Índice Anterior Siguiente

Pesquisa activa de hipertensión arterial. Un éxito de la atención primaria de salud

José Manuel Morales Rigau,1 Fernando Achiong Estupiñán,2 Odalys Díaz Hernández3 y Sonia Fuentes García4

Resumen

Se realizó un análisis de la prevalencia de la hipertensión arterial desde 1995 hasta el año 2000, y se demostró cómo a partir de 1998 mediante una intervención educativa en la comunidad, y a través de una pesquisa activa, desarrollada por los Médicos y Enfermeras de la Familia con una amplia participación comunitaria, la provincia de Matanzas logró incrementar en forma significativa su prevalencia conocida de hipertensión arterial, de 10,2 ´ 100 habitantes mayor de 15 años a 26,3 %. El trabajo muestra los resultados finales de la pesquisa. Al compararla con el resto de las provincias del país se demuestra que Matanzas, logró mayor efectividad en la pesquisa activa orientada por el Programa Nacional de Control de la Hipertensión Arterial, y obtuvo la mayor prevalencia conocida en el país.

DeCS: HIPERTENSION/epidemiología; ATENCION PRIMARIA DE SALUD; EDUCACION EN SALUD; MEDICINA COMUNITARIA.

La hipertensión arterial (HTA) es definida como la presión arterial sistólica de 140 mmHg o más (se tiene en cuenta la primera aparición de los ruidos), o una presión arterial diastólica de 90 mmHg o más (se tiene en cuenta la desaparición de los ruidos), o ambas cifras inclusive.1 Se encuentra distribuida en todos las regiones del mundo, y su prevalencia está asociada a múltiples factores económicos, sociales, culturales, ambientales y étnicos (MINSAP. Programa Nacional de Prevención, Diagnóstico, Evaluación y Control de la Hipertensión Arterial. Ciudad de La Habana, 1998).

En el mundo se estima que 691 millones de personas la padecen. De los 15 millones de muertes causadas por enfermedades circulatorias, 7,2 millones son por enfermedades coronarias del corazón y 4,6 millones por enfermedad vascular encefálica, y la HTA está presente en casi todas ellas. (National Institute of Health. The Sixt Report of the Joint National Committiee on Preventive, Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Pressure. NIH Publications; november 1997).

Diferentes estudios muestran que la frecuencia de HTA aumenta con la edad, lo que evidencia que después de los 50 años casi el 50 % de la población la padece. En un país muy próximo a Cuba, México, se considera que el 25 % de la población adulta es hipertensa, el 50 % en el grupo de 65-75 años, y el 75 % en los mayores de 75 años.2-4 (OPS. Programa de Enfermedades No Transmisibles. Reporte presentado en la 120ª reunión. Washington, 1997).

En Cuba se calculan alrededor de 2 millones y medio de hipertensos. La prevalencia según estudios epidemiológicos se encuentra entre el 25,6 y el 38,2 % en las personas de 15 y más años, y se sabe que aumenta con la edad.3

El cuadro epidemiológico nacional mostró que los dispensarizados por hipertensión arterial en 1996 representaban solo el 7,2 % de la población adulta, muy lejos de la prevalencia encontrada en la I Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (1995), que en zona urbana detectó el 30,6 %. Es de suponer por ello, que una gran mayoría de hipertensos no están detectados, muchos no tratados, y un grupo importante sin control (Bonet M, Cañizares M, Concepción J, Loen M, Dueñas A. I Encuesta Nacional de Factores de Riesgo en Cuba, 1995, IV Congreso Nacional de Higiene y Epidemiología, 1996;13:2-3).

La provincia de Matanzas presentaba en 1996 una prevalencia conocida de 10,2 ´ 100 hab de 15 y más años, que aunque por encima de la nacional, mostraba también subregistro en la captación de hipertensos. A partir del año 1998 se implementa en nuestro país el nuevo Programa de Diagnóstico, Prevención y Control de la Hipertensión Arterial, y con él se inicia una fase superior de pesquisa de esta enfermedad con la participación decisiva de los Médicos y Enfermeras de la Familia, encaminado a lograr captar el mayor número posible de personas hipertensas en la provincia. Nos propusimos con este trabajo brindar los resultados de estas acciones desarrolladas durante estos últimos 5 años en la provincia de Matanzas.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo para conocer los resultados de la pesquisa de la hipertensión arterial en la provincia de Matanzas, que como parte de las acciones a desarrollar por el Programa Nacional de Prevención y Control de esta enfermedad, se desarrolló en todas las provincias del país.

Se revisaron todos los informes estadísticos sobre dispensarización enviados por los municipios a la Dirección Provincial de Estadísticas, pertenecientes a los años seleccionados para el estudio (1995-2000). Las cifras nacionales y de otras provincias fueron tomadas de la Dirección Nacional de Epidemiología.

Se consideró prevalencia conocida la proporción de pacientes que se diagnosticaron por hipertensión arterial cumpliendo los requisitos del programa nacional, y que fueron registrados en las historias clínicas familiares de los consultorios médicos. De la prevalencia de los años 1999 y 2000 se analizaron las cifras por grupos de edades, sexo y municipios. También se comparó la mortalidad por cardiopatía isquémica y enfermedades cerebrovasculares en los últimos 5 años por ser enfermedades muy relacionadas con la hipertensión arterial.

Resultados

Al concluir el año 2000 la prevalencia conocida de HTA en la provincia de Matanzas sobrepasó la cifra estimada por el programa nacional, al ubicarse por encima del 25 % entre la población de 15 y más años de edad (figura 1).

FIG.1. Prevalencia de hipertensión arterial.

Si consideramos todas las edades, la prevalencia alcanzó un 21 %, tal como demuestran otros estudios,5 pero el riesgo se incrementó al aumentar la edad, en tal medida, que en el grupo de 25 a 59 años la prevalencia fue de 21 ´ 100 hab, mientras que 2 de cada 3 personas de 60 o más años fueron hipertensas.

En la figura 2, se señala que el sexo femenino presentó mayor proporción de hipertensos que el masculino (53 contra 47 %), resultado observado también en otros estudios, que muestran cómo a partir de los 60 años se incrementa en forma importante la hipertensión en este género y llega finalmente a superar a los hombres.5

FIG. 2. Proporción entre el sexo y padecer hipertensión.

Todos los municipios incrementaron su prevalencia, y en el año 2000 la mayoría tenía cifras por encima del 25 %. Los 4 que no alcanzaron esta cifra, pueden estar relacionados con mayor proporción de áreas rurales, en las cuales la prevalencia de hipertensión arterial es menor (tabla 1).

Tabla 1. Prevalencia de la hipertensión arterial según municipios

Municipios
1999
2000
No.
Prevalencia
No.
Prevalencia
Matanzas
25 904
23,9
28 260
25,8
Cárdenas
19 242
25,7
23 680
31,2
Varadero
3 665
23,6
4 657
29,4
Martí
4 329
21,8
4 803
24,1
Colón
13 039
23,8
14 115
25,6
Perico
4 419
17,6
6 970
27,6
Jovellanos
10 564
23,9
11 349
25,7
Pedro Betancourt
6 832
27,0
7 162
28,2
Limonar
2 656
13,6
4 464
22,6
Unión de Reyes
7 459
21,5
8 025
23,1
Ciénaga de Zapata
788
12,2
1 360
20,7
Jagüey
10 379
23,5
11 213
25,0
Calimete
4 425
18,8
5 942
25,1
Los Arabos
5 218
24,5
5 518
25,9
Total provincial
118 919
23,0
137 579
26,3

Al analizar las cifras provinciales, Matanzas muestra la prevalencia más elevada. Observamos una disminución de las tasas de mortalidad del año 2000, sobre todo, en relación con 1997 antes de la implementación del Programa Nacional de Hipertensión Arterial, y por tanto, antes de la intensificación de la pesquisa de HTA (tabla 2) (figura 3).

Tabla 2. Comportamiento de la mortalidad

Enfermedades
1997
1999
2000
Diferencias de las tasas
Fallecidos
Tasa
Fallecidos
Tasa
Fallecidos
Tasa
1999-2000
1997-2000
Cardiopatía isquémica
972
154,3
990
151,1
806
122,0
-19,3
-20,9
IMA
571
90,6
362
55,3
321
48,6
-12,1
-46,3
ECV
610
96,8
498
76,0
483
73,1
-3,8
-24,5

FIG.3. Estadísticas de la hipertensión arterial en Cuba.

Discusión

La prevalencia conocida de hipertensos se incrementó significativamente a partir de la implantación del nuevo Programa Nacional de Diagnóstico, Prevención y Control de la Hipertensión Arterial. Consideramos que este resultado tuvo como base la capacitación recibida en todos los niveles del sistema, pero sobre todo, la dedicación y el empeño puesto por los Médicos y Enfermeras de la Familia en la pesquisa activa desarrollada en cada consultorio. La educación sanitaria ofrecida por este personal de salud en relación con la enfermedad fue decisiva para lograr un amplio movimiento comunitario que facilitó la pesquisa.

Por su alcance nacional este programa reforzó la búsqueda de nuevos hipertensos en todo el país. No obstante, como puede observarse, la provincia de Matanzas fue la que mejores resultados obtuvo en esta pesquisa.

Queremos destacar que para el logro de este objetivo trazado en el programa fue decisiva la participación activa de los Médicos y Enfermeras de la Familia, que durante estos años han incluido a la hipertensión arterial, y específicamente el subregistro de la prevalencia, entre los problemas priorizados a resolver dentro de sus análisis de la situación de salud.

También han contribuido a este logro los profesores de los Grupos Básicos de Trabajo, los Subdirectores de Higiene y Epidemiología de las 40 áreas de salud de la provincia, así como los Vicedirectores Primeros de Higiene y Epidemiología, que durante este período han estado monitoreando y orientando la pesquisa activa, priorizando oportunamente los grupos de alto riesgo, coordinando y evaluando este programa.

En el mismo instante de la captación del hipertenso, comienza toda una intervención médica que influye en el control de la enfermedad, puesto que tanto las personas captadas, como sus médicos de asistencia, conocen que están enfermas e inician una relación encaminada a su control. Al observar en los últimos años las tasas de mortalidad por otras enfermedades para las cuales la hipertensión arterial constituye un importante factor de riesgo, se observa una disminución importante en ellos, lo cual presupone entre otros factores, que a partir de la captación mejoró el control de la enfermedad.

Summary

An analysis of the prevalence of arterial hypertension from 1995 to 2000 was made and it was proved how from 1998 on, the province of Matanzas achieved a significant increase of its known prevalence of arterial hypertension from 10.2 x 100 inhabitants over 15 to 26.3 % by an educative intervention in the community and through an active screening carried out by family physicians and nurses with a wide community participation. The final results of the screening are shown in this paper. On comparing it with the rest of the country, it was observed that Matanzas attained a higher effectivity in the active screening oriented by the National Program for Arterial Hypertension Control, and the highest prevalence known in the country.

Subject headings: HIPERTENSION/epidemiology; PRIMARY HEALTH CARE; HEALTH EDUCATION; COMMUNITY MEDICINE.

Referencias bibliográficas

  1. The sixth report of the Joint National Committee on prevention, detection, evaluation and treatment of high blood pressure. Arch Intern Med 1997;157:2413-46.
  2. Barrisonte F, Manso R, Corona L. Hipertensión arterial en el anciano: aspectos clínico-epidemiológico. Rev Cubana Med Gen Integr 1997;13(2):133-8.
  3. Macías Castro I. Epidemiología de la hipertensión arterial. Acta Méd 1997;7(1):15-25.
  4. López-Carmon JM, Rodríguez Moctezuma, Mungguía Miranda JL.Validez y fiabilidad de instrumento Fantastic para medir el estilo de vida en pacientes mexicanos con hipertensión arterial. Atenc Prim 2000;26(8):542-9.
  5. Coro B, Charmicharo R, Díaz J, Rodríguez J. Estudio de la incidencia de hipertensión arterial en los adultos de 20 consultorios del Policlínico Lawton. Rev Cubana Med Gen Integr 1996;12(4):319-24.

Recibido: 5 de septiembre de 2002. Aprobado: 26 de diciembre de 2002.
Dr. José Manuel Morales Rigau. Jesús María # 30211, Matanzas, Cuba. Email: J.rigau@infomed.sld.cu

1Especialista de II Grado en Higiene y Epidemiología. Profesor Asistente de Salud Pública.
2Especialista de II Grado en Administración de Salud. Máster en Epidemiología.
3Especialista de I Grado en Medicina General Integral.
4Licenciada en Literatura. Editora de la Revista Electrónica de Matanzas.

Índice Anterior Siguiente