre.

5. Resolucion 1-99 algoritmos.

6. Regulacion No. 13-2000 inmunizacion de donantes deplasma especifico.

7. Regulación No. 6-2003, requisitos de los concentrados leucocitarios humanos como materia prima para la industria farmaceutica.

8. Regulacion No. 35-2003. Requisitos del plasma humano como materia prima farmaceutica.

9. Regulación No. 36-2003. Requerimientos para la producción y control de los derivados plasmáticos.

10. Licencias de produccion para bancos de sangre.

11. Regulación obtención de plasma humano mediante plasmaféresis productiva automatizada.


A nivel internacional existen otras regulaciones y normas que son utilizadas en los bancos de sangre del país para elevar la calidad de sus actividades. Dentro de estas se pueden citar:

1. La familia de las normas ISO-9000. Se trata de un conjunto de estándares de calidad aplicables a cualquier producto o servicio, que define 20 elementos del sistema de calidad, los cuales aseguran que una organización cuenta con un sistema de calidad, que está documentado y que es efectivo. Este proceso comienza con una certificación y con auditorias periódicas que confirman dicha certificación.

2. La AABB Standard for Blood Banks and Transfusion Services. Es una norma de la Asociación Americana de Bancos de Sangre que tiene carácter regulatorio en EE. UU. y ha sido adoptada por algunos otros países como guía o norma.

3. La Tercera es la FDA (Food and Drug Administration), la cual cuenta con el Mandate for Blood Banks, CGMP, más enfocado a las buenas prácticas de manufactura.

4. La cuarta fuente es la OPS (Organización Panamericana de la Salud), con los Estándares de Trabajo para Bancos de Sangre, segunda edición, publicación número 7 de la serie Medicamentos Esenciales y Tecnología. Estos fueron preparados con base en el sistema ISO-9000 con la colaboración de la AABB, validados por el Comité Consultivo Ad-Hoc de Bancos de Sangre de la OPS y revisados por un grupo mixto de trabajo, con representación de los programas nacionales de sangre de Latino América.

5. Por último, el modelo más popular es el NCCLS-GP-26-A. Se trata de un modelo de calidad para el sector de la salud.


Fundamentación teórica sobre el control

El control no es más que un mecanismo para conocer si las cosas marcha como debieran hacerlo y permitir, en caso contrario, tomar algunas medidas para conseguirlo. También sirve para detectar lo destacable positivo como pueden ser los artículos de calidad excepcional, los directores brillantes o las empresas excelentes.

El control está constituido por tres elementos indisolublemente relacionados:

1. Lo que debiera ser (el plan, la idea o el propósito que se tiene).

2. Lo que es o lo que fue (el comportamiento real, lo que sucedió).

3. La acción consecuente (derivada de comparar los dos anteriores).


La falta de control, es la ausencia de alguno de estos tres elementos independientemente de cuantos papeles, oficinas, computadoras, informes o tablas que se disponga.

El control es un medio, no un fin en sí mismo. Todo control se inserta en una actividad o tarea que debe apoyar. Para hacer más racionales y efectivos los sistemas de control, se emplean en el mundo contemporáneo, un grupo de técnicas.


Técnicas de control

Control por excepción. Estas técnicas priorizan la desviación, o sea la diferencia desfavorable entre lo que debiera ser y lo que es o fue. En vez de organizarse para informarlo todo, lo que busca es llamar la atención sobre la zona crítica, el lugar donde hay problemas, las cosas excepcionales, lo que tiene categoría de A. Esto requiere una cantidad de información mucho menor, pone en evidencia con gran rapidez la zona donde el dirigente tiene que concentrar su atención y es un gran ahorrador de tiempo. Para ello el control por excepción emplea criterios de filtraje de la información que permiten separar lo irregular de lo que no tiene problemas. Es una técnica muy importante a considerar cuando se aplica tecnología informática pues la acción de los filtros puede programarse generalmente con relativa facilidad.

Control selectivo. Se basa en el Principio de Pareto más conocido por la relación 20/80. Este principio establece que en sólo el 20 % de las causas posibles puede encontrarse el 80 % del efecto total. De esta forma el control se organiza en función de descubrir y poner de relieve sólo ese 20 % significativo lo cual permite reducir de forma notable los volúmenes de información y pone en contacto con mucha rapidez al dirigente o al profesional, con todo aquello que de verdad requiere su atención. Para ello el control selectivo emplea filtros que no son más que criterios de selección de causas pasando del 100 % de ellas al 20 % deseado.

Control por área de responsabilidad. Esta técnica tiene como fundamento lograr que las desviaciones que se detecten producto de comparar lo que fue con lo que debió ser, se asocien no con el lugar donde se produjeron si no con la persona o cargo que debe responder por ella. El control por área de responsabilidad, contrario a lo que muchos creen, no es un control por departamento, que es lo clásico y convencional, si no una concepción relativamente nueva en que la desviación sigue el rastro de quien tiene la autoridad/responsabilidad, o dicho más claro, la culpa por lo sucedido.

Control mediante información relevante. En el mundo contemporáneo la información se considera el cuarto recurso, junto con los humanos, los materiales y los financieros. Como tal demanda una prioridad en su manejo sobre todo en la posibilidad de acceder a tiempo a
su conocimiento. La esencia de un sistema de información relevante consiste en garantizar que el control se limite a lo que realmente el dirigente o el profesional necesita para su trabajo, llamar la atención rápidamente sobre las zonas problemáticas, reducir de forma notable las grandes cantidades de informaciones y papeles, y hacer prediagnósticos tanto de lo que está sucediendo como de lo que se puede esperar que suceda. En sistemas más evolucionados permite incluso simular lo que sucedería si se tomaran algunas medidas. Estos sistemas, se sustentan en tecnología informática y alcanzan su nivel más alto cuando dicha tecnología utiliza sistemas en redes donde todos los puestos de trabajo están conectados entre si y la información pasa a ser del dominio público, desde el mismo momento en que el hecho comercial, económico, financiero, patológico o social se produjo.

Control interno. Es una forma de reforzar la seguridad de funcionamiento de los sistemas de control, sobre todo aquellos donde el valor material, físico o confidencial de lo que se controla es significativo. Es algo así como el control del control, pero de ninguna forma puede convertirse en el centro del sistema. El control interno ejerce esta función de reforzamiento de varios modos:

a) Deja rastro de las operaciones realizadas para posibles auditorias, comprobaciones o reconstrucción de los hechos. Este es el caso de las facturas en las operaciones de ventas, el consecutivo mensual de vales de salida en los almacenes, el expediente clínico en los hospitales o el nombre de la persona que registró la reserva en la computadora.

b) Introduce métodos para reducir la posibilidad de cometer errores u omisiones. Son ejemplos de lo anterior el doble conteo cuando se hace un inventario en un almacén, la validación automática de datos cuando se carga información en la computadora, la verificación de la identidad de un paciente antes de someterlo a una intervención quirúrgica y la revisión sucesiva de una misma operación por dos personas en la actividad bancaria.

c) Aplica medidas para reducir la posibilidad de robos o fraudes. Este es el caso del registro de firmas autorizadas para aprobar las nóminas, la división del trabajo entre el que ejecuta y el que opera, la prenumeración de imprenta de todo documento que represente valores, el doble tarjetero en el almacén y en contabilidad, la protección mediante contraseñas para entrar en las redes informáticas y en las bases de datos y las protecciones físicas tales como las cajas de caudales o los sellos de lacre.

d) Establece rutinas que aseguran el debido ejercicio de la autoridad/responsabilidad como son los niveles de firmas autorizadas en función de los montos a pagar o los tipos de moneda, la asignación de tareas teniendo en cuenta lo que demandan en cuanto a confiabilidad, disciplina y capacidad, el registro de quien recibe, quien entrega y quien autoriza en las operaciones de movimiento de fondos, y las tablas de niveles de decisión.

La técnica de control interno surgió en un inicio en los sistemas contables pero se generalizó a todo el campo del control, además de perfeccionarse y actualizarse de modo sistemático. Está técnica, bien aplicada, eleva sensiblemente la confiabilidad de los sistemas de control lo cual entre muchas ventajas importantes, tiene la de reducir fuentes de trastornos en la organización personal del trabajo y el empleo del tiempo.

 

CONTROL Y BANCO DE SANGRE

Los tres elementos del control (lo que debiera ser, lo que es o lo que fue y la acción consecuente) son universales, por lo que los Bancos de Sangre no quedan exento. Veamos a continuación su aplicación específica:

Lo que debiera ser (el plan, la idea o el propósito que se tiene)

La planificación de los recursos necesarios para el desarrollo de las actividades es imprescindible. Hay descrito varias formas para su cálculo en el Banco de Sangre.


Métodos para el cálculo de las necesidades de recursos

a) Basados en la demanda. Es imprescindible disponer de la información siguiente:

- Información de las características demográficas y económicas de la población, así como su proyección en el período de estudio.

- Información de la utilización actual de los servicios calculados (por ejemplo número de concentrado de hematíes transfundido por cama y año).

- Información sobre la evolución de la asistencia sanitaria en el país, región u hospital, basada fundamentalmente en la atención de patologías complejas o desarrollo de unidades de atención especializada (por ejemplo los requerimientos transfusionales de un hospital pueden incrementarse espectacularmente si el mismo atiende los trasplantes de hígado, de células progenitoras de una región o país, o bien si se organiza una unidad específica de tratamiento de enfermos sangrantes).

- Información acerca de la evolución futura de la transfusión influida fundamentalmente por la investigación y la innovación tecnológica. Así, la aparición de la eritropoyetina, la trombopoyetina, o la introducción del FVIII u otras proteínas recombinantes y próximamente la terapia génica o la aparición de soluciones transportadoras de oxígeno, pueden modular la demanda.

b) Basado en estándar. El estándar representa un referente con el podemos comparar. La utilización indiscriminada del mismo, nos puede hacer olvidar el contexto para el que fue diseñado, por tanto hemos de ser consciente de sus limitaciones.


Así por ejemplo las necesidades de sangre de un país o región, dependen de la fase de desarrollo de su estructura asistencial, de la utilización de tratamientos de sustitución o de apoyo (por ejemplo, contra la talasemia, la hemofilia, o la leucemia) y del tipo de operaciones quirúrgicas que en él se practican. De manera general, en los sistemas asistenciales modernos, es posible satisfacer las necesidades de componentes celulares de la sangre si el número de unidades de sangre donadas anualmente corresponde más o menos al 5 % de la población. Teniendo en cuenta a todos los donantes, la media de donaciones anuales debe oscilar entre 1,5 y 2 por donantes para atender la demanda de eritrocitos. Eso significa que con alrededor de un 3,5 % de donantes activos en la población se atenderán todas las necesidades de componentes de la sangre.


Algunos ejemplos

Estándar de demanda

· Unidades de hematíes transfundidas por cama y año.

· Número de unidades de FVIII por hemofílico por año.

· Número de unidades de FVIII por habitantes y año.

· Kilogramos de albúmina por millón de habitantes y año.

· Gramos de gammaglobulinas por millón de habitantes y año.

Estándar de gestión

· Horas trabajadas por mil unidades de sangre extraída.

· Horas trabajadas por unidad transfundida.

· Horas trabajadas por paciente transfundido.

· Cociente de donaciones efectuadas por el número de sesiones realizadas.


Toda esta información permite conocer la cantidad de donaciones de sangre necesarias para un periodo de tiempo determinado. A partir de aquí se está en condiciones de planificar los recursos materiales, humanos, financieros e informáticos. Así como las colectas de sangre en las unidades móviles y la sangre que se debe recibir de otros centros de extracciones fijos ubicados en el entorno del Banco de Sangre central o territorial.


Lo que es o lo que fue (el comportamiento real, lo que sucedió)

Los resultados obtenidos en la valoración del cumplimiento o no de los criterios (juicios de buena práctica), nos permitirán acotar el problema y nos facilitarán determinar sus causas.

A grandes rasgos, podemos clasificar las causas de incumplimientos según lo esperado, en tres grandes grupos:

· Causas organizativas. Requieren cambios en el sistema de organización: redistribución de tareas, cambios de plantilla, cambios en el sistema de trabajo, circuitos, etc.

· Causas de falta de formación. Los problemas debidos a temas de formación pueden solventarse con formación continuada, individual o de grupo, visitas a otros centros, protocolos, etc.

· Causas de actitud. Los problemas de actitud requieren un análisis en profundidad y pueden modificarse con cambios en la cultura del centro o del equipo, potenciación de los clientes internos, sistemas de incentivos, etc.


Es habitual que dentro de los controles que se realiza periódicamente en los bancos de sangre, estén fundamentalmente el número de donaciones realizadas por cada región del país y los planes de producción de componentes sanguíneos y materia prima para la industria médica farmacéutica. Esta información es utilizada a diferentes niveles de dirección, institucional, municipal, provincial y nacional, siempre teniendo en cuenta que son unidades asistenciales de producción y servicio, comprometidas con la asistencia médica y con la industria farmacéutica. Estos se realizan mediante la construcción y monitoreo de indicadores, los cuales constituyen la unidad básica de un sistema de monitorización. Los indicadores son instrumentos de medida que indican la presencia de un fenómeno o suceso y su intensidad.


Características de un indicador

Validez: Un indicador es válido cuando cumple el objetivo de identificar situaciones en que se podría mejorar la calidad de la asistencia. También se puede hablar de "validez aparente" (face validity), refiriéndonos al grado en que el indicador es inteligible. ¿Se entiende su sentido e importancia sin muchas explicaciones?

Sensibilidad: Cuando detecta TODOS los casos en que se produce una situación o problema real de calidad.

Especificidad: Cuando SOLO detecta aquellos casos en que existen problemas de calidad.


Algunos ejemplos de indicadores útiles en el Banco de Sangre

Área de donaciones de sangre

- Cumplimiento del número de donaciones esperadas (general).

- Cumplimiento del número de donaciones esperadas en la Unidad Móvil (Donaciones colectadas/Plan × 100).

- Promedio de donaciones por salida.

No. de donaciones/No. de colectas. (Debe ser igual o superior a 25 donaciones por salida).

- Efectividad de las colectas:

· No. de donantes presentados/No. de donantes previstos × 100 (Debe estar por encima del 50 %).

· Cumplimiento del número de aféresis esperadas por tipo de plasma.


Area de procesamiento de las unidades

- Cumplimiento de los planes de la industria médico farmacéutica.

· Litros de plasma para la industria entregado/Litros de plasma para la industria planificado entregar/100.

- Rendimiento de Plasma por donación.

· Mililitros de plasma obtenido/No. de donaciones procesadas. (Debe ser mayor de 0.20 Litros).

- Rendimiento de PPF por donación. Mililitros de plasma obtenido destinado para la industria/No. de donaciones procesadas.

- Plasma de uso hospitalario en %.

- Bajas de componentes sanguíneos y sangre total por causa.


Aseguramiento de la calidad

- Control de la calidad físico-químico al producto terminado (Total de componentes dentro de los parámetros/total de componentes ensayados x 100).

- Control de la calidad microbiológico al producto terminado (Total de componentes sin crecimiento /total de componentes ensayados x 100).


Una forma específica de control

El sistema de control interno es un proceso, una serie de acciones que se extienden por todas las actividades de la entidad, no es algo que se crea hoy y estará intacto de por vida, es por ello que tendrá que ser evaluado constantemente y variará en la misma medida que cambien las características de la organización y su entorno; entonces no es un fin a cumplir sino un instrumento a utilizar por la dirección de la entidad para lograr la eficiencia y eficacia en las operaciones y la utilización de sus recursos. El sistema de control interno proporciona una seguridad razonable, el termino "razonable" reconoce que el control interno tiene limitaciones inherentes; esto puede traducirse en que jamás el directivo y sus trabajadores deben pensar que una vez creado el sistema han erradicado las probabilidades de que los riesgo afecten con su impacto negativo a la organización y que todos sus objetivos serán alcanzados, ya que estarían obviando la posibilidad de que, así estén establecidos los procedimientos más eficientes, se puedan cometer errores por descuido, malas interpretaciones, desconocimiento o distracción del personal o sencillamente que algunas personas se ponga de acuerdo para violentar lo establecido; por tanto el diseño del sistema de control interno.


¿Qué beneficios nos ofrece el Sistema de Control Interno?

El control interno puede ayudar a que una entidad consiga sus objetivos, a prevenir las pérdidas de recursos, y a la obtención de la información más oportuna y eficaz. También puede reforzar la confianza en que la organización cumple con las leyes y normas aplicables, evitando efectos perjudiciales para su reputación y otras consecuencias. En resumen puede ayudar a que una entidad llegue adonde quiere ir y evite peligros y sorpresas en el camino. Bajo el nuevo marco conceptual el Sistema de Control Interno se diseña a través de cinco componentes básicos, que a su vez tienen normas bien definidas para poder efectuarlos y evaluarlos: el ambiente de control, la evaluación de riesgo, las actividades de control, la información y comunicación, y la supervisión o monitoreo.

Los componentes están interrelacionados lo que hace que al existir un cambio en el ambiente de control se deriven transformaciones en el resto de los componentes, esto es precisamente lo que le da al control interno un carácter de sistema, y su efectividad está en la habilidad que tenga el dirigente para crear en su entidad una cultura de gestión periódica de los riesgos, para que realmente el sistema de control interno forme parte del proceso de gestión. Las técnicas establecidas por la entidad para el diseño de los componentes son precisamente las que van convirtiendo al Sistema de Control Interno en un instrumento encaminado a la prevención.


Ejemplo de clasificación de riesgos o vulnerabilidades que pueden estar presentes en un Banco de sangre

Clasificación de Riesgos. Para bancos de sangre:

1. Riesgos asociados a inadecuada Gestión de la calidad.

2. Riesgos asociados a inadecuada Gestión de los Recursos Humanos.

3. Riesgos asociados a inadecuada Gestión de los recursos materiales y financieros.

4. Riesgos asociados a inadecuada Gestión de la Seguridad y protección.


1. Riesgos asociados a inadecuada gestión de la calidad
.

1.1. Riesgos internos

Relacionados con la información y documentación:

- Información no veraz ni oportuna.

- No cumplimiento con los calendarios de informaciones internas y externas.

- Inadecuado archivo de información pasivo y tiempo de conservación.

- Procesos no procedimentados ni correctamente definidos.

- Falta de procedimientos documentados de todo el proceso.

- Incumplimiento con el llenado de carpetas técnicas y el plan de mantenimiento y calibración de equipos médicos y no médicos.

Relacionados con la calidad de los productos:

- Productos que no reúnen los requisitos de calidad establecidos.

- Inadecuado sistema de búsqueda activa de la satisfacción de clientes externos e internos

- Deficiente análisis e interpretación de los costos por los trabajadores.

Relacionados con el personal:

- Indisciplina laboral (Violación de las normas y procedimientos, reglamentos, regulaciones y código de ética).

- No adecuada rotación del personal y cambios de tecnologías.

- No adecuada preparación de los cuadros y reservas.

1.2. Riesgos externos

- Imposibilidad de selección de proveedores que condiciona inestabilidad en la calidad de los productos suministrados.

- Inadecuado sistema de gestión de las donaciones voluntarias de sangre por los organismos cooperantes (Intersectorialidad).

- Introducción de nuevos productos sustitutos de la sangre al mercado.


2. Riesgos asociados a inadecuada gestión de los recursos humanos
.

2.1. Riesgos internos

- Deficiente selección del personal y su desempeño.

- Inestabilidad del personal de servicios.

- Fallas en la gestión de la salud y seguridad de los trabajadores

2.2. Riesgos externos

No disponibilidad del recurso humano capacitado o capaz.


3. Riesgos asociados a inadecuada gestión de los recursos materiales y financieros.

3.1. Recursos materiales

- Violación del objeto social de la institución.

- Incumplimiento de los procedimientos y regulaciones relacionado con los medios materiales de rotación, Activos Fijos y Fondos Fijos.

- No actualización y cumplimiento de contratos con terceros.

- Desvío de recursos.

- Bloqueo económico y financiero contra nuestro País que limita la adquisición de recursos materiales y financieros.

3.2. Recursos financieros.

3.2.1. Riesgos internos

- Planificación incorrecta y uso inadecuado del Presupuesto.

- Venta de insumos no acordes con la autorización del Registro Comercial.

- No interpretación adecuada de los estados financieros.

- Contabilidad desactualizada.

3.2.2. Riesgos externos

- Limitación en la ejecución de los recursos Financieros.

- No asignación oportuna de recursos financieros MN. No disponibilidad de recursos financieros en MLC.


4. Riesgos asociados a inadecuada gestión de la seguridad y protección
.

4.1. Riesgos internos

- Seguridad Informática: Incumplimiento del reglamento de seguridad informática de la institución.

- Sustancias peligrosas y explosivas: Inadecuado control de compra, almacenamiento y utilización.

- Protección física: Incumplimiento por parte de los Agentes de seguridad y protección de los lineamientos, reglamentos, procedimientos generales y específicos de la actividad de PF, que condiciones un robo en la institución.

- Seguridad contra incendio: No tener establecido un programa de prevención contra incendio.

- Información clasificada: No cumplir lo establecido para el control y utilización de la información clasificada.

4.2. Riesgos externos

- Ocurrencia de robo con fuerza y el entorno con condiciones latentes de creación de focos delictivos.

 

CONSIDERACIONES FINALES

Partiendo del hecho que el banco de sangre es quizás una de las la estructuras sanitarias con mayor similitud a la organización empresarial, es extremadamente importante su organización teniendo en cuenta esa premisa. El país cuenta con un cuerpo regulatorio-normativo dirigido a la actividad de banco de sangre, que permite el control y monitorización de los procesos a diferentes niveles de dirección. No obstante debe ser constantemente actualizado de manera que impida la creación de brechas desde el punto de vista epidemiológico, gerencial y atención médica en las múltiples actividades que se realizan en el Programa de Sangre Cubano.

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

1. Historia de la transfusión. En: Ballester Santovenia JM. ABC DE LA MEDICINA TRANSFUSIONAL. GUÍAS CLÍNICAS. Cuba 2006. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 2006. p. 10-1.

2. Ballester Santovenia, JM. El Programa de Medicina Transfusional de Cuba. Revista Panamericana de Salud Pública, 2003;13(2-3).

3. Alfonso Valdés ME, Lam Díaz RM, Ballester Santovenia JM, Cao Fonticoba W, Ballester Planes L, Morales Breijo CJ, et al. Aspectos socioculturales relacionados con la donación de sangre en Cuba. Revista Cubana de Hematol Inmunol Hemoter, 2002,18(3).

4. Carnota Lauzán O. El fantasma del control. En: Gerencia sin agobio. Un aporte a la eficiencia personal. La Habana. Editorial Ciencias Médicas; 2008. p. 139-154.

5. Alfonso Valdés ME, Bencomo Hernández A, Cortina Rosales L, Hernández Díaz P, López de Roux MR. Medicina transfusional. En: Suardíaz Pareras JH, Cruz Rodríguez CL, Colina Rodríguez AJ. Laboratorio Clínico. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2004. p. 611-646.

6. Muñiz Díaz E. Los riesgos de la transfusión en su punto justo. SETS [serie en Internet] 2003 [citado 10 dic 2007]; 49(3):[aprox. 2 p.]. Disponible en: http://www.sets.es/sets/web/boletin/revista_2004730_ 2819.pdf

7. Manual Técnico AABB. 12 ed. Bethesda: American Association of Blood Banks; 1997. T. II.

8. Ballester Santovenia JM, Alfonso Valdés ME, Ballester Planes L, Bencomo Hernández A, Cortina Rosales L, Macías Abraham C, et al. Procederes para bancos de sangre y servicios de transfusión. Cuba 2004. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 2004.

9. Organización Mundial de la Salud. La epidemia Mundial de SIDA continúa creciendo. Informe 2006 ONUSIDA. Ginebra: OMS; 2007. p. 10.

10. Centro de Inmunoensayo. Tecnología SUMA. Aplicaciones y usos. La Habana: Editorial Ciencias Médicas. 2007. p. 190-224.

11. Sánchez Frenes P, Sánchez MJ. ¿Por qué es más segura la sangre donada voluntariamente? Revista MEDISUR [serie en Internet] 2005. [Citado 22 Nov 2007];3(2):[aprox. 2 p.]. Disponible en: http://www.medisur.sld.cu/index.php/medisur/issue/view/10/showToc

12. Curso "Herramientas para el control y la prevención en la lucha contra la corrupción. Experiencia cubana. Programa para la preparación de los cuadros y las reservas. MAC. Septiembre 2007.

13. Enfoque del Sistema de Control Interno como prevención a la corrupción, indisciplinas e ilegalidades. MAC.

 

 

Dr. Pedro Sánchez Frenes. Banco de Sangre Provincial de Cienfuegos. Email: bs12@infomed.sld.cu