Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr 4/2002

Trastornos del funcionamiento sexual en pacientes diabéticos


Andrés José Quesada Vázquez1


Resumen


Se realizó un estudio de casos y controles en el área del Policlínico "Mabay" durante el período de enero a mayo de 1999, con el objetivo de identificar los principales trastornos del funcionamiento sexual en pacientes diabéticos con 10 años o más de evolución de su enfermedad. La muestra quedó conformada con 38 casos y 76 controles. Las variables estudiadas fueron la existencia de disfunción eréctil orgánica o psicógena, la inhibición del deseo sexual y las alteraciones de la eyaculación. Se aplicó la prueba de Chi cuadrado, la razón de productos cruzados y la prueba de comparación de proporciones de grupos independientes. La disfunción eréctil de tipo orgánica, el deseo sexual inhibido, la eyaculación retrógrada y la eyaculación retardada, se asociaron significativamente a la diabetes mellitus.


DeCS: DIABETES MELLITUS; TRASTORNOS SEXUALES; ERECCION PENIANA; IMPOTENCIA/ psicología; DISFUNCIONES SEXUALES PSICOLOGICAS; EYACULACION.

A diferencia del resto del mundo subdesarrollado, donde las enfermedades infecciosas son las principales causas de enfermedad, invalidez y muerte, en Cuba, gracias al esfuerzo de la Revolución, los patrones de morbilidad y mortalidad son similares a los de los países desarrollados, donde priman las enfermedades crónicas no trasmisibles.1

La diabetes mellitus afecta alrededor del 5 % de la población del mundo occidental, y es la principal causa de ceguera, insuficiencia renal y afectación vascular periférica en estos países. En Cuba afecta al 4 % de la población,2 y es uno de los más importantes factores de riesgo aterogénico, lo cual determina la gran cantidad de complicaciones vasculares que se observan en esta entidad, que afectan a todo el organismo, incluyendo los órganos y las funciones sexuales.3

La primera información sobre la aparición de impotencia sexual como efecto colateral de la diabetes mellitus fue dada a conocer a la publicidad en Inglaterra en 1798. En los casi 200 años decursados desde entonces, el mecanismo fisiopatológico de esta disfunción y de otras que se producen con frecuencia en el diabético, continúan siendo de difícil explicación, aunque se han señalado reiteradamente como causas la neuropatía, la oclusión vascular, y como factor secundario asociado, el psicógeno.4

En Cuba no se ha cuantificado de manera exacta la prevalencia de disfunciones sexuales en la población general ni entre los diabéticos en particular, y aunque se han realizado algunos estudios que corroboran la implicación de los cambios metabólicos que provoca la diabetes en la génesis de los trastornos de la función sexual, estos aún son insuficientes para caracterizar la sexualidad del diabético cubano. Con el objetivo de conocer los principales trastornos del funcionamiento sexual en pacientes diabéticos de 10 años o más de evolución de su enfermedad, se realizó este trabajo.

Métodos

Se realizó un estudio de casos y controles en el área del Policlínico "Mabay", en el municipio Bayamo, en el período de enero a mayo de 1999. El grupo de casos se conformó con 38 pacientes masculinos diabéticos mayores de 20 años de edad, que ya habían iniciado su vida sexual, con más de 10 años de evolución de su enfermedad, y que acudieron a la consulta de medicina interna en el período estudiado. Los controles se seleccionaron de forma aleatoria entre los hombres no diabéticos mayores de 20 años, que ya habían iniciado su vida sexual, y que también acudieron a dicha consulta. Se consideró que el grupo control debía ser 2 veces mayor que el de casos, lo que arrojó un total de 76.

Se creó una encuesta en Epinfo versión 6,04 donde se introdujeron los datos del trabajo. Para comprobar la asociación entre las variables se utilizó la prueba de Chi cuadrado de independencia estadística y la de comparación de proporciones para grupos independientes. La intensidad de la asociación se determinó mediante la razón de productos cruzados.


Resultados

En la tabla se representa la distribución de los casos y los controles de acuerdo con las variables sexológicas estudiadas.

De forma general, la disfunción sexual (independientemente de su tipo) fue más frecuente en diabéticos (73,7 % de los casos OR 7,3). En el 39,4 % de los diabéticos se detectaron indicios evidentes de impotencia orgánica (24 veces más que en los no diabéticos).

Igualmente, la eyaculación retardada, la eyaculación retrógrada y la inhibición del deseo sexual se observó 20, 11 y 13 veces más frecuentemente entre los diabéticos que en el grupo control.

Tabla. Distribución de los trastornos sexuales. Diabéticos vs grupo control

Disfunción
Diabéticos
Controles
X
OR
Z
P
n=38
n=76
Disfunción sexual general
28 (73,7)
21 (27,6)
7,3
20,1
4,682
*
Disfunción sexual eréctil orgánica
15 (39,4)
2 (2,6)
24,1
24,3
5,135
**
Disfunción sexual eréctil psicógena
6 (15,8)
12 (15,9)
1,0
0,1
0,000
ns
Eyaculación precoz
7 (18,4)
15 (19,7)
1,1
0,0
-0,168
ns
Eyaculación retardada
8 (21,1)
1 (1,3)
20,0
10,9
3,684
*
Eyaculación retrógrada
5 (13,2)
1 (1,3)
11,4
4,9
2,669
*
Deseo sexual inhibido
10 (26,3)
2 (2,6)
13,3
12,7
3,884
*

Fuente: Encuesta.
* p< 0,001.
** p<0,0001.
ns. no significativo.

Discusión


La alta proporción de trastornos del funcionamiento sexual encontrados entre pacientes diabéticos, es expresión de las drásticas alteraciones endocrino-metabólicas de esta enfermedad, que conducen a la lesión vascular con oclusión y neuropatía.5

La literatura médica revisada indica que la impotencia del diabético puede ser causada por una neuropatía que afectaría a todo el organismo y particularmente a las fibras nerviosas autónomas de los cuerpos cavernosos.6 Se ha reportado igualmente la existencia de desmielinización segmentaria y síntesis defectuosa de mielina.7

Por otra parte, la microangiopatía diabética, al provocar oclusión de los pequeños vasos sanguíneos del cuerpo del pene, provoca su llenado insuficiente de sangre,5,6 y a esto se le suma el aumento de las fugas venosas provocadas por el daño aterosclerótico de las válvulas de las venas peneanas.7 Fernández F, y otros en un estudio realizado en el Hospital "Hermanos Ameijeiras" detectaron una elevada asociación entre diabetes e impotencia de causa vascular.5 Igualmente, Annossia S, y otros en Italia reportaron que más de 50 % de los diabéticos presentaban disfunción sexual eréctil (DSE) u otro trastorno de la actividad sexual y que las causas eran por lo general orgánicas.6 Brunner en Alemania detectó una prevalencia de trastornos sexuales en el 44 % de sus pacientes diabéticos, la mayoría del tipo de la DSE orgánica.7

El resto de los trastornos sexuales ha sido menos estudiado.5,6 El deseo sexual inhibido se atribuye a los efectos sistémicos de la neuropatía diabética, el descontrol metabólico y los síntomas de insuficiencia de múltiples órganos secundarios a la enfermedad microvascular.7

La eyaculación retrógrada se considera que aparece en 1 ó 2 % de todos los casos,8 dato este en el que no hay coincidencia con la bibliografía revisada, pues la prevalencia detectada en este estudio fue de 10,2 %, lo que se puede atribuir a que la muestra estuvo conformada por diabéticos de 10 años o más de evolución de su enfermedad, y ello motivó que los pacientes que entraron al estudio tuvieran más posibilidad de tener daño orgánico, que los diabéticos de menor tiempo de evolución. Múltiples autores concuerdan en afirmar que la neuropatía autonómica, que afecta la dinámica del funcionamiento del trígono vesical, es la responsable máxima de este trastorno en los diabéticos.8

Asimismo, la eyaculación retardada, que por lo general se vincula a factores psicógenos,8 parece tener en los diabéticos una base orgánica. No hay evidencias en la literatura revisada acerca de esto, pero se puede suponer que se deba también al daño neurológico y vascular.

En cuanto a la DSE psicógena y la eyaculación precoz, no se detectaron diferencias con respecto al grupo control, estas son evidentemente condiciones que dependen de factores ajenos a las alteraciones ocasionadas por la diabetes mellitus.

Se concluye que la DSE orgánica, el deseo sexual inhibido, la eyaculación retrógrada y la eyaculación retardada, se asociaron significativamente a la diabetes mellitus.

Summary

A case-control study was conducted in the area of the "Mabay" Polyclinic from January to May, 1999, aimed at identifying the main sex disorders among diabetic patients with 10 or more years of evolution of their disease. The sample was composed of 38 cases and 76 controls. The studied variables were the existence of organic or psychogenic erectile dysfunction, inhibition of sexual desire and the ejaculation alterations. The Chi square test, the cross products ratio and the test of comparison of proportions from independent groups were applied. The organic erectile dysfunction, the inhibited sexual desire, the retrograde ejaculation and the delayed ejaculation were significantly associated with diabetes mellitus.

Subject headings: DIABETES MELLITUS; SEX DISORDERS; PENILE ERECTION; IMPOTENCY/psychology; SEXUAL DYSFUNCTIONS, PSYCHOLOGICAL; EJACULATION.

 

Referencias bibliográficas

  1. Rigol Ricardo O, Pérez Carballás J, Perea Corral J, Fernández Sacasas J, Fernández Mirabal JE, Alonso Valdés OE. Los aspectos demográficos. En: Medicina General Integral. 2da ed. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1992.p.17-21.
  2. Laakso M. Changes in the prevalence and incidence of diabetes mellitus in the finish adults 1970-1987. Am J Epidemiol 1993;133 (9):850-7.
  3. Geiss LS. Survellance for diabetes mellitus, United States 1980-1989. MMWR CDC Surveil Summ 1993;42(2):1-20.
  4. García Álvarez CT, Mendoza Trujillo M, Padrón Durán R. Estudio psicológico de pacientes diabéticos con disfunción sexual. Sexol Soc 1995;1(1):38-9.
  5. Fernández F, Ponso M, Hernández H. Factores de riesgo de DSE. Sexol Soc 1994;1(0):34-9.
  6. Annossia S, Trefilette S, Luzzi C. Management of sexual disorders in the diabetic patient. Consideration on diagnosis and therapy based on current physiopathologic knowledge. Arch Ital Urol Androl 1995;65(5):349-57.
  7. Brunner GA, Rossi G. Erectile dysfunction in patients with type I diabetes mellitus. Wein Med Wochenschr 1995;145(21):584-6.
  8. Kolodny RC. Tratado de medicina sexual. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 1987.P. 343-56.

Recibido: 29 de noviembre de 2001. Aprobado: 2 de mayo de 2002.
Dr. Andrés José Quesada Vázquez. Avenida Francisco Vicente Aguilera # 347 entre 10 y Mártires, Bayamo, Granma, Cuba. E-mail: quesada@hcmc.grm.sld.cu


1Especialista de I Grado en Medicina Interna.

Indice Anterior Siguiente