Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Pediatr 1997;69(2):129-133
INSTITUTO DE NEUROLOGÍA Y NEUROCIRUGÍA, CIUDAD DE LA HABANA

Trastornos de conducta en el niño epiléptico. Su relación con los resultados escolares

Dra. Elia Margarita Pestana Knight,1 Dr. Norberto Sardiñas Hernández,2 Lic. Clemente Trujillo Matienzo,3 Dra. Elena Muñoz Barcada4 y Dra. Zaida Argudín Suárez4

RESUMEN

Para conocer la influencia de los trastornos de conducta sobre los resultados escolares de niños epilépticos se estudiaron 30 niños con más de 1 año de evolución de la enfermedad y que asistían a escuelas de enseñaza primarias. En entrevistas a padres y maestros se recogió valoración sobre su conducta y los resultados académicos del último curso escolar y se realizó un test de concentración de la atención. Se halló que el 70 % refiere algún trastorno de conducta. Se observó una relación significativa entre los resultados escolares M y la hiperactividad (p < 0,05), las dificultades en la concentración (p < 0,025) y la distracción (p < 0,01). Se concluye en que los trastornos de conducta tienen una influencia negativa sobre los resultados escolares del niño epiléptico.

Descriptores DeCs: TRASTORNOS DE LA CONDUCTA INFANTIL; EPILEPSIA FOCAL; ATENCIÓN; LOGRO; RENDIMIENTO ESCOLAR BAJO.

La situación del niño epiléptico en edad escolar en relación con su conducta es muy controvertida, debido a que en un grupo de ellos coexisten la epilepsia y el retraso mental y en otros, aún sin aparecer el retraso mental, la presencia de trastornos conductuales y cognoscitivos es tan evidente que en algunos países se han creado escuelas para niños con epilepsia;1 aunque hoy en día se ha demostrado que la epilepsia por sí misma no es una razón para indicar educación especial.

De modo general, igual que ocurre en Cuba la mayoría de los niños epilépticos asisten a escuelas normales.2,3 Se ha encontrado que tienen más alteraciones conductuales que los demás (distráctiles, menos concentrados y más lentos al procesar la información), aunque se ha pensado que tanto las alteraciones conductuales como cognoscitivas y la epilepsia podrían derivar de la misma lesión causal4 y a veces están presentes antes de que aparezcan las crisis.5,6

Motivados por estudiar los resultados escolares en un grupo de niños epilépticos que asisten a escuelas nacionales de enseñanza primaria y valorar su relación con trastornos conductuales es que se decide realizar el presente trabajo.

MÉTODOS

Se conformó un grupo de estudio constituido por 30 niños con crisis epilépticas parciales criptogénicas de más de un año de evolución, todos residentes en Ciudad de La Habana y que cursan estudios desde el 1ro. hasta el 6to. grado en las escuelas nacionales de enseñanza primaria. Sus edades oscilaban entre 5 y 12 años (media = 8,7 años; DE= +/-1,9678). La constitución por sexo fue de 14 hembras y 16 varones.

Se excluyeron del estudio a los niños con crisis generalizadas, retraso mental, que asisten a escuelas de enseñanza especial, tienen examen físico neurológico positivo o con lesión focal demostrada en el origen de la epilepsia.

El grupo control estuvo conformado por 30 niños que se correspondían en edad, sexo y grado escolar a los niños del grupo de estudio.

Entrevista familiar escolar

A los familiares y maestros de los niños del grupo de estudio se les realizó una entrevista, que permitió conocer las alteraciones de conducta, así como el resultado académico del curso escolar anterior, en forma de promedio que se clasificó en:

Excelente (E): 90-100 puntos promedio
Muy Bien (MB): 80-89,9 puntos promedio
Bien (B): 70-79,9 puntos promedio
Regular (R): 60-69,9 puntos promedio
Mal (M): < 59,9 puntos promedio

Evaluación de la atención

Ésta se realizó en el Departamento de Psiquiatría Infantil del Hospital Infantil Docente "Pedro Borrás", a los niños del grupo de estudio y control; para el 1er. grado se utilizó el test de completamiento de figuras y para el 2do. en lo adelante el test de tachado de letras, ambos miden la concentración de la atención. Se clasificaron en atención normal y distráctiles.

Evaluación estadística

Se utilizó el programa computacional MICROSTA donde se creó la base de datos. Se realizó la comparación entre los grupos paciente y control con el test de

comparación de medias, y la correlación entre las diferentes variables mediante el test de correlación múltiple para estadística no paramétrica.

RESULTADOS

Los resultados escolares que obtuvieron los niños epilépticos en el último curso fueron: 5 niños (16,67 %) tuvieron resultados de E, 10 (33,33 %) fueron calificados como MB, 6 (20,0 %) como B, 5 de R para el 16,67 % y 4 (13,33 %) se evaluaron como M.

Los trastornos de conducta fueron referidos por padres y maestros en el 70 % de los pacientes (21 casos). La hiperactividad en 18 (60 %), trastornos de la concentración en 9 (30 %) y la distracción en 13 (43,33 %).

La correlación entre las alteraciones de la conducta y los resultados escolares aparece en la tabla donde se observan valores significativos entre los resultados M y la hiperactividad (r = 0,32026, p < 0,05); las dificultades en la concentración (r = 0,38516, p < 0,025) y la distracción (r = 0,44853, p < 0,01).

TABLA. Coeficiente de correlación (f) entre las alteraciones de conducta y los resultados escolares
Resultados 
Trastonos de la conducta
Hiperactividad
Trastornos de la concentración
Trastornos de la atención
E
-0,48795
-0,36515
-0,29277
-0,21058
MB
0,00000
0,00000
-0,30861
-0,47565
B
0,14548
0,06804
0,21822
0,23544
R
0,09759
0,00000
0,09759
0,15041
M
0,25678
0,32026*
0,38516**
0,44853***
* p<0,05. **p<0,025. ***p<0,01.
N= 30; r=±-0,30645; p<0,05.

Al evaluar los resultados de los tests de concentración de la atención no se encontraron diferencias significativas entre los 2 grupos p = 0,1145.

DISCUSIÓN

Los trastornos de conducta con frecuencia están asociados a las dificultades escolares y los peores resultados académicos,7 tal como se encuentra en nuestro trabajo.

Se estima que en EE.UU aproximadamente el 12 % de la población escolar necesita una educación especial y de éstos el 75 % por algún tipo de trastorno del aprendizaje, pero este término se hace ambigüo en algunos casos, pues con trastornos del aprendizaje se hallan 3 categorías de pacientes:7

Varios estudios muestran que entre los niños con peor desempeño neuropsicológico (aprendizaje y conducta) se asocian: más agresividad, menos competencia social, poco desempeño escolar, pocos amigos, pobres intereses, entretenimientos y actividades y menos motivaciones por las actividades en las cuales participan; que constituyen el cierre de un círculo vicioso que de no encausarse adecuadamente por parte del terapeuta influirá negativamente sobre el funcionamiento diario, la vida independiente, el desempeño escolar y la orientación vocacional,8 para dar lugar a individuos en la edad adulta con minusvalía en la esfera económica, social y la autoestima.9

Autores como Rodin y Hermann10,11 encuentran una estrecha relación entre el bajo nivel intelectual y los trastornos conductuales.

A pesar de que hemos encontrado una buena relación entre los trastornos de conducta y las dificultades escolares se adolece de la aplicación de baterías neuropsicológicas que midan la conducta,7,12 sólo se estandarizó mediante los tests de atención, cuyos resultados difieren de lo hallado por otros autores7,13 que plantean que los 2 problemas principales verificados entre los niños con dificultades en el aprendizaje son los disturbios en la regulación de la atención y la modulación de la actividad.14,15 Tampoco evaluamos otras variables como agresión y violencia, que para algunos suele relacionarse con las crisis parciales complejas y para otros no son más que secundarias a las maniobras restrictivas;16,17 otros no han encontrado niños agresivos dentro de los que padecen estas crisis.18

En epilepsia se cree que los desórdenes de la atención están en relación con el uso de la medicación antiepiléptica que tiene como reacción secundaria somnolencia, enlentecimiento, embotamiento y lasitud;19,20 sobre todo los barbitúricos.21,22

SUMMARY

To know the influence of the behaviour disorders on the school results of the epileptic children, 30 of them with more than a year of evaluation and who attend primary school were studied. Information about their behavior and academic results was gathered by the interviews made to their parents and teachers. A test was conducted to check the concentration of attention. It was found that 70 % had some behavior disorder. A significant relation was observed among the bad marks and hyperactivity (p < 0.05), the difficulties in the concentration (p < 0.025), and the distraction (p < 0.01). It is concluded that the behavior disorders exert a negative influence on the academic results of the epileptic child.

Subject headings: CHILD BEHAVIOR DISORDERS; EPILEPSY, FOCAL; ATTENTION; ACHIEVEMENT; UNDERACHIEVEMENT.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Sillanppa M. Medico-social prognosis of children with epilepsy: epidemiological study and analysis of 245 patients. Acta Paediatr Scand 1973;237 (Suppl 3):104.
  2. Rodin EA. The prognosis of patients with epilepsy. Spring-field: Charles C. Thomas, 1968.
  3. Dam AM. Epilepsy and neuron loss in the hippocampus. Epilepsia 1980;21:617-30.
  4. Sass KJ. Specificity in the correlation of verbal memory and hippocampal neuron loss: dissociation of memory, language and verbal intellectual ability. J Clin Neuropsychol 1991; 14(5): 662-72.
  5. García M, Morenza L, Santaya M, Galán L. El WISC: su utilidad diagnóstica en niños con dificultades para aprender. Bol Psicol 1987;10(2):123-41.
  6. Seidemberg M. Changes in seizure frequency and test-retest scores on the Weschler adult inteligence scale. Epilepsia 1981;22:75-83.
  7. Allen S, Taylor RL. Education of children with learning problems. Pediatr Clin North Am 1984;31(2): 331-43.
  8. Hermann BP. Neuropsychological functioning and psycopathology in children with epilepsy. Epilepsia 1982;23(5):545-54.
  9. Britten N. Epilepsy and handicap from birth to age 36. Dev Med Child Neurol 1986;28:719-28.
  10. Rodín E. Epilepsy and work. En: Laidlaw JA. Textbook of epilepsy. London: Churchill Livingtone, 1982:496-506.
  11. Hermann B. Multietiological determinants of psychopathology and social competence in children with epilepsy. Epilepsy Res 1988;2:51-60.
  12. Taylor RL, Allen S. Educational and psychological assessment of children with learning disorders. Pediatr Clin North Am 1984;31(2):281-96.
  13. Daum I. Behavioral treatment of slow cortical potentials in intractable epilepsy: neuropsychological predictors of outcome. J Neurol Neurosurg Psychiatr 1993;56(1):94-7.
  14. Shaywitz SE, Shaywithz BE. Diagnosis and management of attention deficit disorder: a pediatric perspective. Pediatr Clin North Am 1984;31(2):429-57.
  15. Porges SW. Physiologic correlates of attention: a core process underlying learning disorders. Pediatr Clin North Am 1984;32(2):371-86.
  16. Delgado-Escueta AU. The nature of agression during epileptic seizures. New Engl J Med 1981;305:711-16.
  17. Dilorio C, Faherty B, Monteuffel B. Cognitive perceptual factors associated with antiepileptic medication compliance. Res Nurse Health 1991;14(5):329-38.
  18. Cabrera F. Tratamiento psicosocial de las epilepsias. En: Fuentes A. Epilepsias y síndromes epilépticos. Santiago de Chile: Liga Chilena Contra la Epilepsia, 1989:213-24.
  19. Trimble MR, Cull CA. Children of school age: the influence of antiepileptic drug on behavior and intellect. Epilepsia 1988;29 (Supl 13): S15-S19.
  20. Herranz JL, Arteaga A, Armijo JA. Side effects of sodium valpoate in monotherapy controlled by plasma levels: a study of 88 paediatric patients. Epilepsia 1982;23:203-14.
  21. Addy D. Cognitive function in children with epilepsy. Dev Med Child Neurol 1987;24:394-404.
  22. Addy DP. First year fits. Br Med J 1985;290:1095-6.
Recibido: 13 de febrero de 1996. Aprobado: 17 de febrero de 1997.

Dra. Elia Margarita Pestana Knight. Santa Isabel número 138, entre Dos de Mayo y Manzanedas, Matanzas, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Neurología.
2 Especialista de II Grado en Neurología. Doctor en Ciencias, Jefe del Servicio de Neurología Infantil. Instituto de Neurología y Neurocirugía.
3 Licenciado en Psicología. Jefe del Departamento de Neuropsicología.
4 Doctora en Psicopedagogía. Hospital Infantil Docente "Pedro Borrás".

Indice Anterior Siguiente