Rev Cubana Med. 2015;54(4)

CARTA AL EDITOR

 

A. Manuel Delfin Pérez Caballero.
Director de la Revista Cubana de Medicina.

Es muy ilustrativo el artículo "La necesidad del método clínico y de su enseñanza" de los doctores y profesores Luis Alberto Corona Martínez y Mercedes Fonseca Hernández, de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos, publicado en la Revista Cubana de Medicina en su número 3 del presente año.

Da placer su lectura por su forma y contenido. En este artículo, sus autores transmiten conceptos que han venido desarrollando durante varios años junto a destacados internistas de su provincia. Por ello considero que se debe aprovechar la riqueza de sus posiciones teóricas y, al igual que a otros profesores destacados del país, convocarlos para el perfeccionamiento de los planes de estudio de clínicas en pre y posgrado.

Queda claro en la lectura que el aprendizaje de clínica no se puede reducir a la memorización de los patrones clínicos de síntomas, signos, síndromes y enfermedades como expresiones de alteraciones del proceso salud - enfermedad, sino entender que el proceso de atención a los pacientes, a sus familias y a las comunidades son esenciales en el objeto de aprendizaje. La prioridad radica ahí, por razones diversas que incluyen la diferencia entre enfermos y enfermedades, la interacción entre muchas personas en la atención y, esencialmente, en que constituyen el área de competencias más importante en lo que a clínica se refiere.

La definición de cuáles son las competencias y los elementos de competencias clínicas no debe perder de vista la toma de decisiones por su esencialidad, que es evidente, ya que su estructura se pone de manifiesto tanto con un enfoque global como con enfoques más específicos del proceso de atención médica (método clínico). Hay toma de decisiones en la secuencia de la obtención de información que no siempre es automática, en la indicación de investigaciones diagnósticas, en el tratamiento y en otras acciones mediadas por razonamiento clínico. Siempre que se razone partiendo de informaciones para tomar una conducta entre varias opciones, estamos tomando una decisión. El enfoque global está claramente expresado en el modelo de la figura 2.

Saludos cordiales,

 

Dr. Miguel Ángel Blanco Aspiazu.

Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.
Policlínico "Ramón González Coro".