Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oncol 1997;13(2):111-117
Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología

Intervención sobre tabaquismo en atención primaria de salud

Dra. Carmen Conde Requejo,1 Dra. María Teresa Ariosa Lorenzo,2 Dr. Modesto Tirador Luaces,2 Dra. Mercedes Hilton Ramírez3 y Dr. Ramón del Castillo Bahí4

RESUMEN

Se realiza una intervención sobre el tabaquismo en atención primaria de salud en una comunidad del Medico de Familia. Se aplicaron un conjunto de técnicas: informativa, de apoyo psicológico y acupuntura. Fueron seleccionados de forma aleatoria los consultorios donde fueron aplicadas las diferentes técnicas (separadas y conjuntas). Todos los grupos fueron comparables en edad, sexo y tiempo fumando. No existieron diferencias en la distribución de los individuos en cada uno de los tratamientos empleados. Cuando se utilizó la técnica informativa se obtuvo una disminución en la proporción de fumadores del 28,7 %, con la técnica de apoyo psicológico la disminución fue del 35,2 %. Con la técnica de acupuntura se observó una disminución del 32,8 %. En el grupo donde se aplicaron las tres técnicas conjuntas la disminución en la proporción de fumadores fue del 52,5 %. Se concluye que la técnica donde se aplicaron los diferentes tratamientos conjuntamente, resultó la de mejores resultados.

Descriptores DeCS: TABAQUISMO/terapia; CESE DEL TABAQUISMO/métodos; TERAPIA POR ACUPUNTURA; TERAPIA CONDUCTISTA; ROL DEL MEDICO; ATENCION PRIMARIA DE SALUD; MEDICOS DE FAMILIA.

La asociación tabaco-cáncer del pulmón ha sido suficientemente comprobada: localización por ende más frecuente en nuestro país en el sexo masculino. Ocupa el primer lugar entre todas las neoplasias malignas diagnosticadas en el sexo masculino con una tasa de 47,4 x 100 000 habitantes y el tercer lugar en el sexo femenino con una tasa de 19,1 x 100,000.1

Teóricamente resultaría muy sencillo suprimir la causa para eliminar el efecto, pero la drogo-adicción resultante de este hecho no permite actuar de manera simple.2

El tabaquismo es un fenómeno complejo, donde el médico que ha sido reconocido, por ser necesario en la prevención, puede actuar de manera muy eficaz en diferentes acciones para lograr también el cese del consumo tabáquico.3

Algunos autores sugieren un simple aviso del médico para abandonar el hábito.4 Se ha llegado a esta conclusión en un estudio de metanálisis de ensayos clínicos aplicados por médicos.5

Uno de los primeros protocolos que incluían tanto la prevención del cáncer como la promoción de salud, fue el del National Cancer Institute6 en el Programa de Cáncer y Tabaco (STCP) que desarrolla un número de estrategias de intervención a través de los médicos y dentistas entre otros, y dirigidos a diferentes grupos poblacionales, fundamentalmente adolescentes, mujeres, fuertes fumadores, etcétera y aplicados en la comunidad con el programa CONMIT.7

La aplicación de técnicas conjuntas para lograr el cese del consumo tabáquico, constituye uno de los métodos de mayor eficacia empleadas con este fin.8

Nos propusimos aplicar un conjunto de técnicas en la comunidad, mediante el equipo multidisciplina de la estructura de salud a nivel del área de salud y comparar los resultados con los obtenidos con la aplicación de una sola técnica.9

MÉTODO

Se realizó el ensayo en la comunidad, atendido por el médico de la familia correspondiente al Policlínico "Wilfredo Santana" del municipio Habana del Este, el cual se encuentra cubierto en su totalidad por el médico de la familia.

La selección de los consultorios para el ensayo se llevó a cabo de forma aleatoria en 4 Grupos de tratamientos (I, II, III y IV); utilizó un total de 8 consultorios (2 para cada grupo de tratamiento). Estos se encontraban en puntos cardinales opuestos, equidistantes unos de otros, para evitar la contaminación entre los diferentes tratamientos.

La muestra se tomó de forma aleatoria entre los fumadores de los consultorios seleccionados, previo listado de fumadores, del cual se seleccionaron aleatoriamente 1 de cada 2 fumadores en edades comprendidas entre los 12 y los 60 años de edad, para un total en cada grupo de aproximadamente 150 personas fumadoras.

Se calculó la muestra de 150 individuos fumadores en cada grupo. Se tuvo en cuenta un error tipo I y II, de 0,05 y una pérdida en cada tratamiento del 15 %.

Fueron escogidas estas edades para que pudieran ser capaces de asimilar intelectualmente las diferentes técnicas que serían aplicadas.

Se consignó la decisión voluntaria de participar en el ensayo a las personas fumadoras que así lo deseaban. Solo el 0,3 % de los fumadores no desearon participar en éste.

Se implementaron seminarios al equipo de trabajo que aplicaría las intervenciones y que incluian además del médico de la familia, al psicólogo, el médico especialista en acupuntura y la enfermera. Estos fueron previamente adiestrados en las diferentes técnicas a emplear.

Tanto la encuesta inicial de base como la final del tratamiento, fue aplicada por el propio médico de la familia, quien era conocedor de la veracidad de la información. En el cuestionario inicial se analizaron 17 variables que brindaban información referente al consumo de cada uno de los participantes.

TÉCNICAS DE CESACIÓN EMPLEADAS EN LA INTERVENCIÓN

Esta fase del ensayo correspondió a la implementación de las intervenciones directamente a la población fumadora de cada consultorio. Se agruparon para aplicar las diferentes técnicas: Grupo I: técnica informativa; Grupo II: técnica de apoyo psicológico; Grupo III: técnica de acupuntura y Grupo IV; El conjunto de técnicas (informativa, apoyo psicológico y acupuntura).

TÉCNICA INFORMATIVA

Se aplicaron 8 sesiones de trabajo de aproximadamente de 2 a 2 horas y media de duración. Se impartieron seminarios, debates y charlas educativas de participación sobre los diferentes aspectos: hábito de fumar y riesgo de

cáncer del pulmón, motivaciones del consumo tabáquico, factores de inicio y factores de mantenimiento, dependencia física y dependencia psicológica, efectos adversos del consumo tabáquico en la salud individual, adicción nicotínica, drogo-dependencia, fumador pasivo y cánceres asociados al tabaquismo.

TÉCNICA DE APOYO PSICOLÓGICO

Se aplicaron 7 sesiones de trabajo de manera grupal entre la población fumadora.

Se emplearon técnicas conductuales con estrategia participativa, basada en el empleo de manera combinada de técnicas que actúan en los niveles cognitivo, afectivo y conductual.

TÉCNICA DE ACUPUNTURA

Se aplicaron 10 sesiones de acupuntura para cada fumador de manera individual, de 20 minutos cada una y separadas por un tiempo máximo de 48 horas. Se utilizó la técnica de aguja fina de acupuntura (entre 1 y 3 Cun) en diferentes puntos: vaso gobernador-20 vesícula biliar-8, pulmón-7, pericardio-8, shen-men de oreja.

ANÁLISIS ESTADÍSTICO

Se creó la base de datos para el análisis de las variables analizadas.

Para establecer diferencias entre los distintos tratamientos se utilizó una prueba paramétrica de comparación de proporciones para muestras independientes, con una aproximación del estadígrafo a la distribución normal estándar.

Se empleó el Sistema Microstat para el procesamiento de la información.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Del total de encuestados, 664 fumadores, correspondieron 52,4 % al sexo masculino y el 47,6 % al femenino.

La categoría ocupacional predominante fue la obrera con el 40,9 %. Les siguieron la ocupación de técnico con el 25,6 % y las amas de casa que constituyeron el 12,4 %.

El 82 % poseía un nivel de escolaridad entre secundaria y preuniversitario.

El 48,6 % llevaba 15 años y más como fumador y el 26,8 % entre 10 y 14 años.

El 58,6 % eran fumadores entre 10-20, cigarrillos/día y el 23,8 % entre 5-9 cigarrillos/día. Sólo el 8,9 % eran fuertes fumadores de más de 20 cigarrillos diariamente.

Un 74,2 % eran tributarios de hipertensión arterial y el 15,3 % de enfermedades cardiovasculares.

El 72 % consumía bebidas alcohólicas y el 88 % consumía café.

El 62,6 % del sexo masculino intentó dejar de fumar en más de una ocasión sin logros positivos de abstinencia, así como el 64,2 % del sexo femenino lo intentó igualmente en varias ocasiones sin resultados.

Se mantuvieron sin fumar por más de 2 meses y menos de 1 año el 15,6 % aunque volvieron a fumar después de este tiempo. El 41,4 % solo se mantuvo días sin fumar, pero recomenzaron de nuevo.

El 35,1 % de los esposos(as) conviventes eran fumadores, el 23,4 % eran padres y el 18 % eran hermanos fumadores.

El consumo de café resultó ser la situación más asociada con el hábito tabáquico con el 28,8 %. Igualmente manifestaron el 25,1 % estar más asociado este hábito cuando se encontraban nerviosos; el 19,6 % lo vinculaba al consumo de bebidas alcohólicas.

Estudios anteriores realizados en atención primaria de salud, mostraron resultados similares de prevalencia.9

RESULTADOS DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN

Se analizaron los resultados 6 meses después de la intervención. En el propio cuestionario de base se ejecutó la respuesta a si había o no logrado el cese, y si hubo modificaciones.

Las características de los individuos asignados en cada tratamiento aparecen en la tabla.

TABLA. Características de la muestra por tratamiento
 
Tratamiento
Características
I
II
III
IV
Sexo Varones
76
85
101
86
Hembras
74
77
91
74
Edad media
6,9
39,2
39,6
39,1
Extremos
(14-60)
(17-60)
(15-60)
(13-60)
Tiempo promedio de años fumando
4,78
5,27
5,17
5,25
Todos los grupos eran comparables en edad, sexo y tiempo fumando, no existieron diferencias en la distribución de los individuos en cada uno de los tratamientos empleados.

Analizando cada tratamiento de modo independiente, se observó que en el Grupo I, donde se aplicó la técnica informativa, se obtuvo una disminución en la proporción de fumadores del 28,7 %. Correspondió el 27 % al sexo femenino y el 30,2 al masculino.

Estos resultados son similares a los estudios realizados por nuestro grupo de trabajo.9

En el Grupo II, que fue tributario de la técnica de apoyo psicológico, la disminución fue del 35,2 % para todo el grupo, con el 41,5 % en el sexo femenino y el 29,4 % en el masculino.

Donde fue aplicada la técnica de acupuntura (Grupo III), se observó una disminución del 32,8 % para todo el grupo. En el sexo femenino la disminución en la proporción de fumadores fue del 31,8 % y en el masculino disminuyó el 33,6 %.

No existió diferencia estadísticamente significativa entre los grupos que recibieron los tratamientos I, II y III, ni entre ambos.

En el Grupo donde se aplicaron las 3 técnicas conjuntas (Grupo IV), la disminución en la proporción de fumadores fue del 52,5 % para todo el grupo, con una disminución del 59,5 % en el sexo femenino y del 46,5 en el masculino. Resultó más respondedor a la intervención el sexo femenino.

Los resultados del Grupo IV difieren significativamente de los obtenidos en cada una de las técnicas aplicadas en los Grupos I, II y III (figura 1).

Figura 1
FIGURA 1. Disminución de proporción de fumadores según las diferentes técnicas aplicadas.

Los grupos que más respuestas dieron a las intervenciones se encuentran en los de 12 a 20 años de edad; les siguieron los de 31 a 40 años y después, los de 21 a 30 años.

El grupo que menos respondió fue el de 51 a 60 años de edad. Por grupo de edades en el tratamiento de la técnica informativa, el que respondió efectivamente a la intervención fue el de 31 a 40 años de edad con 23,8 %.

Con la aplicación de la técnica de apoyo psicológico, el mayor número de individuos que lograron el cese se encontró en el grupo de 21 a 30 años de edad con el 31,5 %.

Cuando se aplicó la técnica conjunta, el grupo de edades de 31 a 40 años, con 25,6 % resultó ser el que más respuestas aportó a la aplicación del conjunto de técnicas. Esto además fue muy favorecedor, ya que el grupo de edades de 31 a 40 años era donde se encontraban las prevalencias más altas (figura 2).

Figura 2
FIGURA 2. Cesación por tratamiento y grupo de edades.

Es importante señalar que estudios anteriores, donde sólo se aplicó una técnica, se obtuvo una disminución en la proporción de fumadores entre el 21 y 25 %.9

Estos estudios sirvieron de base a la aplicación de un conjunto de técnicas que pudieran ser empleadas con facilidad, por el equipo pluridisciplinario del consultorio del médico de la familia, a la vez que resultaran eficaces.

Podemos concluir que los mejores resultados fueron obtenidos con la aplicación de las técnicas conjuntas; además ellas pueden ser aplicadas por el médico de la familia y el equipo multidisciplinario que forman parte del grupo de salud de cada consultorio.

SUMMARY

An intervention was carried out on smoking habit within primary health care level in a community served by the family physician. A set of techniques was applied: information, psychological support, and acupuncture. The medical offices where the different techniques were applied were selected at random. All groups were comparable regarding age, sex, and the period of onset of the smoking habit. No differences were found in the distribution of the subjects in each of the treatment applied. When the information technique was used, a reduction in the proportion of smokers of 28.7 % was obtained. With the use of the psychological support technique the reduction was of 35.2 %. Whith the use of the acupuncture technique a reduction of 32.8 % was observed. In the group where the three techniques were applied at the same time, the reduction in the proportion of smokers was of 52.5 %. It is concluded that the application of the three different techniques at the same time yielded the best results.

Subject headings: SMOKING HABIT/therapy; SMOKING CESSATION/methods; PRIMARY HEALTH CARE; FAMILY PHYSICIANS.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Registro Nacional del Cáncer. Instituto Nacional de Oncología. Informe anual 1990.
  2. Glynn T, Manley MW. Physicians: Cancer control and treatment of nicotine dependence defining success. Health Education Research. 1989;4(4):479-87.
  3. . Cancer prevention through physicians intervention" Seminary in oncology. 1990;17:1-7
  4. Nett LM. The physician role in smoking cessation Chest. 1990;92:2 Suppl 285-325.
  5. Cohen SJ, Stookey GK. Encouraging primary care physician to help smokers quit. A randomised controlled trial. Ann Intern Med 1990;110:(1):648-52.
  6. Glynn TJ, Manley MW. The United States National Cancer Institute and the science of tabacco control research. Cancer Detect Prev 1993;17(4-5):507-12.
  7. Gritz FR. Reaching toward and beyond the year 2000 goal for cigarrette smoking research and public health priorities Cancer 1994;74(4)Suppl 1423-32.
  8. Hurt RD, Dale LC. Nicotine patch therapy for smoking cessation combined with physician advice and nurse follow-up Jama. 1994;27(8):595-600.
  9. Conde C, León Y. Cesación del hábito de fumar mediante ensayos de intervención en la comunidad. Rev Cub Oncol 1993;9(1):30-4.
Recibido: 28 de marzo de 1996. Aprobado: 20 de abril de 1997.

Dra. Carmen Conde Requejo. Instituto de Oncología y Radiobiología. Calle 29 esq. E, El Vedado, Ciudad de La Habana.

1 Investigador Auxiliar. Departamento Programa Nacional del Control del Cáncer. INOR.
2 Especialista en Medicina General Integral. Policlínico "Wilfredo Santana".
3 Especialista de I Grado en Estomatología.
4 Especialista de I Grado en Oncología. INOR.

Indice Anterior Siguiente