Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Ortod 2001:16(1):24-9

Formato PDF

Clínica Estomatológica Docente de Especialidades III Congreso del PCC, Matanzas

Estudio cefalométrico comparativo para el diagnóstico del tipo de crecimiento facial

Dra. Maribel Sardiñas Valdés,1 Dra. Isabel Martínez Brito2 y Dr. Jorge Casas Acosta3

Resumen

Se realizó un estudio cefalométrico comparativo a 350 pacientes con maloclusiones dentarias de 12 a 18 años de edad y de ambos sexos, con dentición permanente completa y con antecedentes de no haber recibido tratamiento ortodóncico. Para conocer la coincidencia o no en el diagnóstico del tipo de crecimiento facial, se realizó un análisis comparativo entre los cefalogramas de Ricketts, Björk, Björk-Jarabak y Schwartz; a cuyos resultados les fue aplicados la prueba estadística de Kappa para determinar la existencia de concordancia entre los cefalogramas mediante su escala de evaluación. Se observó que la mayor concordancia fue entre los dúos de cefalogramas Björk-Jarabak y Björk, Ricketts y Björk, donde el cefalograma de Björk fue el que con mayor frecuencia coincidió en el diagnóstico.

DeCS: CEFALOMETRIA/métodos; MALOCLUSION/diagnóstico; DESARROLLO MAXILLOFACIAL; HUESOS FACIALES/crecimiento & desarrollo.

El principal uso de la cefalometría ha sido en la clínica ortodóncica como medio de diagnóstico, de evolución y resultado final del tratamiento, junto a esta faceta clínica también se emplea para diferenciar los cambios efectuados como resultado del tratamiento a los provocados por el crecimiento.1-3

En la actualidad la ortodoncia valora y da más importancia al diagnóstico, ya que el conocimiento profundo del problema, facilita aplicar un tratamiento adecuado aún cuando deba darle más importancia al examen clínico para evitar tratar al paciente mediante normas cefalométricas únicas.4

Diversos son los factores que deben ser considerados en la determinación de un plan de tratamiento como la edad, el sexo, la raza, el pronóstico del desarrollo, el tipo facial, y la severidad de las discrepancias dentomaxilofaciales.

No hay fórmula exacta que puedan ser aplicadas al complejo facial a fin de determinar un plan específico de tratamiento. Por lo tanto, para llegar a un diagnóstico individual completo, los hallazgos del cefalograma lateral deben estar relacionadas con los demás datos obtenidos de los medios auxiliares de diagnóstico utilizados, donde se enfatiza que las normas cefalométricas pueden ser una ayuda más en el diagnóstico.2-7

En la literatura nacional e internacional se encontraron numerosos estudios8-11 que han determinado los valores cefalométricos medios en niños con patrones de crecimiento y oclusión normal en sus respectivos países, encontrando en mucho de ellos diferencias estadísticamente significativas con valores dados en los cefalogramas de Steiner, Downs, Jarabak y otros. Por lo que han señalado la importancia de aplicar valores propios al realizar un plan de tratamiento.

En la práctica diaria al necesitar corroborar el diagnóstico cefalométrico en un paciente determinado, se han utilizado cefalogramas de varios autores obteniendo como resultado la no coincidencia en el diagnóstico de algunos de ellos.

Lo cierto es que este hecho ha motivado a estudiar la existencia o no de coincidencia en el diagnóstico, al aplicar diferentes métodos cefalométricos en estos pacientes.

Métodos

El universo de este trabajo estuvo constituido por los pacientes que asistieron al servicio de Ortodoncia de la Clínica Estomatológica Docente de Especialidades "III Congreso del PCC" del municipio de Matanzas, en el período comprendido entre julio de 1997 a julio de 1998.

La muestra de trabajo fue conformada por 350 pacientes entre las edades de 12 a 18 años de edad de ambos sexos, con dentición permanente sin antecedentes de haber recibido tratamiento ortodóncico pre sentando cualquier tipo de maloclusión dentaria, se utilizaron las telerradiografías iniciales teniendo en cuenta que cumplan la calidad requerida, trazándoles los calcos cefalométricos con cefalogramas determinados, los cuales fueron medidas por el mismo autor.

Las variables que se tomaron en cuenta para diagnosticar el tipo de crecimiento de cada cefalograma son los siguientes:

Cefalograma de Ricketts

  1. Eje facial.
  2. Ángulo facial.
  3. Ángulo plano mandibular.
  4. Altura facial anterior.
  5. Arco mandibular.

Cefalograma de Bjórk-Jarabak

Se trazan los planos altura facial anterior (AFA) y altura facial posterior (AFP).

Cefalograma de Bjórk (predicción estructural).

Basado en el uso de 7 signos estructurales que caracterizan los tipos de rotación del crecimiento facial.

Cefalograma de Schwartz.

1. Ángulo YSN.

Resultados

La muestra estuvo conformada por 199 jóvenes del sexo femenino y 151 del sexo masculino correspondiendo las edades de 12 y 13 años el mayor número de pacientes.

Las tendencia del crecimiento cráneo facial están expresadas en las tablas 1, 2 y 3; donde se realizó un análisis comparativo del diagnóstico del crecimiento neutro, horizontal y vertical respectivamente, según los cefalogramas de Richetts, Björk, Björk-Jarabak y Schwartz; comportándose en el tipo de crecimiento neutro, con evaluación de mal los dúos de Ricketts y Björk-Jarabak con un índice de kappa (0,367470); Ricketts y ángulo YSN (0,295993); Björk-Jarabak y ángulo YSN (0,260342) así como Björk y ángulo YSN con (0,282675); mientras fueron categorizados de regular los dúos de Ricketts y Björk (0,456502); Björk-Jarabak y Björk con un índice de Kappa (0,487051).

Tabla 1. Análisis comparativo del crecimiento neutro según cefalogramas de Ricketts, Björk, Björk-Jarabak y Schwartz

Dúos de
cefalogramas

% de concordancia observada
Índice de Kappa
Error estándar Kappa
Evaluación

Ricketts y Björk-Jarabak

70,80
0,367470
0,052640
Mal*

Ricketts y Björk

75,70
0,456502
0,050530
Regular*

Björk-Jarabak y Björk

79,10
0,487051
0,052750
Regular*

Ricketts y ángulo YSN

70,20
0,295993
0,041821
Mal*

Björk-Jarabak y ángulo YSN

73,10
0,260342
0,046179
Mal*

Björk y ángulo YSN

77,40
0,282675
0,049610
Mal*

Tabla 2. Análisis comparativo del crecimiento horizontal según cefalogramas de Ricketts, Björk, Björk-Jarabak y Schwartz

Dúos de cefalogramas
% de concordancia observada
Índice de Kappa
Error estándar Kappa
Evaluación
Ricketts y Björk-Jarabak
90,00
0,607849
0,053449
Regular*
Ricketts y Björk
93,40
0,705150
0,052455
Bien*
Björk-Jarabak y Björk
92,00
0,644644
0,052339
Bien*
Ricketts y ángulo YSN
91,10
0,663274
0,053373
Bien*
Björk-Jarabak y ángulo YSN
87,40
0,525541
0,053403
Regular*
Björk y ángulo YSN
89,10
0,536295
0,051836
Regular*

 

Tabla 3. Análisis comparativo del crecimiento vertical según cefalogramas de Ricketts, Björk, Björk--Jarabak y Schwartz

Dúos decefalogramas % de concordancia observada Índice de Kappa Error estándar Kappa Evaluación
Ricketts y Björk-Jarabak 76,30 0,532070 0,051703 Regular*
Ricketts y Björk 74,80 0,522110 0,047860 Regular*
Björk-Jarabak y Björk 80,80 0,608841 0,052190 Regular*
Ricketts y ángulo YSN 71,10 0,459563 0,045689 Regular*
Björk-Jarabak y ángulo YSN 76,00 0,506380 0,050896 Regular*
Björk-ángulo YSN 76,80 0,482192 0,053206 Regular*

Prueba de Kappa        Valor     Evaluación

        0,21-040   Mal

            0,41-60   Regular

          0,61-080  Bien

Por otra parte al referirse al crecimiento horizontal, se determinaron cifras más elevadas de concordancia observada para todos los dúos, especificándose evaluaciones de regular según el índice de Kappa entre Richetts y Björk-Jarabak (0,536295). Así como fueron calificados de bien los dúos de Ricketts y Björk (0,705150); Björk-Jarabak con Björk (0,644644) y Ricketts con ángulo YSN (0,663274).

El crecimiento vertical se manifestó con igual calificación para todos los dúos estudiados correspondiéndose con índice de kappa evaluados de regular entre (0,41 y 0,60).

Este análisis comparativo según el tipo de crecimiento facial permitió conocer que los dúos de cefalogramas que mayor coincidencia presentaron, atendiendo al test aplicado, resultaron ser Björk-Jarabak y Björk en el crecimiento neutro y vertical, siendo el de Ricketts y Björk en el crecimiento horizontal, observándose las cifras más bajas entre los dúos de Björk-Jarabak y ángulo YSN tanto para el crecimiento neutro como para el horizontal y Ricketts con ángulo YSN en el vertical.

En general, es posible inferir que el cefalograma que con mayor frecuencia coincidió en los 3 tipos de crecimientos fue de Björk.

 

Discusión

Un estudio comparativo acerca de la determinación del tipo facial fue realizado por Pavic MJ y Parodi DME,12 en el cual determinaron la no existencia de diferencias significativas entre el cefalograma de Ricketts y otro basado en un conjunto de mediciones de varios autores, es decir que según estos investigadores se puede usar cualquiera de estos métodos para llegar a un mismo diagnóstico. Aunque en este trabajo se realiza un análisis comparativo, no se recomienda ya que el método estadístico utilizado difiere del usado en esa investigación.

Algunos investigadores persisten en conocer las posibilidades de predicción de crecimiento a través de diferentes métodos cefalométricos13-15 y otros insisten en determinar los errores en los trazados cefalométricos realizados por la mano del hombre de aquellos efectuados por métodos computadorizados;16-18 todos empeñados en encontrar el método cefalométrico que más se acerque a las características de sus poblaciones.

Lo cierto es que en la literatura científica existen muchos estudios que presentan estándar cefalométrico para hombres y mujeres de diferentes edades y grupos étnicos. La mayoría de ellos son cortes seccionales y no longitudinales, ya que estos últimos presentan cifras cefalométricas tanto para hombres como mujeres que cambian a medida que aumentan las edades5 y resultan de difícil manejo en la clínica ortodóncica.

Los resultados de esta investigación permitieron hacer referencia a la poca concordancia existente en el diagnóstico del tipo de crecimiento a través del empleo de varios cefalogramas cuando fue aplicada la prueba de Kappa, ya que en ninguna de las variables estudiadas se obtuvieron evaluaciones de óptimas.

Se considera que la profundización de los estudios del diagnóstico ortodóncico ha contribuido al enriquecimiento del mismo y ha dado la oportunidad de conocer lo difícil de esa problemática, donde se muestran nuevas motivaciones en el trabajo científico que puedan redundar en un conocimiento más integral de los pacientes.

Conclusiones

En el tipo de crecimiento neutro obtuvieron regular concordancia Ricketts con Björk y Björk-Jarabak con Björk; siendo los restantes dúos evaluados de mal.

En el crecimiento horizontal hubo una buena concordancia entre Ricketts y Björk; Björk-Jarabak y Björk, así como Ricketts con ángulo YSN, comportándose de regular el resto de los dúos.

En todos los cefalogramas aplicados para determinar el crecimiento vertical hubo una concordancia regular.

Los dúos de cefalogramas que mayor concordancia presentaron fueron Björk-Jarabak con Björk y Ricketts con Björk. Así como fue el cefalograma de Björk el que con mayor frecuencia coincidió en el diagnóstico.

Summary

A comparative cephalometric study was conducted among 350 patients of both sexes aged 12-18 with dental malocclusions and complete permanent dentition that had not received orthodontic treatment. To know the coincidence or not in the diagnosis of the type of facial growth, a comparative analysis was made between the cephalometries of Ricketts, Björk, Björk-Jarabak and Schwartz. Kappa's statistical test was applied to their results to determine the existence of concordance between the cephalometries by their evaluation scale. The greatest concordance was observed between the pairs of cephalometries Björk-Jarabak and Björk, Ricketts and Björk. Björk's cephalometry showed the highest coincidence with diagnosis.

Subject headings: CEPHALOMETRY/methods; MALOCCLUSION/diagnosis; MAXILLOFACIAL DEVELOPMENT; FACIAL BONES/growth & development.

Referencias bibliográficas

  1. Canut Brusola JA. Ortodoncia clínica. 1. ed. Barcelona: Salvat, 1992:161-85.
  2. Proffit WR. Ortodoncia teoría y práctica. 2. ed. Madrid: Mosby, 1994:143-75.
  3. Mayoral G, Mayoral J. Ortodoncia principios fundamentales y práctica. 4. ed. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 1984:219.
  4. Sinalair PM, Little RM. Dentofacial maduration of untreated normals. Am J Orthod 1981;88:146-62.
  5. Bishara SE, García Fernández A. Cephalometric comparisons of the dentofacial relationship of two adolescent population from Iowa and Northern México. Am J Orthod 1985;88:314-21.
  6. Primack V. The clinical use of a craneofacial growth atlas. Am J Orthod 1978;74:501-8.
  7. Swelerenga D, Oesterle LJ, Messersmith ML. Cephalometric values for adult Mexican-Americans. Am J Orthod Dentofacial 1994;106:146-55.
  8. García CJ. Cephalometric evaluation of Mexicans Americans using the Downs and Steiner analysis. Am J Orthod 1975;68:67-74.
  9. Taylor WH, Hitchcock HP. The Alabama analysis. Am J Orthod 1996;52:245-54.
  10. Engel G, Spolter BM. Cephalometric and visual normal for Japanese population. Am J Orthod 1981;80:40-60.
  11. Sousa Pereira ED. Avalição cefalométrica utilizando ángulo FMIA de Tweed en 32 adultos portadores de perfil agadaveis de Regiao de Goiahia. Estado Goias: Robrac, 1993;vol 3:18-23.
  12. Pavic MJ, Parodi DME. Estudio comparativo de dos técnicas cefalométricas para la determinación del tipo facial. Rev Fac Odontol Univ Chile 1993;11(1):25-38.
  13. Ferrario VF, Sforza C, Poggio CE. Facial volume changes during normal human growth and development. Anat Rec 1998;250(4):480-7.
  14. Leslie LR, Southard TE, Southard KA. Prediction of mandibular growth rotation: assessment of the Skieller, Björk, and Linde-Hansen method. Am J Orthod Dentofacial Orthop 1998;114(6):659-67.
  15. Bushang PH, Martins J. Childhood and adolescent changes of skeletal relationships. Angle Orthod 1998;68(3):199-208.
  16. Martins LP, Pinto dos Santos A, Martins JC. Erro de reproductibilidade das medidas cefalometricas das analises de Steiner e de Ricketts, pelo metodo convencional e pelo metodo computarizado. Ortodontica 1995;28(1):4-17.
  17. Rudolph DJ, White SE, Sinclair PM. Multivariate prediction of skeletal Class II growth. Am J Orthod Dentofacial Orthop 1998;114(3):283-91.
  18. Geelen W, Wenzel A, Gotfredse E. Reproductibility of cephalometric landmarks on conventional film, hardcopy and monitor displayed images obtained by the storage phosphor technique 1998;20():331-40.

Recibido: 21 de noviembre del 2000. Aprobado: 30 de marzo del 2001.
Dra. Maribel Sardiñas Valdés. Calle Larga Escoto No. 21604 entre 216 y 218, Playa, Matanzas, Cuba.

 

1 Especialista de I Grado en Ortodoncia.
2 Especialista de II Grado en Ortodoncia. Profesora Auxiliar.
3 Especialista de I Grado en Ortodoncia. Profesor Instructor.

Indice Anterior Siguiente