Indice Anterior
Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(1):100-2

Formato PDF

La integración de la Higiene y la Epidemiología a la Atención Primaria. Otro avance de la Salud Pública Cubana

Denis Berdasquera Corcho,1 María del Carmen Mirabal López2 y Carmen Luisa Suárez Larreinaga3

Resumen: Se realiza un análisis sobre la importancia de la higiene y la epidemiología en la atención primaria de salud de nuestro país, la organización de los servicios higiénico- epidemiológicos, los sistemas de vigilancia en salud y otras actividades que se han desarrollado con la vinculación estrecha de estas ramas. Se pone de manifiesto la relevancia de este logro de la salud pública cubana.

DeCS: ATENCION PRIMARIA DE SALUD; VIGILANCIA EPIDEMIOLOGICA; PROMOCION DE LA SALUD.

La atención primaria constituye, sin dudas, el eslabón fundamental del sistema nacional de salud en nuestro país. A partir de su organización se estructura todo el sistema de atención integral al hombre y a su medio. Cuenta con recursos y con un personal especializado que puede capacitar a Médicos y Enfermeras de la Familia para lograr una participación activa de la comunidad en la identificación de los problemas de salud, en la toma de decisiones y en la ejecución de todas aquellas medidas que den solución a los problemas priorizados9 (CUBA. MINSAP. Estructura e integración a la atención primaria de la higiene y la epidemiología. La Habana, 1994:1-6.).

Por su parte, la higiene y la epidemiología juegan un papel relevante en la promoción, prevención y educación para la salud. El cumplimiento de las funciones de los higienistas y epidemiólogos desde los centros o unidades municipales de higiene y epidemiología, con una absoluta verticalidad en sus acciones, contribuye a la obtención de resultados satisfactorios en los programas cubanos de salud pública.

En Cuba, el desarrollo actual de la atención primaria de salud, requiere de nuevas dimensiones de trabajo en la medicina familiar, que permitan con un enfoque más amplio, la integración de las visiones clínicas, epidemiológicas y sociales como herramientas fundamentales de trabajo, y constituyan estas el objetivo fundamental de la integración de la higiene y la epidemiología a la atención primaria de salud, apoyados en el proceso de descentralización de nuestro país, en los que tienen una participación elemental los Consejos Populares.

Organización de los servicios higienicoepidemiológicos en la atención primaria.

En cada área de salud existe la subdirección de higiene y epidemiología, ocupada por un especialista en esa rama, o en sustitución un especialista en Medicina General Integral debidamente capacitado, que se subordina administrativamente a la dirección del área. A este subdirector se subordinan otros especialistas, técnicos y demás personal que se necesite de acuerdo con las características higienicoepidemiológicas del territorio y las disponibilidades reales. Es igualmente el responsable de la acción integral higienicoepidemiológica en todo el territorio, y jerarquiza técnica y metodoló-gicamente a las áreas de salud en la ejecución de los programas.

Toda la actividad de higiene y epidemiología está estructurada en 2 niveles: el primero corresponde a los Médicos de Familia, los Grupos Básicos de Trabajo y los Consejos Populares; el segundo lo integra el centro o unidad municipal de higiene y epidemiología que es quien cubre la totalidad del territorio, y funge como nivel de referencia; participa además, junto al área de salud, en la solución de los problemas.

Tanto el área de salud, como estos centros realizan actividades de servicio, docencia investigación y organización; pero sin dudas, el análisis de la situación de salud y el plan de acción constituye la actividad fundamental que realizan los servicios de atención primaria.

Sistemas de vigilancia en la atención primaria de salud

La vigilancia en salud es esencial en los procesos de prevención de enfermedades y promoción de salud, es una herramienta vital en la ubicación de recursos del sistema de salud, así como la evaluación de la eficiencia de programas y servicios (Fariñas Reinoso AT. La vigilancia en salud pública. Temas de estudio de posgrado para las ciencias de la salud pública. La Habana: Facultad de Salud Pública. 1999:1-6.).

Hoy en día se define como el seguimiento, recolección sistemática, análisis e interpretación de datos sobre eventos de salud o condiciones relacionadas, para su utilización en la planificación, implementa-ción y evaluación de programas en salud pública, incluyendo como elementos básicos la diseminación de dicha información a quienes necesiten conocerla, para lograr una acción de prevención y control más eficiente y dinámica en los diferentes niveles de control. (CUBA. MINSAP. Consideraciones metodológicas y conceptuales básicas para el establecimiento de la vigilancia en salud para la República de Cuba. La Habana, 1993:1-10.).

La estrategia de utilización de la higiene y la epidemiología a la atención primaria de salud requiere de la estructuración de los sistemas de vigilancia que contribuyan al conocimiento de las incidencias y su análisis, que establezca las tendencias y el pronóstico del análisis de la situación de salud, en tanto, ofrezca la posibilidad de tomar decisiones prácticas de promoción de salud, prevención y control de las enfermedades.

Esta integración de la higiene y la epidemiología en la atención primaria de salud permite llevar a cabo tanto la vigilan cia activa, pasiva y especializada a nivel del consultorio del Médico de la Familia, y permite desarrollar la vigilancia en salud como un elemento más abarcador de la vigilancia epidemiológica tradicional. A nivel municipal está estructurada en 2 niveles: el primero corresponde a los consultorios de los Médicos de la Familia, los Grupos Básicos de Trabajo y los policlínicos; y el segundo, ejecutado por el grupo de análisis y vigilancia de los centros o unidades de higiene y epidemiología.

Otras consideraciones sobre el tema

El proceso de integración de la higiene y la epidemiología a la atención primaria de salud ha constituido sin dudas otro de los logros de la salud pública cubana, porque ha permitido desarrollar actividades de promoción y educación para la salud, ha logrado la inspección sanitaria estatal, la vigilancia y lucha antivectorial, y una mejor preparación de los recursos humanos del sector salud.

La promoción de salud está sustentada en la intersectorialidad y la participación comunitaria, en la que juega un papel fun damental los Médicos y Enfermeras de la Familia, los grupos básicos, de trabajo, los subdirectores de higiene y epidemiología, y el personal profesional y técnico que conforman la vicedirección primera de estos centros.

Por la parte de la inspección sanitaria estatal (ISE) ha permitido el cumplimiento de la legislación sanitaria vigente a nivel de la comunidad, y le ha brindado la posibilidad al Médico de Familia de la participación directa en ella, contribuyendo este a exigir el cumplimiento de las medidas dictadas por el inspector sanitario en el plazo de tiempo fijado. Necesita esta actividad para su cumplimiento el apoyo de otros sectores y especialmente la comunidad. La ISE se debe vincular, y formar parte del análisis de la situación de salud a cada nivel.

Podemos concluir que la integración a la atención primaria de la higiene y la epidemiología ha sido uno de los mayores logros del Sistema Nacional de Salud, dándole mayor alcance al Médico de Familia en el cumplimiento de los programas priorizados, y resalta las potencialidades de la comunidad. Queda demostrada la necesidad de la participación de todos los sectores y organismos, para la identificación y solución de sus problemas de salud.

Summary: An analysis is made on the importance of hygiene and epidemiology in primary health care in our country, the organization of the hygienic epidemiologic services, the health surveillance systems and other activities that have been carried out with the close relation of these branches. Emphasis is made on the significance of this achievement of the Cuban public health.

Subject headings: PRIMARY HEALTH CARE; EPIDEMIOLOGIC SURVEILLANCE; HEALTH PROMOTION.

Recibido: 13 de septiembre del 2000. Aprobado: 9 de noviembre del 2000.
Dr. Denis Derdasguera Corcho. Calle 88 s/n entre 57 y 61, Guanabacoa, La Habana, Cuba.

 

1 Especialista de I Grado en Higiene y Epidemiología. Jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles. Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología, Guanajay, La Habana.
2 Licenciada en Derecho. Consultora Jurídica. Dirección Municipal de Justicia, Guanajay, La Habana.
3 Especialista de I Grado en Higiene y Epidemiología. Directora de la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología, Guanajay, La Habana.

 

Indice Anterior