Indice Siguiente
Rev Cubana Oncol 2001;17(3):151-7

Formato PDF

Artículos originales

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología

Incidencia del cáncer de piel en Cuba, 1988-1997

Dr. José Alert Silva,1 Dra. Isabel Martínez Peñalver,2 Lic. Yaima Galán,3 Tec. Marta Lezcano3 y Tec. Susana Grueiro3

Resumen

En Cuba, el cáncer de piel (excluyendo el melanoma) ocupa el segundo lugar en frecuencia, tanto en hombres como en mujeres. En 1997 constituían el 14,59 % del total de tumores malignos diagnosticados con una tasa cruda de 29,19 por 100 000 habitantes, y una tasa estandarizada de 23,70, para ambos sexos. La mayoría de los pacientes son de raza blanca, constituyendo los carcinomas basales el principal tumor maligno de la piel (78,70 %), por encima de los carcinomas epidermoides, que constituyen el 21,29 %. Las tasas se incrementan rápidamente a partir de los 45 años de edad, alcanzándose la cifra máxima de 423 40 en hombres y 311 10 en mujeres en el grupo etáreo 80 a 84 años. La provincia de Villa Clara presenta la mayor tasa promedio en el período 1994 a 1997: 54, 46, con un riesgo de 2,55.

DeCS: NEOPLASMAS CUTANEOS; INCIDENCIA; ESTUDIOS EPIDEMIOLOGICOS; CUBA.

Los cánceres de la piel (carcinomas basales y epidermoides) ocupan en Cuba uno de los primeros lugares en frecuencia: es la segunda causa de cáncer en ambos sexos, lo cual se ve reflejado en diferentes informes.1,2 A través del Registro Nacional del Cáncer (RNC), creado en 1964 se recoge la información de los casos diagnosticados de cáncer en todo el país y es posible obtener diversos datos de interés, especialmente la frecuencia, tipos histológicos, la incidencia por grupos de edades, la distribución geográfica, etc., que permiten conocer mejor acerca de estos tumores, y que constituyen el objetivo de este trabajo; aunque los melanomas malignos muchas veces son incluidos en el grupo de tumores de la piel, no aparecen en este informe, ya que serán el objetivo de otro estudio.

Métodos

Se realizó un estudio epidemiológico descriptivo de la incidencia del cáncer de la piel (CIE-0 173) en Cuba en el período 1988 a 1997 (se excluyen los casos de melanoma), según edad, sexo y provincia de residencia, a partir de la información brindada por el RNC de Cuba.

El análisis descriptivo se llevó a cabo comparando las tasas específicas por edad, o las tasas ajustadas a la población cubana en el año 1981 por 100 000 habitantes. El ajuste de las tasas se realizó mediante el método directo.

El análisis de las tendencias se realizó mediante el ajuste de una regresión lineal simple del logaritmo de las tasas de incidencia ajustadas en función del tiempo.

El análisis de la distribución geográfica se realizó calculando la razón entre las tasas ajustadas para cada provincia y la tasa ajustada del país; considerando riesgo alto cuando es >1.


Resultados

En 1997 fueron informados 22 202 nuevos casos de cáncer para todo el país, de los cuales el de piel ocupó el segundo lugar en frecuencia, con un 14,59 % del total y una tasa cruda de 29,19 por 100 000 habitantes y una tasa estandarizada de 23,70 (tabla 1); el 78,70 % correspondieron a carcinomas basales y el 21,29 % a carcinomas epidermoides. Por sexos (tablas 2 y 3 ) se mantienen como el segundo cáncer en orden de frecuencia, y porcentajes similares; en hombres el 75,93 % son basales y el 24,67 % epidemoides, y en mujeres el 82,02 % son basales y el 17,98 % epidermoides. Estas tasas varían entre 30,31 a 14,59 en mujeres, y entre 40,37 y 21,61 en hombres durante el período 1988 a 1997, con tendencia a ir decreciendo anualmente y comenzar a incrementarse a partir de 1993; estos cánceres representan entre el 9,75 % y el 17,01 % del total de tumores malignos diagnosticados en este período en el sexo femenino, y entre el 11,81 % y el 18,64 % en el masculino (fig.1).

Tabla 1. Incidencia de tumores en Cuba: principales causas de cáncer en ambos sexos

Sitio mundial
No. de casos
Tasa cruda
Tasa estándar
Pulmón
3 448
31,07
25,69
Piel
3 240
29,19
23,70
Mama
1 874
16,88
14,55
Próstata
1 720
15,50
11,71
Colon
1 392
12,54
9,88
Total
22 202
200,04
166,77

Nota: tasa por 100 000 habitantes.

Tabla 2. Incidencia de tumores en Cuba: Principales causas de cáncer, en hombres

Sitio mundial
No. de casos
Tasa cruda
Tasa estándar
Pulmón
2 408
42,68
36,19
Piel
1 775
31,46
26,21
Próstata
1 720
30,48
23,98
Laringe
695
12,32
10,81
Colon
602
10,67
8,71
Total
11 775
208,70
176,48

Nota: tasa por 100 000 habitantes.


Tabla 3. Incidencia de tumores en Cuba: principales causas de cáncer en mujeres

Sitio mundial
No. de casos
Tasa cruda
Tasa estándar
Mama
1 874
34,34
29,51
Piel
1 465
26,85
21,30
Pulmón
1 040
19,06
15,45
Cérvix
1 014
18,58
15,57
Colon
790
14,48
11,01
Total
10 472
191,08
158,36

Nota: tasa por 100 000 habitantes.


Fig.1. Incidencia de cáncer de piel en Cuba, según sexo (excluyendo melanoma).

Cuando se generaliza para tasas específicas por grupos etáreos, se encuentra que las cifras van desde 2,39 en el grupo etáreo de menores de 1 año, donde se incrementa paulatinamente; y a partir de los 45 años de edad crece rápidamente hasta llegar a 423,40 en hombres y 311,10 en mujeres (tasas máximas) en el grupo etáreo de 80 a 84 años (fig.2).

Fig.2. Cáncer del piel en Cuba (excluyendo melanoma). Incidencias por grupos de edad.

En la tabla 4 aparecen el número de casos y las tasas promedio por provincias para el período 1994-1997, con el riesgo mayor que 1 en sombreado (ver fig. 3) y riesgo menor que 1 en claro (el riesgo se obtuvo dividiendo la tasa promedio de cada provincia por la tasa promedio para todo el país en el período 1994-1997). La tasa promedio para Cuba es de 21,43, y corresponde la tasa promedio mayor para provincias a Villa clara, con 54,46, donde se duplica el riesgo que llega a 2,55. Asimismo el número absoluto de casos registrados en esta provincia es en algunos años el mayor de todo el país.

Tabla 4. Cáncer de piel en Cuba. Número de casos y tasas estandarizadas por provincias años 1994 a 1997 en ambos sexos

Provincia
1994
1995
1996
1997
1994 a 1997
 
No. de casos
Tasa
No. de casos
Tasa
No. de casos
Tasa
No. de casos
Tasa
Tasa Promedio
Riesgo
Pinar del Río
288
36,95
225
27,97
237
28,63
97
11,39
22,66
>1
La Habana
136
15,17
153
16,99
149
16,62
166
17,67
17,10
<1
Ciudad de La Habana
525
15,39
606
18,78
524
15,59
706
22,02
18,79
<1
Matanzas
52
5,96
36
4,40
37
4,25
139
16,24
8,29
<1
Villa Clara
483
42,04
617
51,52
620
52,94
695
58,93
54,46
>1
Cienfuegos
232
49,05
189
38,38
166
34,04
264
53,01
41,81
>1
Sancti Spiritus
178
29,61
232
37,76
87
14,73
317
52,69
34,06
>1
Ciego de Ávila
119
25,56
173
36,55
177
37,71
100
20,58
31,61
>1
Camagüey
283
32,21
210
23,24
235
24,38
295
29,64
25,75
>1
Las Tunas
-
-
22
3,98
29
5,97
82
15,39
8,44
<1
Granma
38
4,61
41
4,95
97
12,98
76
9,88
9,27
<1
Holguín
76
7,21
70
6,18
123
11,48
179
15,77
11,14
<1
Santiago de Cuba
112
11,33
171
16,55
138
13,33
77
7,18
12,35
<1
Guantánamo
24
5,51
43
9,11
42
9,53
39
8,32
9,98
<1
Isla de la Juventud
6
8,72
6
8,79
-
-
7
6,14
4,97
<1
Cuba
2 569
19,31
2 794
20,59
2 667
19,70
3 240
23,73
21,34

 

Fig.3. Incidencia del cáncer de piel en Cuba (excluyendo melanoma). Tasa promedio por provincias.

 

Discusión

El cáncer de la piel ocupa en Cuba el segundo lugar en la incidencia de los tumores malignos, recogidos en diferentes publicaciones durante diversos años,1,2 aunque se ha señalado la posibilidad de existir un subregistro a causa de que algunas lesiones se diagnostican y tratan clínicamente, y al no confirmarse su histología no pasan al RNC,3 fenómeno parecido informado en otros países.4 Cuando se comparan estos datos se aprecia que éstos no son tan altos como en otros países,5,6 por ejemplo, en Autralia, donde se han señalado tasas de casi 1 000 por 100 000 habitantes, o en Estados Unidos de Norteamérica, donde existen informes de que los cánceres de la piel (excluyendo los melanomas) son los más frecuentes cánceres entre la población blanca y han llegado a 232,6 por 100 000 habitantes u otros.7,8

En su etiología han sido relacionados factores intrínsecos y extrínsecos: entre los primeros estarían factores de predisposición constitucional y entre los segundos exposición a factores ambientales. El mayor riesgo para la aparición de cáncer cutáneo es el color de la piel: estos tumores son mucho más frecuentes en pieles claras y prácticamente excepcionales en pieles negras; el mayor riesgo ambiental es la luz solar, especialmente el componente de rayos ultravioletas.5,7,9,10-13

En el RNC no aparecen los datos referentes al color de la piel, sin embargo, en diferentes trabajos publicados en varias revistas cubanas se encuentra que la inmensa mayoría de los pacientes (más del 90 % de los casos) son clasificados como raza blanca,1,14 aunque en Cuba existe el informe de un carcinoma basal en un niño de 11 años, de raza negra.3 En diferentes artículos de revistas cubanas, los carcinomas basales generalmente aparecen en una proporción superior, especialmente cuando se trata de localizaciones en el área de los párpados y el resto de la cara;4,15,16 en el presente estudio los carcinomas basales predominan sobre los carcinomas epidermoides, con una razón de 1:4 aproximadamente, siendo aún superior en la mujeres, proporción señalada en otros trabajos.7,19,17

Se encontró que la incidencia decrece a partir de 1986 hasta 1992, y luego comienza de nuevo un incremento; a partir de 1986 se puso en marcha en todo el país un nuevo sistema informativo para el RNC, que exige el reporte obligatorio de todo caso de cáncer diagnosticado. es posible que las cifras mayores de estos primeros años incluyan casos que no habían sido informados y la tendencia a incrementarse en estos últimos años, se deba al aumento de la población en los grupos de edades por encima de los 60 años.

Geográficamente se encontró una mayor incidencia hacia las provincias centrales del país, especialmente Villa Clara, con 54,5 y que duplica la cifra para todo el país, y Pinar del Río. Estas provincias por tradición se han considerado como de población predominantemente blanca, y como se aprecia el cáncer de piel está ligado al color claro o blanco. Se ha indicado además18 que la distribución geográfica de la incidencia y la mortalidad en el país muestra patrones más altos en aquellas provincias de mayor desarrollo socioeconómico, lo que coincidiría probablemente con el incremento a la exposición de factores de riesgo como consecuencia de este desarrollo; las provincias orientales presentaron el mayor porcentaje de personas con nivel bajo (y muestran cifras de incidencia de cáncer de piel por debajo del promedio nacional) y Ciudad de La Habana el mayor19 y sin embargo, ésta tiene cifras de incidencia por debajo de la media nacional, por lo que es posible que el factor color de la piel sea el más importante.

La tasa de incidencia se incrementa especialmente a partir de los 50 años, en donde aparece un aumento brusco después de los 70 años, hasta alcanzar la cifra máxima entre 80 y 84 años, tanto en mujeres como en hombres. El incremento en la edad está asociado con el incremento de riesgo para una buena parte de los tumores, y es posible que la persona de mayor edad haya estado expuesta durante un período mayor a diferentes factores que directa o indirectamente incrementan el riesgo de desarrollar un cáncer clínico.5,6

Se espera que las diferentes variables recogidas en el presente informe sean de utilidad para poder enfrentar el cáncer de piel en Cuba.

Summary

In Cuba, skin cancer (except for the melanoma) hold the second place in frequency in both men and women. In 1997, it represented 14,59% of the total diagnosed malignant tumors, with a crude rate of 29,19 per 100 000 pop. and a standardized rate of 23,70 for both sexes. The majority of patients suffering from this disease are whites; the basal-cell carcinomas are the main malignant skin tumor (78,70%), a percentage higher than that of epidermoid carcinomas (21,29%). The rates rapidly increased from the age of 45 years on, reaching the maximum figures of 423,40 for males and 311,10 for females in the 80-84 y age group. Villa Clara province exhibited the highest average rate of 54,46 in the 1994-1997 period, with a risk of 2,55.

Subject headings: SKIN NEOPLASMS; INCIDENCE; EPIDEMIOLOGIC STUDIES.

Referencias bibliográficas

  1. Azcue M, Otaño R. Epidemiología del cáncer de la piel. Arch Cub Oncol Radiobiol 1975;2:135-41.
  2. Fernández L, Martín A. Morbilidad y mortalidad por cáncer en Cuba. Rev Cubana Oncol 1990;6:294-300.
  3. Cordies N, Cordies R, León V, Anasagasti L, Gómez E, Renó J. Carcinoma basal en el niño. Rev Cubana Oncol 1997;13:68-75.
  4. Safai A, Bijan J. Management of skin cancer, pp 1883-1933 Ent: De Vita VJr, Hellmans, Rosemberg S, eds. Cancer, Principles and Practice of Oncology. 5th ed. Philadelphia, Lippincott, Raven, 1997.
  5. Marks R. An overview of skin cancers incidence and causation. Cancer 1995;75(suppl):607-12.
  6. Soriano JL, Galán Y, Luaces P, Martín A, Arrébola JA, Carrillo G. Incidencias en Cuba del cáncer en la tercera edad. Rev Cubana Oncol 1998;14:121-8.
  7. Milan T, Pukkada E, Verkasalo P K, Kaprio J, Janse CH, Kosvenvuo M, et al. Subsequent primary cancers after basal-cell carcinoma. A nationwide study in Finland from 1953 to 1995. Int J Cancer 2000;87:283-8.
  8. Wassberg C, Thorn M, Yuen J, Ringborg V, Hakulinen T. Second primary cancers in patients with squamous cell carcinoma of the skin: a population-based study in Sweeden. Int J Cancer 1999;80:511-5.
  9. Marks R, Staples M, Giles GG. Trends in non-melanocytic skin cancer treated in Australia: the second national surgery. Int J Cancer 1993;53: 585-90.
  10. Rhodes AR. Public education and cancer of the skin. What do people need to know about melanoma and nonmelanoma skin cancer? Cancer 1995;75(suppl):613-36.
  11. Chokunonge E, Levy LM, Basset MT, Mauchage BG, Thomas OB, Parkin DM. Cancer incidence in the Afrikan population of Harare, Zimbabwe. Second results from the cancer registry, 1993-1995. Int J Cancer 2000;85:54-9.
  12. Goldberg LH. Basal cell carcinoma. Lancet 1996;347:663-7.
  13. Halder RM, Bridgeman-Shah Sh. Skin cancer in African Americans. Cancer 1995;75(suppl):667-73.
  14. Puig M, Cordies N, Martínez J, Fong F. Estudio de 179 casos de tumores malignos de los párpados en el INOR. Rev Cubana Oncol 1987;3:244-50.
  15. Díaz JM, Tamayo J. Aspectos epidemiológicos de los tumores cutáneos faciales. Rev Cubana Oncol 1993;9:6-9.
  16. Alert J. Evaluación de la eficiencia de diferentes modelos de fraccionamiento de la dosis de irradiación en los carcinomas de la piel. Rev Cubana Oncol 1987;3:27-31.
  17. Frisch MS, Hjalgrim H, Olsen JH, Melbye M. Risk of subsequent cancer after basal-cell carcinomas. Ann intern Med 1996;125:815-21.
  18. Lence J. El riesgo de enfermar y morir por cáncer en las diferentes provincias de Cuba. Rev Cubana Oncol 1991;7:42-56.
  19. Lorenzo-Luaces P, Galán Y, Abascal ME. Técnicas estadísticas multivariadas en la investigación epidemiológicas. Ejemplo de la prevalencia de factores de riesgo de cáncer en Cuba. Rev Cubana Oncol 1995;11:55-60.

Recibido: 10 de abril del 2001. Aprobado: 2 de noviembre del 2001.
Dr. José Alert Silva. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Calle 29 esquina a E, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de II Grado en Oncología. Investigador Auxiliar.
2 Especialista de II Grado en Oncología. Profesora Titular.
3 Técnicas.

Indice Siguiente