Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr2004;20(5-6)

Educación Médica

Caracterización del desempeño profesional de los egresados de la Maestría en Atención Primaria de Salud

 Dra. Alina María Segredo Pérez,1 Dra. Irene Perdomo Victoria 2 y Dr. Pedro López Puig 3

Resumen

Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo con 31 egresados (86,1 %), de un total de 36 graduados que constituyen el universo de Ciudad de La Habana de los cursos 1995 –1996 hasta el curso 1998 – 1999,  con el objetivo de caracterizar el desempeño profesional de los egresados de la Maestría en Atención Primaria de Salud en las áreas de docencia e investigación. Para ello se confeccionó y aplicó un cuestionario que les permitió expresar su opinión acerca de las áreas exploradas. Según su percepción se supo que dentro de las actividades que refieren realizar  en el área docente está la tutoría o asesoría de investigaciones en el 77,4 %,  e impartir docencia en un 67,7 %; mientras que en el área de investigación las actividades más frecuentes son la participación en eventos científicos en un 90,3 % y pertenecer a grupos de investigaciones el 77,4 %. Los tipos de investigaciones que manifiestan deben realizar, en primer lugar,  investigaciones dirigidas a poblaciones o grupos poblacionales en un 83,9 %, seguidas del 61,3 % que opta por las investigaciones comunitarias, dirigidas ambas a nivel individual-poblacional en el 93,5 %, quedando así rezagado el nivel individual (3,2 %). Se concluye que los egresados perciben  haber adquirido la preparación científico-técnica profesional suficiente en el área de investigación y docencia para su ejecución en la Atención Primaria de Salud, lo cual quedó demostrado en su participación en los diferentes grupos de investigaciones, eventos científicos y tutoría o asesoría de investigaciones.

Palabras clave: Atención primaria de salud, egresados, maestría, investigación.

La OMS señala la obligación de los gobiernos de asignar la provisión de recursos para el plan nacional de salud, y en su declaración de Alma–Atá en 1978, reitera que la salud es derecho humano fundamental y establece la responsabilidad ineludible del Estado de asegurar este derecho a la población.1

La atención primaria se orienta hacia los principales problemas de salud de la comunidad y presta servicios de promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación. La OMS propicia llevar lo más cerca posible la atención de salud al lugar donde residen y trabajan las personas, fomenta en grado máximo la autorresponsabilidad,  así como estimula la participación de la comunidad.

Un número importante de países en Latinoamérica  impulsa hoy procesos de reformas de sus sistemas de salud que, con diverso nivel de desarrollo económico, tienen como empeño común cambiar la forma de organizar y financiar la atención a la salud.2

El Sistema Nacional de Salud de Cuba tiene como estrategia principal la Atención Primaria de Salud (APS) para darle solución a las necesidades de la sociedad, por lo que, dentro de sus perspectivas actuales, requiere  que se planifiquen  y ejecuten investigaciones científicas por el profesional de salud en el campo de acción en su puesto de trabajo, a partir de los problemas de salud predominantes en su comunidad.

En Cuba, el Estado asume totalmente la responsabilidad de la atención a la salud de sus ciudadanos. Se concibe la salud como un componente principal de la calidad de vida y como un objetivo estratégico en el desarrollo de la sociedad (La salud pública en Cuba. Hechos y cifras. Dirección Nacional de Estadística. La Habana: Ministerio de Salud Pública, 1999).

 Para responder a los requerimientos planteados por la APS se necesitan recursos humanos con un nivel de calificación científico-técnico más elevado, que incorporen los planteamientos de la atención primaria y sean capaces de traducirlos en la práctica diaria, donde la competencia y el desempeño profesionales como piedra angular de la gestión de calidad de los servicios de salud debe ser monitoreado  y evaluado de forma continua con un enfoque integrador.3

La política de  evaluación continua  en el país se sustenta ante todo en la premisa de elevar la calidad de atención médica   en todos los servicios de salud y, de forma especial, en la APS, sobre todo en la competencia y el desempeño profesionales de los  Médicos y Enfermeras de Familia, que son los que constituyen la célula básica del Sistema Nacional de Salud cubano.4

Por el nivel de desarrollo alcanzado en la salud pública cubana, se tiene la necesidad, así como la voluntad política, de incrementar la exigencia en los niveles de formación y superación de sus recursos, vía importante para elevar la calidad de los servicios del sistema,  y una de estas modalidades de superación la constituye la maestría, que se define como el proceso de formación posgraduada que proporciona a los egresados universitarios un dominio profundo de los métodos de investigación.5,6 

Estudiar el desempeño de los que cursan esta maestría permite obtener información para evaluar el programa de estudio, y poder  identificar los elementos que dificultan o facilitan el proceder según la formación recibida.7 El comportamiento del desempeño de los egresados de la maestría de Atención Primaria  de Salud   es de gran importancia,  por lo que los autores se propusieron responder la interrogante que existe acerca de cuáles son las características del  desempeño profesional de los egresados de la maestría en Atención Primaria de Salud en la provincia Ciudad de La Habana en las áreas de  docencia e  investigación. Para alcanzar tal respuesta se decidió como objetivo caracterizar ese desempeño como objetivo de este trabajo.

Métodos

El universo de estudio estuvo constituido por los 36 graduados de la maestría en Atención Primaria de Salud de Ciudad de La Habana,  egresados de la Escuela Nacional de Salud Pública de los cursos 1995-1996 hasta el curso 1998-1999; y para dar salida al objetivo  propuesto se recogió información sobre las siguientes variables: tutelar o asesorar investigaciones, realizar publicaciones, participar en eventos científicos, pertenecer a grupos de investigación, publicar su tesis de terminación de la maestría, realizar investigaciones que  prioritariamente se hacen  como  máster, así como observar  el nivel al que se dirigen las investigaciones.

Para recoger los datos se aplicó  un cuestionario que fue sometido a opinión de expertos según criterios de Moriyama. Una vez obtenida la información,  se creó una base de datos que facilitó el trabajo. Los resultados se expresaron en porcentaje.

Para la aplicación del cuestionario se les explicó a los egresados en qué consistía la investigación,  y se les pidió su consentimiento para participar en el estudio.

Resultados

De los 36 profesionales que egresaron de la maestría en los 4 cursos académicos objeto de estudio, fueron encuestados 31 para un 86,1 %, de los  cuales el  90,3 % eran del sexo femenino (28),  y  3 (9,7%)  del masculino.

Dentro de las actividades que refieren realizar los egresados de la maestría en Atención Primaria de Salud en el área docente se detectaron la tutoría o asesoría de investigaciones en el 77,4%, la impartición de docencia en un 67,7 %, y se supo que el 32,3 % de los egresados cuenta con categoría docente No se realizó proceso de cambio de categoría docente en el período de estudio (tabla 1).

     Tabla 1. Frecuencia de las actividades realizadas  por  los egresados de la maestría en APS en el área de docencia

Actividades
No.
%
n =31
Tutoría o asesoría de investigaciones
24
77,4
Impartir docencia
21
67,7
Tiene u obtiene categoría docente
10
32,3

En el área de investigación las actividades realizadas fueron la participación en eventos científicos por parte del 90,3 % de los compañeros, el 77,4 % pertenece a grupos de investigaciones, han realizado publicaciones  el 32,3 %,  y sólo el 3,2 % ha publicado su tesis de terminación de la maestría (tabla 2).

   Tabla  2. Frecuencia de  las actividades  realizadas  por  los  egresados de la maestría en APS en el área de investigación

Actividades
No.
%
n =31
Publicaciones
10
32,3
Eventos científicos
28
90,3
Pertenecer a grupos de investigación
24
77,4
Publicación de su tesis
1
3,2

Según  la opinión  del máster egresado,  los tipos de investigaciones que deben realizarse son, en primer lugar, aquellas dirigidas a poblaciones o grupos poblacionales (83,9 %), seguidas del 61,3 % que opinó deben hacerse  investigaciones comunitarias, mientras que  las biomédicas obtuvieron únicamente el 9,7 % (tabla 3).

    Tabla  3. Tipos de Investigación que debe realizarse según  opinión  del egresado   de    la  maestría   en   APS

Investigaciones
No.
%
n =31
Comunitarias
19
61,3
Población o grupos poblacionales
26
83,9
Biomédicas
3
9,7

Estas investigaciones los egresados deben dirigirlas, según su percepción, en su gran mayoría al nivel individual-poblacional en el 93,5 %, y se obtuvieron valores muy bajos para los niveles poblacionales (16,1 %) e individual (3,2 %) (tabla 4).

            Tabla  4. Nivel al que dirige las investigaciones el egresado de la maestría en APS

Nivel
No.
%
n =31
Individual
1
3,2
Poblacional
5
16,1
Individual-poblacional
29
93,5

Discusión

El objetivo general  que persigue la maestría, es elevar los conocimientos científico-técnicos  de los profesionales del primer nivel de  atención para realizar investigaciones comunitarias, formar recursos humanos en salud y aplicar las técnicas y procedimientos a los problemas identificados (Programa de la maestría en atención primaria de salud.  Ciudad de La Habana. Curso 1999-2000).

Con el interés de identificar las diferentes actividades ejecutadas por los egresados que permiten caracterizar su desempeño en las áreas de docencia e investigación, se encontró que las que más se realizan son la tutoría o asesoría de investigaciones y la  impartición de clases. La primera fue señalada dentro de la docencia porque consideraron que a partir de esta se incorporan conocimientos al alumno, además de guiarlo en la investigación científica. El hecho de que más del 50 % imparta clases favorece el desempeño de este egresado, además de mantenerlo actualizado en los diferentes temas, que a largo plazo influirá en la calidad de sus servicios.      

Referente a las actividades que son realizadas en el área de investigación, es muy alentador que la gran mayoría (90,3 %)  participe en eventos científicos (por orden de frecuencia le sigue los que pertenecen a grupos de investigación). Esta disposición hace pensar en el valioso papel que estos profesionales desempeñan en relación con la investigación,  pues el hecho de pertenecer a grupos de este tipo habla a favor de que el máster,  a pesar de las barreras que obstaculizan su adecuado  desempeño,  busca espacios para sentirse realizado profesional e intelectualmente y poder llevar a la práctica lo aprendido.

 En cuanto a la  relación de publicaciones, los valores obtenidos fueron muy bajos,  por lo que aún existe insatisfacción en este aspecto,  por lo que hay que seguir insistiendo en la importancia de publicar las investigaciones que se realicen.

Otros conocimientos,  como son, el tipo de investigación que deben realizar y el  nivel al que se dirigen,  fueron explorados en el área de investigación, y se  encontró que un porcentaje importante refiere que  deben realizar investigaciones en la población y a grupos poblacionales (83,9 %)  y en la comunidad (61,3 %), en ambos casos, dirigidas al nivel individual-poblacional fundamentalmente,  lo cual es positivo en el adecuado desempeño de estos egresados, pues en esta forma se valora si se distinguen las diferencias que existen entre Atención Primaria y Atención Primaria de Salud. Es apreciable cómo la visión individual queda muy rezagada,  con un  predominio de la visión holística.

Sin querer abordar la calidad del desempeño en toda su extensión, es conveniente señalar que, desde el punto de vista personal e institucional, hay factores que influyen en esto, y como complemento de esta caracterización resulta de interés exponerlos. De esta forma los egresados expresan satisfacción personal y profesional por haber cursado la maestría, lo que le permite posiblemente tener una actitud positiva ante los problemas que se presenten en su medio laboral, traducido en un mejor desempeño profesional que a la larga estará integrado a la calidad de los servicios de salud.

Finalmente se puede concluir que los egresados perciben  haber adquirido la preparación científico-técnica profesional suficiente en el área de investigación y docencia para su ejecución  en la Atención Primaria de Salud, demostrado en su participación en los diferentes grupos de investigaciones, eventos científicos y publicaciones.

Summary

Characterization of the professional performance of the Masters in Primary Health Care

A descriptive and retrospective study was undertaken among 31 graduates (86.1 %), of a total of 36 in Havana City from the course 1995-1996 to the course 1998-1999, aimed at characterizing the professional performance of those that attain the Master's Degree in Primary Health Care in the teaching and research areas. To this end, a questionnaire was made and applied that allowed them to express their opinion about the explored areas. According th their perception, it was known that within the activities they carry out in the teaching area, they.devote themselves to tutorship or advisory work of research papers (77.4 %) and to give classes (67.7 %). In the research area, the most frequent activities are the participation in scientific meetings (90.3 %) and in research groups (77.4 %). The types of research they should conduct are, in the first place, directed to populations or population-based groups (83.9 %), followed by community research (61.3 %). Both are directed to the individual-population level in 93.5 %, which makes that the individual level lags behind (3.2 %). It is concluded that the graduates considered having acquired enough scientific and technical professional training in the research and teaching area for their performance at the Primary Health Care level, which has been proved by their participation in different research groups, scientific meetings and tutorship and advisory of research papers.

Referencias bibliográficas

  1. Conferencia Internacional sobre Atención Primaria en Salud. Alma- Atá.URSS (6-12 septiembre de 1978). Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 1978.
  2. Convocatoria de Investigación sobre desarrollo de recursos humanos: gestión de recursos humanos, calidad y productividad en salud. Educ Méd Salud 1995;29(2):228-35.
  3. Turabian JL. Cuadernos de medicina de familia y comunitaria. Madrid: Editorial Díaz de Santos; 1995.p. 2-28.
  4. Organización Panamericana de la Salud. Programa de adiestramiento en salud  para Centroamérica y Panamá (PASCAP). Educación permanente de salud. Aportes conceptuales y metodológicos para su programación a nivel local. San José: OPS; 1989. (Publicación PASCAP; Nro 21).
  5. Salas Perea RS. Evaluación en los servicios de salud. En: Educación en salud. Competencia y desempeño profesionales. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1999.p. 166-87.
  6. Borroto Cruz R, Lemus Lago ER, Aneiros Riba R. Medicina familiar y educación médica. La Paz: Editorial Guido Zambrana Avila; 1998.p. 91-125.
  7. Salas Perea RS, Hatim Ricardo A, Rey Bravo R. Sistema de monitoreo y control de calidad de la competencia y el desempeño profesional. Educ   Méd Sup 1999;11(1): 17-30.

Recibido: 12 de mayo de 2004.      Aprobado: 15 de septiembre de 2004.
Dra. Alina María Segredo Pérez. Escuela Nacional de Salud Pública. Calle I #202 entre 11 y Línea, El Vedado, municipio Plaza, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesora de la Escuela Nacional de Salud Pública.  Máster en Atención Primaria de Salud.
2 Especialista de II Grado en Epidemiología. Profesora de la Escuela Nacional de Salud Pública. Master en Salud Pública.
3 Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesor de la Facultad  de Ciencias Médicas “Finlay- Albarrán”.  Máster en Atención Primaria de Salud.

Indice Anterior Siguiente