Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana de Oncología, enero-junio, 1995

ARTICULOS ORIGINALES

INVESTIGACIONES CLINICAS

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología

Valor de la biopsia por aspiración con aguja fina en el diagnostico del cáncer de próstata

Dra. Ivette Portilla Fabregat,1 Dr. Osvaldo Cantero Calderón,2 Dra. Olga Piera Rosillo3 y Dr. Armando Mauri Pérez4
  1. Doctora en Ciencias Médicas. Especialista de I Grado en Urología. INOR.
  2. Especialista de I Grado en Urología. Hospital Docente "General Calixto García".
  3. Doctora en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Anatomía Patológica. Hospital Docente "General Calixto García".
  4. Especialista de I Grado en Urología. INOR.

RESUMEN

Se analizan 104 pacientes con sospecha clínica de carcinoma prostático, a los cuales se les realizó biopsia por aspiración y por punción de la glándula. Se comparan los resultados de ambas pruebas, se demuestran las ventajas y complicaciones de cada proceder diagnóstico y se comparan con los de la literatura revisada.

Palabras clave: NEOPLASMAS DE LA PROSTATA/diagnóstico; BIOPSIA CON AGUJA; CARCINOMA/diagnóstico; MASCULINO; HEMATOXILINA/uso diagnóstico; EOSINA/uso diagnóstico; HUMANO.

INTRODUCCION

Al elevarse las posibilidades de vida de nuestro pueblo, la expectativa de vida de los hombres alcanza más de 70 años. Como consecuencia de ello, se ha visto un incremento en el grupo de riesgo de tumores prostáticos.

En la actualidad, el cáncer de próstata representa entre el 7 y el 8 % de la letalidad en pacientes de más de 50 años, y la causa de muerte por cáncer en el hombre.1

Hasta el momento actual, la sospecha de lesiones malignas prostáticas, ha sido basada por la palpación digital de la glándula2 y por elevaciones del antígeno prostático específico (PSA).3

Aunque la induración de la glándula es una de las manifestaciones clínicas más tempranas que aparecen como signo de malignidad, no es una condición patognomónica, ya que sólo se ha comprobado sensibilidad en el 50 % de los casos.4

La introducción de la punción mediante la utilización de agujas finas de lesiones palpables, ha ampliado de manera importante el campo de la citología, pues este método permite estudiarlas de forma sencilla, rápida y económica.5 Este método fue descrito inicialmente por Ferguson6 en 1930 y en 1960 Franzen et al.7 publicaron un trabajo sobre diagnóstico clínico y citológico de tumores prostáticos utilizando la vía transrectal. Desde entonces se han presentado numerosos trabajos, fundamentalmente europeos, dentro de los cuales una de las series mayores fue reportada por Esposti8 con 1 100 casos y Lin et al.9 que reportaron 1 280 aspiraciones de la próstata. En el hospital de Karolinska10 la punción por aspiración con aguja fina (PAAF) de próstata con el método de Franzen se ha convertido en un proceder de rutina; se han realizado más de 15 000 aspiraciones en los últimos 20 años.

MATERIAL Y METODO

Se realiza el análisis de los resultados obtenidos mediante la biopsia por aspiración en 104 pacientes con diagnóstico clínico de carcinoma prostático y se correlacionan éstos con los resultados de las biopsias transrectales con el trocar de Vim Silverman.

A todos los pacientes se les realizó examen de la glándula prostática por tacto rectal y se citaron a consulta especializada de Urología, donde se siguieron los siguientes pasos:

  1. Punción y aspiración con aguja fina de la zona sospechosa de malignidad.
  2. Preparación de láminas para distintas coloraciones.
  3. Utilización de la coloración de hematoxilina y eosina para método rápido informado de inmediato por la citopatóloga, lo que permite puncionar nuevamente alguna área sospechosa o tomar fragmento para el estudio histológico.
  4. Fijación en citospray del resto de las láminas para las coloraciones convencionales.

RESULTADOS Y DISCUSION

De las 104 aspiraciones practicadas, en 98 se obtuvo material adecuado para el 94,2 % y 6 no fueron útiles para diagnóstico, lo que representa el 5,8 % de los casos. Este porcentaje de biopsias no útiles resultó de la primera etapa del trabajo, en la cual no se realizaba la coloración de HE para método rápido.

Del total de aspiraciones útiles, 88 fueron positivas, para el 89,9 %, 5 sospechosas para el 5,1 % y 5 negativas para el 5,1 %.

Si tenemos en cuenta los casos positivos y los sospechosos, el valor de esta prueba alcanzaría el 94,9 %, ya que los casos sospechosos son corroborados por otros métodos.

A los 104 pacientes que componen la muestra, se les realizó biopsia con trocar de Vim Silverman; de ellos, 97 casos corroboraron el diagnóstico clínico para el 93,2 % y 7 fueron negativos para el 6,8 %. Esto nos permitió considerar, al relacionar estos datos con los obtenidos por la citología, el gran valor de esta última en el diagnóstico del cáncer de próstata.

Las complicaciones traumáticas debidas a la biopsia con el trocar de Vim Silverman son conocidas en la revisión de la literatura médica. Se han reportado sangramientos severos, hematomas, fístulas rectales y varios casos de muerte con embolismo pulmonar y anuria.11,12

La incidencia de complicaciones en las primeras 3 000 biopsias por aspiración realizadas por Esposti fue menor de 0,5 % y consistieron en hematuria transitoria, hemospermia y síndrome febril. En nuestro trabajo no se presentaron complicaciones serias en ningún caso.

Dada la dificultad que se presenta a diario para realizar el diagnóstico de los tumores prostáticos mediante el empleo del trocar de Vim Silverman, que no está exento de riesgos, consideramos que el incluir en el estudio de estos pacientes la biopsia por aspiración con aguja fina, puede, en breve tiempo, orientar adecuadamente al enfermo para su tratamiento.

CONCLUSIONES

  1. La biopsia prostática por aspiración en los pacientes estudiados ha demostrado un alto índice de positividad.
  2. La biopsia por aspiración es un método sencillo, económico, inocuo y se puede repetir varias veces en un solo examen.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Boring CC, Squires TS, Tong T. Cáncer Statistics 1993. CA Cancer J Clin 1993;43:7-26.
  2. Jewt HJ. Significance of the palpable prostatic nodules. JAMA 1956;1960:838-9.
  3. Cullmann HJ. Heutiger Stellenwert der Transrektalen Feinnadelbiopsie Hohe Aussagekraft in der Diagnostik des patienten. Fortcschr-Meri 1991;109(76):518-70.
  4. Williams JS. Transrectal fine needle aspiration biopsy of prostatic carcinoma. Acta Urol Belg 1983;51(1):43-5.
  5. Narayan P, Jajodia P, Stein R, Tanagho E. Comparison of fine needle aspiration and core biopsy in diagnosis and preoperative grading of prostate cancer. J Urol 1989;141:560-3.
  6. Ferguson RS. Prostatic neoplasms. Their diagnosis by needle punction and aspiration. Am J Surg 1930;9:507-11.
  7. Franzen S, Giertz G, Zajicek J. Cytologycal diagnosis of prostatic tumors by transrectal aspiration biopsy. A preliminary report. Br Urol 1960;32:193-6.
  8. Esposti PH. Cytologyc diagnosis of prostatic tumors with the aid of the transrectal aspiration biopsy. A critical review of 1100 cases and a report of morphologic and cytochemical studies. Acta Cytol 1966;10:182-6.
  9. Tomic R, Bergman B, Hietala SO. Prognostic significance of tranrectal fine needle aspiration bipsy findings of the orchiectomy for carcinoma of the prostate. Eur Urol 1985;11:378-81.
  10. Bandhauer K, Spteler P. The value of cytology for the follow up of prostatic cancer after hormones and irradiation theraphy. Eur Urol 1985;11:224-7.
  11. Bertelden S. Transrectal needle biopsy of the prostate. Acta Chir Scand 1966;226(Suppl):357.
  12. Wendel RG, Evans AT. Complications of punch biopsy of the prostate glnad. Urol 1967;97:122.
Recibido: 13 de octubre de 1994. Aprobado: 15 de noviembre de 1994.

Dra. Ivette Portilla Fabregat. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Calle 29 y E, Vedado, Ciudad de La Habana 4, Cuba.

Indice Anterior Siguiente