Indice Siguiente
Revista Cubana de Oncología, enero-junio, 1995

EDITORIAL

El paciente terminal por cáncer y sus derechos

El concepto de paciente terminal por cáncer es aquel en quien la inminencia de la muerte es temida como cierta y predecible a corto plazo, debido a que su enfermedad ya no pudo ser curada, a pesar de haber recibido un tratamiento adecuado y para quien la terapia ha cambiado de curativa a paliativa.

Existe confusión y controversia, tanto en la población en general como en los círculos de profesionales de la salud, de cómo debe enfocarse la situación del enfermo ante la enfermedad del cáncer, de cómo puede repercutir esa realidad conocida ante su estado psíquico, emocional y afectivo, de cómo serían sus relaciones con la familia, con los amigos y la actitud de ésta hacia la problemática que se les presenta. Existen múltiples enfoques del manejo adecuado del profesional con el enfermo y sus familiares, pero existe desconocimiento acerca de las posibilidades legales que tienen dichos enfermos en fase terminal para obtener una mejor calidad de vida.

Tanto la OMS (1990) como Villamizar (1991), entre otros, señalan los derechos del paciente terminalmente enfermo, tales como:

1.El enfermo terminal tiene derecho a vivir hasta su máximo potencial físico, emocional, espiritual, vocacional y social, compatible con el estado resultante de la progresión de la enfermedad.

2.... a vivir independiente y alerta.

3.... a tener alivio de su sufrimiento físico, emocional, espiritual y social, siendo la meta que se debe alcanzar el máximo confort posible para el paciente.

4.... a conocer o rehusar el conocimiento de todo lo concerniente a su enfermedad y a su proceso de morir.

5.... a ser atendido por profesionales sensibles a sus necesidades y temores en su proceso de aproximación a la muerte, pero competentes en su campo y seguros de lo que hacen.

6.... a ser el eje principal de las decisiones que se tomen en la etapa final de la vida.

7.... a que no se le prolongue el sufrimiento indefinidamente, ni se apliquen medidas extremas y heroicas para sostener sus funciones vitales.

8.... a hacer el mejor uso creativo posible de su tiempo, de sus compromisos.

9.... a que las necesidades y temores de sus seres queridos sean tenidos en cuenta antes y después de su muerte.

10.... a morir con dignidad, tan confortable y apaciblemente como sea posible.

Dra. Bertha Redondo Rodón
Especialista de II Grado en Anestesiología y Reanimación
Jefa de la Clínica del Dolor

Dr. Pedro Jiménez Chaviano

Dra. Encarnación Vázquez Olazabal
Especialistas de I Grado en Oncología

Indice Siguiente