Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr 1998;14(5):450-4
Formato .PDFFormato .PDF

Orientación sexual en estudiantes adolescentes

Alba Cortés Alfaro,1 Dania Pérez Sosa,2 Juan Aguilar Valdés,3 Martha M. Valdés Hernández4 y Bárbara Taboada Fernández1

Resumen: Se realiza un estudio descriptivo transversal en estudiantes adolescentes vinculados al sistema nacional de enseñanza de Ciudad de La Habana, con el objetivo de explorar su orientación sexual y edad de inicio de las relaciones sexuales, para en un segundo tiempo trazar estrategias de prevención de las enfermedades de transmisión sexual (ETS-VIH/SIDA), en esta población vulnerable y expuesta. El instrumento de recogida de la información lo constituyó una entrevista, estructurada y elaborada para estos fines. Previa a su realización se adiestró al personal especializado y se realizó un pilotaje que nos permitió realizar algunos ajustes. Se encontró asociación significativa entre el sexo y la conducta sexual en los estudiantes de tecnológicos, y existieron mayores porcentajes de la conducta heterosexual. Se aprecia un predominio de homosexuales y bisexuales en el sexo masculino. La media de edad de inicio de las relaciones sexuales fue de 12.8 años en el grupo de estudiantes del sexo masculino de secundaria básica.

Descriptores DeCs: ORIENTACION SEXUAL; CONDUCTA DEL ADOLESCENTE; CONDUCTA SEXUAL; ESTUDIANTES; CUESTIONARIO

En la etapa de la adolescencia (de 12 a 19 años), se desarrollan sentimientos de atracción interpersonal.1,2 La mayoría de los seres humanos sienten atracción por el sexo opuesto, una proporción más pequeña hacia el mismo sexo y otros la sienten hacia uno y otro sexo. En este sentido, cualquiera que sea el caso, éste está condicionado por factores biopsicosociales, lo cual se hace evidente cuando una emoción se hace poderosa, que hace que al elegir a una u otra persona, sea poco comprendida en general, pues la elección relacionada con el comportamiento sexual es compleja.3

En la orientación sexual del adolescente,4 no sólo intervienen aspectos relacionados con el comportamiento, sino que influyen otros como edad, situación, fantasías y afectos.

El presente trabajo pretende explorar cuáles son los sentimientos sexuales de estos adolescentes, determinar su cuantía, para de esta forma encauzar la sexualidad desde un punto de vista preventivo hacia las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y la infección por el VIH/SIDA.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo transversal en el que se aplicó, por la técnica de la entrevista, un cuestionario que recogía información de 2 793 adolescentes; 1 108 de secundaria básica, con edades que oscilaron entre 11 a 15 años; 500 de preu-niversitario de 15 a 19 años de edad, lo que coincidió con los 1 185 de tecnológico, sobre la edad de inicio de las relaciones sexuales y orientación sexual. Para esta selección se emplearon esquemas de muestreo equiprobabilístico (estratificado o conglomerado bietápico) según el nivel de enseñanza. Se exploró la existencia de asociación entre el comportamiento y la orientación sexual con las variables sexo y tipo de enseñanza.

El procesamiento se realizó mediante el Programa EPI-INFO, versión 6. Para la tabulación y análisis de los resultados se utilizaron pruebas de significación de chi cuadrado.

Resultados

Al analizar la tabla 1, referente a la edad media de inicio de las relaciones sexuales según el tipo de enseñanza, se encontró una media de 12,08 años en el sexo masculino y de 13,19 años para el femenino. En la enseñanza preuniversitaria y tecnológica, los resultados fueron similares.

Tabla 1. Edad media de inicio de las relaciones sexuales en adolescentes estudiantes de Ciudad de La Habana según tipo de enseñanza y sexo

Tipo de enseñanza
Edad de inicio de las relaciones sexuales en años
Sexo masculino
Sexo femenino
Media
Desviación típica
Media
Desviación típica
Secundaria básica
12,08
1,42
13,19
1,17
Preuniversitario
14,29
1,44
15,05
1,44
Politécnicos
14,23
1,40
15,08
1,27
 

En la secundaria básica, el 4,2 % de los del sexo masculino refirió conducta homosexual, y se negó a dar esta información el 3,5 % de los alumnos entrevistados (tabla 2).

Tabla 2. Orientación sexual según el sexo en estudiantes adolescentes de secundaria básica
Orientación sexual
Heterosexual
Homosexual
Bisexual
No respuesta
Total
Sexo
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
Masculino
131
91,6
6
4,2
1
0,7
5
3,5
143
Femenino
51
94,4
1
1,9
0
0,0
2
3,7
54
Total
182
92,4
7
3,6
1
0,5
7
3,6
197
(*) Los porcentajes se calcularon con el total de adolescentes en la fila.

La tabla 3 nos muestra que en los 113 varones con vida sexual activa, las conductas homosexual y bisexual tuvieron iguales porcentajes: 2,7 % para los del sexo masculino, en el caso de las hembras, la conducta homosexual superó la bisexual, 2,5 % y 1,3 % respectivamente y no existió asociación estadística en el análisis por sexos.

Tabla 3. Orientación sexual según el sexo en estudiantes adolescentes de Preuniversitario
Orientación sexual
Heterosexual
Homosexual
Bisexual
No respuesta
Total
Sexo
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
Masculino
106
93,8
3
2,7
3
2,7
1
0,9
113
Femenino
145
95,4
3
2,0
2
1,3
2
1,3
152
Total
251
94,7
6
2,3
5
1,9
3
1,1
265
(*) Los porcentajes se calcularon con el total de adolescentes en la fila.

En la tabla 4 se reflejan porcentajes más altos en cuanto a la orientación homo-bisexual, de los cuales 3,7 % de los entrevistados refirió conducta homosexual y 2,6 bisexual, del total de los 626 estudiantes masculinos del politécnico con vida sexual activa. Para el sexo femenino, la conducta bisexual superó la homosexual en 2,2 y 0,5 % respectivamente, de las 369 entrevistadas con vida sexual activa, con una significación estadística de p < 0,01.

Tabla 4. Orientación sexual según sexo en estudiantes adolescentes de Tecnológicos
Orientación sexual
Heterosexual
Homosexual
Bisexual
No respuesta
Total
Sexo
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
%(*)
No.
Masculino
581
92,8
23
3,7
16
2,6
6
1,0
626
Femenino
358
97,0
2
0,5
8
2,2
1
0,3
369
Total
939
94,4
25
2,5
24
2,4
7
0,7
995
(*) Los porcentajes se calcularon con el total de adolescentes en la fila.

Discusión

La tendencia a la disminución de la edad de inicio de las relaciones sexuales es señalada por varios autores como un riesgo, sobre todo cuando la eduación sexual no es la adecuada.6 Diferentes estudios señalan como la edad de comienzo de estas relaciones, antes de los 15 años, con altos porcentajes asociados con un descenso en la edad de la menarquía conjuntamente con la madurez psicológica y social asociada.7

Diferentes autores señalan como orientación sexual, la homosexual y bisexual en la etapa de la adolescencia y se considera formar parte del proceso de elaboración de la identidad sexual, lo cual no siempre se corresponde con su elección en la etapa adulta.4 Otros plantean que toda conducta sexual que no dañe física o espiritualmente al individuo, a su pareja o a terceras personas, debe ser considerada una variante sexual y debe ser respetada.1

Algunos estudios señalan que aunque el 25 % de los homosexuales han tenido sentimientos homosexuales en algún grado, sólo el 4 % considera éstos más fuertes que los heterosexuales, y resulta conveniente aclarar que los sentimientos y conductas homosexuales o bisexuales de los adolescentes no pueden ser clasificadas como definitorias en esta escala que corresponde a una etapa de la vida, por lo que es poco frecuente encontrar en estas edades algunas de estas variantes sexuales en estado puro.8,9

Pocos autores han realizado estudios sobre esta temática. Peraza10 encontró en una muestra de adolescentes de 14 a 18 años, que en el grupo de 14 a 15, el 17,6 % de 6 varones habían referido conducta homosexual, y 1 hembra, (2,8 %) de las estudiadas refirió lesbianismo. En el grupo de 16 a 18 años, el 8,3 % de 5 adolescentes masculinos estudiados; refirió esta conducta y de 4 hembras estudiadas, la refirió el 6,6 % del total de 16 homosexuales estudiados.

Aunque estos resultados son superiores a los nuestros, que pudiera deberse a la técnica utilizada (entrevista en nuestro caso), se aprecia el predominio del sexo masculino sobre el femenino en la conducta homosexual. Algunos estudios plantean que este hecho se produce normalmente durante la adolescencia fundamentalmente en el sexo masculino.11 En otros se plantea la posible existencia en el cromosoma X de un gen capaz de afectar la orientación sexual del varón aunque son resultados preliminares en una muestra pequeña.12

Conclusiones

Existió predominio de la conducta heterosexual sobre la homo-bisexual. La iniciación temprana de las relaciones sexuales, propició estas conductas.

SUMMARY: A descriptive crosswise study of adolescent students within the National Education System in the City of Havana was performed to find out their sex knowledge and their initiation age of sex relations so that sexually-transmitted diseases (STD, HIV/AIDS) prevention strategies for this vulnerable and exposed group may be drawn-up in a second phase. The data collection way was a survey prepared and structured for this end. Prior to the survey, an specialized staff was duly trained and a trial was conducted to make some adjustments. There have been found a significant linking between sex and sex behaviour in the technological school students and higher percentages of heterosexual behaviour. Homosexuals and bisexuals are observed to be predominant in males. The average initiation age of sex relations was 12.8 years in junior high school male students.

Subject headings: SEX COUNSELING; ADOLESCENT VEHAVIOUR; SEX BEHAVIOUR; STUDENTS; QUESTIONNARIES.

Referencias bibliográficas

  1. González A, Castellanos B. Armonizar la libertad con la responsabilidad. Rev Sex Soc 1995;1(3):36-7.
  2. Maddaleno M, Munist MM, Serrano CV, Silver TJ. Sexualidad y adolescencia. La personalidad en el contexto de la salud integral de los adolescentes. En: La salud del adolescente y el joven. Washington:DC:OPS 1995:1-17. (Publicación científica no. 6).
  3. Silver JT, Munist MM, Maddaleno M, Suárez EE. Crecimiento y desarrollo biológico. El adolescente homosexual y la adolescente lesbiana. En: Manual de medicina de la adolescencia. Washington,DC: OPS/OMS, 1992:47-85. (PC;no. 20).
  4. Kolodny RC, Master WH, Johnson V. Homosexualidad En: Tratado de medicina sexual. La Habana: Edición Revolucionaria. 1985:337-42.
  5. Silver JT, Munist MM, Maddaleno M, Suárez EE. La orientación sexual En: Manual de medicina de la adolescencia. Washington,DC:OPS,1992:279-300. (PC;no. 20).
  6. Rodríguez P. La maternidad temprana. Algunos aspectos psicológicos y psicosociales. Rev Cubana Obstet Ginecol 1992;8(3):285-93.
  7. OPS. Crecimiento y desarrollo. Hechos y tendencias. En: Riesgos y prevención en la adolescencia. Washington, DC:OPS 1988:442-52 (PC;no.510).
  8. Master W, Johnson V. Homosexualidad. En: Tratado de medicina sexual. La Habana: Editorial Científico-Técnica,1985:430-6. (Edición Revolucionaria)
  9. Monroe de Velazco A. Expresión de la conducta sexual. Variantes sexuales. En: Salud sexualidad y adolescencia. Editorial PAX, México, DF:1990:185-90.
  10. Peraza L. Nivel de información sexual en adolescentes de un área de salud de Ciudad de La Habana. [Trabajo para optar por el titulo de especialista de 1er Grado en MGI]. 1990. Policlínico Docente 13 de marzo. Ciudad de La Habana.
  11. Balk T. Variante sexual. Ponencia presentada en el 1er Taller de Sexología. V Congreso de Sexología:1979 México,1990
  12. Boletin OPS. 1994;116(2):162.
Recibido: 4 de septiembre de 1997. Aprobado: 23 de febrero de 1998.

Dra. Alba Cortés Alfaro. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Infanta No. 1158, entre Llinás y Clavel, Ciudad de La Habana, Cuba.

  1. Especialista de II Grado en Higiene Escolar. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Ciudad de La Habana.
  2. Licenciada en Tecnología de la Salud. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Ciudad
  3. Especialista de II grado en Higiene Escolar. Especialista de II Grado en Pediatría. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Ciudad de La Habana.
  4. Técnico en Bioestadística. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Ciudad de La Habana.
Indice Anterior Siguiente