Indice Anterior 
Rev Cubana Ortod 1999;14(2):112-20
Formato PDF Formato PDF

Artículo extranjero

Ortopedia funcional de los maxilares. Presentación de un nuevo aparato: el bimaflex de pierantonelli

Dr. Luigi Pierantonelli1

Resumen: Los aparatos funcionales favorecen el desarrollo armónico de los maxilares y de los arcos dentales utilizando la fuerza de la deglución. En el momento de la deglución, los aparatos se interponen entre los arcos dentales y reciben la fuerza de la mandíbula que sube y la devuelven a toda la boca. Con el propósito de aprovechar lo más posible la dinámica de la deglución, el aparato Bimaflex no posee anclaje, en forma tal de quedar flojo en boca; de esta forma, la lengua ejercita su función sobre el aparato que está también abierto anteriormente para permitir una posición lingual correcta detrás de los incisivos superiores y posee elástico para que la deglución pueda transferir su fuerza en forma correcta a los maxilares. El aparato construido en base a una mordida de construcción, es indicado para todas las maloclusiones, de primera, segunda o tercera clases de Angle a condición que el paciente sea de temprana edad y para la contención y la reeducación lingual después del tratamiento con aparatología fija.

Descriptores DeCS: DEGLUSION; MALOCLUSION/terapia; APARATOS ORTODONTICOS; HABITOS LINGUALES.
 
 

El Bimaflex2 es un aparato ortodóncico de acción funcional porque estimula la actividad de los músculos de la cavidad bucal y la función estimulada es a su vez capaz de solucionar la maloclusión. Además, el aparato, como los más modernos contiene elementos que producen fuerza, por ejemplo, tornillos y resortes; por su diseño constructivo puede ser colocado entre los aparatos dobleplacas unidos entre sí de manera elástica como los aparatos de Stefanelli y Stockfisch. La creación del aparato data del 31 de diciembre de 1996.

 Descripción del aparato

El Bimaflex (fig.1) está formado por 2 placas de acrílico que presentan 2 relieves de apoyo, 2 tornillos para expansión transversal, 2 arcos vestibulares, 2 ansas de alambre linguales de base ancha, 2 resortes frontales, 2 elementos de apoyo molar en alambre y algunas veces, 2 tubos de goma (ver fig.1).

El aparato se hace con una mordida constructiva que coloca la mandíbula en una posición ideal, y se muestran precisamente todos los elementos del aparato y su sentido práctico.

Figura1

Fig. 1. El aparato bimaflex.

La placa superior

La placa superior (fig.2) sigue el contorno de los dientes molares, premolares y caninos y presenta una amplia apertura en la zona anterior para permitir la función lingual.

Figura2

Fig. 2. La placa superior.

Está dividida en 2 mitades simétricas, unidas entre sí por un tornillo de expansión.

La placa presenta 2 pequeños relieves a superficie planas, ubicados en palatal de los caninos con función de apoyo vertical y de ligero deslizamiento horizontal.

Los relieves, cuando es necesario, presentan un anillo externo de acrílico para reducir el deslizamiento horizontal.

La base de la placa ofrece el sostén para 2 resortes auxiliares retroincisivos, un arco vestibular y 2 ansas de base ancha en alambre.
 

La placa inferior

La placa inferior (fig.3) sigue el contorno de todos los dientes. La placa es parecida a la superior es decir dividida en 2 mitades simétricas, unidas entre sí, por un tornillo de expansión mediano y presenta 2 pequeños relieves a superficie plana ubicados por lingual de los premolares con función de apoyo y de deslizamiento.

Figura3

Fig. 3. La placa inferior.

La placa ofrece el sostén para 2 resortes retroincisivos, un arco vestibular, 2 ansas linguales en alambre y además para 2 elementos de apoyo molar en alambre que no se encuentran en la placa superior.
 

Los arcos vestibulares

Para los arcos vestibulares superiores e inferiores se emplea un alambre de acero de 0,9 mm (0,036 pulgadas). Los arcos van frente a la cara vestibular desde los incisivos hasta mesial de los primeros molares donde describen una ansa vertical y atraviesan el arco dental para terminar en el acrílico.

Los arcos deben estar separados de los incisivos cuando exista apiñamiento anterior y adosados cuando exista protrusión o versión de los incisivos.

Los arcos deben quedar separados de 2 a 3 mm en las regiones laterales de los premolares para impedir así la presión de las mejillas que como sabemos son elementos antagónicos para el ensanche de los maxilares.

Los resortes frontales

Los resortes superiores están confeccionados en un modo similar al de los aparatos de Stockfisch y Bimler.

Se emplea un alambre de 0,7 mm (0,028 pulgadas) de acero.

Los inferiores tienen una forma de lazo doble, una parte para cada grupo incisivo.

Para los inferiores se emplea un alambre de 0,6 mm.

Los resortes tienen la función de avanzar los incisivos en los casos de retrusión o cuando necesita corregir versiones de los mismos.

Las ansas linguales de relación de base ancha

Las ansas se confeccionan en alambre de 0,9 mm en Elgilloy azul o de acero. El alambre (fig.4) sale del acrílico superior, realiza a la altura de la región molar un ansa vertical hacia abajo, luego va horizontalmente hasta los relieves de apoyo anteriores en acrílico donde realiza otra ansa hacia arriba, luego vuelve horizontalmente hasta la primera ansa donde lingualmente realiza otra ansa hacia atrás abajo y finalmente entra en el acrílico. De lo expuesto anteriormente se puede deducir que hay un ansa derecha y un ansa izquierda. Prácticamente todas las ansas tienen siempre el mismo tamaño. La parte central mide 3,5 mm de largo y 14 mm de ancho.

Figura4

Fig. 4. La ansa lingual de base ancha.

Las ansas unen la placa superior a la inferior en manera elástica según la posición que se le ha dado en la mordida de construcción. Las ansas permiten el movimiento de lateralidad del maxilar inferior y también un pequeño movimiento vertical en el sector posterior. Cuando las ansas están comprimidas en el momento de la deglución se abren posteriormente.

Las ansas obligan al paciente a poner el maxilar inferior a una altura y posición más o menos adelantada que se ha elegido con la mordida de construcción. Por esto, las ansas son el verdadero motor del aparato y tienen también como finalidad el evitar la interposición lingual.

Los elementos de apoyo en alambre

La placa inferior lleva 2 elementos de apoyo sobre los primeros molares permanentes (en alambre 0,9) que sirven para estabilizar el aparato, sobre todo en los casos donde los molares de leche faltan o son afectados por las caries.

Los tornillos de expansión

Se emplean tornillos de expansión. Para la placa superior se emplea la medida no 11 o no 14. Para la placa inferior se emplea la medida no 11.
 

Los tubos de goma

Cuando se quiere producir la disminución de la dimensión vertical se pueden usar los tubos triples de goma del aparato de Stockfisch.3 Los tubos van sobre las superficies oclusales de los dientes. Éstos permanecen inmóviles ya que se encuentran colocados en las ansas linguales, en el espacio libre estimulan al niño a producir movimientos mandibulares que pueden conducir a la ruptura de las ansas con frecuencia más elevada.

Figura5
Fig. 5. Los tubos triples de goma de Stockfisch.

Modalidad de acción

El Bimaflex como la mayoría de los aparatos funcionales, actúan en 3 maneras:
  1. El aparato representa una guía al desarrollo armónico del arco dental y actúa sencillamente como un bastón que sirve de apoyo para el desarrollo de un árbol. Los dientes migran en el espacio vertical creado por el aparato y se encuentran dando una oclusión correcta. Cuando la mandíbula se adelanta por efecto del aparato se estimula su desarrollo.1
  2. El aparato actúa en la corrección morfológica del arco dental por medio de fuerzas extrínsecas e intrínsecas.
Los tornillos deben abrirse una vez por semana.
  1. El aparato mientras corrige las formas de los arcos dentales restablece también una función lingual correcta que resulta indispensable para lograr un resultado estable en el tiempo.


En efecto se sabe que en todas las maloclusiones hay siempre una deglución atípica asociada. Esto se comprende fácilmente. ¿Cómo sería posible para un músico tocar bien una guitarra si está esta estropeada? Así en presencia de una maloclusión cualquiera la función lingual se perturba por ejemplo, en las anomalías de clase II la lengua está aspirada en el rinofarange.

El Bimaflex por su diseño constructivo no posee anclaje y se queda flojo en la boca. La lengua tiene que trabajar para posicionarlo entre los arcos dentales. El aparato además está abierto anteriormente de manera tal que la lengua puede posicionarse correctamente detrás de los incisivos superiores.
 

Casos clínicos

Se está aplicando el aparato desde el mes de Junio de 1997, para el tratamiento de las maloclusiones de clase 1, 2, y 3 en pacientes de temprana edad, tratando de aprovechar sus funciones principales, es decir, de estimulación al crecimiento de los maxilares y de las funciones de expansión de las arcadas y de reeducación lingual. Se utiliza también para completar el tratamiento y para la contención después del tratamiento con aparatología fija disfrutando principalmente su capacidad de reeducación lingual. Los tratamientos en estos casos son mucho más rápidos que la readaptación fisiológica, motivo por lo cual después del tratamiento se debe trabajar sobre los músculos para evitar la recidiva, es decir, la vuelta parcial o total a la oclusión patológica.
 
 

Consideraciones

Los aparatos funcionales son tan numerosos que se pregunta por qué tantos aparatos y sobre todo por qué utilizar un nuevo aparato como el Bimaflex.

Por supuesto, se tiene que considerar el hecho que cada aparato tiene su uso específico, es decir, cada uno de estos aparatos puede solucionar un determinado número de problemas ortodóncicos. El grupo de los problemas solucionados compone el perfil terapéutico del aparato.

El perfil terapéutico del aparato ideal

El aparato ideal debe ser eficaz (capaz de solucionar los problemas postanteriores, verticales, transversales en un tiempo rápido y sin recidiva) debe ser aceptado por el paciente (aparato estético, que se lleva bien, por poco tiempo durante el día) y debe ser aceptado por el ortodoncista (aparato polivalente, fácil de utilizar, robusto y fácil de arreglar).

El aparato es eficaz. Su elasticidad contribuye a su eficacia y permite un mejor control de la fuerza de la deglución por parte del paciente. Soluciona bastante bien los problemas transversales. La expansión del maxilar y de la mandíbula puede proceder de una manera independiente sin que el aparato pierda su adherencia y su estabilidad.

El aparato en el sentido vertical controla la mordida profunda. En caso de mordida abierta o de exceso vertical anterior es mejor emplear unos tubos de goma (por el momento se utilizan los del aparato Kinetor de Stockfisch que en estos casos resulta más frágil bajo los esfuerzos de la mandíbula en deglución. En el sentido postanterior el control obtiene muy buenos resultados, hay lugar para insertar tornillos que puedan corregir los primeros molares que se hayan migrado hacia adelante en la oclusión.
 

El paciente y el bimaflex

El aparato es bien aceptado por las siguientes razones:
 
  1. No tiene elementos de alambres que crucen los dientes.
  2. Su posicionamiento es fácil y sin problemas.
  3. No es muy voluminoso.
  4. El aparato ocupa un espacio en la boca pero esto no nos debe preocupar ya que la boca permanece levemente abierta en base a la mordida constructiva.
  5. Es tolerado muy bien por el paciente y la fonación no sale muy perturbada.
  6. Es estético porque no utiliza tracciones extraorales.
  7. Se debe usar de forma constante sólo por la noche y por 3 horas por la tarde. No es necesario en las horas de clase. La duración del tratamiento es medianamente de 3 años.

El bimaflex y el ortodoncista

El aparato es polivalente, se usa para todos los problemas del tratamiento: I-II-III clase Angle. Es fácil de comprender y de arreglar. Es bastante robusto. El sitio más frágil son las ansas de alambre. Por el momento la sustitución de las ansas se hace en el laboratorio y no puede ser hecha por el ortodoncista en su consultorio. En los casos que presentan una frecuencia elevada de roturas es mejor unir entre sí las pistas de apoyo por medio de resina y el aparato de esa manera se transforma en un aparato rígido. Después de solucionar los problemas que han causado roturas frecuentes, se puede volver a la elasticidad simplemente cortando la resina.
 

Conclusiones

La experiencia clínica acumulada hasta ahora con el Bimaflex no permite sacar conclusiones definitivas, salvo el de un comienzo ortodóncico favorable.

El aparato, sin embargo, puede ser aconsejado en numerosas situaciones porque es un aparato elástico, permite una expansión en el arco dental superior independientemente del arco dental inferior, permite un control de los arcos dentales en el sentido vertical, es polivalente (un solo diseño para todo tipo de maloclusión), es un aparato construido en base a una mordida de construcción, es decir individual, no posee elementos de alambre que crucen el arco dental en las zonas de cambio dental.

Abstract: The functional appliances favoured the harmonic development of maxillae and dental arches using the deflution force. At the moment of swallowing, the appliances are placed between the dental arches and they received such force of the jaw that goes up and gives it back to the whole mouth. To utilize as much as possible the dynamics of deglution. Bimaflex appliance does not have any anchoring so it is rather loose inside the mouth, in this way, tongue acts over the appliance which is open in front to allow a correct tongue position behind the upper incisors and Bimaflex is also elastic so that deglution can properly transmit its force to the maxillae. The appliance is built based on a modelled bite and prescribed for all Angle Class I, II and II malocclusions provided that patients are at their early age, and for restriction and lingual reeducation after a treatment with fixed apppliances.

Subject headings: DEGLUTTION; MALOCCLUSION/therapy; ORTHODONTIC APLIANCES; TONGUE; HABITS.

Referencias bibliográficas

  1. Couly G. Developpment cephalique. Paris:Editions CdP,1991:54-9.
  2. Pierantonelli L, Cardinaletti G, Olivi O, Sassaroli E. Evoluzione in terapia con apparecchi funzionali: l'apparecchio bimascellare elastico (Bimaflex) di Pierantonelli. Boll Ortodont 1997;18(57):96-104.
  3. Stockfisch H. The principles and practice of dentofacial orthopaedics. London: Quinte-ssence Publishing,1995:37-41.


Recibido: 19 de febrero de 1999. Aprobado: 9 de junio de 1999.
Dr. Luigi Pierantonelli. Via Trento no 7, 60100 Ancona, Italia.
 
 

1 Especialista en Estomatología.
 

Indice Anterior