Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oncol 14(2);1998:83-6
Formato .PDFFormato .PDF
Instituto Nacional de Oncología y Radiología

Evaluación de la sintomatología más frecuente en el paciente oncológico en fase terminal

Dra. Bertha F. Redondo Rodón,1 Lic. Margarita Chacón Roger,2 Dr. Jorge A. Grau Abalo3 y Dr. Luis Nicot Verdecia4
  1. Especialista de I Grado en Anestesiología y Reanimación. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR).
  2. Licenciada en Enfermería. Investigadora Agregada. INOR.
  3. Doctor en ciencias Psicológicas. Especialista de I Grado en Psicología de la Salud. Especialista en Cuidados Paliativos. Investigador titular. INOR.
  4. Especialista de I Grado en Neurocirugía. Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Resumen

Se realizó un estudio retrospectivo que incluyó 403 pacientes oncológicos de ambos sexos, entre los 10 y los 99 años de edad, fallecidos en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Como procedimiento se revisaron las historias clínicas con las localizaciones primarias de tumor y la frecuencia de los síntomas encontrados en los enfermos en fase terminal y su evolución. Se emplearon medidas de nivel descriptivo, tanto absolutas como relativas.

Descriptores DeCs: ATENCION PALIATIVA/psicología; CUIDADO TERMINAL; NEOPLASMAS/terapia; CALIDAD DE VIDA.

La humanidad, desde el más íntimo rincón de su historia, ha sido marcada por numerosas enfermedades con variedad de síntomas, subsistiendo la dolencia, el sufrimiento o el padecimiento y la incapacidad que han limitado la evolución estable de la vida de los individuos.

El cáncer es una de las enfermedades que desde su inicio provoca frecuentemente muchos síntomas y éstos se hacen cada vez más cambiantes y complejos según avanza la enfermedad. Muchos autores afirman que el enfermo con cáncer, sobre todo, en fases avanzada y terminal, es un enfermo plurisintomático y multicambiante.1-3

Un estudio realizado por Twycross, demostró que los enfermos tenían entre 3 y 18 síntomas, con un promedio de 10 síntomas por enfermo.2 Diferentes investigadores coinciden en señalar que los síntomas más incidentes en estos enfermos son: dolor, estreñimiento, debilidad, insomnio, anorexia, boca seca, disnea, ansiedad, tos, náuseas y vómitos, depresión, confusión y problemas familiares.3-6 Es fácil comprender la importancia que tiene el conocimiento de la incidencia de estos síntomas y las formas más adecuadas para su control, ya que éstos son los responsables del deterioro progresivo de la calidad de vida, tanto de los enfermos como de sus familiares.7,8

Se carece en el país de suficientes investigaciones que evalúen la frecuencia de síntomas y su control en el paciente terminal, siendo éste un aspecto relevante para la implementación de acciones en el marco de un programa de cuidados paliativos.

Nuestro objetivo es evaluar la frecuencia de los síntomas encontrados en pacientes fallecidos con cáncer avanzado.

Métodos

Se realizó un estudio retrospectivo, descriptivo de serie de casos que incluyó 403 enfermos oncológicos de ambos sexos, entre los 10 y los 99 años de edad, fallecidos en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, en el período comprendido entre 1995 y 1997, señalándose los síntomas más relevantes que presentaron.

Como procedimiento se revisaron las historias clínicas de los fallecidos con las localizaciones primarias de tumor encontradas en el período de tiempo analizado:

- Cabeza y cuello
- Mama
- Pulmón
- Útero
- Vías digestivas
Las variables sociodemográficas comprendieron las siguientes: edad, sexo, localizaciones del tumor primario y la frecuencia de los síntomas encontrados.

Se emplean medidas de nivel descriptivo, tanto absolutas como relativas (porcentaje).

Para el procesamiento de los datos se empleó el programa SPSS para Windows.

Resultados

De las 403 historias clínicas de los enfermos fallecidos, predominaba el sexo masculino (59,06 %) y las edades entre los 50 y los 71 años (34,98 %).

En relación con las localizaciones del tumor primitivo, hubo 308 enfermos (76,17 %) con predominio en cabeza y cuello, mama, pulmón y útero.

Los síntomas que más comúnmente se encontraron reflejados en las evaluaciones realizadas por los profesionales fueron: el dolor, el insomnio, el estreñimiento, la debilidad, la anorexia, la disnea, la boca seca, el poco apoyo familiar, la tos, las náuseas y vómitos, la ansiedad y la depresión. Estos resultados se pueden observar en la tabla. Como se puede apreciar, la incidencia de estos síntomas se corresponde, en líneas generales, con lo reportado en la literatura internacional.1-6

Tabla. Incidencia de síntomas más frecuentes
Síntomas No. %    
Dolor
309
76,67
Insomnio
246
61,04
Estreñimiento
195
48,38
Debilidad
177
43,92
Anorexia
163
40,44
Disnea
151
37,46
Boca seca
88
21,83
Poco apoyo familiar
68
16,87
Tos
65
16,12
Náuseas y vómitos
63
15,63
Ansiedad
61
15,13
Depresión
48
11,91
Fuente: Historias Clínicas de los fallecidos 1995-1997. INOR.

El dolor es el síntoma que más frecuentemente fue reportado, correspondiendo al 76,67 % de los casos. Este comportamiento es similar al reportado en estudios realizados por otros autores.1,2 Lamentablemente, aún en la actualidad, se encuentran pacientes que refieren mantener poco alivio del dolor en el momento de su muerte, lo que subraya la necesidad de continuar aunando los esfuerzos en esta dirección.

Dentro de los otros síntomas que se registraron en este estudio como el insomnio, el estreñimiento y la debilidad, fueron los más frecuentes, presentándose en el 61,04, el 48,38 y el 43,93 % respectivamente; esta frecuencia es también muy similar a la encontrada en la literatura internacional.1-5,9 Otros síntomas, tales como la tos, la disnea, la boca seca, fueron reportados por los médicos en las historias clínicas, lo que permite inferir que fueron evaluados con alguna frecuencia. Este análisis apunta que más del 40 % de los enfermos fallecidos sufrieron de estos síntomas con poco o ningún control.

Es importante señalar como dato a destacar que 68 enfermos percibieron poco apoyo familiar señalados en las evoluciones por los miembros del grupo de la Clínica del Dolor, sobre todo por el psicólogo, cuestión tal que refleja la necesidad de un acápite de contenido psicosocial en las historias clínicas y no es planteada por los médicos de asistencia de los enfermos. Se sabe que existen una serie de factores psicosociales que aumentan la percepción del paciente acerca del escaso control de sus síntomas,10-13 por lo que es necesario explorar en el futuro las preocupaciones del paciente acerca de sus síntomas.14 Esto evidencia la necesidad de trabajar multidisciplinariamente en el manejo de estos pacientes y sus familiares.13,15-18

Actualmente los programas de cuidados paliativos constituyen la forma práctica más viable para lograr una adecuada atención integral, ya que éstos persiguen lograr en primer lugar, el máximo control de síntomas y bienestar subjetivo, aspectos fundamentales en la preservación de la calidad de vida, tanto del paciente como de la familia.1,3,4,9

De acuerdo con la bibliografía revisada sobre la temática, se obtienen índices en el presente estudio que explican el mantenimiento de las causas más frecuentes de fracaso en el control de los síntomas: desconocimiento de las necesidades propias del paciente, por falta de su información; prolongado período de ausencia de los enfermos a las consultas médicas; no es considerado el apoyo psicosocial de los enfermos y familiares por parte del personal médico y paramédico e inadecuadas estrategias para controlar los síntomas.

Conclusiones

Se evidenciaron dificultades en el control de los síntomas en esta fase de la enfermedad. Estas dificultades pueden estar asociadas a la escasa preparación de los profesionales en las estrategias más adecuadas de control y a la ausencia de un sistema de acciones enmarcado en un programa de cuidados paliativos.

El escaso apoyo familiar percibido puede estar vinculado al mantenimiento de los síntomas en estos enfermos.

Los síntomas que más se registraron fueron el dolor, el insomnio y el estreñimiento.

Recomendaciones

  1. Continuar estudios sobre la evaluación de síntomas en pacientes con cáncer avanzado, con el empleo de diversas metodologías en investigaciones longitudinal-prospectivas, que permitan diseñar procedimientos y acciones efectivas de control de los síntomas.
  2. Desarrollar estudios multicéntricos que permitan contrastar los síntomas reportados por el médico y la percepción que de ellos ofrecen los pacientes y sus familiares.

Summary

A retrospective study which covered 403 male & female cancer patients 10 to 99 years of age who died at the National Oncology and Radiobiology Institute was performed. The procedure followed was to check medical histories with primary tumor locations and symptoms frequency found in the terminally-ill patients and their evolution. Descriptive measures both absolute and relative were used.

Subject headings: PALLIATIVE CARE/psychology; TERMINAL CARE; NEOPLASMS/therapy; QUALITY OF LIFE.

Referencias Bibliográficas

  1. Gómez Sancho M. Control de síntomas. Incidencia. Principios generales del control de síntomas. Sistemas de evaluación. En: Gómez Sancho M, ed. Cuidados paliativos e intervención psicosocial en enfermos terminales. Las Palmas de Gran Canaria: ICEPSS, 1994:41-8.
  2. Twycross R, Lack SA. Therapeutics in terminal cancer. New York: Churchill Livingstone, 1990;
  3. Villamizar E. Síntomas gastrointestinales. En: Bejarano P, Fonnegra I, eds. Morir con dignidad. Fundamentos de los cuidados paliativos. Santafé de Bogotá: ITALMEX, 1992:179-91.
  4. Ojeda Martín M, Navarro Marrero MA. Control de otros síntomas III. Síntomas respiratorios: disnea, tos, estertores premortem e hipo. En: Gómez Sancho M, Ed. Cuidados paliativos e intervención psicosocial en enfermos terminales. Las Palmas de Gran Canaria: ICEPSS, 1994:125-33.
  5. Astudillo W, Mendinueta C, Muñoz A. Tratamiento de los síntomas gastrointestinales. En: Astudillo W, Mendinueta C, Astudillo E, eds. Cuidados del enfermo en fase terminal y atención a su familia. Pamplona: EUNSA, 1995:172-9.
  6. Rodríguez C, Guevara V, Lille R de, et al. Evaluación de síntomas en un grupo de pacientes oncológicos en fase terminal. Trabajo presentado en el Congreso Internacional de Dolor y Cuidados Paliativos, México, nov 1994. En: Memorias del Congreso. México, DF: 1994;
  7. Grau Abalo J, Lence Anta J, Jiménez Chaviano PJ, et al. Calidad de vida y calidad de muerte: la atención psicológica al paciente oncológico en el marco de los cuidados paliativos. Premisas de un proyecto cubano. Rev Psicol Salud 1995;5:111-27.
  8. Grau Abalo J. La calidad de vida en el enfermo con cáncer avanzado. En: Gómez Sancho M, ed. Cuidados paliativos e intervención psicosocial en enfermos terminales. Las Palmas de Gran Canaria: ICEPSS, 2 ed. 1998:140-64.
  9. Wenk R. Control de síntomas. Folleto del Programa Argentino de Medicina Paliativa, FEMEBA. La Plata: Medical Graf, 1996:
  10. Manrique de Lara B. Apoyo psicoemocional. Los miedos del enfermo terminal. En: Gómez Sancho M, ed. Cuidados paliativos e intervención psicosocial en enfermos terminales. Las Palmas de Gran Canaria: ICEPSS, 1994:341-53.
  11. Grau Abalo J, Jiménez Chaviano PJ, Chacón Roger M, et al. )Qué puede hacer la psicología en el tratamiento del dolor producido por el cáncer? Rev Psicol Salud 1996;8:63-76.
  12. Bayés R. Psicología oncológica, 2 ed. Barcelona: Martínez Roca, 1991:
  13. Martin M, Grau J, Bosh F, et al. Factores psicológicos en el dolor crónico. Identificación y manejo en la atención primaria. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1993:
  14. Bayés R, Barreto P, Comas Md, et al. Multicentric research on assessment of symptoms and worries perceived by terminally!ill patients. En: Proceedings of the IV Congress of the European Association for Palliative Care. Barcelona: 1995.
  15. Bejerano P, Fonnegra I, eds. Morir con dignidad. Fundamentos del cuidado paliativo. Santafé de Bogotá: ITALMEX, 1992:
  16. OMS. Cancer pain relief and palliative care. Geneva: OMS, 1990:
  17. Twycross R. Care of the patient with advanced cancer. Oxford: Sobell House Study Center, 1990;
  18. Ventafrida V. Ripamonti C, Conno F de, et al. Symptom prevalence and control during cancer patientís last days of life. J Palliat Care 1990;6(3):7-11.
Recibido: 7 de mayo de 1998. Aprobado: 24 de junio de 1998.

Dra. Bertha F. Redondo Rodón. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Calle 29 esquina a E, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente