Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr 1998;14(3):295-296
Formato .PDFFormato .PDF

Página Cultural

Los símbolos y la medicina

Miguel Lugones Botell1 y Tania Quintana Riverón2

Descriptores DeCS: EMBLEMAS E INSIGNIA; MEDICINA.

El término "símbolo", del griego symbollein, se refiere a la imagen o divisa con que materialmente o de palabra se representa un concepto moral o intelectual por alguna semejanza o correspondencia que el entendimiento percibe entre este concepto y aquella imagen. Por tanto, tiene valor emblemático. Constituye el más antiguo lenguaje de la humanidad, pues es mediante las ilustraciones como más se habla al público, pues los textos son a veces de difícil lectura einforman menos que las figuras.

Para el psiquiatra Carl Yung es "una palabra o imagen que sugiere algo más que su significación evidente o inmediata".

Los símbolos médicos tienen un origen muy remoto. La simbología médica griega produjo un símbolo médico muy importante, el del dios Hermes, homólogo del Mercurio romano, que encontró cierto día a 2 serpientes trabadas en lucha y las separó con su cayado de olivo. Los 2 ofidios se enroscaron pacíficamente alrededor del bastón. Este último, con 2 alas extendidas en su extremo superior y las culebras enroscadas, ha dado origen al emblema llamado caduceo,1 que Butts, en el siglo XVI impuso como símbolo de la medicina, aunque lo fue también del comercio. El caduceo se pudo observar en la portada de la edición griega de la obra de Hipócrates, de Janus Cornarius, impresa en Basilea por Frobenius en 1538. También en ese mismo año figuró en la tapa del primer diccionario y enciclopedia hipocrática de Anuce Foes en la ciudad de Metz.

Casi todas las deidades egipcias estaban asociadas con alguna situación de salud o enfermedad. El símbolo del ojo del dios Horus, destruido por el malvado Seth, máximo causante de las dolencias humanas, que tenía auspiciosas propiedades curativas, evolucionó de forma compleja y muy probablemente haya dado nacimiento al signo romano que representaba a Júpiter. Esta señal ocular es posible verla en algunos lugares, como Turquía, como índice de salud y buenos presagios.

El dios Júpiter como un símbolo de la medicina fue instituido como tal por el médico Krinas en tiempo de Nerón y, según algunas versiones, el "R/" con que suele iniciar una receta es una variante del signo de Júpiter, símbolo de una invocación inspiradora a la divinidad,2 aunque también parece más verosímil que sea la abreviatura de la palabra récipe, traída al español, procedente del latín. Récipe es la forma imperativa del vocablo latín recipere, o sea, recibir. En este caso, la palabra récipe equivale a "tómese", y solía ponerse en abreviatura al comenzar las recetas médicas. Hoy día, récipe es sinónimo de receta médica.

La iglesia católica que luchó contra el paganismo hasta en sus mínimos detalles tiene como ejemplo en España, durante la edad media, que se obligó a los médicos a utilizar las iniciales de Responsum Raphaelis, en lugar del signo de Júpiter. Estas 2 palabras simbolizaban al arcángel Rafael, cuyo nombre significaba "medicina de Dios".

Conviene recordar que Mercurio, mensajero de los dioses y protector de los heraldos, y dios de los sueños, de la magia y el comercio, había nacido el cuarto mes del año, por lo cual el número 4 era sagrado. De ahí que el cuarto día de la semana recibió su nombre: miércoles.

Volviendo a la simbología de la serpiente como representación de la curación de las enfermedades, ésta hay que rastrearla por la mitología griega. Ya Tronfonio y Esculapio -dios de la medicina-,3 enviaban sus poderes sanadores por medio de las serpientes. Esta impresión que dichos animales han producido en el hombre a través de su historia, ha dado lugar a su recreación en testimonios culturales de los aztecas, cretenses, griegos, egipcios e hindúes, apareciendo más tarde en la Biblia.

El último de los símbolos médicos es el de la Cruz Roja Internacional. Como anécdota curiosa vinculada con el origen de su creación, cabe señalar que su fundador, el banquero suizo Jean Henri Dunant, cuando llegó el 24 de junio de 1859 a la pequeña ciudad de Castiglione, iba en busca del emperador Napoleón III para interesarlo en un negocio bancario. Allí convergían los heridos de los enfrentamientos entre los franceses y austríacos, y la vista de los horrores del campo de batalla cerca de Solferino movió a Dunant a escribir un opúsculo conmovedor, una apología contra la guerra, a su regreso a Ginebra. La repercusión de esta obra fue notable y en ella estaba contenida la idea de una organización que asistiera a todos los heridos de guerra, sin distinción alguna.

Así, en la Conferencia de Ginebra de 1863 se creó el símbolo médico más moderno de la historia de la humanidad, el de la Cruz Roja.

  1. Especialista de I Grado en Ginecología y Obstetricia. Policlínico Docente "26 de Julio". Ciudad de La Habana.
  2. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Residente de Endocrinología Pediátrica. Instituto de Endocrinología. Ciudad de La Habana.

Referencias bibliográficas

  1. Lugones Botell M. El símbolo de la medicina. Rev Cubana Med Gen Integr 1993;9(3):308.
  2. Carr Parúas F. Gazapos técnicos. Rev Juventud Técnica 1996;277:32.
  3. Lugones Botell M. Los consejos de Esculapio. Rev Cubana Med Gen Integr 1992;8(1):88-9.
Recibido: 18 de julio de 1997. Aprobado: 5 de enero de 1998.

Dr. Miguel Lugones Botell. Policlínico Docente "26 de Julio". Calle 13, esquina a 72, Playa, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente