Indice Siguiente
MULTIMED 1998;2(3)
EDITORIAL

Informática en Salud, ¿opción o necesidad?

La informática médica se sitúa en la intersección entre la informática y las diferentes disciplinas en la medicina y los cuidados de salud.(1) Esta nueva ciencia resulta imprescindible para la adquisición no sólo de conocimientos, sino de herramientas que le posibilitan al profesional de salud a acceder a información, como también a la utilización y creación de softwares propios del medio en que se desarrollan.

No es difícil listar un gran número de proyectos en informática médica que traten sobre investigaciones, desarrollo y aplicaciones; lo central en tales proyectos es el procesamiento de datos, llevando información con ayuda del conocimiento disponible. (1)

El soporte automatizado (computadoras) se usa cada vez más en la comunicación y la documentación, ellas asisten en la adquisición y registro de datos y su intercambio con otros procesadores y usuarios. (1) En este entorno, los profesionales de la salud deben participar activamente en el proceso de comunicación científica e influir positivamente en los acontecimientos que se operen, con vistas a elevar su prestigio entre la comunidad científica. (2)

Las unidades locales de salud deben integrarse con otras actividades sectoriales que afectan profundamente al sector de la salud y se ven afectadas en gran medida por éste. Es imposible planificar e implantar acciones eficaces a nivel local, con la misión de promover la salud, en el sentido más amplio del término, sin establecer una red de información y comunicaciones entre las unidades locales de salud y otros sectores de la sociedad, que con frecuencia también tienen sus unidades locales. (3)

Esta integración no puede lograrse hoy sin la informática. Sin recursos de computación y telecomunicación, este tipo de integración vertical y horizontal no tendrá lugar y las unidades locales de salud se convertirán en entes aislados, sin contacto con el sistema de salud más amplio ni con otras actividades sectoriales, aún a nivel local. (3)

Por ello, se requiere de una mayor y mejor preparación en el manejo de la tecnología de la información, la explotación de los recursos de información, el diseño y desarrollo de productos y servicios de información de alto valor agregado, la utilización de las redes de información, la edición de publicaciones, las actividades de mercadeo, la implementación de sistemas de calidad, la gerencia de las organizaciones de información y la realización de las investigaciones científicas. (2)

El campo de la informática que hasta hace unos 15 años se encontraba bajo el control de especialistas sumamente técnicos se ha abierto y vuelto accesible a los profesionales competentes e interesados de otras áreas. El sector de la salud, por tanto no podrá escapar de estos cambios planteándo nos de nuevo la pregunta ¿opción o necesidad?

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Bemmel JH Van. Medical Informatics. Art or Science? Meth Inform Me 1996; 35: 157-172.
  2. Valdés Abreu MC. El nuevo profesional de la información científica en los umbrales del 2000. ACIMED 1997; 5(2): 5-7.
  3. Sistema de Información y Tecnología de Información en Salud. Desafíos y Soluciones para América Latina y el Caribe. Washington: D.C: OPS/ OMS, 1998: 28.
Lic. Luis Antonio Algas Hechavarría
Editor CPICM
Dr. Julio C. González Aguilera
Especialista de I Grado de Medicina Interna
Indice Siguiente