Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oncol 1999;15(2):114-18
Formato .PDFFormato .PDF

La oncología en Cuba

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología

Mortalidad del cáncer bucal en Cuba (1987-1996)

Dra. Mariela García Jordán,1 Dr. Juan José Lence Anta,2 Dra. Maritza Sosa Rosales,3 Dra. Luz Amarilys Martín Moya4 y Dra. Leticia Fernández Garrote5

Resumen

El cáncer bucal ocupa una de las 10 primeras localizaciones de incidencia de cáncer en el mundo. Cuba es el único país del mundo con un Programa Nacional de Control de Cáncer Bucal, donde su indicador más importante es la mortalidad. Ser realiza un estudio descriptivo de la mortalidad por cáncer bucal en Cuba en el decenio 1987-1996. En él se estimaron las tasas específicas de mortalidad por grupos quinquenales de edad y sexo. Se estimaron además, para cada uno de los años del período, las tasas de mortalidad bruta por sexo y las tasas de mortalidad estandarizadas a la población mundial, según el método directo. Se encontró que la mortalidad por cáncer bucal es 3 veces más frecuente en el sexo masculino que coincide con resultados nacionales e internacionales. Se confirma una estabilidad en el comportamiento en el tiempo de las tasas de mortalidad mediante un análisis de regresión lineal lo cual refleja que, en este aspecto, el Programa Nacional de Control de Cáncer Bucal no ha tenido un impacto sustancial.

Descriptores DeCS: NEOPLASMAS DE LA BOCA/mortalidad; PROGRAMAS NACIONALES DE SALUD; TASA DE MORTALIDAD; CUBA.

Los tumores malignos de la cavidad bucal al igual que los de otras regiones del organismo, son capaces de dar al traste con la vida de los pacientes. Promedian una tasa bruta mundial de 7,9 en el hombre y 2,2 en la mujer por 100 000 habitantes.1 Los tumores de la parte alta del aparato aerodigestivo aparecen sobre todo en la quinta y sexta décadas de la vida y afectan con mayor frecuencia al sexo masculino.

En los últimos 10 años se ha comenzado a observar enfermos de la tercera y cuarta décadas, en particular lo que se refiere a tumores de la cavidad bucal y la lengua.2 Como grupos de mayor riesgo de padecer cáncer bucal, están los fumadores y bebedores;3 donde predomina la tasa es más elevada en la raza blanca.4

La causa de las lesiones premalignas y malignas en la cavidad bucal es multifactorial y dentro de éstas se encuentran los efectos combinados de factores predisponentes y causales exógenos; como el tabaco, el alcohol, las maloclusiones, la higiene oral defectuosa, infecciones localizadas, irritación por prótesis y la exposición a las toxinas, y factores endógenos, como la herencia, las enfermedades hepáticas, la malnutrición, los factores hormonales, algunas infecciones sistémicas como la sífilis y factores de riesgo de tipo profesional, como exposición a fibras textiles refinamiento del níquel y trabajo con madera.5

El Comité de Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)6 para la detección precoz del cáncer, plantea que para evaluar la efectividad del programa el indicador más importante es la mortalidad.

En Cuba se oficializa mediante Resolución Ministerial, en enero de 1986, el Programa Nacional de Control del Cáncer bucal (PNCCB),7 respaldado por el Ministerio de Salud Pública. Único en el mundo por su cobertura nacional. A finales de la década del 80, en que se incorpora el Médico de la Familia al Programa de Atención Primaria, se plantea como una de sus funciones, la pesquisa masiva de las lesiones del complejo bucal.

El presente trabajo tiene como objetivo describir la tendencia de la mortalidad por cáncer bucal en Cuba durante el decenio 1987-1996.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo de las estadísticas de mortalidad por cáncer bucal (códigos 140 al 146) de la Clasificación Internacional de Enfermedades de Oncología. Se estimaron las tasas específicas de mortalidad por grupos quinquenales de edad y sexo, a partir de los datos de mortalidad (número de casos fallecidos por cáncer bucal), de las tablas de salida del Registro Nacional de Cáncer (RNC) y de los datos de la población estimada en las tablas de proyecciones de población del Comité Estatal de Estadísticas para los años de estudio. Se estimaron además, para cada uno de los años del período las tasas de mortalidad bruta por sexo y las tasas de mortalidad estadarizadas por edades a la población mundial estándar8 de Seguí. Para la estadarización se utilizó el método directo.9

Las tasas estadarizadas permiten la comparación entre los países y en un mismo pais en diferentes períodos de tiempo.

Se realizó una regresión lineal simple para determinar la pendiente de la recta de regresión y la significación estadística sobre la hipótesis de B=0 y se utilizó un nivel de significación de 0,05.

Resultados

Durante el período 1987-1996 se registraron 3 374 defunciones, cuya causa de muerte fue consignada como cáncer bucal, para un promedio anual de 330 defunciones. Del total de defunciones,2 475 (73,4 %) fueron del sexo masculino y 899 (26,6 %) del sexo femenino, como se aprecia en la tabla 1.
 
TABLA 1. Número de muertes por cáncer bucal según sexo. Cuba 1987-1996
 
 
Sexos
 
Femenino
Masculino
 
Años 
No.
%
No.
%
Total
1987
83
28,6
208
71,4
291
1988
86
28,6
215
71,4
301
1989
95
28,5
238
71,5
333
1990
94
25,4
276
74,6
370
1991
83
25,7
240
74,3
323
1992
96
26,8
261
73,2
357
1993
96
25,6
278
74,4
374
1994
97
27,1
262
72,9
359
1995
74
23,2
246
76,8
320
1996
95
27,5
251
72,5
346
Total
899
26,6
2 475
73,4
3 374
 
Las tasas de mortalidad cruda por 100 000 habitantes para el período de estudio muestran que las tasas oscilan entre 5,48 y 6,79 y entre 1,37 y 1,83 en los sexos masculinos y femenino, respectivamente. El comportamiento del sexo femenino ha sido mucho más estable que el del masculino; en éste se destacan ligeros incrementos en los años 1990 y 1993.

Las tasas estadarizadas (tabla 2) muestran también un comportamiento estable en el tiempo, a pesar de que se observa un ligero descenso en el sexo femenino.
 

TABLA 2. Tasas de mortalidad por cáncer bucal por grupos de edad. Cuba 1987-1996
 
 
Femenino
Masculino
Años 
Tasa cruda*
Tasa estadarizada**
Tasa cruda*
Tasa estandarizada**
1987
1,63
2,05
5,48
3,78
1988
1,67
2,13
5,57
4,96
1989
1,81
2,35
5,9
4,5
1990
1,78
2,23
6,79
5,17
1991
1,56
1,97
6,33
4,46
1992
1,83
2,26
6,27
4,75
1993
1,72
2,12
6,66
5,12
1994
1,76
2,02
6,25
4,71
1995
1,37
1,54
5,38
4,44
1996
1,75
1,93
5,75
4,75
* Tasa por 100 000 habitantes. ** Estandarizada a la población mundial

El análisis de regresión lineal (tabla 3) de las tasas crudas en el tiempo en ambos sexos, demostró diferencias estadísticamente significativas sobre la hipótesis B=0; de modo que al no poder rechazarse esta hipótesis sobre el coeficiente de regresión lineal, se reafirma la estabilidad en el comportamiento de las tasas de mortalida cruda. Por su parte las tasas estandarizadas muestran también un comportamiento estable en el tiempo, a pesar de que se observa un ligero descenso en el sexo femenino (pendiente negativa de la recta de regresión).

TABLA 3. Resultado del análisis de regresión lineal simple en el tiempo de las tasas de mortalidad del cáncer bucal según sexo. Valores de significación del estadístico t sobre la hipótesis de B=0.
 

Tasa de Mortalidad 

Sexo
Intercepto (B0)
Coeficiente de Regresión (B)
Valor de t
Significación estadística (p)
Cruda*
Masculino
- 4,47
2,14
0,842
0,4243
 
Femenino
11,2
- 3,37
- 0,445
0,6682
Estandarizada** 
Masculino
0,412
0,834
0,371
0,7200
 
Femenino
20,997
- 7,52
- 1,916
0,0916
* Por 100 000 habitantes.
** A la población mundial.

Discusión

El beneficio a largo plazo derivado de un programa de pesquisa es la reducción de la morbilidad o mortalidad. Debido a los sistemas de información estadística de mortalidad que son generalmente más confiables y completos que los sistemas de información estadística de la morbilidad y teniendo en cuenta que uno de los objetivos fundamentales de los programas de control de cáncer es la detección de casos en estadíos tempranos de la enfermedad, la mortalidad ha sido descrita como el indicador más importante para evaluar la medida de los efectos o beneficios de un programa de control.10

En este estudio, la mortalidad por cáncer bucal es más frecuente en el sexo masculino, con una razón de 3 hombres por cada mujer; investigaciones realizadas en otros países, tienen un comportamiento similar.

La tendencia ascendente de la tasa de mortalidad muestra un dramático incremento del riesgo de morir por cáncer bucal entre la población masculina; en la mayoría de los países europeos. Sin embargo, Finlandia y Grecia permanecen con muy bajo riesgo.11

En el período comprendido entre 1952-1986 se observa un notable incremento de la mortalidad por cáncer bucal en la entonces República Federal Alemana, para ambos sexos.11

En Estados Unidos se realizó un estudio en el año 1984 sobre la tendencia de la mortalidad por cáncer bucal, cuyos resultados manifestaron un incremento en pacientes masculinos con edades entre los 35 y los 39 años.12 En este estudio los autores consideraron que el mejoramiento del diagnóstico y tratamiento es imprescindible para la disminución de las tendencias observadas.

La estabilidad de las tasas de mortalidad por cáncer bucal en el tiempo encontrada en el presente estudio resulta similar a lo reportado por Fernández13 y Lence,14 al evaluar el Programa de Control de Cáncer en Cuba. Todos estos resultados evidencian que el programa en este sentido no ha tenido un impacto sustancial.

Conclusiones

Las deficiencias pudieran estar relacionadas con la calidad de los procedimientos organizativos y de control, con la calidad del examen de pesquisa o con un aumento del riesgo de enfermar por cáncer bucal a consecuencia de un incremento de los factores de riesgo de la población que quedasen enmascarados por las acciones del programa.

El conocimiento de los resultados de estos estudios de mortalidad podrían ser fuente de motivación para todos los profesionales que, de una forma u otra, tienen en sus manos el arma poderosa de la educación para la salud y la prevención.

Summary

Oral cancer is one of the first 10 localizations of cancer in the world. Cuba is the only country with a National Program for Oral Cancer Control, where its most important indicator is mortality. A descriptive study of mortality from oral cancer in Cuba during 1987-1996 is conducted. The specific mortality rates were estimated by 5-year-term groups of age and sex. The rates of gross mortality by sex and the mortality rates standardized to the world population were also calculated for each of the years of the period, according to the direct method. It was observed that mortality from oral cancer is 3 times more frequent in males, coinciding with national and international results. A stability in the behavior of time of the mortality rates is confirmed by lineal regression analysis, which demonstrates that the National Program for Oral Cancer Control has not had a substantial impact.

Descriptores DeCS: NEOPLASMAS DE LA BOCA/mortalidad; PROGRAMAS NACIONALES DE SALUD; TASA DE MORTALIDAD; CUBA.

Referencias bibliográficas

  1. Ikeda N, Downer MC, Ishii T, Inove K. Annual screening for oral cancer and precancer by invitation to 60 year-old residents of a city in Japan. Comm Health 1995;12:234.
  2. Ashok F, Shaka R, Elliot SW. Cáncer de la cabeza y del cuello. Oncología clínica. En: Manual de la American Cáncer Society, 2 ed Washington DC: OPS, 1996:1235.
  3. Santana Garay JC. Atlas de patología del complejo bucal. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 1985:70-6.
  4. Ruis Menéndez A. Prevalencia de neoplasia maligna de la cavidad bucal en el Hospital Clínico Quirúrgico "Celia Sánchez". 1982-1985. Rev Cubana Estomatol 1995;26(3):235.
  5. Armijo Rojas R. Epidemiología del cáncer. Buenos Aires: Editorial Inter Médica, 1986:44-9.
  6. Cuba. Ministerio de Salud Pública, Dirección Nacional de Estomatología. Programa Nacional de Diagnóstico Precoz de Cáncer Bucal. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1986:27-9.
  7. Smith PG. Comparison between registries: age standardised rates. En: Parkin DM et al.. Cancer incidence in five continents. Lyon LARC Scientific, 1992;vol.6:120-865.
  8. Fayad Camel V. Estadísticas médicas y de salud pública. La Habana; Editorial Pueblo y Educación, 1968.
  9. Morrison AS. Screening in chronic disease. En: Monograph in epidemiology and biostatistics. New York: Oxford University, 1985;vol. 7:70-94.
  10. Soskolme CL. Cohort trends in mortality from oral, esophageal and laryngeal cancer Epidemiol 1991;2:236-237.
  11. Fernández Garrote LM. A evaluation of the oral cáncer control program in Cuba. Epidemiology 1995;6(4):428-31.
  12. Lence JJ . Programa de Diagnóstico Precoz del Cáncer Bucal. Resultados y perspectivas Rev Cubana Med Integr 1994;10(3):230-4.
Recibido: 8 de febrero de 1999. Aprobado: 15 de febrero de 1999.

Dra. Mariela García Jordán. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Calle 29 esquina a E, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.
 
1 Estomatólogo. Máster en Salud Pública. Profesora Instructora.
2 Especialista de I Grado en Bioestadística. Investigador Agregado.
3. Especialista de I Grado en Administración de Salud, Máster en Salud Pública.
4 Estomatóloga General.
5 Doctora en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Bioestadística.

Indice Anterior Siguiente