Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oftalmol 2003;16(1)

Policlínico "Elpidio Berovides"

Alteraciones fondoscópicas en pacientes hipertensos en un Consultorio
del Médico de la Familia

Dra. Lisi Osorio Illas,1Dra. Dora L. Hitchamn Barada,2Dra. Yusimi Toledo3 y Dra. Isis Silva4

Resumen

Con vistas a estudiar más profundamente el papel de la hipertensión arterial en el desarrollo de alteraciones retinianas, se realizó un estudio de 69 pacientes dispensarizados como hipertensos del Consultorio del Médico de la Familia no. 23 del policlínico "Elpidio Berovides"del municipio La Lisa desde enero a junio del año 2002. Todos los pacientes fueron evaluados desde el punto de vista general y fondoscópico donde se encontró un predominio del sexo femenino, con una mayor incidencia en mayores de 60 años. El mayor porcentaje de afecciones fondoscópicas se observó en los pacientes hipertensos moderados con más de 10 años de evolución. En el control de la hipertensión arterial influyó el tipo de tratamiento indicado y su cumplimiento; se demostró que la actividad preventiva es fundamental para modificar en gran medida la evolución de la enfermedad y la aparición de las alteraciones retinianas.

DeCS: HIPERTENSION; MANIFESTACIONES OCULARES; FACTORES DE EDAD; DISTRIBUCION POR SEXO; MEDICINA PREVENTIVA; MEDICOS DE FAMILIA.

La hipertensión arterial (HTA) es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en Cuba y el mundo por lo que su control continúa siendo un desafío para la práctica clínica. La prevalencia de hipertensos es proporcional a los años de vida de las personas y más del 30% de la población adulta padece de HTA que ocasiona: elevada morbi mortalidad cerebro y cardiovascular, aumenta el número de visitas médicas y aumenta el consumo de fármacos y de recursos materiales.1

El estudio integral del paciente cobra gran importancia, y en especial, en aquellos que padecen de hipertensión arterial ya que puede ocasionar múltiples manifestaciones oculares. El estudio de la retina orienta sobre el estado más o menos comprometido que pueda existir en el sistema nervioso central. La retinopatía hipertensiva permite establecer o ratificar un diagnóstico y plantear pronóstico.2

Tomando en cuenta que la especialidad participa en la formación integral del médico, así como el gran número de interconsultas que generan las afecciones oftalmológicas,3 y el magnífico control que tiene el Médico de Familia sobre su población, se realizó este trabajo para lograr el seguimiento adecuado y el control de las alteraciones oftalmológicas en estos pacientes para mejorar su calidad de vida; por tanto, se plantea:

Evaluar el comportamiento de pacientes hipertensos y su repercusión oftalmológica en un Consultorio del Médico de la Familia (CMF), identificar el grupo de edades y el sexo más afectado, determinar el tipo de hipertensos más frecuentes y definir el número de alteraciones oftalmológicas relacionadas con el tipo de hipertensión y su tiempo de evolución.

Métodos

Para realizar este trabajo se tomaron 69 pacientes dispensarizados como hipertensos esenciales del CMF no. 23 del policlínico "Elpidio Berovides" en el año 2002; se realizó la revisión de sus historias clínicas y se interrogaron exhaustivamente para determinar el tiempo de evolución de la HTA, así como el tipo de tratamiento implementado; fueron remitidos al Servicio de Referencia Nacional de Baja Visión y Ceguera ubicado en el Hospital Oftalmológico Docente "Ramón Pando Ferrer", donde fueron examinados desde el punto de vista oftalmológico, para establecer los diferentes diagnósticos fondoscópicos.

Se utilizó la clasificación de la retinopatía hipertensiva según los temas de Medicina Integral 2 del año 2001,2 y la clasificación de la HTA según la OMS.1,4

Se computaron los datos por calculadora y método manual y se expresan en forma de tablas.

Los recursos humanos fueron, médicos Especialista en MGI y en Oftalmología y técnicos en Oftalmología.

Los recursos materiales contaron de la consulta de Oftalmología y los equipos convencionales de esta especialidad.

Resultados

En la tabla 1 se observa que el sexo femenino predominó con 47 paciente para un 68,2%.

Tabla 1. Pacientes según sexo

Pacientes según sexo

Sexo

Total
%

Masculino

223
1,8
Femenino
47
68,2
Total
69
100

La edad promedio fue en los de más de 60 años con 32 pacientes (46,4%), seguido del grupo de 45 a 59 años.(33,3%) y se muestra en la tabla 2.

Tabla 2. Distribución por grupos etarios de los pacientes estudiados

Grupos de edades (años) Sexo

Masculino
Femenino
Total
%
<15 años
0
0
0
0
15 a 29
0
2
2
2,9
30 a 44
1
11
12
17,9
45 a 59
10
13
23
33,3
>60
11
21
32
46,4

En la tabla 3 se observa un 59,4% de los pacientes clasificados como hipertensos moderados.

Tabla 3. Clasificación de los hipertensos estudiados

Tipo de hipertensión arterial
Masculino
Femenino
Total
%
Ligera (140/159) ó (90-99)
4
14
18
26,1
Moderada (160/179) ó (100-109)
15
26
41
59,4

Severa (>=180) ó (>=110)

3
7
10
14,5

La tabla 4 representa el tiempo de evolución de la mayoría de los pacientes, los cuales, contaban con 6 a 10 años de evolución (25 pacientes para un 36,2%) y en segundo lugar 20 pacientes (28,9%) entre 1 y 5 años de evolución de la enfermedad.

Tabla 4. Tiempo de evolución de la hipertensión arterial en estos pacientes

Tiempo de evolución Sexo
Masculino
Femenino
Total
%
Hasta 1 año
1
4
5
7,2
1 a 5años
6
14
20
28,9
6 a 10 años
11
14
25
36,2
>10 años
7
12
19
28,0

En la tabla 5 se aprecia que entre las principales alteraciones fondoscópicas se encuentra el aumento de reflejo luminoso, estrechamiento arterial generalizado, cruces arteriovenosos patológicos, en 32, 24 y 23 pacientes respectivamente.

Tabla 5. Principales alteraciones fondoscópicas encontradas

Tipos de alteraciones
No. de Pacientes
Aumento del reflejo luminoso
32
Estrechamiento arteriolar generalizado
24
Estrechamiento focal
19
Cruces arteriovenosos patológicos
23
Tortuosidad del trayecto vascular
14
Arteriolas en hilo de cobre
13
Microhemorragias
7
Microaneurismas
7
Exudados
7
Papiledema
1

La retinopatía hipertensiva grado II con 12 pacientes fue la de mayor predominio, seguido de 9 pacientes con retinopatía hipertensiva grado I (tabla 7). Se encontró que 17 pacientes con más de 10 años de evolución de la enfermedad presentaron el mayor número de alteraciones fondoscópicas, no obstante, se encontraron 6 pacientes (8,6%) entre 1 y 5 años de evolución con alteraciones oftalmológicas según la tabla 7.

Tabla 6. Relación del número de pacientes con el grado de retinopatía hipertensiva

Clasificación
No. de pacientes
Grado I
9
Grado II
12
Grado III
7
Grado IV
1

Tabla 7. Relación entre el tiempo de evolución de la hipertensión arterial y las alteraciones de la pared vascular diagnosticadas

Tiempo de evolución
Alteraciones de la pared vascular
%
Hasta 1 año
1
1,44
1 a 5 años
6
8,6
6 a 10 años
5
5,8
>10 años
17
26

En la tabla 8 se observa que más de la mitad de los pacientes con hipertensión moderada (22 de 41) presentaron algún grado de retinopatía. En el área de salud, de los 69 pacientes estudiados 49 llevaban tratamiento farmacológico y no farmacológico (tabla 9).

Tabla 8. Relación entre el tipo de retinopatía y el grado de hipertensión arterial

Retinopatías Grados de hipertensión arterial
Ligero
Moderado
Severo
Grado I
2
7
2
Grado II
1
10
1
Grado III
0
4
3

Grado IV

0
1
0

Tabla 9. Tipo de tratamiento que utilizan estos pacientes

Masculino
Femenino
Total
No farmacológico
2
4
6
Ambos
22
41
63


Discusión

Por los resultados obtenidos en este trabajo y estudios de otros autores, al comparar ambos sexos, el predominio se dice que en el sexo femenino es mayor sobre todo después de los 55 años de edad,1,5 se demuestra además la acumulación de esta enfermedad en personas de la tercera edad, asociado esto con otras enfermedades físicas o sensoriales que pueden presentarse en edades geriátricas teniendo un efecto sumatorio en la incapacidad de estos pacientes.2,5,6-8

Hay otros estudios que coinciden con éste, como los realizados en Alamar, municipio Habana del Este en Ciudad de La Habana.9

Se comprueba que las alteraciones de la pared vascular pueden presentarse desde los inicios de la enfermedad según la severidad de la HTA pero en ocasiones necesitan métodos más sofisticados para su diagnóstico como la angiografía, siendo los espasmos arteriales los de mayor presentación.10-12 Es bueno decir que en ocasiones las alteraciones oftalmológicas se presentan en el curso del uso de drogas hipotensoras que pueden producir accidentes vasculares a escala ocular ya que en estos pacientes los episodios de hipotensión son menos tolerados,9 se señala que solo hubo un caso de papiledema con tan solo un año de diagnóstico de la HTA con pronóstico desfavorable, la mayoría de los pacientes presentaban más de una alteración oftalmológica.

Se demuestra así que la importancia del control y seguimiento de la hipertensión arterial por la frecuencia que este tipo de enfermedad general, favorece el desarrollo de enfermedades vasculares, que pueden contribuir a la disminución de la visión de los pacientes [Dra Osorio L. Prevalencia de baja visión y ceguera en un área de salud (Tesis para optar por el Título de Especialista de I Grado en MGI.2001)].13-15 Los pacientes con tratamiento no farmacológico coincidió con los hipertensos ligeros. Dentro del tratamiento farmacológico los diuréticos asociados a las betas bloqueadoras y a los EICA fueron las principales asociaciones medicamentosas con efecto favorable para el paciente.4,18

Bien es conocido la importancia del tratamiento adecuado sobre todo el no farmacológico no bien implementado en los pacientes estudiados ya que no cumplían las modificaciones del estilo de vida que correspondían, si bien es sabido que el tratamiento no farmacológico por sí solo no siempre es efectivo para el control de las cifras tensionales, sí las modificaciones del estilo de vida según cada paciente favorecen el control adecuado de la enfermedad y prevenir complicaciones.4,16-18

A todos los pacientes se les hizo toma de la agudeza visual, coincidiendo con menos de la unidad de visión los pacientes con mayor número de alteraciones de la pared vascular.

Por lo que el tiempo de evolución de la HTA, el tipo de hipertensión y su control pueden influir en la aparición de alteraciones oftalmológicas.

Summary

In order to go deep into the role of arterial hypertension in the development of retinal alterations, a study was conducted among 69 patients classified as hypertensive at the Family Physician's Office no. 23 of "Elpidio Berovides" Polyclinic, in La Lisa municipality, from January to June, 2002. All the patients were evaluated from the general and fundoscopic point of view. It was found a predominance of females with a higher incidence in those over 60. The greatest percentage of fundoscopic affections was found in moderate hypertensive patients with more than 10 years of evolution. The type of treatment indicated and its fulfillment influenced the control of arterial hypertension. It was proved that the preventive activity is fundamental to modify considerably the evolution of the disease and the appearance of retinal alterations.

Subject headings: HYPERTENSION; EYE MANIFESTATIONS; AGE FACTORS; SEX DISTRIBUTION; PREVENTIVE MEDICINE; PHYSICIANS; FAMILY.

Referencias bibliográficas

  1. Sellen J. Hipertensión Arterial: Diagnóstico, tratamiento y control.
    La Habana: Félix Varela, 2002.
  2. Álvarez R. Temas de Medicina General Integral, volumen II La Habana. Ciencias Médicas, 2001.
  3. Pérez G, P Mayra. Pezquizaje Oftalmológico en el área de salud. Interrelación con el médico de familia. Rev Cub Oftalmol 2(3) 103-109 sep-dic 1989.
  4. OMS. Guías para el manejo de la HTA, Sociedad Internacional de HTA (SIH) 1999. Journal of hypertension 1999; 17:151-183.
  5. Whelton PK. Epidemiología de la HTA. The Lancet 1994;25 (5):65-70.
  6. Bennet NE. Hipertensión en el anciano. The Lancet 1995;26 (1):64-7.
  7. Clement K. Revisión sobre hipertensión, USA: Especial Mundo Médico, 1999.
  8. Alfonso J. Prevalencia de la HTA en una comunidad del municipio de Cárdenas. Rev Cub MGI 2000; 16(7):138-43.
  9. Dra Cáceres T. HTA y retinopatía hipertensiva. Su comportamiento en un área de salud. Rev Cub Med 2000;39(4):210-6.
  10. Kanski J. Clinical Ophthalmology. 4ed. Oxford: Bullerworth-Heinemann;1999.
  11. Guyer D, Yannuzzi LA. Retina-Vitreuos-Mácula Philadelphia: Saudeu Company, 1999.
  12. Blindness, Microsoft Encarta Encyclopedia 1993-2000. Microsoft Corporation. All rights reserved.
  13. Faye. EE Clinical Low Vision. 2da Edición. ST Louis: Mosby 1998.
  14. Quiñones RM. Asociación de las enfermedades oftalmológicas a DM, HTA en un estudio realizado en un área de salud del municipio Marianao. Rev Cub Oftalmol 1996, 9(2):110-5.
  15. Pava AE. Manual de prevención de ceguera , Colombia, INCI:1998.
  16. Alderman M H. Tratamiento no farmacológico de la HTA, The Lancet 994,25(6):52-65.
  17. Ibañez J. Formas Clínicas de la HTA Esencial. Medicine 1997;7(69):3225-27.
  18. Furones M J. Nuevos resultados sobre la eficacia de los medicamentos
    antihipertensivos 2000.

Recibido: 30 de abril de 2003. Aprobado: 22 de julio de 2003.
Dra. Lisi Osorio Illas. Policlínico "Elpidio Berovides". Calle 240 y Ave 33, Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en MGI.
2 Especialista de I Grado en Oftalmología. Profesora Asistente.
3 Especialista de I Grado en MGI y Especialista de I Grado en Oftalmología.
4 Especialista de I Grado en Medicina Interna.

Indice Anterior Siguiente