Inicio Anterior Siguiente 
Rev Cubana Oncol 2000;16(1):48-53
Formato PDF 

La Oncología en Cuba

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología

Registro de cáncer de mama hereditario

Dra. Nora Ruisánchez Peón,1 Dra. María T. Álvarez Bañuelos,1 Dra. Ibis Menéndez,2 y Téc. Isnalvis Ramírez B.3

Resumen

El cáncer de mama es la neoplasia más frecuente entre las mujeres. Una porción de aproximadamente el 10 % de estos cánceres son causados por mutaciones germinales que pueden ser transmitidas de padres a hijos, son los llamados cánceres hereditarios. Las mutaciones germinales de al menos 2 genes supresores tumorales, los BRCA1 y BRCA2, cuentan aproximadamente el 85 % de todos los cánceres hereditarios. En las familias con estas mutaciones es frecuente la aparición de cáncer de mama en miembros de generaciones sucesivas. Dada la importancia de identificar esas familias tanto para la práctica clínica con fines de lograr diagnósticos tempranos, como para la investigación de los genes implicados en el proceso tumoral, se creó con la colaboración del Servicio de Mastología del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, un Registro de Cáncer de Mama Hereditario, del cual se muestran 3 familias que evidencian la transmisión del factor genético a través de varias generaciones.

Descriptores DeCS: NEOPLASMAS DE LA MAMA/genética; LINAJE; SISTEMA DE REGISTROS.

Es sabido que el cáncer de mama (CM) es el más común entre las mujeres y la mayoría de estos tumores son diagnosticados en mujeres sin historia familiar de la enfermedad. Sin embargo, desde hace más de un siglo se acepta1 que en algunas familias el mayor riesgo lo constituye un componente genético y hoy se reconoce que un gen autosómico dominante para la susceptibilidad al CM es segregado en esas familias. Surge así el concepto de cáncer de mama hereditario (CMH)2 para describir en una familia un patrón de segregación mendeliana de CM.

El descubrimiento en 1990 de mutaciones germinales como causa fundamental de los complejos síndromes de cánceres hereditarios (SCH), abrió un área de investigación que se amplió rápidamente.3,4 Como estas mutaciones pasan de generación en generación, el cáncer puede aparecer más tempranamente que lo usual, porque no hay que esperar a que se produzcan las primeras etapas que son las más lentas.5 Según la literatura, alrededor del 5 al 10 % todos los CM son hereditarios.6,7 En Cuba estos cánceres cuentan para el 8,2 % de la carga total de cánceres mamarios en la población general.8

Al menos 2 genes están asociados a los CMH: el BRCA1 al síndrome de cáncer de mama y ovario y el BRCA2 al síndrome de cáncer de mama sitio específico, los cuales, juntos, cuentan para aproximadamente el 85 % de todos los CMH.9,10 En cambio, en los cánceres esporádicos de mama y ovario las mutaciones somáticas de estos génes son extremadamente raras. Es probable que existan otros genes responsables de transmisión de susceptibilidad al CM.10

Desde 1986 se inició, con la colaboración del Servicio de Mastología del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), la identificación de agrupaciones familiares de CM con el fin de lograr diagnósticos tempranos mediante medidas de control y vigilancia, principalmente, sobre las mujeres con riesgo elevado por su posición en el pedigree o árbol genealógico.

Estos fueron los inicios del Registro de Cáncer de Mama Hereditario (RCMH) que actualmente cuenta con 72 familias en las que se evidencia un patrón de herencia autosómico dominante para el CM. Las familias se identifican mediante el probando o caso índice, que es el primer individuo de la familia que se conoce, y que presenta familiares con CM y edades tempranas de aparición, criterios manejados para la selección de las familias.

Se muestran 3 pedigrees del Registro en los que se evidencia la presencia del factor hereditario.

Pedigree 7

Esta familia, como se aprecia en la fig. 1, presenta 4 hermanas con CM, 2 de ellas con CM bilateral (CMB), y una de ellas, marcada con flecha, es la probando (III7). Once años después de construido el pedigree, hubo de actualizarse por la aparición de nuevos casos en la siguiente generación: una hija de la probando de 37 años y una sobrina de 44. Esta última, hija de una hermana de la probando con CM. Podemos apreciar en esta familia, 6 casos con CM en 2 generaciones sucesivas y asociación a otros cánceres primarios a través de 4 generaciones.
Fig. 1. Familia con cáncer de mama asociado con múltiples neoplasias primarias a través de 4 generaciones sucesivas.
Fig. 1. Familia con cáncer de mama asociado con múltiples neoplasias primarias a través de 4 generaciones sucesivas.

 

Pedigree 16

En esta familia, según la fig. 2, la probando (III6) y una hermana (III2) presentaron CMB a los 41 y 45 años la primera y a los 40 y 45 años la segunda. Se observa a través de 4 generaciones, la transmisión vertical de CM en 7 miembros femeninos con aparición en edades más tempranas en las generaciones más jóvenes. Esta familia se corresponde con un síndrome de cáncer de mama sitio específico.
Fig. 2. Familias que se corresponde con un síndrome de cáncer de mama sitio específico (ver leyenda de la fig. 1).
Fig. 2. Familias que se corresponde con un síndrome de cáncer de mama sitio específico (ver leyenda de la fig. 1).

Pedigree 55

En esta familia, se observa en la fig.3, la probando (II1) que presentó CM a los 39 años y 2 medio hermanas, vía materna, a los 38 años cada una. La madre e hija de la probando presentaron esa neoplasia a los 38 y 26 años respectivamente. Se puede apreciar que a través de 3 generaciones sucesivas hay 5 casos de CM en mujeres jóvenes. Esta familia se corresponde con un síndrome de cáncer de mama con edad muy temprana de aparición.
 
Fig. 3. Familia que se corresponde con un síndrome de cáncer de mama con edad muy temprana de aparición y sitio específico (ver leyenda de la fig. 1).
Fig. 3. Familia que se corresponde con un síndrome de cáncer de mama con edad muy temprana de aparición y sitio específico (ver leyenda de la fig. 1).
En los pedigrees mostrados se observa que la edad de aparición de CM se va adelantando en las generaciones más jóvenes. Se puede suponer que la aceleración del proceso pudiera también estar asociado a alteraciones genéticas adicionales en las células germinales mutadas, que pueden conducir a una mayor inestabilidad genética.

La importancia de disponer de un RCMH es incalculable pues constituye un caudal científico de un gran valor, tanto para la práctica clínica como para la investigación oncológica.

En la práctica clínica se permitirá lograr diagnósticos tempranos, sobre todo, en los miembros con mayor riesgo por su posición en el pedigree, así como implementar programas educativos y de consejo genético dirigidos a esas familias. En la investigación oncológica, permitirá una selección más precisa para estudios moleculares de los miembros de la familia aún sin cáncer pero posibles portadores de las mutaciones germinales, así como de las alteraciones genéticas presentes en el tumor, lo que nos permitirá ganar conocimientos sobre la progresión tumoral de estas neoplasias, un mejor pronóstico y tratamientos más específicos según la agresividad de los genes implicados.

Se recuerda que los factores de riesgo en CM son muy difíciles, sino imposibles de controlar. Por tanto, la prevención debe ir dirigida al nivel secundario, y la mejor manera de lograrla es mediante diagnósticos tempranos que permitirán un aumento de la sobrevida y una mejor calidad de vida para las enfermas.

Agradecimientos

Agradecemos la valiosa colaboración de los médicos del Servicio de Mastología del INOR, sin cuya colaboración y entusiasmo no hubiera sido posible la realización de este trabajo. A todos, nuestras más expresivas gracias.

Summary

Breast cancer is the most frequent neoplasia among women. Approximately 10% of these cancers are caused by germinal mutations that may be transmitted from parents to children, which are known as hereditary cancers. Those germinal mutations of at least 2 suppressing tumoral genes, BRCA1 and BRCA2, account for at about 85% of all hereditary cancers. Among families with these mutations it is common the appareance of breast cancer in members of successive generations. As it is important for clinical practice to identify these families in order to have early diagnoses and to investigate the genes involved in this tumoral process, a Hereditary Breast Cancer Registry was created with the cooperation of the Breast Service from the National Institute of Oncology and Radiobiology. 3 families that have experimented the transmission of the genetical factor for several generations are presented here.

Subject headings: BREAST NEOPLASMS/genetics; PEDIGREE; REGISTRIES. 

Referencias bibliográficas

  1. Broca P. Traité des Tumeurs. París, Asselin 1886.
  2. Lynch HT, Watson P, Lynch JF. Clinical/genetic features in hereditary breast cancer. Breast Cancer Res Treat 1990;15:63-71.
  3. Malkin D, Li FP, Strong LC, et al. Germ line mutations in a familial syndrome of breast cancer, sarcomas, and other neoplasms. Science 1990;250:233-1238.
  4. Srivastava S, Zou ZO, Pirollo K, et al. Germ-line transmission of a mutated p53 gene in a cancer-prone family with Li-Fraumeni syndrome. Science 1990;348:747-49.
  5. Weinberg R. How cancer arises. En Sc Americ Special Issue: What you need to know about cancer 1996;242:32-40.
  6. Easton D, Ford D, Peto J. Inherited susceptibility to breasr cancer. Cancer Surv 1993;18:95-113.
  7. King MC, Rowel S, Love SM. Inherited breast and ovarian cancer. What are the risk? What are the choices? JAMA 1993;269:1975-80.
  8. Ruisánchez N, Alvarez MT, Luaces P, Ramos S. Cáncer de mama e historia familiar. Estudio de caso control. Rev. Ins. Nac. Cancerol. Mex 1993;39(4):1923-29.
  9. Serova OM, Mazoyer S. Puget N et al. Mutation in BRCA1 and BRCA2 in breast cancer families: are there more breast cancer susceptibility gene? Am J Hum Genet 1997;486-95.
  10. Ford D, Easton DF, Stratton M, et al. Genetic heterogeneity and penetrance analysis of the BRCA1 and BRCA2 genes in breast cancer families. The Breast Cancer Lynkage Consortium. Am J Hum Genet 1998;62:676-89.

Recibido: 24 de septiembre de 1999. Aprobado: 12 de octubre de 1999.
Dra. Nora Ruisánchez Peón. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Calle 29 esquina a E, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Oncología. Investigadora titular.
2 Especialista de II Grado en Genética Clínica. Doctora en Ciencias.
3 Técnica de Laboratorio de Genética.
 
Inicio Anterior Siguiente