<<Ultimos Números Números Anteriores>>

<<Artículo Anterior <<Tabla de Contenido Artículo Siguiente>>

 

Uso de parámetros indirectos en el diagnóstico de las geohelmintiosis en escolares de Ciego de Avila.

Use of indired parameters in the disgnosis of helminthiasis in school children from Ciego de Avila province.

Diamela O. Sucar Acosta(1), Carlos M. Finlay Villalvilla(2), Anay Calderón Villegas(3).

Resumen

Con la finalidad de identificar grupos de riesgos de infección por geohelmintos, a través de un cuestionario y el criterio emitido por los maestros con respecto al rendimiento escolar y años escolares repetidos de los niños estudiados, se desarrolló un estudio analítico, a una muestra de 800 niños de los municipios Venezuela y Baraguá de la provincia de Ciego de Avila. Los resultados muestran que la población estudiada se encuentra infecctada en un 47,3% por geohelmintos. El síntoma más referido fue el dolor abdominal en un 97,6%. El cuestionario con respecto al examen de heces tuvo una sensibilidad(S) de 97,6% y una especificidad(E) de 71,2% para los que refirieron dolor abdominal. Los niños con rendimiento escolar bajo se encontraban más parasitados por geohelmintos(63,7%). Observamos que aquellos ubicados por debajo del 10 percentil, con rendimiento escolar bajo, años escolares repetidos que refirieron dolor abdominal presentaron mayor riesgo a estar parasitados por geohelmintos(87,5%).

Palabras claves: GEOHELMINTOS/ estado nutricional, GEOHELMINTOS/ rendimiento escolar.

  1. Especialista de Primer Grado en Microbiología(Parasitología).
  2. Doctor en Ciencias Médicas.
  3. Especialista de Primer grado en Microbiología.

INTRODUCCION

Las infecciones parasitarias intestinales están distribuidas a través de todo el planeta, con altas tasas de prevalencia en muchas regiones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de mil millones de personas se encuentran crónicamente infectados por geohelmintos. Estos parásitos aparecen con mayor frecuencia en los países de más bajo desarrollo económico, particularmente aquellos de las regiones tropicales y subtropicales, donde las altas temperaturas de éstos favorecen la evolución del parásito.(1-7) Parte del ciclo de vida de los helmintos requiere de una fase obligatoria en el suelo. La ingestión de alimentos o agua contaminada con huevos y/o larvas desempeñan un importante papel en la adquisición de estas enfermedades infecciosas de etiología parasitaria (6). Entre los más importantes se encuentran:

Actualmente se hace referencia a la influencia del parasitismo intestinal, principalmente las infecciones geohelmínticas, en el desarrollo de los procesos cognoscitivos de los niños. Aunque la mayor parte de las geohelmintiosis se acompañan de carga parasitaria baja, pueden provocar deficiencias nutricionales que pueden afectar negativamente la capacidad de aprendizaje y el rendimiento escolar(8-10). En el caso particular de Ascaris lumbricoides y Trichuris trichiura, la carga parasitaria alcanza su máxima expresión entre los 5 y 15 años de edad(11-12). En 1996 la OMS recomendó que cualquier programa dirigido al control de la morbilidad causada por geohelmintos, debería iniciarse con una encuesta para establecer la línea de base; ya que éstas proveen un punto de partida sólido para estimar la situación actual y la necesidad de intervención en una población dada(1). El uso de cuestionarios a escala mundial ha resultado ser un medio eficaz, que ha permitido conocer la prevalencia y morbilidad de las enfermedades infecciosas; que en el caso de los helmintos solo han sido utilizados para el diagnóstico de Esquistosomiosis(2). Encaminados a desarrollar un estudio más amplio y basados en revisiones de trabajos actuales donde se está aplicando un Programa de Control Básico Escolar de Esquistosomiosis en el continente Africano y otras regiones del mundo, donde son incluidos los maestros; detectando síntomas y signos clínicos compatible con Esquistosomiosis no así por Geohelmintiosis(13); decidimos con una muestra mayor de niños de dos municipios de la provincia de Ciego de Ávila, identificar a través de métodos sencillos grupos de riesgos de infección por geohelmintos, a través de un cuestionario. Como objetivos nos trazamos: Identificar grupos de riesgos de infección por geohelmintos a través de un cuestionario en dos municipios de la provincia Ciego de Avila .Evaluar la correspondencia entre los síntomas referidos por los pacientes en el cuestionario y los resultados del exámen de heces. Evaluar la relación entre la infección parasitaria y las siguientes características:

METODO

Se estudió una muestra de 800 niños de los municipios Venezuela y Baraguá, en la provincia Ciego de Avila, en las edades comprendidas entre 6 y 15 años; para identificar grupos de riesgos de infección por geohelmintos a través de una encuesta.

El cuestionario comprendía un total de 21 preguntas, de ellas 14 correspondían a síntomas y signos clínicos, así como hábitos de vida de los niños, el maestro dio su valoración acerca del rendimiento escolar de los niños estudiados y años escolares repetidos. Después de encuestados, los niños fueron pesados y medidos, para así tener una valoración de su crecimiento y desarrollo; se determinó el percentil utilizando las curvas de peso y talla que aparecen en las tablas de evaluación del crecimiento del Manual de procedimientos de diagnóstico y tratamiento en Pediatría(14). De las 65 escuelas con que cuentan los municipios se tomaron 16 aleatoriamente. El número de encuestados se repartió de forma equitativa entre las escuelas seleccionadas, por lo que finalmente se escogieron de forma aleatoria 50 alumnos por cada escuela para dar cumplimiento a los 800 planificados. A estos se les pidió que llenaran el cuestionario y se les realizó el examen de heces.

Se alcanzó la sensibilidad (S) y la especificidad (E) del cuestionario tomando E como referencia el exámen de de heces, para esto se confeccionó la tabala de contingencia de doble entrada.

Tabla de Contingencia para determinar la sensibilidad, especificidad y valores productivos del cuestionario.

Exámen de heces

+ - Total

Cuestionario + a b a + b

- c d c + d

Total a + c b + d

Leyenda:

a: Niños con exámen de heces positivos y que refieren dolor abdominal.

b: Niños con exámen de heces negativos y que refierieron dolor abdominal.

c: Niños con exámen de heces positivos y que refirieron dolor.

d: Niños con exámen de heces negativos y que no refirieron dolor.

a + b : Total de niños que refirieron dolor .

c +d :Total de niños que no refirieron dolor abdominal.

a+ c: Total de niños con exámen de heces positivos.

b+d: Total de niños con exámen de heces negativos.

Fórmulas

a d

S = -------------- E = -----------

a + c b + d

El riesgo relativo (RR) a un Intervalo de Confianza (IC) de 95 %, considerándose significativos solo los valores > 1, fueron utilizados para determinar la medida de asociación de factor de riesgo entre la infección geohelmíntica, el crecimiento y desarrolllo, rendimiento escolar y años escolares repetidos.

RESULTADOS

De los 800 niños seleccionados para la muestra, 379 se encontraban infectados por geohelmintos constituyendo el 47.3%. La Tabla 1 muestra que el dolor abdominal fue el síntoma más referido por los niños en un 97,6% de los parasitados por geohelmintos. Como refleja la Tabla 2 de los 379 niños parasitados por geohelmintos 370 manifestaron dolor abdominal mostrando una sensibilidad de 97,6% y una especificidad de 71,2%,con respecto al examen de heces. Al observar el comportamiento del peso y la talla Tabla 3, encontramos que 64 niños estaban ubicados por debajo del 10 percentil, de ellos 53 estaban parasitados por geohelmintos (82,8%), RR= 5,32 IC (2,8-10,0), siendo muy significativo la condición de pertenecer a este percentil y estar parasitados en relación con los demás canales percentilares. El análisis estadístico mediante Chi- Cuadrado reveló diferencia significativa (p<0,01). La Tabla 4 refleja que los niños con rendimiento escolar bajo presentaron mayor riesgo de estar parasitados por geohelmintos con 79 casos (63,7%), mostrando un RR=1,95 IC(1,38-2,73). En la Tabla 5 hicimos una valoración conjunta de todas las variables, donde fueron incluidos solo aquellos niños que refirieron dolor abdominal y que cumplían los demás parámetros. Como se puede apreciar el mayor porciento de parasitados estuvo entre los niños ubicados por debajo del 10 percentil, con rendimiento escolar bajo, que refirieron dolor abdominal (87,5%), resultando significativo la condición de pertenecer a este grupo y de estar parasitados en relación con los demás grupos.

 

DISCUSION

El hecho que el 47.3% de la población estudiada esté infectada por algún geohelminto hace pensar que persisten condiciones propicias que facilitan el mantenimiento del parasitismo intestinal, lo que evidencia un nivel de parasitismo, semejante al encontrado en estudios previos realizados en nuestro país.15-17 El dolor abdominal ha sido reportado en la literatura como el síntoma más frecuentemente expresado por parasitados 18, encontrando bajos porcientos para el resto de los demás síntomas y signos, justificado esto por que suelen desaparecer espontáneamente. La asociación entre parasitismo intestinal y la sintomatología clínica, nos demuestra el rol que desempeñan los parásitos intestinales como productores de enfermedad dentro de la comunidad. La escasa frecuencia de aparición de los síntomas demuestra una vez más que estos parásitos pueden ser bien tolerados y que la mayor parte de los infectados se comportan como portadores asintomáticos y actúan como foco principal de diseminación de la infección en la comunidad(8). Varias investigaciones realizadas en el mundo han establecido la relación entre parasitismo intestinal por geohelmintos, desarrollo físico y psicomotor(19) demostrando que las helmintiosis intestinales pueden tener graves repercusiones en el estado nutricional del niño (8,29) y están en correspondencia con estudios realizados, donde este grupo ha sido uno de los de más riesgo de infección por geohelmintos.21 Aunque hay autores que plantean que el desarrollo infantil en las etapas tempranas de la vida y el desempeño escolar no ha sido bien estudiada en relación con la malnutrición y la infección intestinal por helmintos(22), en nuestro trabajo observamos que existió asociación entre la infección geohelmíntica y el rendimiento escolar bajo, estando en correspondencia con otros estudios realizados a escala mundial donde se ha comprobado la influencia de la infección por geohelmintos en el desarrollo de los procesos cognoscitivos de los niños(20, 25). Múltiples investigaciones han demostrado que las geohelmintiosis afectan eminentemente a la población infantil entre los 2 y los 14 años de edad. Estas infecciones contribuyen a su deterioro nutricional, al desarrollo de anemia, complicaciones respiratorias, gastrointestinales, al retraso en el crecimiento y desarrollo psicomotriz. De ahí que la UNICEF haya aunado sus esfuerzos con la OMS/OPS para combatir este problema de salud(59).

Para concluir podemos decir:

Recomendamos: Hacer extensivo los resultados de este trabajo, con el objetivo de realizar estudios similares, en otras provincias del país. Llevar a cabo actividades de tratamiento sistemático de acuerdo a los lineamientos establecidos y medicamentos recomendados por la OMS/OPS.

ABSTRACT

A descriptive cross-sectional study is performed, involving 800 children from the Venezuela and Baraguá municipalities of Ciego de Avila province, aiming at identifying infestation risk groups. A questionnaire was administered and the school teachers’ critiria were supplied as to the students’s learning skills. Results indicate that the helminth infested population was (47.3%). Abdominal pain (97.6%)was the most reported symptom. Fecal matter reveal a sensitivity (s) (97.6%) and a specificity (E) (71.2%) for those complaining of abdominal pain. Low learning skill pupils were more infested with helminth (63.7%). It was noted that those under (10%), low learning abilities and renewed school years, having abdominal pain were at greater risk for being infested with helminth (87.5%)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. World Health Organization Expert Committee. Prevention and control of intestinal parasitic infections. Ginebra: WHO; 1987. (Technical report series; núm 749).
  2. Montresor A, Grompton DWT, Hall A, Bundy DAP, Savpoli L. Lineamientos para la evaluación de la geohelmintiosis y la esquistosomiosis a nivel de la comunidad: Guía para el manejo de los programas de control. Washington: OPS; 1998.
  3. Kappus KD, Lundgren RG, Juranek DD, Roberts JM, Spencer HC. Intestinal parasitism in the United Stated: update on a continuing problem. Am J Trop Med H yg 1994; 50: 705 – 13.
  4. WHO. Informal consultation on intestinal helminth infections. Geneva: World Health Organization; 1990. (WHO/CDS/IPI/90.1).
  5. Chan MS. The Global burden of intestinal nematode infections. Fifty years on. Parasitol Today 1997; 113 (11): 438 – 43.
  6. Botero D, Restrepo M. Parasitosis Humanas.3a ed. Colombia: Corporación para Investigaciones Biológicas; 1998.p. 11 – 3.
  7. Kouri P. Helmintología humana. T I. La Habana: Editorial Pueblo y Educación;1982.
  8. Organización Panamericana de la Salud. Reunión sobre el control de las helmintiasis intestinales en el contexto de AIEPI. Brasil; 1998.(HCT/AIEPI-21 E).
  9. Kvalsvig JD, Coopan RM, Connolly KJ. The effects of parasite infection on cognitive proceses in children. Ann Trop Med Parasitol 1991; 85(5):551-68.
  10. Nokes C, Bundy DAP. Does helminth infection affect mental processing and educational achievement. Parasitol Today 1994;10(1):14-18.
  11. Mercado R, Otto Jp, Muslch M, Pérez M. Human infection by intestinal protozoa and helminths in Calbuco County, X Region, Chile, 1997. Bol Chil Parasitol 1997; 52 (1-2): 36 – 8.
  12. Nokes C, Grantham-McGregor SM, Sawyer AW, Cooper ES, Bundy DAP. Parasitic helminth infection and cognitive function in school children. Proceedings of the Royal Society of London 1992; 247: 77 – 81.
  13. Albonico M, Chwaya HM, Montresor A, Stolfzfus RJ, Tielsch JM, Alawi KS, et al. Parasitic infections in Pemba Island schoolchildren. East Afr Med J 1997; 74 (5): 294-8.
  14. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Manual de procedimientos de diagnóstico y tratamiento en Pediatría. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1986.p. 155-71.
  15. Calvó F, Kourí P, Basnuevo JG. Porcentaje y distribución geográfica de las verminosis intestinales en Cuba. Rev Med Trop y Parasitol 1938; 4: 231-53.
  16. Argudín Romero J. Estadística Nacional sobre el parasitismo intestinal en Cuba. Rev Cub Med Trop 1966; 18: 23-32.
  17. Rodríguez P. Algunas consideraciones Epidemiológicas sobre el parasitismo intestinal. Rev Cub Hig Epidemiol 1966; 2: 79-87.
  18. Bell DR. Notes on Tropical Medicine. 3a ed. London; 1995.p. 20-3.
  19. Oberhelman RA, Guerrero ES, Fernández ML, Silio M, Mercado D, Comiskey N, et al. Correlations between intestinal parasitosis, physical growth, and psychomotor development among infants and children from rural Nicaragua. Am J Trop Med Hyg 1998; 58(4): 470-75.
  20. Guerrant RL, Schorling JB, Mc Auliffe JF, de Sousa MA. Diaorrhea as a cause and effect of malnutrition increases diaorrhea frequency and duration. Am J Trop Med Hyg 1992; 47(1 suppl):28-35.
  21. Valdés JC. Prevalencia de Geohelmintos en niños de edad escolar del poblado rural de Sanguily. ( Trabajo para optar por el titulo de master en Parasitología).La Palma: Pinar del Río; 2001.h. 24-30.
  22. Grantham Mc, Gregor SM. Assessments of effects of nutrition on mental development and behavior in Jamaican studies. Am J Clin Nutr 1993; 57(suppl): S303-09.
  23. Crompton DWT. Nutritional aspect of infection. Trans R Soc Trop Med Hyg 1986;80:697-705.
  24. Cooper ES, Bundy DAP, Mac donal TT, Golden MHN. Growth Supression in the Trichuris dysentery syndrome . European J Clin Nutr 1990; 44: 285-91.
  25. Ramsey FC. Trichuris disentry syndrome. West Indian Med J 1962; 11: 235-39.
  26. World Health Organization. Guidelines for the evaluation of soil- transmitted helminthiasis and Schistosomiasis at community level. (WHO/CTD/SIP/98.1).
 

 

Tabla 1. Relación entre la presencia de síntomas y signos clínicos con la infección geohelmíntica.

Síntomas clínicos Parasitados No parasitados

n=379 n=421

No (%) No (%)

Nariz tupida 181 (47.7) 3 (0.71)

n=184

Cansancio 200 (52.7) 9 (2.13)

n=209

Diarrea 170 (44.8) 11 (2.61)

n=181

Dolor abdominal 370 (97.6) 121 (28.7)

n=491

Tos 304 (80.2) 30 (7.12)

n=334

 

Tabla 2. Determinación de sensibilidad y especificidad del cuestionario.

Cuestionario Exámen de heces

Parasitados No parasitados Total

Dolor abdominal n=379 n=421

Refirieron 370 121 491

n=491

No refirieron 9 300 309

n=309

Total 379 421 800

S= 97.6% E= 71.2%

 

Tabla 3. Comportamiento por las curvas nacionales peso / talla según percentiles en relación con la infección geohelmíntica.

Percentiles Total

Parasitados No parasitados

No (%) No (%)

£ 10 53 (82.8) 11 (17.1)

n=64

10-90 326 (44.2) 410 (55.7)

n=736

p<0.01 RR=5.32 IC(2.8-10.0)

Tabla 4. Comportamiento del rendimiento escolar en relación con la infección geohelmíntica.

Rendimiento escolar Total

Parasitados No parasitados

No (%) No (%)

Bajo 79 (63.7) 45 (36.2)

n=124

Medio y alto 300 (44.3) 376 (55.6)

n=676

p<0.01 RR=1.95 IC(1.38-2.73).

Tabla 5. Comportamiento de Años escolares Repetidos en relación con la infección geohelmíntica.

Años Escolres Repetidos Total

Parasitados No parasitados

No (%) No (%)

Si 28 (68.2) 13 (31.7)

n = 41

No 351 (46..2) 408 (53.7)

n=759

 

Tabla 6. Evaluación conjunta de las variables estudiadas y su relación con el síntoma dolor abdominal.

Variables Parasitados No parasitados

No (%) No (%)

<10 percentil 14 (87.5) 2 (12.5)

con

Rendimiento

Escolar bajo

Dolor abdominal

n =16

10-90 percentil 6 (46.1) 7 (53.8)

con

Rendimiento

Escolar bajo

Dolor abdominal

n=13

ENCUESTA

Datos a llenar por el maestro antes de encuestar a los niños

Escuela:

Nombre y Apellidos:

Edad: Sexo: Grado:

Municipio:

Preguntas a responder por el niño

Marca con una cruz la respuestas correcta:

Durante las últimas semanas he tenido:

La nariz tupida Diarreas Fiebre

Muchos días----- Muchos días---- Muchos días-----

Pocos días ------ Pocos días----- Pocos días------

Ningún día ------ Ningún día----- Ningún día------

Picazón en la Piel: Dolor abdominal: Mareos:

Muchos días ----- Muchos días ------ Muchos días------

Pocos días ------- Pocos días -------- Pocos días-------

Ningún día------- Ningún día------- Ningún día -------

Cansancio: Falta de aire: Tos:

Muchos días----- Muchos días ----- Muchos días----

Pocos días ------ Pocos días------- Pocos días-----

Ningún día ------ Ningún día ------ Ningún día ------

Dolor de cabeza:

Muchos días-----

Pocos días ------

Ningún día ------

¿ Usas zapatos? ¿Has tenido parásitos? ¿Tú familia ha tenido parásitos?

A veces ----- A veces --- A veces ----

Nunca ----- Nunca ---- Nunca ------

Siempre ---- No se----- No se -----

¿Has sido tratado contra los parásitos ?

A veces ----

Nunca----

No se----