Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Ortod 2000;15(2):71-4
Formato PDF

Hospital Pediátrico Docente "Juan Manuel Márquez"

Morfología craneofacial en gemelos, uno con fisura labiopalatina

Dra. Alina Turro Piti,1 Dra. Marisabel García-Robés Gener2 y Dra. Belkis Correa Mozo3


RESUMEN

Se estudió una pareja de gemelos monocigóticos, donde uno es fisurado y otro no, con el objetivo de detectar si existen diferencias en un conjunto de variables antropométricas, mediante la medición morfológica directa.

Descriptores DeCS: LABIO FISURADO; PALADAR FISURADO; GEMELOS MONOZIGOTICOS; HUESOS FACIALES; ENFERMEDADES NEONATALES Y ANOMALIAS
 
 

El complicado desarrollo embriológico de la cara y el paladar provoca un gran número de malformaciones, dentro de éstas aparecen las fisuras faciales, las cuales corren a lo largo de muchos planos de la cara como resultado del defecto o la falla en el desarrollo de los procesos embriológicos.1

Estas malformaciones se encuentran frecuentemente, tanto en la práctica maxilofacial como en la consulta de consejo genético, por ello las investigaciones dirigidas a desarrollar los principios de estas actividades, constituyen una tarea actual en la práctica médica diaria.2

Estudios experimentales y clínicos muestran los efectos negativos de las fisuras de labio y paladar sobre el crecimiento y desarrollo del maxilar.

Salinas,3 plantea que en niños con fisuras faciales, se retrasa el desarrollo de los huesos de la cara y el tamaño del cráneo es ligeramente inferior a lo normal. El contorno facial está alterado debido a que los huesos son hipoplásticos, especialmente en casos de fisura labiopalatina bilateral, así como la mandíbula es ligeramente más pequeña que lo normal con un ángulo más obtuso, con frecuencia los dientes en la zona de fisuras están ausentes.

Minervini (1990)4 demuestra que existen diferencias básicas en la morfología facial entre pacientes fisurados y no fisurados, las cuales se localizan en el complejo maxilar, ya que la mandíbula aunque puede ser ligeramente más pequeña que lo normal, en algunos casos parece en posición normal comparada con un sujeto no fisurado.

A similar conclusión llega Rehak5 en estudios realizados a niños entre 8 y 12 años con fisura unilateral completa de labio y paladar.

En un estudio cefalométrico realizado por Buschang en niños de 5 a 8 años con fisura unilateral de labio y paladar, se tomaron medidas de todas las proporciones faciales, donde se encontró que no existían diferencias en cuanto a la convexidad facial y prognatismo, comparado con el grupo control con relación esqueletal normal, sin embargo, se observó un acortamiento vertical del maxilar y una mayor dimensión del mismo en niños fisurados.

Por lo anteriormente expuesto se realiza este trabajo con el objetivo de determinar las diferencias morfométricas cráneo faciales entre 2 hermanos gemelos, donde uno es sano y el otro presenta fisura labial bilateral.


MÉTODOS

Para este trabajo se utilizó una pareja de gemelos monocigóticos de los cuales uno es sano y el otro presenta fisura labial unilateral, el cual es atendido en la consulta de genética del Hospital Pediátrico de Centro Habana.

Estos gemelos son del sexo masculino y tienen 8 años de edad. A cada niño se le realizaron las siguientes mediciones (fig.).

FIG.


RESULTADOS

Los resultados de las mediciones realizadas se muestran en la tabla. 1


TABLA 1. Mediciones realizadas en el cráneo en mm

Variable 
Fisurado
Sano
CC
53
55,5
LC
30
33
AC
23
25

En ella se puede observar cómo las mediciones realizadas en el cráneo son ligeramente mayores en el niño sano que en el niño fisurado, según se aprecia en la tabla 2, donde se muestran las mediciones entre el niño fisurado y el niño sano; éstas fueron realizadas en milímetro.


TABLA 2. Mediciones realizadas en la cara en mm

Variable 
Fisurado
Sano
1/3 SC
4,2
5,14
1/3 MC
2,2
3
1/3 IC
5
4,2
DII
2,9
2,8
DIE
9,22
8,7
A. CARA B
10
9,4
A. BOCA B
4,6
3,8
PH
1,45
1,6

DISCUSIÓN

Al analizar los resultados se observa una pequeña reducción de la longitud del macizo nasomaxilar reflejado por las medidas descriptivas de las variables en el tercio superior de la cara, y en el tercio medio de la cara, en el gemelo fisurado, coincidiendo esto con los resultados obtenidos por Rehak5 y Ávila en estudios de la morfología cráneo facial en niños con fisuras labiopalatina, esto pudiera tener su explicación debido a la desconexión del centro cartilaginoso de la línea media y el hueso maxilar, presente en pacientes portadores de fisura labiopalatina, ya que como plantea Castellino9 el cartílago nasal es un factor importante que actúa como cuña empujando los huesos faciales hacia adelante y hacia abajo (teoría de Scott) estando por tanto, limitado este mecanismo. Esta teoría posteriormente fue analizada a fondo con experimentos ingeniosos donde se planteó por parte de algunos autores que es una fuerza precoz en el crecimiento pero que otras fuerzas de desplazamiento la sustituyen. Lo que se acepta en la actualidad es que este movimiento es de naturaleza multifactorial.7


CONCLUSIONES

Se observa una reducción vertical del macizo nasomaxilar en el gemelo fisurado en relación con el sano.


SUMMARY

A couple of monozygotic twins, in which one of them was fissured and the other not, was studied in order to know if there were differences in a set of anthropometric variables by direct morphological measurement.

Subject headings: CLEFT LIP; CLEFT PALATE; TWINS, MONOZYGOTIC; FACIAL BONES; NEONATAL DISEASES AND ABNORMALITIES.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Shaffer W. G. Oral Patology. 5ta. Buenos Aires: Saunders, 1974:11-76.
  2. Turro A, García-Róbes, M. Antropometría en niños fisurados. Rev Cubana Estomatol 1993;8(2):7-10.
  3. Salinas C. Orodental findings and genetic disordes. Birth Defect. 1982;18:29-120.
  4. Minervini B, Marano C. Cephalometric of cleft lip and palate. [Abstract] Arch Stomatol. 1990;31(3):12-16.
  5. Rehak G, Raci E. Craniofacial morphology of the complexe unilateral cleft lip and palate between the age of 8-12. [Abstract] Orthod theorese. 1990;2(2):22-26.
  6. Castellino, AS. Crecimiento y desarrollo craneofacial. Ediciones Revolucionarias. La Habana, 1972,19-63.
  7. Enlow D. Crecimiento maxilofacial. Editora Interamericana. México, 1992:27-57.


Recibido: 14 de febrero del 2000. Aprobado: 24 de julio del 2000.
Dra. Alina Turro Piti. Hospital Pediátrico Docente "Juan Manuel Márquez", Ave. 31 y 76, Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba.
 
 

1 Especialista de I Grado en Anatomía Humana.
2 Especialista de I Grado en Inmunología.
3 Especialista de II Grado en Ortodoncia.
 

Indice Anterior Siguiente