Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr 1999;15(5):581-4
Formato .PDFFormato .PDF

Información al día

Reflexiones: información, tecnología y salud

Ileana R. Alfonso Sánchez,1 Rosa María Báez,2 Sahilyn Tillán Gómez3 y Yoandra Alvero Pérez3

RESUMEN: Se reflexiona sobre la estrecha relación existente entre los términos información, tecnología y salud, demostrándose la importancia de esta interrelación como base y fuerza impulsora que redundará en el desarrollo y la preparación del personal vinculado a la salud, lo cual contribuirá a mejorar cada día más el funcionamiento y la calidad de los servicios de salud.

Descriptores DeCS: CIENCIAS DE LA INFORMACION; TECNOLOGIA MEDICA; SALUD.

La situación que enfrenta la sociedad en el último decenio del siglo xx obliga a la reflexión sobre las transformaciones conceptuales que demandan nuevas formas de abordar el estudio del panorama multidimensional de las ciencias médicas en nuestros días.

La investigación y el estudio sobre el bienestar de los individuos precisan hoy más que nunca de datos de alta calidad y de resultados que tengan como base estudios interdisciplinarios, teniendo en cuenta que la salud y el bienestar humanos son la base y la razón de ser de todos los esfuerzos del desarrollo. Por ello, para el logro de tales objetivos es necesario hablar del uso de la información para la salud, de sus posibilidades y del significado de las nuevas tecnologías para su desarrollo. El logro de la meta "Salud Para Todos" depende en gran medida del aporte y acceso a la información misma.

La salud como diría George AO Alleyne1 "en su totalidad es una esfera en la que no tenemos que aceptar un juego de suma cero ni un mundo en el que nadie sale ganando". Lograr la estabilidad en el terreno de la salud es una meta que redunda en el mejoramiento y bienestar de las personas, llegando a los umbrales del siglo xxi con los logros del pasado, pero identificando los objetivos del futuro. La función de la información es decisiva en este contexto.

Citamos lo expresado por Alleyne1 nuevamente:

"El más poderoso de los instrumentos modernos -la información- quizás sea el único instrumento capaz de cerrar la brecha entre el mundo que es y el mundo que podría ser el único instrumento que puede aliviar la ignorancia causante de mala salud y sufrimiento." Los usos reales de la información, viéndola como recurso, influyen en la toma de decisiones, en el desarrollo de acciones y políticas que conllevan a cambios en las condiciones materiales y sociales en la vida de los hombres. Las condiciones de salud están íntimamente relacionadas con la equidad en las condiciones de vida y de acceso a los frutos del desarrollo, la información constituye uno de los elementos esenciales para lograr estas metas.

Desde la antigüedad la trasmisión del conocimiento influyó en el progreso y desarrollo de las ciencias. Galileo,2 a quien se atribuye el establecimiento de las bases empíricas de la ciencia, como los filósofos naturales utilizó sus escritos para la comunicación de sus ideas y avances, partiendo de los patrimonios anteriores.

Es evidente, por tanto, que desde el pasado el conocimiento fue trasmitido ya sea mediante palabras o por otras formas. En estos momentos los procesos para la obtención de la información han cambiado, pues ahora existen métodos más desarrollados que permiten, compartir y comunicar mensajes casi minuto a minuto. Hablamos de la era de la tecnología; al respecto en 1962, el Comandante Ernesto Ché Guevara3 expresó: "...el mundo camina hacia la era electrónica... todo indica que esta ciencia se constituirá en algo así como una medida del desarrollo; quien la domine será un país de vanguardia..."

La tecnología permite recopilar, analizar, almacenar y recuperar la información a velocidades y con costos inimaginables. Las computadoras y la comunicación han revolucionado la estrategia de informatización en muchas sociedades, incluso en el campo de la salud.

Marcelo Sosa en su libro Telematic and Health,1 se refiere a la información como la piedra angular de las ciencias médicas y cita lo expresado por el doctor Héctor Sosa Padilla, pionero que ayudó a la OPS en el desarrollo de los sistemas de información: "La colección y el estructuramiento sistemático de los datos según el espacio, el tiempo, los temas y los objetos... en el contexto de las decisiones que deben adoptarse, es lo que constituye la verdadera información para el planificador, el cuerpo legislativo, el nivel de gestión o el técnico."

La información es crucial para alcanzar la meta "Salud Para Todos", pues constituye un factor determinante en la formación de nuestros profesionales y en el bienestar y la atención de la población en general. Por lo tanto, el acceso a la información juega un papel importante en el logro o no de la salud de algunas personas o grupos desfavorecidos.

Hablar del mundo de la telemática y su influencia en la medicina es pensar en el monitoreo de enfermos, la automatización de los registros, la captura de datos en línea y las nuevas posibilidades que brinda la telemedicina, las cuales facilitan a todos los profesionales de la salud la competitividad en sus trabajos.

En estos términos, la introducción de redes mundiales sobre información sanitaria representa la llave del desarrollo de las ciencias médicas, pues ha posibilitado saltar barreras económicas, políticas y físicas. La cantidad de información sobre salud mundial aumenta de manera vertiginosa, por lo que la única manera de manejarla en forma racional es mediante la formación de redes que empleen las capacidades que brinda el surgimiento de la Internet y el Word Wide Web.

Pensemos en lo expresado por la doctora Ingrid Libman de la Universidad de Pittrsburgh: "La mayor parte de la salud pública y la medicina preventiva involucra la transferencia de información".4 Por ello, si se logran aplicar las telecomunicaciones a la medicina, se podrá obtener un mejoramiento en la salud, tanto en las naciones industrializadas como en los países en desarrollo; de esta forma la práctica de la atención de salud en los próximos años cambiará espectacularmente; y en esto coincidimos con el doctor Roberto Rodríguez coordinador del Programa de Sistemas de Información sobre Servicios de Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que plantea que las aplicaciones que utilizan tecnologías basadas en las telecomunicaciones están incorporándose rápidamente a las prácticas de salud, mucho más allá del entorno institucional en el que se desarrollaron inicialmente. El motor que impulsa el interés por estas tecnologías es su creciente disponibilidad y accesibilidad, el movimiento a favor de un mayor acceso y calidad de los servicios de salud para un mayor número de personas, y el deseo de establecer sólidas prácticas de salud basadas en evidencias.

Las nuevas tecnologías de información en el sector de la salud permiten una mayor preparación para enfrentar y contrarrestar brotes de enfermedades, epidemias o desastres naturales y proporcionan a los trabajadores de la salud los datos necesarios para hacerle frente a los problemas que se presentan en el sector, brindándole un fácil acceso a la información más precisa y confiable que éstos necesitan.

La mayoría de las acciones encaminadas a mejorar el funcionamiento y la calidad de los servicios de salud depende en gran medida del nivel de la información con que se cuente, esto prueba que en el sector de la salud se debe hacer uso de las nuevas herramientas informacionales si se desean obtener resultados mucho más satisfactorios.

Esta tarea de mejorar cada día más los datos o los indicadores y los métodos de análisis, tanto de la situación de salud, como de la actividad científica con el objetivo de permitir mayor relevancia y calidad a las investigaciones de salud, y una mejor utilización de sus frutos es realmente compleja.

Para ello se hace necesario un esfuerzo de trabajo interdisciplinario entre los profesionales de la salud y los profesionales de la información científicotécnica, lo que abre amplios espacios para el desarrollo de la cooperación técnica en estos campos, particularmente en lo que se refiere al dominio de la metodología y tecnologías de información en salud donde hoy se destaca la propuesta de la Biblioteca Virtual en Salud. El desarrollo tecnológico en materia de comunicaciones ha avanzado tan vertiginosamente en época reciente que ahora es posible trasmitir grandes volúmenes de información a puntos remotos en fracciones de minutos. Esto hace posible en el campo de la salud un estímulo al debate entre especialistas de diferentes partes del mundo, a la investigación y la docencia; además fomenta la actualización de los profesionales y técnicos con su mero uso, cuyo costo es relativamente bajo.

La introducción de estas tecnologías como herramientas de trabajo en el sector de la Salud es un proceso paulatino, que precisa de tiempo para lograr el engranaje necesario, pero no cabe duda de que redundará en el mejor funcionamiento en dicho sector y contribuirá con la elevación y desarrollo de los niveles de salud a nivel mundial.

SUMMARY: Reflections are made on the close relationship existing between the terms information, technology and health. It is showed the importance of this interrelationship as a basis and driving force leading to the development and traning of the health personnel that will contribute to improve even more the work and quality of health services.

Subject headings: INFORMACION SCIENCE; TECHNOLOGY, MEDICAL; HEALTH.

Referencias bibliográficas

  1. Alleyne GAO. Información en salud para todos. En: Laerte PA, Castro E de. Biblioteca virtual en salud. Sao Paulo: OPS/OMS, 1998:17-34.
  2. Licea de Arenas J. Medios y mensajes de la ciencia. La revista científica. Rev Cienc Inform 1994;25:2.
  3. Valdés Menéndez R. Visión de la infromatización de la sociedad cubana. Rev Giga 1997;(3):5.
  4. Epstein D, Vernaci RL. La telemedicina se incorpora a la aldea global. Perspect Salud 1998;3:11.
Recibido: 14 de enero de 1999. Aprobado: 17 de febrero de 1999.

Lic. Ileana R. Alfonso Sánchez. Infanta # 1158 e/Clavel y Llinás, Centro Habana, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Directora del Subcentro Nacional de Información. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos.
2 Máster en Atención Primaria de Salud. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos.
3 Especialista en Información Científica. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos.
Indice Anterior Siguiente