Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oncol 1996;12(2)
Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos

Debe emplearse magnetoterapia en el tratamiento del cáncer

Dr. CM. Armando Hidalgo De Paz1 y Dr. Mikhail Benet Rodríguez2

RESUMEN

Se investigó en 82 ratas blancas la acción del campo magnético de ultra-alta frecuencia (CMUAF) en el proceso de desarrollo de colaterales linfáticos, provocado por la extirpación quirúrgica bilateral de los linfonodos poplíteos. Para aplicar el campo se empleó el aparato protátil UVCHE-30, cuya frecuencia es de 40 y 70 Megahertz y con potencias fijas de 15 y 30 watts. Los métodos de investigación fueron la linfografía y la disección con lupa binocular. Por la acción de este agente físico se observó el desarrollo de colaterales superficiales que drenaban en ganglios linfáticos distantes, lo que no se pudo apreciar en los animales del grupo control. Se valoran los datos obtenidos. Se señala que no es recomendable emplear el CMUAF en caso de cáncer, pues puede condicionar diseminación metastásica a distancia.

Palabras clave: NEOPLASMAS/complicaciones. CAMPOS ELECTROMAGNETICOS/efectos adversos. METASTASIS DEL NEOPLASMA. TERAPIAS ALTERNATIVAS.

INTRODUCCION

En la literatura médica aparecen trabajos publicados relacionados con el campo electromagnético (CEM) de diferentes frecuencias e intensidades. La Organización Mundial de la Salud en 1993 publicó un libro sobre CEM de alta frecuencia1, en el que se señalan sus efectos en el organismo vivo y especialmente en el hombre. Se atribuyen a este agente el incremento de la actividad celular y de la síntesis de ATP, ARN y proteínas,2,3 así como alteraciones en el metabolismo del calcio y otros elementos celulares.4-6

En estudios teóricos para demostrar los efectos del CEM se plantea el aumento de la actividad celular producto de la inducción del campo eléctrico y los cambios iónicos en las membranas celulares.7

Son también numerosos los trabajos publicados donde se describe la utilización del campo electromagnético de baja frecuencia en el tratamiento de varias enfermedades, dentro de las que se refieren algunos tipos de cánceres.8-11

En este sentido, es ampliamente conocido que las células cancerosas se diseminan principalmente por la vía linfática, por lo que cabría preguntarse; ¿cómo reacciona el sistema linfático si se aplica CEM en un proceso canceroso? Esta interrogante constituye la motivación de la presente investigación, en la que se pretende conocer de manera experimental el efecto del CEM sobre el flujo linfático, luego de la interrupción en determinado punto, como puede ocurrir en los procesos cancerosos, por tumoración o exéresis de linfonodos.

MATERIAL Y METODO

En calidad de animales de experimentación se utilizaron 82 ratas blancas de ambos sexos, cuyos pesos oscilaron entre 120 y 180 gramos. Diez de ellas sirvieron para estudiar el sistema linfático de estos animales; 24 formaron el grupo control y 48 constituyeron el grupo experimental propiamente dicho, al ser tratadas con el campo magnético de ultra-alta frecuencia(CMUAF).

Para provocar el desarrollo de colaterales linfáticos se procedió, bajo anestesia con éter, a la extirpación quirúrgica bilateral de los linfonodos poplíteos. Luego de cuatro días de realizada la operación, fueron llevados los miembros caudales de las ratas a la acción del CMUAF durante 10 minutos diarios, por espacio de 10 días. El campo magnético se aplicó con un aparato portátil UVCHE-30 de fabricación rusa, cuya frecuencia es de 40 y 70 Megahertz y con potencias fijas de 15 y 30 watts.

Los plazos para el estudio dinámico del desarrollo de colaterales en ambos grupos (control y experimental) fueron de 2,4,6,8,10 y 16 semanas, a partir del momento de la operación.

Para la visualización de los vasos linfáticos se empleó la linfografía. A las ratas previamente anestesiadas con éter, se les inyectó collargol al 40 % en el lecho subungueal de todos los dedos de las patas caudales; se les realizó luego estudio radiográfico. Los datos obtenidos en las imágenes radiográficas se verificaron mediante disección postmortem de los animales, con la ayuda de lupa binocular.

RESULTADOS

Luego de dos semanas de extirpación de los linfonodos poplíteos, en los animales del grupo control, se apreció cómo los extremos distal y proximal de la vía linfática principal, en el lugar del linfonodo extirpado, estaban unidos por una fina anastomosis; la que parecía suficiente, por cuanto sólo en un caso, se observó, además de la anastomosis, una pequeña colateral en dirección al linfonodo inguinal del lado correspondiente.

En los animales del grupo experimental, luego de dos semanas de la operación y de la aplicación del CMUAF, con intensidades de 15 y 30 watts, existían únicamente vasos colaterales en ambos miembros, que se dirigían hacia los linfonodos inguinales; a partir de éstos, conductos bien definidos ascendían lateralmente por el tronco hasta los linfonodos axilares (figura 1).

Figs. 1

Luego de 4 semanas y en los plazos sucesivos de 6,8,10 y 16 semanas después de la operación, en los animales del grupo control el flujo linfático se produjo por las vías formadas por los vasos de la pierna y el muslo; a través de la anastomosis antes referida, sin apreciarse vasos colaterales.

En estos mismos plazos, pero después de aplicarse CMUAF con potencia de 15 y 30 watts, se observó en las linfografías y luego en las disecciones, la existencia de dos vías simultáneas de drenaje linfático: la vía principal, a través de los extremos unidos (por anastomosis) y conjuntamente una segunda vía, colateral, formada por vasos superficiales que se dirigían hacia los linfonodos inguinales. Luego de 10 semanas de comenzado el experimento no se apreció la existencia de vasos colaterales desde los linfonodos inguinales hacia los axilares. En varios casos, en el grupo de animales que recibieron la acción del CMUAF con potencia de 30 watts, posteriormente a la octava semana, la vía colateral no se constató.

DISCUSION

Como pudo apreciarse, bajo la acción del CMUAF se produjo un evidente aumento del flujo linfático interrumpido, al participar en éste vías colaterales; así como anastomosis que unen los dos segmentos de los conductos principales cortados.

Los resultados obtenidos y los hallados en la literatura internacional, demuestran el efecto del campo electromagnético sobre las células. La reacción que desarrollan parece estar relacionada con la duración, la intensidad y la frecuencia con que se exponen los organismos vivos a este campo.1,4 Estos pudieran estar dados por la acción del CEM sobre el sistema nervioso periférico en el área donde se aplica éste.10 Así como sus efectos sobre todas las células de la economía al activar la síntesis de ADN, ARN, ATP y el proceso de división celular.2,3 A su vez, esto se explicaría por diferentes mecanismos en las membranas biológicas que favorecen el desarrollo de múltiples eventos en las células.

Teniendo en cuenta lo anterior, el empleo del campo electromagnético con fines terapéuticos en el cáncer9,10 es discutible; ya que por la vía linfática se diseminan principalmente las células neoplásicas y, al actuar el CEM, aumentan de calibre los vasos linfáticos y se desarrollan nuevos vasos colaterales en las zonas de aplicación de este agente terapéutico, lo que produce un aumento del flujo linfático hacia linfonodos lejanos. Por esto, independientemente de que pudieran producirse modificaciones positivas en las células cancerosas por acción del CEM, no podría evitarse la implantación a distancia de gran número de células malignas o sea, metástasis.

Por tanto la utilización de magnetoterapia en el tratamiento del cáncer debe hacerse con mucha precaución y nunca en humanos, sin antes haber realizado estudios rigurosos experimentales; ya que lejos de mejorar la situación de los pacientes, es probable que empeore el cuadro, al desarrollarse una mayor división celular y generarse nuevos vasos linfáticos en los tejidos que facilitarían la diseminación del proceso neoplásico.

SUMMARY

An investigation was carried out in 82 white rats, in order to know the action of the ultra high frequency magnetic field (UHFMF) in the development process of lymphatic collaterals, provoked by the bilateral surgical extirpation of the popliteal lymph nodes. To put on the field, the UVCHE-30 portable apparatus was used, with 40 and 70 Megahertz frequency, and with fixed potencies of 15 and 30 watts. The investigation methods were lymphography and dissection with binocular lenses. Due to the action of this physical agent, the development of superficial collaterals draining in distant lymph nodes was observed, a fact that couldn't be appreciated in the animals of the control group. The data obtained is evaluated, and the conclusion is that it is not recommendable to use the UHFMF in case of cancer, since it may condition the metastatic spread at a distance.

Key words: NEOPLASMS/complications. ELECTROMAGNETIC FIELDS/adverse effects; NEOPLASM METASTASIS; ALTERNATIVE THERAPIES.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. World Health Organization. Electromagnetic fields: (300 Hz to 300 GHz) Geneva: World Health Organization, 1993.
  2. Macklis RM. Magnetic healing, quackery, and the debate abaout the health effects electromagnetic fields. Ann Intern Med 1993;118(5):376-83.
  3. Jaconbson JI. A testable theoretical model for magnetotherapy potentially aplicative to such disease concerns as oncogenic, CNS throphic factor and viral disorders. J Biochem Biophys 1990;118(5):376-83.
  4. Organización Panamericana de la Salud )Pueden las ondas electromagnéticas afectar la salud? Bol Of Sanit Panam 1993;114(5):462-3.
  5. Hatch M. The epidemiology of electric and magnetic fields exposures in the power frecuency range and reproductive outcome. Pediatr Perinat Epidemiol 1992;6(2):198-214.
  6. Chernoff N, Rogers J, Kavet P. A review of the literature in potential reproductive and developmental toxicity of electric and magnetic fields. Toxicology 1992;74(2-3):91-126.
  7. Bernhordt JH, et al. The establishment of frecuency dependent limits for electric and magnetic fields and evaluation of indirect effects. Biophys 1988;27:1-27.
  8. Orzheshkoviskii VV, Chopchik DI. The treatment of hypertension patients with electromagnetic and magnetic fields. Urach Delo 1991;10:81-2.
  9. Bakmustskii NG, et al. The assessment of the efficacy of the effect of rotational magnetic fields on the course of the tumors process in patients with generalized breast cancer. Sov Med 1991;7:25-7.
  10. The Burton Goldberg Group. Alternative medicine: the definitive guide. Washington: Future Medicine 1993;330-8.
  11. Krasnov VV, Shilenov AJ. Magnetotherapy of hepatitis A and B in children. Pediatria 1991;10:54-7.
Recibido: 18 de diciembre de 1995. Aprobado: 15 de enero de 1996.

Dr. Armando Hidalgo de Paz. Calle 57 Edificio MINSAP entre 40 y 42 apt. 19, Cienfuegos, Provincia Cienfuegos, Cuba.

 

1 Especialista de I Grado en Fisiología y Fisiopatología. Profesor Instructor de Fisiología de la FCMC.
2 Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Anatomía. Profesor Titular de Anatomía de la FCMC.

Indice Anterior Siguiente