IndiceSiguiente
Revista Cubana de Medicina Intensiva y Emergencias 2008;7(4)

FormatoPDF


Trabajos originales


Servicio de Psiquiatría. Instituto Superior de Medicina Militar “ Dr. Luis Díaz Soto “. La Habana

 

Estrés postraumático en rescatistas

Dr. René Esteban Ventura Velásquez,1 Dr. Silvio Reyes Pérez,2 Dr. Reynol Moreno Puebla,1 Dr. Rolando Torres Ruiz3 y Dr. Raúl Gil Sánchez.4

RESUMEN

Entre los trastornos psíquicos frecuentemente observados en el personal que interviene en emergencias y desastes se encuentra el Trastorno de Estrés Postraumático. En los últimos años con el incremento de la violencia y las consecuencias de los desastres naturales este trastorno ha constituido un importante problema de salud. Se realizó un estudio observacional, descriptivo, por conglomerados de corte transversal en rescatistas de Ciudad de la Habana con el objetivo de determinar la presencia de Trastorno de Estrés Postraumático. Se utilizó: Planilla de Datos Generales, Entrevista Estructurada de Trastorno de Estrés Postraumático; previa obtención del Consentimiento Informado. Se realizaron pruebas de Chi Cuadrado para determinar asociación entre variables y se utilizó medidas de tendencia central. Se determinó que existe asociación estadísticamente significativa entre el Trastorno de Estrés Postraumático y los Antecedentes Patológicos Personales y Familiares de Trastornos Psiquiátricos, y la Exposición a Situaciones Psicotraumatizantes.

Palabras clave: Estrés Postraumático. Situaciones Psicotraumatizantes.

 

El Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) es una afección que aparece tras un evento traumático capaz de causar malestar en casi cualquier persona y que se acompaña de respuestas patológicas como, recuerdos intrusivos del evento, pesadillas y reactividad exagerada.1

Los últimos desastres han demostrado que este trastorno no se presenta de manera exclusiva en los militares y en la guerra, sino que también está presente en civiles expuestos a situaciones traumáticas, incluso estos trastornos afectan a quienes se encuentran implicados de manera no directa, “víctimas indirectas”. Un grupo muy importante al que hay que prestarle especial atención en esta categoría es el personal de primera respuesta o rescatistas; entiéndase como tales a: médicos, paramédicos, bomberos, integrantes de la defensa civil y otros.

En estos la exposición a emociones intensas se ven reforzadas por las condiciones especiales de trabajo en la que realizan su labor, la vivencia de muertes masivas o personas sufriendo y la posibilidad de trabajar bajo amenaza física real para ellos mismos, implica grandes demandas físicas y psicológicas que ponen a prueba la resistencia, el coraje y las capacidades técnicas de estas personas.

Se ha descrito una serie de reacciones cognitivas, conductuales y emocionales que pueden producirse en estas condiciones adversas de trabajo e interferir en ese momento y con posteridad en la incorporación a la vida familiar y social.

Existen una serie de factores de los que dependen las manifestaciones clínicas que se presentan en cualquier afectado; se encuentra entre estos:

Algunos factores de riesgo en los rescatistas que predisponen a trastornos psíquicos identificados en estudios anteriores son: la mala preparación técnica, la ausencia de red de apoyo social, la alta vulnerabilidad previa al estrés, los problemas psicosociales (bajo nivel adquisitivo, desempleo), la exposición prolongada al desastre o sus consecuencias, los problemas de organización del trabajo (no disponer de equipos necesarios, demandas excesivas, etc.), y la mala selección del personal.3

A partir del triunfo revolucionario de 1959, Cuba ha desarrollado un sin número de misiones internacionalistas en las que se ha estado expuesto de eventos psicotraumatizantes propiciando la presencia de TEPT, aspecto este que ha mostrado la necesidad de profundizar en esta afección, y en otra muy relacionada que es el estrés agudo.4 Estos elementos permiten plantear la interrogante, de si el TEPT constituye un problema de salud de importancia en el personal que funge como socorristas.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio observacional, descriptivo de corte transversal por conglomerado a los bomberos de Ciudad Habana. Se consideró como universo a todos los bomberos de Ciudad Habana activos durante el 2007. El cálculo de la muestra mínimo se realizó atendiendo a la prevalencia esperada de TEPT, lo que sugería la necesidad de estudiar a 68 bomberos, lo cual se logró al incluirse en el estudio a un grupo de 70 bomberos de los comandos 1, 15 y 16 de Ciudad de la Habana. La determinación de estudiar los comandos ya referidos, se realizó por el método de aleatorización simple.

Se consideró como criterio de inclusión un tiempo de servicio de más de un mes y como criterio de exclusión la negación a participar en el estudio.

Se utilizó una Planilla de Datos Generales en la que se recogió los datos demográficos. Se aplicó la Entrevista Estructurada de Estrés Postraumático. Todos estos se aplicaron previa obtención del Consentimiento Informado.

Se realizaron pruebas de asociación estadística (CHI Cuadrado) y la prueba de Kolmogorov–Smirnov para determinar semejanzas en las distribuciones de frecuencias así como medidas de resumen (Proporción y Porcentaje) todas estas para los datos cualitativos y para los datos cuantitativos se utilizaron medidas de tendencia central como el promedio.

Los datos fueron almacenados en una base de datos en Access y se procesaron con el programa estadístico SPSS versión 11.5, todas las pruebas se realizaron fijando una probabilidad de error a= 0.05 para una confiabilidad de los resultados del 95%.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

De los 70 bomberos al realizarse la entrevista estructurada para Estrés Postraumático se encontró que 22 presentaban TEPT (31.4%) 16 en su forma parcial (22.8%) y 6 de forma total (8.6%).

Del total de la muestra se observó que, a pesar de la peligrosa labor que realizan, solamente 40 (57.9%) refirieron haber experimentado situaciones psicotraumáticas, de estos con un solo evento el (50.0%) de los casos y más de 2 eventos el 13.0%. El resto de los bomberos, 30 casos (42.1%) refirió no haber experimentado nada que les hubiera impresionado de forma especial.

De los que refirieron haber experimentado acontecimientos traumáticos el 55% presentaron TEPT en algunas de sus formas; un 40% de forma parcial y el 15% de forma total.

Al asociarse la especialidad y la presencia de TEPT, se determinó que el grupo más afectado fue el de los Jefes, con un 60% de estrés postraumático.

Entre las situaciones psicotraumáticas que los afectados consideraron más impactantes se encuentra los ahogamientos, los accidentes automovilísticos, la observación de personas mutiladas y putrefactas, la muerte de niños y los eventos letales potenciales.

Tabla 1. Distribución de situaciones psicotraumáticas según actuación del rescatista.

Situación Psicotraumática

Presenciada

Experimentada

Provocada

Total

Ahogamiento

8

5

0

13

Accidente de tránsito

3

2

0

5

Muertes de Niños

4

0

1

5

Mutilados

4

0

1

5

Putrefactos

7

0

0

7

Vivencia de peligro

3

3

2

8

Suicidios

2

0

0

2

Muertes Masivas

1

0

0

1

Guerra

0

2

0

2

Quemadura

2

1

0

3

 

En cuanto a la relación entre situaciones psicotraumáticas específicas y la presencia de TEPT, se identificó (Tabla 1) que los ahogamientos, la observación de mutilados y los accidentes automovilísticos fueron los eventos más relacionados a este trastorno.

Del total de la muestra se obtuvo que 19 pacientes entraban en la categoría de casados-acompañados y 51 en la de solteros-divorciados, de estos últimos 12 presentaron TEPT, y 10 de los primeros, resultando significativa la asociación estadística (P = 0.04) por lo que se puede plantear la existencia de algún grado de dependencia entre las mismas.

De los 4 pacientes con antecedentes patológicos personales de trastornos psiquiátricos todos presentaron TEPT, mientras que de 66 que no refirieron tales antecedentes 18 presentaron el trastorno. Se pudo determinar asociación estadística entre estas variables (P = 0.008)

Entre los 8 pacientes que refirieron antecedentes patológicos familiares de trastornos psiquiátricos, 6 presentaron TEPT, mientras que de los 62 que no presentaron tal antecedente a 16 se les diagnosticó TEPT por lo que se encontró dependencia también entre estas variables. (P = 0.01)

El TEPT constituye un problema de salud de relevancia entre las personas que realizan actividades de rescate. En la bibliografía consultada se intenta resaltar la magnitud de este problema en grupos específicos de población. Se considera uno de los trastornos de ansiedad más frecuentes con prevalencia de por vida de un 5 a un 10%. Otros estudios muestran una prevalencia similar a la obtenida en este, como el caso de los veteranos de la Guerra de Angola. En los Veteranos de Vietnam las cifras oscilan entre un 20-30% (5) y 52% manteniéndose cifras semejantes en otras campañas bélicas.6-8 En víctimas civiles por otra parte los porcentajes han sido de un 10 a un 30%,9 de estos se han estudiado grupos especiales como las víctimas de accidentes de tráficos, reportándose un 32% en Israel y un 34.4% en los Estados Unidos. Entre los prisioneros de guerra de Australia en 1989 fue de un 39%, manteniéndose igual cifra en las víctimas que han sufrido desastres naturales en otros países.

No todos los entrevistados refirieron haber vivido experiencias que les impresionaran de manera particular, a pesar de estar sometidos a constante estrés y exponerse a situaciones peligrosas. Esto se debió en algún grado a que muchos de ellos, en especial el grupo de los soldados, tenían una corta experiencia en el servicio de bomberos.

Del total de los que tenían experiencias psicotraumáticas se identificó un alto porcentaje de prevalencia de TEPT, se puede considerar por tanto que la presencia de psicotraumas actúa como un factor de riesgo para el TEPT. Estos resultados se comportaron de manera similar con otros estudios en los que la experiencia psicotraumático resultó ser un factor de riesgo.

En cuanto a la frecuencia del TEPT según la especialidad, en el grupo de los jefes fue más frecuente, esto es comprensible, si se tiene en cuenta que son los de mayor tiempo de servicio; por lo que han estado expuestos a un mayor número de experiencias psicotraumáticas.

Los psicotraumas más impactantes recogidos fueron el ahogamiento, la muerte de niños, accidentes de tránsito, la observación de mutilados y las vivencias de peligro. Se debe tener en cuenta las características especiales de la actividad que desarrollan los entrevistados ya que según esta debe ser la gama de situaciones traumatizantes a la que se exponen por lo que al comparar con estudios en población general se observa diferencia con relación a los psicotraumas vivenciados.

La diferencia en las respuestas y la percepción de mayor o menor peligro ante el hecho catastrófico en sí depende en gran medida de la percepción del sujeto pero en estos casos particulares de situaciones excepcionales capaces de provocar malestar a casi todo el mundo debe darse especial importancia a las particularidades del suceso traumático en sí. Entre estas tenemos la duración y magnitud del mismo, lo que justifica los resultados obtenidos en nuestro estudio pues las que ocupan puestos cimeros constituyen situaciones que demandan una carga extraordinaria tanto desde el punto de vista psicológico como físico. Además son situaciones poco observables en la vida cotidiana lo que predispone de forma especial si se tienen en cuenta las teorías que postulan una disminución del estrés cuando existe experiencia anterior, entrenamiento e información preliminar.

El TEPT parcial y total se presentó en edades menores a 45 años en el grupo estudiado, esto coincide con los reportes internacionales, aunque debe tenerse en cuenta que la muestra estudiada fue predominantemente joven.

Aunque se conoce que las malas condiciones de la vivienda y otros problemas económicos son factores de riesgo del TEPT en este estudio no se comportó de igual forma, ya que no se estableció dependencia entre la situación económica y el TEPT, ni del nivel de escolaridad con el TEPT.

En el grupo de casados se determinó la presencia de TEPT en un porcentaje importante, pero en este caso no debe plantearse la variante del estado civil como factor de riesgo para presentar el trastorno, pues la mayor parte de los clasificados de esta forma coincidieron con los que a su vez tenían de mayor edad, mayor tiempo de servicio y por tanto mayor número de eventos psicotraumatizantes y cuya relación quedó demostrada en apartados anteriores.

Los trastornos psiquiátricos personales referidos fueron en la mayoría de los casos de tipo ansioso-depresivos, lo que hace especialmente vulnerables a individuos sujetos a condiciones hostiles, expuestos a estrés físico y psíquico constante. Estos resultados coinciden con algunos estudios de comorbilidad entre TEPT y otras enfermedades psiquiátricas. Además se conoce que entre los factores que condicionan y modifican la respuesta psíquica se encuentran el estado de salud previa, así como las características de la personalidad. Sin embargo otros estudios no reportaron relación significativa entre estas variables y si casos en los que el TEPT se desarrolló en personas sanas.

La relación existente entre el TEPT y los antecedentes patológicos familiares de trastornos psiquiátricos es esperable, pues se conoce que la evolución y el pronóstico del TEPT dependen de la interrelación de factores ambientales y del sustrato biológico.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Batista, M. et al. Pilot trial of memantine in the treatament of Post traumatic Stress Disorder. Psychiatry Interpersonal and Biological Processes . 2007. 70(2).
  2. Ammartyothin S, Ashkenesi I, Schwarts D, Leiba A, Nakash G, Pelts R, Golberg A, Bar-dayan Y. Medical response of physician and two nurses to the mass-casualty event resulting in the Phi Phi Island from the Tsunami. Prehospital Disaster Med., May - June; 2005, 21(3)212-214.
  3. Chan Y, Allagappan K, Gandhi A, Donovan C, Tewari M, Zaets SB. Disaster Management following the Chi-Chi earthquaque in Taiwan. Ed. Prehospital Disaster Med., may-june; 2006, 21(3)196-202.
  4. Moreno Puebla R., Ventura Velásquez R., Ortega Pérez I, Correa Jáuregui M., Díaz Jorge M. A propósito de un caso con estrés postraumático en el medio militar. Rev Cub Med Milit. 2006. 35 (2).
  5. Sayer N, Sporent M, Nelson DB. PTSD claims from the view of Veterans Service Officers. Milit Med . 170,10.867, 2005.
  6. Frosech BC et al. Disability compensation seeking among veterans evaluated for postraumatic stress disorder. Psychiat Serv . 2003; 54(1):84-91.
  7. Cook JM. Assesment of Trauma exposure and PTSD in long term care Veterans: Preliminary Data on Psychometric and PTSD Prevalence. Milit Med. 170 (10), October, 2005.
  8. Fruch BC. Elderly Veterans with combat related PTSD in speciality care. J Nerv Ment. Dis . 2004, 192 : 75-9.
  9. Ventura Velázquez R, Bravo Collazo T, Hernández Tápanes S. Trastorno por estrés postraumático en el contexto médico militar. Rev Cub Med Milit. 2005, 34 (4).

 

  1. Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II grado en Psiquiatría. Profesor e Investigador Auxiliar.
  2. Especialista de I grado en Medicina Militar General Integral.
  3. Especialista de II grado en Psiquiatría. Profesor Asistente.
  4. Especialista de II grado en Psiquiatría. Profesor Asistente. Master en Psiquiatría Social.

 

IndiceSiguiente