<<Ultimos Números Números Anteriores>>

<<Artículo Anterior <<Tabla de Contenido Artículo Siguiente>>

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS

CIEGO DE ÁVILA

FILIAL DOCENTE  DE MORÓN

 

 

La Intensificación  de valores en el profesional de la salud.

The Intensification of values in the professional of the health.  

Abraham R Fernández Fernández (1), Hilda Ching Tang (2), Norma Carbonell Ferrer (3), Lilián Gutierrez Jacomino (4), Beatriz Hernández Guzmán (5)

 

RESUMEN

El desarrollo creciente de la ciencia ha traído aparejado la pérdida de valores humanos. Esta afirmación tiene bases sólidas que no se pueden negar y se reflejan entre otros ejemplos en la exquisita variedad de implementos de guerra con que se cuenta hoy. La guerra no solo destruye al hombre, también as enfermedades son un azote real, e incluso son numerosos los casos de muerte por la imposibilidad de atención médica  por carencia de recursos o por aún carencia de condiciones mínimas de vida. Si la ciencia aplicada puede incurrir en acciones que implican la pérdida de valores humanos, no podemos permitir que nuestros futuros trabajadores de la salud quienes por naturaleza son admiradores y contribuyentes al desarrollo de las ciencias pueden perder perspectivas en la real comprensión de los fenómenos que se presentan en nuestros tiempos alrededor del desarrollo científico técnico vinculado a la salud.

Palabras clave: VALORES, CONVICCIONES, SENTIMIENTOS, CUALIDADES.

  1.      Licenciado en Historia.  Profesor asistente.

2.      Licenciada en Química. Profesor instructor.

3.      Licenciada en Español.  Profesor asistente.

4.      Asistente Técnico de la Docencia.

5.      Licenciada en Filología. Profesor asistente.

 

Introducción

El problema de la intensificación (o de la recuperación) de valores  en los jóvenes y en la población en general, ocupa hoy el tiempo de muchos educadores,. Y la tarea no es sólo de nuestro país, ni siquiera puede decirse que sea una tarea de organizaciones comunistas exclusivamente; no. En ella están inmersas las más variadas fuerzas espirituales, desde la Iglesia hasta los medios de comunicación, pasando por gobiernos, partidos políticos, escuelas, sectas y congregaciones.

La necesidad de lograr que los egresados de las diferentes especialidades de la salud desarrollen un trabajo de calidad en nuestro país o en el extranjero, nos obliga a tomar en cuenta las condiciones del desarrollo de las ciencias vinculadas con la salud, en que se desenvolverán nuestros graduados, con vista a que no se pierda del centro focal de sus acciones el bienestar humano, tanto en la práctica de su especialidad como en su acción social.

Es nuestro propósito enfatizar la existencia de una situación polémica actual, vinculada a la práctica médica, cuyo análisis profundo puede contribuir al desarrollo de convicciones en nuestros profesionales, sin que se deba obviar la docencia desde los primeros años

El desarrollo creciente de la ciencia ha traído aparejado la pérdida de valores humanos.  Esta afirmación tiene bases sólidas que no se pueden negar y se reflejan, entre otros ejemplos, en la exquisita variedad de implementos de guerra con que se cuenta hoy día. Ahora bien, no sólo la guerra destruye al hombre, las enfermedades son un azote real, e incluso, son numerosos los casos de muertes por la imposibilidad de atención médica por carencia de recursos o, peor aún, carencia de condiciones mínimas de vida

Por su parte la medicina natural, que reconoce la integralidad biopsicosocial del hombre, así como la biodiversidad en el ser humano, enfatiza la importancia del logro de un estilo de vida acorde con las características individuales como método fundamental para lograr la salud, concebida ésta como algo más que la ausencia de síntomas de enfermedad. (1-4)

Si la ciencia aplicada puede incurrir en acciones que implican la pérdida de valores humanos, no podemos permitir que nuestros futuros trabajadores de la salud, quienes por naturaleza son admiradores y contribuyentes al desarrollo de la ciencia, puedan perder perspectivas en la real comprensión de los fenómenos que se presentan en nuestros tiempos, alrededor del desarrollo científico-técnico vinculado a la salud; para evitar esto podemos participar activamente los docentes de aquellas disciplinas que así lo permitan, brindar conocimientos, no sólo de las bases teóricas. La bioética y la medicina natural, además de contribuir al análisis profundo de los hechos que puedan reafirmar como una convicción, la necesidad de enfocar cualquier perspectiva sin obviar la consideración del hombre y su bienestar como fin primario del saber humano constituyen también elementos importantes para el logro de éstos fines.

A primera vista no es fácil captar el problema: se sobreentiende que el profesor lleva la misión de transmitir una experiencia de sensibilización con el mundo que le rodea, y que para esto basta enseñarles a los alumnos ideas llenas de emoción que hayan expresado pensadores de otros siglos. La formación de valores así entendida, sin embargo, corre el riesgo de levantar desdeños escépticos y de terminar en aburridos sermones o en actividades demasiado emotivas que no despierten reflexión ni interiorización en los jóvenes a quienes va dirigida.

En este tiempo se ha desatado una revolución científica en el mundo de la educación todo esto promovido por nuestro máximo líder, Fidel Castro, pues él mismo en el libro “Las Ideas creadas y probadas por nuestro pueblo no podrán ser destruidas” hace una valoración de las veces que desde el triunfo de la revolución él ha planteado la posibilidad de lograr esta Revolución con la utilización de la televisión los  videos y las computadoras en función de educar con una cultura general e integral

Los educadores deben utilizar todas las formas de activación de las mentes y de los corazones como son: conversaciones individuales y colectivas, el debate grupal, realización de tareas, trazar metas alcanzables. Múltiples son las vías para trabajar en función de que los jóvenes interioricen y hagan suyos los valores del socialismo. La época actual reclama que todo el sistema de influencias educativas ( la escuela, la familia, la comunidad) trabajan cohesionadamente de no trasmitir mecánicamente las tradiciones políticas, culturales, combativas y laborales, es vital darles situaciones que les permita realizar un trabajo intenso y creativo mediante su experiencia práctica. (5-7)

Raúl Castro planteó en la inauguración de la SEPMI “Cada generación necesita de sus propias motivaciones y de sus propios valores, nadie será hoy revolucionario, sólo porque le narremos las penurias de sus padres y abuelos, por importante y útil que sea esta labor.”

A través de este artículo se muestran detalladamente los valores que se deben rescatar en el profesional de la salud y en el médico-maestro. Este se ha elaborado con el objetivo de proveer al profesional de la salud de un instrumento de consulta para la actualización de los valores.(1-5)

Desarrollo

Al hacer una reflexión sobre la necesidad de considerar las convicciones como aspecto fundamental en la formación de los profesionales de la salud, en un contexto social donde los valores humanos son una temática obligada, muy vinculada con la medicina se propone la vinculación de los profesionales de la salud con la polémica situación existente en el campo de la medicina, como método para desarrollar un pensamiento crítico y profundo en relación con la idea de la ciencia al servicio del hombre, lo que pudiera ser un parámetro que se debe considerar en el perfeccionamiento de la enseñanza.(1,8,9)

Las convicciones, como fenómeno psíquico, son determinadas por el desarrollo histórico-social que a su vez determinan en la conducta del individuo,  la cual es definitoria del desempeño profesional, tanto en las acciones propias de la especialidad como en las acciones sociales de relación del profesional. Si se tiene en cuenta el valor del desempeño profesional como indicador de la eficiencia del proceso educativo,  la contribución para formar convicciones no puede quedar al margen de los trabajos de perfeccionamiento de la enseñanza.

Los sentimientos y cualidades para unos son un objeto de aprendizaje, para otros formaciones complejas que se logran por lo general en un largo proceso en el que hay aprendizaje del componente cognoscitivo, pero además hay un proceso formativo en el que interactúa lo cognoscitivo con lo afectivo y lo volitivo, donde hay motivos, aspiraciones, ideales, valoraciones, que en gran medida van conformando los valores, como núcleo central de la personalidad humana.(1,10)

El sistema de valores está directamente vinculado con la forma de vida de la sociedad lo que origina que al cambiar las relaciones sociales y sobre todo las económicas se establecen nuevos valores. El médico profesional no debe perder la oportunidad en cada momento de trabajo de hacer consciente a sus estudiantes de lo correcto e incorrecto en cada  una de sus acciones.

El actual desarrollo del pensamiento cubano está dirigido a la formación de elevados sentimientos, principios morales, para reafirmar las tradiciones revolucionarias, laborales y culturales.

Felix Varela postulaba que la educación debía tener un enfoque crítico de pensamiento y acción y basaba sus principales ideas pedagógicas en la realidad y las necesidades de la patria.

José de la Luz y Caballero centró   la atención en la formación integral del hombre, teniendo como punto de partida la formación de valores morales.

La concepción martiana tiene un aspecto integral en cuanto al desarrollo del pensamiento del educando, la responsabilidad para transformar el medio social y la formación de valores  pletóricos y multifacéticos. En la obra de José Martí encontramos como ideal del hombre aquel que fuese generoso, altruista, independiente y creador.(1,5,9,11,12)

A nuestra  sociedad le interesa potencializar los valores que están en correspondencia con sus aspiraciones y que van a determinar una conducta en la vida ciudadana que refleje cualidades y rasgos individuales que respondan a los intereses sociales. Cada día la sociedad demanda con más fuerza la formación de profesionales competentes, la calidad depende no sólo de los conocimientos y habilidades sino también de los intereses y valores que regulan su actuación profesional.

De ahí que esa necesario conceptualizar el término de valores, lo cual consideramos que son principios, normas, actitudes, etc que el hombre interioriza y los hace suyos para desarrollar su vida.

Por todo lo antes expuesto se  propone que los valores que se deben  tener en cuenta para el profesional de la salud son los siguientes: (1,4,5,10)

Dignidad revolucionaria y amor a la Patria

     Honrar y defender con su conducta a la Patria y a la Revolución.

Es el merecimiento social del hombre en  tanto es digno de algo, ser acreedor de lo justo, actuar conforme al respeto a sí mismo y hacia los demás.

Es expresión de decoro en las relaciones interpersonales, oposición a los actos de corrupción, soborno y prostitución en el entorno de las relaciones sociales, oposición a la ilegalidad.

Es el sentido de amor a la historia y a la nación, la manifestación  de respeto por los símbolos nacionales, la disposición plena de defender la patria a cualquier precio.

 Honestidad

Ser sincero, no ocultar ni tergiversar  la verdad. Luchar contra la mentira, el engaño, la demagogia. Repudiar todas las formas de corrupción

Es la compostura adecuada ante lo justo, el despliegue de la honradez, la manifestación del honor y  la vergüenza, la expresión de la sinceridad, la asimilación de lo razonable y equitativo, el rechazo al soborno, la traición, la hipocresía y la doble moral, así como la asimilación de los deberes y derechos.

 Honradez

No tomar lo que no es suyo, no robar; luchar contra todas las manifestaciones delictivas y de fraude

Es el honor y dignidad por el lugar que se ocupa y el papel que se desempeña, la práctica de rectitud y justeza con los deberes y derechos, el enfrentamiento a las negligencias con los bienes sociales.

 Sentido Del Trabajo

Tener disposición para cumplir las tareas, querer ser trabajador y respetar el trabajo de los demás. Apreciar el trabajo como un medio de progreso social y realización personal

 Solidaridad

Sentimiento que impulsa a los hombres a prestarse  ayuda mutua. Subordinar sus intereses personales a los de la humanidad.

Es la comunidad de intereses y aspiraciones entre las personas, el efecto de compartir sus recursos individuales con las necesidades de otras personas o colectivos sociales, identificarse con las causas justas., es el desarrollo del espíritu colectivista internacionalista, la oposición al individualismo y a la ostentación y el rechazo a elevarse por encima de los demás por ventajas personales o sociales.

  Responsabilidad

Cumplir con sus deberes y tareas, responder por sus actos y rectificar un mal hecho.

Es la actuación consecuente y oportuna del individuo  en el cumplimiento cabal de sus deberes y derechos., ser fiel con las normas del comportamiento social y ciudadano, enfrentamiento al facilismo y a la superficialidad.

  Incondicionalidad

Disposición al cumplimiento del deber ante cualquier llamado de la Revolución. Fiel al pensamiento martiano “El deber de un hombre está allí donde es más útil”

 Sentido de pertenencia

Sentirse orgulloso de ser estudiante y graduado DE CIENCIAS MÉDICAS. Contribuir activamente en el logro de los mejores resultados.

Es al asimilación correcta del sentido de propiedad individual y social que se requiere en el momento y en el lugar determinado donde se desarrollan las relaciones interpersonales, el enfrentamiento al descuido de la propiedad social que está al servicio de colectivos humanos., oposición a la apropiación indebida de bienes y recursos  en general de que se dispone.

 Crítico y autocrítico

Descubrir, reconocer y erradicar los errores e insuficiencias en las actividades en que se desempeña

 Creatividad

Actividad humana que produce valores materiales y espirituales cualitativamente nuevos. Tener iniciativa propia, mejorar lo existente y buscar nuevas perspectivas de lo convencional.

 Objetividad

Reflejar con rigurosidad científica los fenómenos de la realidad que está estudiando

 Protagonismo

Participar activamente en la dirección de los procesos de la vida estudiantil y prepararse como conductor de los procesos de cambio con la plena implicación de todos los miembros de la organización en que trabaje

 Humanismo

Dentro del profesional de la salud es uno de los más fundamentales y es un principio universal que reúne:

 la dignidad personal, el apego a la verdad científica, el sentimiento de ayuda a otros, la sinceridad, la honestidad, la modestia, la sencillez, la decencia, la disciplina, la generosidad, el respeto al pensamiento ajeno, la buena educación formal etc

 Sensibilidad

Es la propensión natural del individuo a ser sensible con los demás, la manifestación de ternura y delicadeza en las relaciones interpersonales, el reconocimiento de las necesidades ajenas, la disposición de sacrificarse por los demás, el rechazo al maltrato y al abuso con los demás.

  Conclusiones

Como parte del proceso docente-educativo encaminado a la formación del personal de la salud, la vinculación de los profesionales con las situaciones polémicas que se presentan en nuestros tiempos en el campo de la ciencia, vinculada a la medicina a partir de las bases científicas que permiten evaluar el alcance de las situaciones existentes, como en qué medida se toman en cuenta los valores humanos. Esto se puede lograr mediante la docencia, como parte del perfeccionamiento de los temas de superación  es por ello que el presente trabajo le brinda al profesional de la salud un instrumento propio para su superación individual y utilizarlo como material didáctico en cursos, conferencias, etc donde se trate el tema de la formación de valores.

 

ABSTRACT

The increasing development of science has brought prepared the loss of human values. This affirmation has solid bases that cannot be denied and they are reflected among other examples in the exquisite variety of implements military whereupon it is counted today. Not only war destroys the man, also the cases of death by the impossibility of medical attention by deficiency of resources or still deficiency of minimum conditions of life are even numerous. If applied science can incur actions that imply the loss of human values, we cannot allow that our working futures of the health that by nature are admiring and contributors to the development of sciences they can lose perspective in the real understanding of the phenomena that appear in our times around the  technical scientific development to the health.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.-Fabelo Corzo JR. Los valores y sus desafíos actuales. La Habana:  José Martí; 2003.

  2.-Galjaar H. Diagnóstico prenatal: crónica de una vida anunciada. Correo de la UNESCO 1994:17

  3.-Pérez M. Medicina natural. Las alergias y sus tratamientos: Libsa, 1993:41

  4.-D’Angelo Hernández O. Sociedad y Educación para el desarrollo humano. La Habana: Pueblo y Educación; 2004.

  5.-Bóxer Pérez CE. ¿Cuándo y cómo educar en valores?. La Habana:  Instituto Central de Ciencias Pedagógicas; 2002.

  6.-Muller–Hill B. La desigualdad genética y la injusticia social: una lección de la historia. Proyecto Genoma-Humano: ëtica. Fundación BBV; 1993.

7.-Kottow L. Introducción a la bioética: Universitaria: 1995.

  8.-Rubistein S. El desarrollo de la Psicología. Principios y métodos. La Habana   Nacional de Cuba; 1964.

  9.-Sierra P. La evaluación del desempeño profesional en los procesos pedagógicos del perfeccionamiento. Educ Med Supm1992; 6(2):91-9.

 10.-García Batista G. Compendio de Pedagogía. La Habana:  Pueblo y Educación; 2002.

  11.-Obregón Martín M. Dirigir por valores, un reto. Habana: Centro de Perfeccionamiento Gerencial de la Escuela Nacional de la Salud Pública; 2002.

  12.-Dulbeco R. Terapia génica: ¿ cómo utilizarla? Correo de la UNESCO 1994:12