<<Ultimos Números Números Anteriores>>

<<Artículo Anterior <<Tabla de Contenido Artículo Siguiente>>

Consideraciones teóricas acerca de la cultura.

Theorical sole on culture.

Alina Alberti Cayro (1).

RESUMEN

Este trabajo es un acercamiento a algunas consideraciones teóricas sobre la cultura y la cultura de salud como fenómenos complejos, con un enfoque sistémico. Su propósito fundamental es valorar la cultura en su relación con el individuo y la sociedad, a través de su conceptualización, regularidades y funciones, además de las dimensiones que abarca la cultura de salud.

Palabras Claves: CULTURA, CULTURA DE SALUD

1. Licenciada. Profesora asistente.

INTRODUCCIÓN

En la época actual, en que la Revolución Científico Técnica ejerce una gran influencia sobre los procesos que se desarrollan en la cultura contemporánea, ha crecido el interés hacia los problemas de la cultura.

Toda esta influencia ejercida por la Revolución Científico Técnica, así como sus logros, contribuyen al auge cultural en la sociedad, reflejándose en todas sus capas y grupos sociales, donde se amplían la demanda de valores culturales y la esfera de la producción, favoreciendo sobre todo la formación íntegra de la personalidad.

El estudio del fenómeno de la cultura es complejo y debe tener un enfoque sistémico donde se investiguen todos los aspectos de la vida cultural en su compleja variedad y acción recíproca.

El propósito fundamental de este trabajo es valorar la cultura en su relación con el individuo y la sociedad, a través de su conceptualización, regularidades y funciones, además de hacer un análisis general de la cultura de la salud.

DESARROLLO

El concepto de cultura ha sido objeto de estudio de filósofos y sociólogos de disímiles escuelas

y tendencias, lo que ha conllevado a que el término de cultura haya adquirido diversos significados según estimaciones de los culturólogos norteamericanos Alfred Kroeber y Clyde Klackhohn, en los años 50 del siglo pasado se contaba con 164 definiciones de la cultura y según A Moles, en los años 70 del propio siglo habían aumentado estas definiciones a 250. El estudio de este fenómeno ha sido complejo para los investigadores.

Nosotros para este trabajo escogeremos la definición que de cultura plantean Kelle y Kovalzon en su libro Teoría e Historia, pero primero veremos la que se plantea en el libro Lecciones de Filosofía Marxista Leninista de un colectivo de autores cubanos.

"La palabra cultura proviene del verbo latín colo que significa cultivo, elaboración y que por su origen es el resultado de la actividad práctico-social-transformadora del hombre."(2)

Según Kelle y Kovalzon : "La cultura caracterizada del modo más general es el desarrollo del hombre como un ser social, o sea, un ser consciente, creador, con espíritu de iniciativa. Al vincular la cultura con el hombre estamos señalando que no sólo debemos tomar en cuenta los objetos materiales, las normas y los valores que reglamentan la sociedad o las ideas y teorías materializadas en los libros, sino las acciones de los hombres en relación con lo creado en el proceso continuo de objetivación-subjetivación."(3)

Los momentos de objetivación y subjetivación expresan la complejidad del fenómeno de la cultura dado por la multiplicidad de funciones y facetas, tareas, contenidos y problemas a resolver.

¿En qué consisten estos momentos?.

Objetivación: Es cuando el hombre, en su interacción con la naturaleza y la sociedad, está constantemente creando valores materiales y espirituales para satisfacer sus necesidades. Es un proceso de continua transformación y materialización.

Subjetivación: Se desarrolla simultáneamente con la objetivación. Es donde las disitintas clases y grupos sociales asimilan y se adueñan de lo creado por generaciones anteriores, se apropian de la experiencia, conocimientos, habilidades, práctica, valores, etc; se apropian de la experiencia, lo que favorece un constante perfeccionamiento de las relaciones sociales.

Para el desarrollo de la objetivación-subjetivación es necesario tomar en consideración la capacidad humana de trabajar, haciendo del trabajo el fundamento básico de la existencia social, permitiendo que los hombres materialicen las potencialidades de sus fuerzas sociales y desarrollen el ejercicio de la práctica social.

La cultura está presente en la relación del hombre con el mundo, del hombre con la naturaleza y del hombre con la sociedad, primando siempre la capacidad de transformación en ese proceso de interacción, donde además se cristaliza la relación individuo-sociedad-cultura.

De todo lo anterior se desprende que la cultura presenta un conjunto de regularidades como las que plantean Kelle y Kovalzon:

1.-"La cultura está relacionada con la actividad humana, sus resultados y el grado de asimilación de los individuos, grupos y clases sociales en torno a ellas.

2.-No existe en la sociedad bajo la forma de un fenómeno social específico, presente al lado de otros fenómenos, ni entre los aspectos de la vida social que caracterizan sus esferas principales (económica, sociopolítica, espiritual), ni entre otros aspectos que se refieran a esferas no fundamentales (modo de vida, descanso, diversiones, etc) y que podamos decir : "He aquí la cultura".

3.- Al referirse la cultura a todo el proceso de transformación que realiza el hombre sobre la naturaleza y la sociedad y su asimilación, constituye un concepto imprescindible para analizar la sociedad en su conjunto, pues ella es el resultado de determinado ambiente cultura

4.- Para la definición es importante tener en cuenta la actitud que asume el sujeto(activo) hacia el objeto, que caracteriza la medida de apropiación, la actitud consciente del primero sobre los distintos procesos y fenómenos de la realidad en contacto conél.

5.- La cultura es expresión generalizada del grado de desarrollo alcanzado por la sociedad, lo que significa que la cultura no sólo existe como un determinado conjunto de valores materiales y espirituales, en que viven, y actúan los hombres, sino en la realización del hombre como autoproducto, como resultado de determinadas relaciones sociales"(2)

"Los fenómenos culturales requieren un enfoque integral entre otras cosas, debido a que la propia cultura es un sistema. La cultura es un sistema complejo que funciona con determinada integridad y dinamismo. Incluye un conjunto de diversos subsistemas, los cuales desempeñan un papel esencial en la creación y difusión de los valores espirituales. A su vez y a la luz del enfoque sistémico, la misma cultura puede ser considerada como un subsistema de cualquier sistema social concreto que se analice."(5)

La cultura es un sistema multifuncional abierto, que permanece en relación de dependencia y penetración recíproca dialéctica con otros sistemas, y ante todo, con el sistema socioeconómico, respecto del cual viene a ser un subsistema particular. La cultura aunque cuenta con relativa independencia se encuentra sujeta a la formación socioeconómica que determina sus rasgos específicos y carácter. La cultura en general puede ser considerada como sistema social y sus campos como subsistemas estrechamente relacionados. Algunos de estos subsistemas pueden ser el artístico, el periodístico, el agrícola, etc.

La intención integradora de la cultura, su carácter multifuncional y polimorfo se plasman en el desarrollado sistema cultural de la sociedad socialista.

"La cultura-escribía Marx- cuando se desarrolla de manera espontánea y no es dirigida con conciencia... deja un desierto tras de sí ." (6)

Desde esta perspectiva de Marx la cultura representa un medio de crear, almacenar y difundir información, un sistema que tiene q7ue ser organizado, dirigido y controlado, por eso la cultura cumple las funciones directivas, reguladoras y comunicativas, las que están estrechamente ligadas entre sí.

"La cultura elabora, almacena, conserva y transmite información sociocultutral, información de la sociedad creadora de la cultura dad, de las características de sus valores, del grado de cohesión y capacidad de desarrollo de la sociedad. Es al mismo tiempo información sobre todos los tipos y formas de creación cultural que tienen lugar en una sociedad determinada sobre los productos de esta creación: los valores materiales y espirituales. Estos últimos, en realidad, son los portadores de la información sociocultural, por medio de la cual la cultura cumple sus funciones comunicativas, reguladoras y directivas en la sociedad.

La cultura es siempre un indicador singular del clima ideológico y moral de la sociedad" (5)

Respecto al papel funcional de la cultura en la sociedad no se deben hacer distinciones entre la cultura material y espiritual.

"... la cultura espiritual no es parte independiente, autónoma de la cultura. En rigor, la cultura no existe al margen de la vida espiritual, al margen de la labor consciente de los hombres. No hay objeto que pueda ser incluido en la práctica humana sin ser antes comprendido, sin que medien componentes espirituales: conocimientos, hábitos, percepción iniciada... Por otra parte, la cultura espiritual-ideas, teorías, imágenes, fantasías, puede existir y ser transmitida sólo en forma material..."(5)

Partiendo de lo analizado hasta el momento es posible hablar de una tipología de cultura que permite clasificarla según la época: antigua, medieval, etc; según las costumbres, tradiciones o países: cultura cubana, española, africana, etc; según una ciencia o esfera principal dentro de la sociedad: cultura política, jurídica, médica, etc; y también relacionada con un tipo específico de actividad : cultura del pensamiento, del trabajo, del habla, de la salud, etc.

Tomando en consideración la caracterización general que hemos hecho de la cultura, quisiéramos abordar algunas cuestiones que permiten caracterizar a la cultura de salud como uno de los tipos en que se manifiesta la categoría cultura.

La cultura de salud "es la categoría que revela el grado de desarrollo alcanzado por el hombre en el conocimiento y dominio de su organismo y medio socioecológico, de modo tal, que trascienda de su actuación hacia una conducta que propicie un modo de vida saludable." (9)

En tal sentido existe la posibilidad que tanto a nivel individual como grupal, los hombres puedan asumir el control de algunos factores que influyen en su estado, puesto que de una forma u otra todos los individuos poseen una cultura de salud.

En la formación de dicha cultura hay que considerar un conjunto de dimensiones que intervienen:

1.- El estado de salud de la población.

Incluye los principales parámetros de mortalidad, morbilidad, crecimiento y desarrollo, esperanza de vida al nacer y tasas de natalidad, los que son medibles en su aspecto cuantitativo, pero en el cualitativo son difíciles de cuantificar.

2.- El sistema de salud pública y las instituciones que lo conforman.

Según la organización de este sistema, las clases y grupos sociales percibirán el acceso, en mayor o menor grado, a los servicios de salud. Si las atenciones de salud descansan en la LIBRE Empresa, la cultura sanitaria y las acciones de los individuos varían según su posición social y si descansan en la propiedad social sobre los medios

Fundamentales de producción, se logra cumplir con los principios de acceso y equidad en los servicios.

Las instituciones son los centros donde se brindan los servicios principales de salud (casa consultorio del médico de familia, policlínicos, hospitales, institutos de investigaciones, Ministerio de Salud Pública con todas sus direcciones) y los principales difusores de los mensajes de salud . Su labor está condicionada por circunstancias sociales, históricas, ecológicas, políticas y culturales, según la Declaración de Alma Atá.

3.- Organizaciones políticas y sociales .

Propician la participación social, por lo que son otro eslabón fundamental; es el reconocimiento de la salud y su cultura es un problema de toda la sociedad. Pero sucede a veces que los representantes de estas organizaciones figuran como líderes formales de determinada comunidad , sin existir una cabal comprensión de que ellos pueden ser facilitadores sociales, ya sean líderes formales o no dentro de esa comunidad

4.- Medios de difusión masiva.

Estos son medios fundamentales para la difusión y promoción de la educación para la salud y de la cultura sanitaria, pues ellos brindan la información científica corroborada, para desarrollar en el individuo la capacidad personal de elección, sin temores. El problema fundamental de la información consiste en que en el mundo los centros de poder ejercen influencias considerables en el tipo de mensajes, muchas veces con fines lucrativos y se informa lo de menor importancia con respecto a estos temas.

5.- Valoración y conocimiento.

En salud la valoración es el reflejo subjetivo de las diferentes clases, grupos sociales e individuos, en relación con su calidad de vida, que incluye la imagen deseable de la salud y sus prácticas. Es el sistema de representaciones en torno a los elementos que conforman la cultura de salud, incluyendo las creencias y aspiraciones. Como fenómeno es heterogéneo, varía de una clase social a otra, de una persona a otra y entre distintas comunidades.

Existe una relación entre la valoración y el conocimiento científico, sólo que a veces las valoraciones realizadas por los diferentes actores sociales entran en contradicción con los criterios de cientificidad que posee el personal de la salud.

Para la formación de la cultura de salud hay que lograr un estrecho acercamiento entre las valoraciones y el conocimiento verdadero de los factores que propician un modo de vida sano.

6.- La familia.

La familia en su función socializadora desarrolla actividades formativas y de prevención.

En la familia y en cada uno de sus miembros se reflejan, en forma particular, todos los elementos que integran la cultura de la salud, lo que se traduce en hábitos, normas de vida, padecer o no determinadas enfermedades, en fomentar un estilo de vida saludable, y hacer consideraciones sobre la salud. Todos ellos actúan como reguladores de la conducta y hacen que cada persona porte su propia cultura de la salud, que a su vez varía de barrio, región o país, pero que demuestra el grado de desarrollo alcanzado en esa esfera.

7.- El desarrollo alcanzado por la sociedad y el sistema social imperante, dado por el modo de producción, es decir, si un país es desarrollado o no, capitalista o de orientación socialista.

Si en el enfoque macrosocial se aprecia una creciente medicalización de la vida, donde el fenómeno salud, se inserta, inevitablemente, desde la medición de indicadores del desarrollo a partir de índices de mortalidad, morbilidad, crecimiento, expectativas de vida, etc, hasta la elección de determinados estilos de vida, la conceptualización de la cultura de salud permite comprender que este proceso puede ser asimilado de forma natural y consciente como un elemento importante para el desarrollo pleno de cada individuo.

Analizado el concepto de cultura de salud y las dimensiones que lo complementan, podemos plantear que "desde el punto de vista filosófico, la cultura de la salud incluye todo el conjunto de condiciones objetivas y subjetivas que intervienen en su desarrollo, pero sobre todo destaca la posición que asume el individuo sobre el sistema de influencias que existen en la sociedad para conservar, cuidar, y crear estilos de vida sanos." (7)

CONCLUSIONES

1.- La cultura es un fenómeno complejo, multifacético, multifuncional y no pertenece a una actividad específica.

2.- Aunque existen diferentes conceptos de cultura, en la objetividad del fenómeno se manifiestan regularidades que deben estar presentes en cualquiera de las definiciones.

3.- La cultura de salud es un proceso de desarrollo donde intervienen factores objetivos y subjetivos.

ABSTRACT

This work is an approach to some theorical considerations about culture and culture of health as complex phenomenon yet with a systemic approch. It aims at evaluating culture in its relationship with the individual and society throgh its conceptualization, regularities and functions as well as the dimensions that culture of health comprises.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

        1. Hart Dávalos, Armando. Palabras pronunciadas en el Encuentro Nacional de Extensión Universitaria. Instituto Superior Agrícola. Ciego de Avila. 29 de noviembre de 1995.
        2. Colectivo de autores cubanos. Lecciones de Filosofía Marxista Leninista. Tomo 2.p-372
        3. Kelle V, Kovalzon M. Teoría e Historia. Editorial Progreso. Moscú.1985. p-300

4. Savranski, I. La cultura y sus funciones. Editorial Progreso. Moscú. 1985. p-7

5. Marx, Carlos. Engels, Federico. Obras completas. Tomo 32. p-45

6. Colectivo de autores. Lecturas de Filosofía, Salud y Sociedad. Editorial Ciencias Médicas. La Habana. 2000- p-26

OTRA BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

1.- Colectivo de autores cubanos. Lecciones de Filosofía Marxista Leninista. Tomo 2. Habana: Editorial Arte y Literatura; 1975.

2.- Cultura, ideología y sociedad. Antología de estudios marxista sobre la cultura. La Habana: Editorial Arte y Literatura; 2000.

3.- Goránov Krestio. Arte, cultura y sociología. La Habana: Editorial Arte y Literatura; 1990.

4.-Hart Dávalos Armando. Palabras pronunciadas en el Encuentro Nacional de Extensión Universitaria. Instituto Superior Agrícola. Ciego de Avila. 29 de noviembre de 1995.

5.- Kelle V, Kovalzon M. Teoría e historia. Moscú: Editorial Progreso; 1985.

6.- Marx Carlos, Engels Federico. Obras completas. Tomo 32. /s.d./

7.- Savranski I. La cultura y sus funciones. Moscú: Editorial Progreso; 1983.