Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oncol 2001;17(1):43-7

Formato PDF

Hospital Provincial de Villa Clara

Epidemiología del cáncer de piel no melanoma

Dr. Israel Ramos Lage,1 Dra. Esther L. de Armas Ramírez,2 Dr. José A. Rondón Ayalas 3 y Dra. Miladys Ramos Lage 4

RESUMEN

Se estudiaron un total de 252 pacientes con cáncer de piel no melanótico inscritos entre enero de 1995 y diciembre de 1997. Estos tumores representaron el 15,2 % de los casos reportados en el Hospital Provincial de Villa Clara como enfermedades malignas. Los pacientes más afectados fueron los de la sexta y séptima década de la vida con predominio del sexo masculino y la raza blanca. En este estudio el carcinoma baso celular constituyó la variedad histológica más frecuente y la zona del cuerpo más afectada fue la cara seguida del cuello.

Descriptores DeCS: NEOPLASMAS CUTANEOS/clasificicación; NEOPLASMAS CUTANEOS/epidemiología; CARCINOMA DE CELULAS ESCAMOSAS/epidemiología; CARCINOMA BASOCELULAR/epidemiología.

 

La piel es el órgano más grande del cuerpo y además el lugar que da origen a una serie de neoplasias, algunas de ellas raras o francamente excepcionales; pero el 95 % de los tumores malignos de la piel, son 2 variedades histológicas: carcinoma epidermoide y carcinoma baso celular; éstos suelen agruparse conjuntamente al referirse a los cánceres cutáneos con excepción del melanoma.1

Esta asociación se basa en que comparten un mismo origen: la epidermis, coinciden en la carcinogénesis, aunque con algunas diferencias y tienen una peculiar distribución racial, geográfica y ambiental.

El cáncer de piel no melanocítico es común en muchas partes del mundo.En Estados Unidos es el cáncer más común en la población blanca y en Australia se exhiben los porcentajes más altos del mundo.2,3

En nuestro país constituyen el segundo lugar en la tabla general de cáncer con una tasa anual de 16,8 x 100 000 habitantes y una incidencia del 10 %, en la Provincia de Villa Clara ocupa el primer lugar en la tabla general por cáncer con una tasa de 55,46 x 100 000 habitantes.4,5

Existen factores ambientales, enfermedades benignas de la piel y factores genéticos que influyen en el desarrollo y aparición del cáncer de piel no melanótico.

MÉTODOS

Para la realización de este trabajo fueron estudiados los pacientes con el diagnóstico confirmado de cáncer de piel que se atendieron en el servicio de oncología del Hospital Provincial de Villa Clara en el período comprendido entre 1995 y 1997.

Para la obtención del dato primario se utilizó un modelo en el cual se recoge la información necesaria para cumplimentar los objetivos.

Todos los pacientes tenían confirmación anatomopatológica del Hospital Provincial de Villa Clara.

Los datos fueron procesados en una microcomputadora, donde se realizó la operacionalización de las variables de edad, sexo, residencia, tipo histológico y localización topográfica de la lesión. Posteriormente fueron llevado a tablas y gráficos estadísticos donde se reflejan los valores absolutos y porcentuales, se calculan los promedios y la desviación estándar de la variable edad según sexo y total, y se aplican las técnicas de significación estadística en las variables de interés según los objetivos propuestos.

El estadígrafo utilizado para las pruebas de hipótesis entre proporciones así como el test de contingencia entre variables fue de Chi cuadrado (x) trabajando con un 95 % de confiabilidad para los niños.

RESULTADOS

En los tres años de estudio fueron recepcionados 252 portadores de cáncer de piel no melanótico, que representa un 15,23 % del total de casos reportados por enfermedades malignas en el centro. Si analizamos la incidencia de la enfermedad por separado en los 3 años no se encontraron diferencias porcentuales entre los mismos.

Al revisar el registro provincial de cáncer esta patología ocupa el primer lugar en frecuencia en la tabla general de cáncer. Reportando tasa de 55,46 x 100 000 habitantes, tanto que la nacional alcanza valores de 16,8 x 100 000 habitantes, y aquí se sitúa en segundo lugar (tabla 1).

Tabla 1. Morbilidad por cáncer de piel

Total de casos
Cáncer de piel
Años
Reportados
No.
%
1995 508 79 15,55
1996 512 90 17,58
1997 635 83 13,07
Total 1655 252 15,23

Fuentes: Formulario.

Los grupos de edades más afectados fueron en la sexta y séptima décadas de la vida. En el grupo comprendido de 31 a 40 años se detectaron sólo 10 casos que representó un 4 %, demostrándose diferencias estadísticamente significativas (p<0,05), según la tabla 2.

Tabla 2. Distribución de los enfermos según grupos de edades

Grupo de
Masculino
Femenino
Total
Edades
No.
%
No.
%
No.
%
31-40
3
1,2
7
2,8
10
4,0
41-50
14
5,6
18
7,1
32
12,8
51-60
18
7,1
32
12,7
50
19,8
61-70
38
15,1
27
16,7
65
25,7
71-80
40
15,9
23
9,1
63
25,0
81 y más
29
11,5
3
1,2
32
12,7
Total
142
56,4
110
43,6
252
100,0

Fuente: Formulario.
p < 0,01.

 

El sexo masculino fue el más afectado con un 56,35 %, existiendo una diferencia altamente significativa (p < 0,01), con respecto a la cifra de mujeres enfermas. Llamó la atención que el cáncer de piel se ve en el hombre en edades más tardías que la mujer, sobre esto no se han encontrado señalamiento en otros estudios. Como se ha descrito en la literatura mundial esta enfermedad es más frecuente en edades avanzadas, aunque en los últimos años se ha visto un discreto aumento de la incidencia en pacientes jóvenes, lo cual se relaciona con la exposición prolongada al sol por actividades recreativas que se efectúan al aire libre, el fenómeno de la capa de ozono, etc.4-7(tablas 3, 4 y 5).

 

Tabla 3. Comportamiento del cáncer de piel según color de la piel

 
Total
Color de la piel
No.
%
Blanca 226 89,68
Amarilla 17 6,75
Mestiza 5 1,98
Albina 4 1,59
Total 252 100,0

Fuente: Formulario.

 

Tabla 4. Distribución de los pacientes según zona de residencia

  Población de Villa Clara Cáncer de piel
Zona de Residencia No. % No. %
Urbano 639 106 77 79 31,3
Rural 190 979 23 173 68,6

Fuente: Formulario.
p < 0,01.

 

Tabla 5. Distribución de los pacientes según diagnóstico histológico

 
Cuero
Extremidad
Extremidad
 
Total
Cara
Cuello
Cabelludo
Superior
Inferior
Tronco
Histología
No.
%
No .
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Carcinoma                            
Baso celular 209 82,9 182 87,1 30 14,4 6 2,9 28 13,4 4 1,9 9 4,3
Carcinoma                            
Espino celular 29 11,5 21 72,4 6 20,7 - - 5 17,2 - - - -
Carcinoma epidermoide y baso celular 14 5,5 14 100 2 14,3 - - 5 35,7 2 14,3 5 35,7
Total 252 3,4 217 86,1 38 15,1 6 2,4 38 15,1 6 2,4 14 5,6

Fuente: Formulario.

 

DISCUSIÓN

Estos tumores son frecuentes en personas de piel blanca pues se ha demostrado que la melanina tiene efecto protector contra los rayos ultravioletas, esto coincide plenamente con la bibliografía revisada.

Se encontró en esta casuística 4 pacientes portadores de albinismo que por caracterizarse su enfermedad por el déficit de pigmento cutáneo tiene mayor riesgo de desarrollar tumores malignos.8,9

En la tabla 4 se mostró la distribución de la población que es predominantemente urbana (77 %), sin embargo, la incidencia del cáncer cutáneo fue mayor en pacientes del área rural (68,7 %) que de área urbana con diferencias altamente significativas (p < 0,001). Esto es explicable porque las condiciones de vida en las áreas rurales propicia la exposición al sol por tiempo prolongado.10

Al observar la localización topográfica de las lesiones, se percibe cómo el carcinoma baso celular predominó en el rostro al igual que el carcinoma epidermoide, la segunda ubicación en frecuencia fue el cuello, es decir, la piel de cabeza y cuello resultó ser la más frecuentemente afectada, pues esta zona del cuerpo es la que más se expone a los rayos solares.10-12

CONCLUSIONES

Los carcinomas cutáneos no melanóticos representan un 15,5 % de todos los tumores malignos que se han tratado en el Hospital Provincial de Villa Clara.

Los pacientes más afectados resultaron ser los de las sexta y séptima décadas de vida.

El sexo masculino fue el más afectado con una relación 1,3:1.

En este estudio hubo predominio de la raza blanca sobre las demás.

Los pacientes habitantes de áreas rurales resultaron los más frecuentemente enfermos con una relación 2,1:1.

Topográficamente el área del cuerpo más afectada fue la cara y el cuello, y la variedad histológica más frecuente fue el carcinoma baso celular con un 82,9 %.

SUMMARY

A total of 252 patients with non-melanotic skin cancer seen from January 1995 to December 1997 were studied. These tumors accounted for 15.2% of the cases reported as malignant diseases in Provincial Hospital of Villa Clara. The most affected were 60 and 70 years old patients with predominance of males and white race. According to this study, basal cell carcinoma was the most frequent histological type and the face followed by the neck was the most affected area.

Subject headings: SKIN NEOPLASMS/classification; SKIN NEOPLASMS/epidemiology; CARCINOMA SQUAMOUS CELL/epidemiology; CARCINOMA, BASAL CELL/epidemiology.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Banfi A, Bonadonna G, Molinari R. Neoplasias cutáneas. En: Manual de oncología médica. La Habana: Editorial Científico-Técnicas 1986:405-17.
  2. Safai B. Cancer of the skin. En: De Vita VT. Cancer principles and practice of oncology. Philadelphia: JB. Lippincott, 1993:1567-611.
  3. Giles G, Thursfied V, Staples M. Skin cancer. Constant 1995;(20):2-4.
  4. Martín Garcías A, Saviero Garcías JL. Cáncer en Cuba. Rev Cubana Oncol 1987;8(1):36-48.
  5. Hulder RM, Bridgeman-Shah S. Skin cancer in African Americans. 1995;75(Supl 2):667-73.
  6. Giles Graham G, Marks R, Foley P. Incidence of non-melanogenic skin cancer trated in Australia. Br Med 1988;296:13-7.
  7. -----. The incidence of non-melanocitic skin cancer in Australia. Br Med J 1988;296:13-7.
  8. Cordies Justin N, Cordies Justin RE, Virginia D, León L, Gómez E. Carcinoma basal en el niño. Rev Cubana Oncol 1997;13(2):68-75.
  9. Singh B, Bhaye M, Shaha A. Presentation, course and outcome of head and neck skin cancer in Africa Americans, a case control study. Source, laryngocopys. 1998;108(8pt1):1155-63.
  10. Bennetts K, Benland K, Swrissen H. Sun protection behaviour of children and their parients at the beach. Psychol Health 1991;5:279-87.
  11. Marks RA. An overview of skin cancer. Incidence and consalion. 1995;75(Supl 2):607-12.
  12. Edward L, Bermen B. Solar UV iradiance and some biological consequence sei-total-environ. 1992;30(121):195-201.

Recibido: 14 de junio del 2000. Aprobado 30 de octubre del 2000.
Dr. Israel Ramos Lage. Calle Pedro Larrea No. 12, CP 60200, Sancti Spíritus, Cuba.

 

  1. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Especialista de I Grado en Oncología y Radiobiología Médica. Hospital Universitario "Camilo Cienfuegos". Sancti Spíritus.
  2. Especialista de I Grado en Oncología y Radiobiología Médica. Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara.
  3. Especialista de II Grado en Oncología y Radiobiología Médica. Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus. Investigador Adjunto de la Academia de Ciencias de Cuba.
  4. Residente de tercer Año de Medicina General Integral. Policlínico "Los Olivos" Sancti Spíritus.
Indice Anterior Siguiente