Índice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr 2007;23(1)

Consideraciones sobre el programa para la formación de internos en la reingeniería

Mirka Navas Contino,1 Marlén Vega Valdés1 y Martha I. Nodarse Díaz1

Estimada Directora:

Desde el año 2004 comenzó el Proyecto de la Reingeniería del Internado, que esencialmente consiste en el traslado del escenario de formación del interno, caracterizado anteriormente por ser rotatorio en los servicios hospitalarios (atención secundaria) hacia los policlínicos, o sea, hacia la atención primaria, que es el nivel de mayor importancia en nuestro país. Además, cambia la concepción puramente docente de la formación del interno, al considerarse un concepto más abarcador en cuanto a educación en el trabajo se refiere, y a crear una responsabilidad mayor como trabajador.

La reingeniería del internado fue la primera tarea que dio un vuelco total a la docencia médica en los policlínicos, para luego caer en el nuevo modelo pedagógico, que ha devenido verdadera revolución dentro de nuestra universidad al convertir los policlínicos en facultades.1,2 En relación con el internado es bueno señalar también que ha sido muy cambiante: primero el cambio de escenario, con un nuevo programa de formación; luego, lograr que un grupo de internos sea preparado en determinadas especialidades como Terapia Intensiva, Anestesiología y Reanimación, Oftalmología y Cirugía General, incluso, hasta asumir que algunos de ellos recibieran preparación para prestar servicios en la hermana República Bolivariana de Venezuela. Esto ha representado un reto importante para los profesionales que imparten docencia, pero además exige de los internos un alto grado de responsabilidad, pues tienen a su cargo una población a atender, unido a la autopreparación que requieren para completar su carrera.

Nuestro criterio sobre el Proyecto de la Reingeniería del Internado es favorable, teniendo en cuenta que desde que surgió estamos al frente en nuestro policlínico, y hemos podido constatar las ventajas que presenta, sustentado este criterio por encuestas realizadas a los propios internos, pero además a profesores de experiencia en la APS, en las que se ha obtenido como resultado, en resumen, una referencia positiva acerca del proyecto, a lo que se suma el impacto positivo en la comunidad, con gran aceptación por parte de la población. No obstante, posee todavía algunas deficiencias, y ese es precisamente el principal objetivo de esta carta, en la que expresaremos nuestra opinión para que se suscite el debate y otros compañeros hagan llegar sus criterios, para unido a nuestras sugerencias, mejorar el programa, y con ello la formación del nuevo médico general integral básico (Ministerio de Salud Pública. Proyecto nacional de reingeniería del internado. La Habana, ISCM, 2004), (Ministerio de Salud Pública. Internado desde la APS. La Habana, 2004) y (Ministerio de Salud Pública. Carpeta metodológica docente. Santa Clara, ISCM, 2000).3

Según nuestro propio juicio sobre el Proyecto, a continuación relacionamos algunos aspectos positivos, negativos y sugerencias:

Aspectos positivos
Aspectos negativos
Sugerencias

Referencias bibliográficas

  1. Nuñez I. Las necesidades de información y formación: perspectivas socio-psicológica e informacional. Acimed [Seriada en línea] 2004;12(5): [aprox. 5 p.]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/aci/vol12_5_04/aci04504.htm Consultado Septiembre 12, 2005.
  2. Rigo MA, Díaz F, Hernández G. La psicología de la educación como disciplina y profesión: Rev Electrónica de Investigación Educativa [Seriada en línea] 2005; 17(1): [aprox. 4 p.]. Disponible en: http://redie.uabc.mx/vol7no1/contenido-rigo.html   Consultado Octubre 14, 2005.
  3. Carreño de Celis R, Salgado González L. Evolución histórica de la educación médica superior en Cuba a partir de 1959. Educ Med Super [Seriada en línea] 2005;19(2):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412005000200008&lng=es&nrm=iso   Consultado Diciembre 20, 2005.

Recibido: 1ro. de octubre de 2006.    Aprobado: 13 de septiembre de 2006.
Dra. Mirka Navas Contino. Barcelona No. 219, entre Manuel Ruiz y Unión, Santa Clara, Villa Clara, Cuba.

1Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesora Instructora.

Índice Anterior Siguiente