Indice Anterior
Rev Cubana Oncol 1999;15(2):141-2
Formato .PDFFormato .PDF
Instituto Nacional de oncología y radiobiología

Notas breves

Navelbina: un nuevo alcaloide de la Vinca

Dra. María del C. Barroso Álvarez

La navelbina es un nuevo alcaloide de la Vinca que se considera que interfiere en la formación de microtúbulos en la mitosis. Este alcaloide tiene una modificación estructural en la unidad de la catharanthina. Este cambio le confiere propiedades farmacológicas únicas en el tratamiento de las neoplasias malignas. Además, también puede interferir con el metabolismo de los aminoácidos, con el AMP cíclico y con el glutatión, en la actividad del transporte de la ATPasa, la calmodulina-Calcio++ dependiente, la respiración celular y la biosíntesis de los lípidos y los ácidos grasos.

En la actualidad se emplea en el tratamiento del cáncer de la mama y el pulmón, como agente único o en combinaciones. Se emplea por vía endovenosa y se considera entre las sustancias vesicantes, que producen flebitis por irritación local, por lo que debe asegurarse una vena periférica adecuada para su administración. En caso de extravasación se recomienda la inyección local de hialuronidasa y calor local en el sitio del accidente. La principal toxicidad limitante es la neutropenia, y no debe administrarse en pacientes con conteos de neutrófilos por debajo de 1000 x mm3, y en pacientes con trombocitopenias severas; se ha reportado un 1 % de muertes por sepsis por neutropenia. Se recomienda ajuste de dosis en casos de neutropenias previas entre 1 000 a 1 499 x mm3, y esperar 3 semanas antes de continuar el tratamiento. Esta toxicidad se potencializa cuando se administra en combinaciones que tienen platino. Durante su administración se ha reportado broncoespasmo y acortamiento de la respiración, por lo que puede ser necesario la administración de esteroides y broncodilatadores en algunos casos. No se reporta hepatoxocicidad severa por su uso, a pesar de que se considera que el hígado desempeña un papel importante en el metabolismo del producto, aunque sí la elevación transitoria de las enzimas hepáticas sin evidencias de síntomas clínicos. Debe manejarse con precaución cuando se combina con el mitomicin C, se ha reportado la aparición de neuropatías periféricas entre el 10 y el 20 % de los casos tratados (hipoestesias e hiperestesias) aunque raras veces severas; puede ocurrir disminución de los reflejos osteotendinosos profundos en menos del 5 % de los casos. Se ha presentado ileo paralítico en el 2 % de los casos tratados.

En caso de neuropatía severa, se debe descontinuar el medicamento. No tiene contraindicaciones específicas en las edades geriátricas. Puede verse alopecia, usualmente moderada en el 12 % de los pacientes. En cuanto a la toxicidad gastrointestinal, se reportan nauseas leves a moderadas en el 30 y el 50 % de los pacientes, aunque las nauseas severas son infrecuentes (del 1 al 3 %). También se reportan vómitos, diarreas, mucositis y anorexia en el 20 % de los casos. Los reportes de infarto del miocardio que han aparecido durante el uso del producto, no se atribuyen directamente al medicamento. No se requiere de ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal.

La dosis usual es de 30 mg/m2, administrado semanalmente por vía endovenosa y se recomienda una inyección lenta entre 6 a 10 minutos. El producto debe ser administrado a una concentración entre 1,5 y 3,0 mg/ml en la jeringuilla. A esta concentración puede ser almacenada hasta 24 horas entre 5 y 30 oC. Puede ser diluido en dextrosa al 5 %, solución salina al 0,9 ó 0,45 % o dextro ringer o ringer lactato. Las soluciones que contienen potasio no están contraindicadas.

Indice Anterior