Índice Anterior

Revista Cubana de Salud y Trabajo 2010;11(1):59-70

Investigación científica en el Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores de Cuba (1998 -2008). Algunas reflexiones y proyecciones
Scientific research at the National Institute for Workers’ Health of Cuba (1998-2008). Some meditations and projections

Pedro Juan Almirall  Hernández 1
Jesús Salvador Hernández Romero 2

1 Licenciado en Psicología, Doctor en Ciencias Médicas, máster en Salud de los Trabajadores, Investigador Titular, Profesor Titular. Vicedirección de Investigaciones y Docencia,  Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
2  Licenciado en Economía, máster en Salud de los Trabajadores, Investigador Agregado. Vicedirección de Investigaciones y Docencia,  Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba

Correspondencia:

Pedro Juan Almirall Hernández
Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores
Calzada de Bejucal km 7½, Apartado 9064, CP10900, Arroyo Naranjo, Ciudad de La Habana, Cuba
E-mail: monape@infomed.sld.cu


 RESUMEN

En el presente artículo se expone de forma abreviada el desarrollo histórico del INSAT en relación a la investigación en salud ocupacional, y se exponen los resultados obtenidos en el decursar de una década en la evaluación de 92 proyectos de investigación propuestos por esta institución a los expertos de los llamados Programas Ramales del MINSAP, con un 62% de aprobados. Presentamos los resultados obtenidos en la ejecución de dichas investigaciones, los que se clasificaron en tres grandes grupos: desarrollo instrumental, nuevas metodología y nuevos conocimientos. Las relaciones actuales de la metodología de las ciencias, las exigencias actuales de modificar nuestras estrategias de investigación, así como los posibles principios, líneas de trabajo y temas de investigación a desarrollar por esta institución, son presentados.

Palabras clave: investigación científica, programas ramales de la salud, resultados científicos

ABSTRACT

Historical development of the INSAT of Cuba in relation to the scientific research in Occupational Health is presented briefly, as well as the principal results obtained during the last decade. 92 institutional research projects were evaluated by the experts of the Sectorial Programs of Health, and 62% of them were approved. The results were classified in three main groups: instrumental development, new methodologies and new knowledges. The present relations among the scientific methodology, the current demands for modifying our research strategies, and possible principles, work lines and themes of investigation to be developed by the institution are discussed.

Key words: scientific research, sectorial programs of health, scientific results


INTRODUCCIÓN

Se cumplen ya 10 años de nuestro trabajo en la esfera de la coordinación de las investigaciones en el Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores (INSAT) de Cuba. Podemos decir que en todo este período nuestra actividad ha  estado muy sincronizada con la política de investigaciones que lleva el Ministerio de Salud Pública de Cuba, encabezado por la Dirección de Ciencia e Innovación Tecnológica, y una constante valoración y control interno de los niveles administrativos y políticos de nuestra institución, sin dejar de desatacar el papel del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) como organismo rector de la ciencia y la tecnología en nuestro país.
Estimamos  que un trabajo de esta naturaleza, aunque pueda tener un gran contenido anecdótico, puede resultar de cierta utilidad a otras instituciones e investigadores de los países en desarrollo para el campo de la salud ocupacional. El quehacer de la investigación en esta esfera siempre ha esta ligado a la respuesta de ¿cómo se hace salud ocupacional? Consideremos entonces cuál ha sido el desarrollo histórico de esta especialidad en nuestro medio, al menos a partir de la información a que hemos tenido acceso.
Genuina expresión de nuestro quehacer social, la entonces Medicina del Trabajo se crea, manifiesta y fortalece con la capacitación de profesionales y técnicos en el entonces campo socialista europeo. Temprano, en la época de los sesenta del pasado siglo XX, es  Antonio Granda Ibarra, médico general,  el primer profesional cubano que recibe su capacitación en el campo de la Medicina del Trabajo en el entonces Instituto de Higiene y Enfermedades Profesionales de Sofía, Bulgaria. Se abría así una colaboración científica y para la  formación de recursos humanos que solo se extinguió con la desaparición de las instituciones dedicadas a esta especialidad y del  propio campo socialista, y que tuvo en la investigación científica una de sus expresiones 1,2
El Instituto de Medicina del Trabajo (IMT) de Cuba fue inaugurado en diciembre de 1977 en las actuales instalaciones que hoy utiliza. Desprendido del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM), representó y representa un adelanto para la prevención y promoción de salud y mejora de la calidad de vida de los trabajadores cubanos, y el primero con un funcionamiento estable durante más de tres décadas en América Latina. .
Durante sus primeros tres lustros, el ahora Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores (INSAT) se desarrolló aceleradamente a partir de:

En la historia de nuestro instituto la investigación ha sido una de sus principales funciones desde su fundación en el año 1977. Su primera jornada científica se celebró ya en 1978, y se dedicó a la salud ocupacional en transporte 3. Inmediatamente se organizaron las investigaciones a partir de los entonces llamados Problemas Principales de Biomedicina, que abarcaban un quinquenio y que tuvieron como centro de su atención la industria azucarera 4, el trabajo y la salud de la mujer 5 y el trabajador de la  construcción, con énfasis en los contingentes 6.
Podemos señalar que en estas etapas, aunque ya el criterio multidisciplinario y la participación de investigadores de diferentes instituciones y organismos estaban presentes, se podía notar una cierta espontaneidad en la selección de los problemas, y no existía satisfactoriamente desarrollada una cultura de investigación en nuestras instituciones. Primaban en la subjetividad de nuestros decisores la idea de una salud ocupacional exclusivamente para ‘resolver problemas’, generalmente relacionados con la higiene en el trabajo.
Un gran impulso concretado en la formación de investigadores y recursos humanos en general, equipos y líneas de investigaciones, nos proporcionó, como ya expresamos antes, el desaparecido campo socialista por medio del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME). En esta organización se trataban los problemas relacionados con la higiene del trabajo y las enfermedades profesionales, donde debemos destacar el apoyo recibido por parte de Bulgaria, la República Democrática Alemana (por medio de su organización para la salud ocupacional y el Instituto Central de Medicina del Trabajo de Berlín), la Unión Soviética y, en menor grado, de Checoslovaquia, Hungría y  Rumanía.
A la par, se fueron desarrollando relaciones con investigadores e instituciones de países de América Latina, donde se destacaron las establecidas con México y Venezuela Un ejemplo de las relaciones científicas de la institución fueron, en aquella, época los coloquios celebrados con científicos estadounidenses.
En la última década, la investigación científica en la rama de la salud en nuestro ministerio, se ha organizado, fortalecido y caracterizado por una política de organización y control sobre la proyección de investigaciones, es decir, como unidad central de dicha organización está el proyecto, y esto rige a nivel de toda la nación.
Como es conocido, Cuba posee un ministerio para la organización y evaluación de la ciencia y la técnica (el CITMA),  que tiene organizada la investigación en los siguientes  programas:

Sin querer ser exhaustivos en el tema, podemos señalar que la investigación en salud abarca proyectos científico técnicos de investigación–desarrollo y de innovación tecnológica que respondan a los objetivos priorizados por nuestro ministerio en cada uno de los 14 Programas Ramales Científico-Técnicos que a continuación exponemos:

los que generan impactos científicos, tecnológicos, económicos, sociales, ambientales y/o políticos, en respuesta a las prioridades identificadas en las Proyecciones de la Salud Pública en Cuba para el 2015 7.

Una vez descrito brevemente el escenario donde se presenta la investigación científica en Cuba, nos proponemos responder a preguntas tales como: ¿cómo es el desarrollo de la investigación en salud ocupacional internacionalmente y cómo repercute en nuestro país?, ¿cómo se ha organizado la investigación en el INSAT?, ¿cual ha sido la  producción de nuestra institución durante el periodo analizado?, ¿cuáles son las esferas de influencia de la investigación en salud ocupacional y los temas que debemos desarrollar en los próximos años?

DESARROLLO

Investigación científica y salud ocupacional

Hay un sentimiento creciente en numerosos investigadores, instituciones y decisores de que la ciencia y la investigación no están respondiendo adecuadamente a los desafíos de nuestros tiempos, en particular cuando queremos lograr un desarrollo sostenible. El desafío actual es centrarse en los vínculos entre los sistemas sociales, políticos, económicos, biológicos, químicos, físicos y geográficos, algo que es considerado un imperativo en nuestros tiempos. Se buscan explicaciones dinámicas de carácter sistémico allí donde antes predominaban modelos estáticos y reduccionistas 8,9.
Ya en nuestra introducción planteamos como antecedente para responder esta interrogante sobre la relación entre salud ocupacional e investigación, al menos las dos interrogantes siguientes: ¿cómo se hace Salud Ocupacional? y ¿cuáles son los paradigmas vigentes en su radio de acción?
En otras oportunidades nos referimos a este punto, y nuestra posición, que solo aspira a ser orientadora o de forma más precisa que esto, inspiradora de la controversia en esta temática, concibe al menos tres enfoques o paradigmas que pueden explicar cómo hacemos Salud Ocupacional 9.  
En un inicio, los dos grandes paradigmas abarcadores de la Medicina e Higiene del Trabajo se centraron en el desarrollo de especialidades médicas o tecnológicas. Así, el paradigma biologicista toma como punto de partida un trabajador enfermo con una más o menos clara relación con el ambiente de trabajo. Bajo esta concepción, el objeto de estudio fundamental de la Medicina del Trabajo se reduce principalmente al diagnóstico y terapéutica de las enfermedades profesionales, y, en el mejor de los casos, a los problemas médico legales. No por gusto sus principales exponentes en la década del 40, 50 y 60 del siglo XX fueron médicos con amplia práctica y experiencia clínica (Simonin, Desollé, Ladou, Decloe y Neville, entre otros) 9.
Casi a la par, y expresado cronológicamente -los primeros textos revisados a nuestro alcance datan de la década del 50-, surge el paradigma ambientalista, fundamentalmente desarrollado por ingenieros y médicos higienistas, que centran su trabajo en el control y normalización de las condiciones físicas del ambiente de trabajo y el estudio y prevención del  accidente. Normas, estándares, equipos de protección adecuados, son sus metas inmediatas.
Un ejemplo palpable de la división imperante en muchos países, puede notarse en la propia concepción de la salud ocupacional reinante, donde los departamentos de higiene y seguridad estaban separados de los de medicina del Trabajo. Esta práctica es común aún en América Latina.
Si bien no dudamos que este paradigma ambientalista mostró innegables ventajas, por ejemplo estudió y definió la génesis de numerosas alteraciones de salud causadas por ambientes agresivos de trabajo, parte de una posición mecanicista; o sea, el trabajador es un ente pasivo que recibe mala o buena influencia de su ambiente de trabajo y las exigencias de la tarea, sin mostrar estrategias para atenuar los efectos de su desempeño profesional.
Debemos ser determinantes en esta afirmación: ambos paradigmas tienen vigencia y son una parte importante del ejercicio profesional en salud ocupacional. No se van a eliminar, pues siempre, desgraciadamente, existe, aunque sea potencial, la posibilidad de enfermar o accidentarse en el desempeño de una profesión, y de realizar las actividades laborales bajo condiciones no recomendables de ejecución. Los paradigmas ambientalistas y biologicista son necesarios para el ejercicio profesional…, pero no suficientes.
Entonces se requiere un enfoque mucho más complejo para determinar la relación hombre–sociedad–trabajo, y esto conlleva a la necesidad de desarrollo de la teoría, la metodología y un instrumental adecuado a la nueva forma de hacer Salud Ocupacional.
El desafío actual es centrarse en los vínculos entre los sistemas sociales, políticos, económicos, biológicos, químicos, físicos y geográficos, algo que es considerado un imperativo en nuestros tiempos. Se buscan explicaciones dinámicas de carácter sistémico allí donde antes predominaban modelos estáticos y reduccionistas 8,9.
En nuestro caso, hemos llamado a éste ‘paradigma dinámico’, que se centra en las relaciones que el  hombre actual desarrolla en su medio socio geográfico y bajo las condiciones sociohistóricas en que vive; coincidimos con Marx cuando afirma que ‘el hombre piensa como vive’. No podemos atomizar el hombre–trabajador y concebir entonces a ese hombre aislado de su vida extralaboral.
Cometemos un error metodológico importante cuando consideramos en nuestras investigaciones e intervenciones solamente la relación efectos negativos - ambientes laborales, pues perdemos la posibilidad de evaluar la incidencia de la vida externa al trabajo, y más aún cuando no tomamos en cuenta los llamados efectos positivos del trabajo. Dejamos sin investigar sistemáticamente, salvo raras y notables excepciones, casi el 75% de nuestra problemática, que no solo esta centrada en la vida dentro del trabajo y los efectos negativos que esto acarrea, sino debemos investigar cómo las condiciones generales de vida potencian o reducen la calidad de vida del trabajador, lo que ya viene preocupando a la llamada Epidemiología Social y a varios autores desde la década de los 70 y  80 del siglo XX 9-12.
La investigación científica en general y la investigación biomédica en particular, tienen como objetivo general un mayor conocimiento del mundo real que nos rodea, y en esencia, su fin último es el beneficio que los resultados de esa investigación pudieran aportar a la humanidad. Para que esto pueda llevarse a cabo, existe una serie de métodos que son característicos y propios de cada rama de la ciencia. El desarrollo y las características de los diversos métodos de investigación se han modificado a lo largo del tiempo, pero hay un aspecto común a todos que permanece sin modificación: el investigador. La salud y seguridad en el trabajo no es una excepción 9-11.
Una nueva forma de hacer Salud Ocupacional exige nuevas concepciones teóricas y metodológicas, y un nuevo arsenal de técnicas  e instrumentos.  
Nuestras instituciones no están ajenas al movimiento actual del conocimiento científico. Asistimos a un momento de cambios en el ámbito de la investigación en salud ocupacional. Numerosos estudios e instituciones han enunciado que a los antiguos y ya tradicionales problemas de la salud ocupacional se han sumado de manera creciente nuevos problemas, los puntos clave, o hablando en lenguaje informático, ‘las interfaces’ en que se expresan estos problemas.
Kerry nos planteó puntos fundamentales del cambio ocurrido en la última década, donde la investigación en salud  ocupacional es la que ha sido privilegiada y cuestionada en diferentes escenarios 12:

Resultados en la última década

¿Cuál ha sido el desempeño de nuestra institución y de nuestros investigadores durante la década analizada? Para dar respuesta a esta pregunta, usaremos dos indicadores a nuestro parecer fundamentales: la producción e inclusión en programas ramales de proyectos de investigación, y los resultados obtenidos. Analicemos separadamente estos aspectos.

Durante la década, los investigadores del INSAT presentaron 92 proyectos de investigación para su evaluación por los expertos de Programas Ramales.
En la tabla 1 exponemos los proyectos que han redactado los investigadores del INSAT y presentados en las diferentes convocatorias que ha realizado la Dirección de Ciencia e Innovación Tecnológica del MINSAP.

Tabla 1
Desarrollo de la investigación en el INSAT a partir de la organización y estrategia de ciencia e innovación tecnológica en los programas ramales (1998–2008)

Año de la
convocatoria ramal

Proyectos

Presentados

Aprobados

No aprobados

No evaluados o no presentados

% de aprobación

1998

10

  1

  8

1

10

  1999*

23

10

10

3

50

2001

18

14

  4

0

77

2004

16

12

  4

0

75

2006

  9

  7

  2

0

77

2007

  7

  4

  3

0

57

2008

  9

  5

  4

0

55

Total

92

53

35

4

58

*  Solo se presentaron proyectos en la convocatoria de marzo de 1999.

Debemos señalar que estos proyectos se evalúan por los expertos de los diferentes Programas Ramales, los que de forma independiente y anónima, evalúan dichos proyectos en cuanto a su rigor y factibilidad, pronunciándose por su aceptación o no como parte de dicho programa.

Si excluimos la convocatoria de 1998, donde no había experiencia en la organización de los programas ramales, tendríamos: proyectos presentados: 82; proyectos aprobados: 52 (63% de aprobados si descontamos la primera convocatoria)

Debemos señalar que, no tomando en cuenta  nuestra primera experiencia en 1998, mantenemos un promedio de 63% de aprobación, cifra aceptable para la media nacional, que es  aproximadamente de 60% 13.

Con relación a los resultados obtenidos, los agrupamos en tres categorías para su mejor exposición:

Tabla 2
Desarrollo instrumental

Nombre del resultado

Organismo/institución potencialmente interesado

Instrumentos para la evaluación del estrés psicosocial laboral como factor de riesgo para la salud de los trabajadores

MINSAP, CPHE*, organismo de la administración central o del Estado

Modelo para el análisis macroergonómico del trabajo. Métodos e instrumentos. Uso de multimedia

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, ISPJAE**, Universidad de La Habana

Un método para el análisis del trabajo: CBS. Criterios de aplicabilidad y validez

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado

Aplicabilidad y eficacia del método Predicted  Heat Strain (ISO/DIS 7933) propuesto para sustituir el que recoge la actual norma ISO 7933:1989.

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado

Aplicabilidad y validez de un instrumento para el diagnóstico del mobbing. Cuestionario de Heinz Leymann (LIPT) modificado

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, Dirección de Enfermería del MINSAP

Batería para la exploración de funciones cognitivas

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, Atención médica

Desarrollo de instrumentos para la evaluación del estrés y el desgaste profesional en maestros

MINSAP, MINED***, MES****

Software para el diagnóstico de alteraciones temprana por exposición a neurotóxicos. Psicotox

MINSAP, CPHE, UCI*****

Software para diagnosticar y pronosticar los efectos negativos del trabajo. APT

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, UCI

Software para evaluar el tiempo de reacción. Split

MINSAP, MINED, MES, UCI

Mapa de evaluación de recursos en salud ocupacional (multimedia)

MINSAP

Medio diagnóstico para la detección de anticuerpos específicos en trabajadores expuestos a bioplaguicidas (patente)

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, MINAGRI******.

*  Centro Provincial de Higiene y Epidemiología; **  Instituto Superior Politécnico José A. Echevarría; ***  Ministerio de Educación; ****  Ministerio de Educación Superior; *****  Universidad de Ciencias Informáticas; ******  Ministerio de la Agricultura

Es destacable la gran cantidad de instrumentos que pueden ayudar en la pesquisa de los llamados efectos negativos del trabajo (fatiga estrés, burnout y mobbing), que sabemos tienen un peso importante en las llamadas enfermedades crónicas. Estos instrumentos los podemos dividir en aquellos que se han llamado de ‘papel y lápiz’, los que de forma muy económica y sin grandes esfuerzo permite evaluar los resultados de la relación trabajador- actividad laboral, y contribuyen de forma decisiva a lograr un diagnóstico de salud más exacto del ámbito laboral; y los programas automatizados (softwares y multimedias), que representan una necesidad en nuestro medio. Es una modesta contribución del INSAT a la automatización de las ciencias en el país. En este grupo se encuentra también la única patente que ha sido otorgada a la Salud Ocupacional durante estos 10 años.

 Tabla 3
Metodologías

Nombre del resultado

Organismo/institución potencialmente interesado

Tratamiento homeopático en trabajadores expuestos a mercurio

MINSAP, CPHE

Metodología para la evaluación oftalmológica en choferes profesionales

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado

Factores ambientales y su asociación con la incapacidad laboral en los trabajadores de la agricultura. Procedimiento para su estudio e intervención

MINSAP, CPHE, organismo de la administración y del estado, MINAGRI.

Manual de prevención y control de los accidentes en la construcción

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, MICONS*

Metodología  para la intervención y vigilancia de los accidentes del trabajo.

MINSAP, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Metodología para la intervención psicológica para la disminución del estrés en maestros.

MINSAP, MINED, MES

Tecnología para el estudio macroergonómico de los maestros venezolanos

MINSAP, MINED, MES, Convenio Cuba–Venezuela

Procedimiento para el estudio e intervención para mejorar las condiciones ambientales y su asociación con la incapacidad laboral en los trabajadores de la agricultura

MINSAP, CPHE, MINAGRI

Prueba de esfuerzo mental en condiciones de laboratorio con trabajadores ocupacionalmente expuestos a carga mental

MINSAP, laboratorios de investigación básica.

Tratamiento homeopático en trabajadores con broncopatías obstructivas crónicas

MINSAP

Metodología  para la intervención y vigilancia de los accidentes del trabajo

MINSAP, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Modelo de servicio preventivo comunitario en salud ocupacional

MINSAP, Atención primaria de salud

*  Ministerio de la Construcción

 Tabla 4
Nuevos conocimientos

Nombre del resultado

Organismo potencialmente interesado

Factores psicosociales laborales asociados a la hipertensión esencial

MINSAP, Atención primaria, ICCC*

Necesidades de aprendizaje en los profesionales cubanos dedicados a la atención de la salud de los trabajadores

MINSAP, CPHE

Incapacidad laboral por neoplasias malignas en trabajadores

 MINSAP, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Efectos del estrés en maestros

MINSAP, MINED, MES

Morbilidad con incapacidad laboral permanente en maestros de la provincia de Ciudad de La Habana

MINSAP, MINED, MES

La VFC disminuye ante el esfuerzo mental con  significativa diferencia a favor de los sujetos sanos

MINSAP, laboratorios de investigación básica

Mortalidad entre jubilados de la industria eléctrica

MINSAP, MINBAS

Estrés psicosocial laboral como factor de riesgo de los trastornos del embarazo y el bajo peso al nacer

MINSAP, Atención Primaria

Factores psicosociales laborales asociados a trastornos cardiovasculares. Un estudio longitudinal

MINSAP, Atención primaria, ICCC

Factores psicosociales laborales asociados a síntomas y lesiones músculo-esqueléticas en la manipulación de cargas

MINSAP, Atención primaria, MITRANS**

Aplicabilidad de las normas ISO 7243 (EN 27243) e ISO 7933 (EN 12515) en Cuba y países del área del Mar Caribe

MINSAP, CPHE

Valores de referencia de plomo en sangre en la población en edad laboral de la ciudad de La Habana

MINSAP, CPHE

Bases neurales y la dinámica cognitiva en pacientes infectados por el VIH. Perspectivas para su reinserción laboral

IPK***, CNN****, INN*****, Faculta de Psicología de la Universidad de La Habana

Prueba de esfuerzo mental en condiciones de laboratorio con trabajadores ocupacionalmente expuestos a carga mental

MINSAP, CPHE

Estrategia multidisciplinaria para la evaluación del estado de salud en los trabajadores de los salones de operaciones

MINSAP, CPHE

Mortalidad entre jubilados de la industria eléctrica

MINBAS, MINSAP, CPHE

Estrés psicosocial laboral como factor de riesgo de los trastornos del embarazo y el bajo peso al nacer.

MINSAP

Factores psicosociales laborales asociados a trastornos cardiovasculares

ICCC, MINSAP

Tratamiento homeopático en trabajadores expuestos a mercurio

MINSAP, CPHE

Metodología para la evaluación oftalmológica en choferes profesionales

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado

Factores ambientales y su asociación con la incapacidad laboral en los trabajadores de la agricultura. Procedimiento para su estudio e intervención

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, MINAGRI

Manual para la prevención y control e los accidentes del trabajo en la construcción

MINSAP, CPHE, organismo de la administración central o del Estado, MICONS

Tratamiento homeopático en trabajadores con broncopatías obstructivas crónicas

MINSAP

Estrés psicosocial  laboral  en el trabajador  y su relación con la dinámica familiar

MINSAP, FMC******

Metodología  para la intervención y vigilancia de los accidentes del trabajo.

MINSAP, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Metodología para la intervención psicológica para la disminución del estrés en maestros.

MINSAP, MINED, MES

Tecnología para el estudio macroergonómico de los maestros venezolanos

MINSAP, MINED, MES, Convenio Cuba–Venezuela

Procedimiento para el estudio e intervención para mejorar las condiciones ambientales y su asociación con la incapacidad laboral en los trabajadores de la agricultura

MINSAP, CPHE, MINAGRI

Prueba de esfuerzo mental en condiciones de laboratorio con trabajadores ocupacionalmente expuestos a carga mental

MINSAP, laboratorios de investigación básica

Metodología para la intervención y vigilancia de los accidentes del trabajo

MINSAP, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Modelo de servicio preventivo comunitario en salud ocupacional

MINSAP, Atención primaria

*  Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular; **  Ministerio de Transporte, ***  Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí; ****  Centro Nacional de Neurociencias, ***** Instituto de Neurología y Neurocirugía;
****** Federación de Mujeres Cubanas

No debemos terminar nuestro acápite sin mencionar la necesidad y el proceso en que estamos inmersos para la introducción de resultados en la práctica social.

Proyecciones para el trabajo de la investigación en el INSAT

El INSAT, como toda organización en desarrollo, está sujeta a las necesidades del mejoramiento constante; elevar su eficiencia y aumentar el impacto social de sus acciones es un imperativo.
Nuevos retos, como lo es la elevación de la edad de retiro de nuestra población trabajadora, nuevas formas de trabajo y muchas otras, nos obligan a  realizar un análisis basado en el estado actual y los condicionantes históricos y materiales que determinan nuestra dirección en la investigación, así como en la estrategia y acciones encaminadas a lograr un avance significativo y mayor aporte social, reflejado en al alcance de  la misión a cumplir.
¿Sobre qué principios y qué cualidades deseamos de nuestra proyección en el campo de la investigación se exprese?
Debemos redoblar esfuerzos por agrupar todas nuestras investigaciones sobre el tema y por todo el país; es decir, el INSAT debe gestionar un programa ramal sobre los temas de la salud ocupacional; esto es una necesidad científica, organizativa y fundamentalmente económica. Un país pobre no se puede dar el lujo de duplicar investigaciones ni de dejar de resolver los problemas que pueden ser resueltos por el conocimiento actual, o que requieren de nuevos conocimientos, para su solución.
Aspiramos a que nuestros futuros temas de investigación y nuestro plan temático sean:

Líneas de investigación en salud y seguridad en el trabajo

Existen al menos dos artículos muy bien documentados, escritos por estudiosos de la salud ocupacional que deben ser de obligada referencia como antecedente de este tema. Ya en 1982, Mustafa El Batawi, a raíz del segundo Congreso de Higiene y Epidemiología celebrado en La Habana, nos expuso su criterio sobre las líneas o temas generales que captarían la atención de investigadores e instituciones 22.
En la década de los 90, Maritza Tennassee hizo referencia al mismo tema, y podemos señalar que existe similitud  en ambos juicios a pesar de ser expresados en épocas diferentes 23.
En la actualidad, numerosos autores se han pronunciado sobre este tema; podemos ahondar más en la amplia bibliografía internacional 24-36.
De forma general, coinciden estos autores en señalar que los investigadores en salud ocupacional se ocuparan fundamentalmente de temas tales como:

La mayoría coincide en que las fuentes actuales de los problemas en la relación salud - trabajo están asociadas a las nuevas características de las relaciones de producción, las cuales establecen nuevas exigencias para los que desempeñan una profesión concreta 9,37-41.
Generalmente, el nuevo carácter del trabajo se caracteriza por las exigencias y particularidades siguientes:

Algunos autores refieren que las prioridades de investigación han cambiado radicalmente en el mundo del trabajo actual. Reconocen la influencia que tiene el desarrollo socioeconómico de cada país y consideran que las prioridades de la investigación deben reflejarse en 24-30:

Es importante reconocer que los países del tercer mundo presentan una situación mucho más compleja y diferente. En nuestra realidad se combinan ambientes de trabajo caracterizados por riesgos y exigencias que producen tecnologías ya obsoletas, las cuales mantienen un perfil patológico tradicional, donde predominan alteraciones del sistema osteomioarticular, sordera profesional, intoxicaciones crónicas y agudas y dermatitis, entre otras.
A estos problemas se unen los atribuidos al carácter actual de la industria moderna, con predominio de tecnologías automatizadas, gran representación en los servicios y con todas las características del desarrollo actual; es decir, conviven formas de producir artesanales con la automatización y robotización.
Como idea general, consideramos cuatro líneas principales que expresaremos a continuación, las cuales, a nuestra consideración, están estrechamente vinculadas, pero representan intenciones, características metodológicas y necesidad de recursos materiales y humanos específicos.

Objetivos y alcance:

Las acciones que conllevan a esta línea de trabajo perfilan la verdadera prevención y sientan las bases para la promoción de salud en el trabajador.

Temas posibles de investigación:

Evaluación de los efectos del trabajo

Objetivos y alcance:

En esta dirección se desarrollaría una parte sustancial de las acciones de investigación, con la finalidad de determinar los resultados de la relación hombre - ambiente de trabajo (en su significado más amplio) - condiciones de vida.

Temas posibles de investigación:

Objetivos y alcance:

Manteniendo nuestro criterio preventivo, se trata de realizar acciones específicas para eliminar o atenuar los daños sufridos por el desempeño de una profesión, determinando las aptitudes y actitudes necesarias para cumplir con las exigencias de una profesión.

Temas posibles de investigación:

Se trata de utilizar todo el arsenal de la clínica profesional, añadiendo la participación del conocimiento de las ciencias sociales y otras para la recuperación de la salud del trabajador; combina el método clínico con otras características de la investigación aplicada, incluyendo la medicina tradicional, e introduciendo la tecnología de punta sostenible y acorde a nuestro desarrollo económico.

Objetivos y alcance:

En esta dirección se intenta alcanzar la equidad mediante el acceso universal, manteniendo al mismo tiempo calidad y eficiencia al integrarse a los sistemas locales de salud, promoviendo una efectiva participación social orientada a intervenir en el proceso de decisiones, así como en la promoción y mantenimiento de la salud.
Estudios de corte biomédico y social, a partir de modelos de intervención para desarrollar una atención integral, con énfasis en la prevención y promoción, teniendo en cuenta los aspectos de la atención y la rehabilitación; considerando el desarrollo tecnológico y la relación costo-eficiencia, deben ser las metas a alcanzar con esta temática.
Como principio metodológico fundamental considera esta línea una visión intersectorial del desarrollo de la salud.

Posibles temas de investigación:

CONCLUSIONES

De manera sintética, nuestras conclusiones son las siguientes:

  1. En el INSAT la investigación científica ha sido una constante en su quehacer, desde su propia fundación.
  2. Existe la necesidad de nuevos enfoques metodológicos e instrumentales en la investigación en salud ocupacional.
  3. Hay buena productividad científica en la producción de proyectos de investigaciones.
  4. Teniendo gran cantidad de resultados producto de la investigación científica en el INSAT, hay que redoblar los esfuerzos para que ellos sean introducidos en la práctica social.
  5. La investigación científica en salud ocupacional debe organizarse orgánicamente en un programa ramal de salud en nuestro país.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Granda A. Estado actual de la salud ocupacional en Cuba. Revista de Medicina y Seguridad del Trabajo 1984;21(123).
  2. Granda A. Estudio de la silicosis en las minas de Matahambre. Boletín de Higiene y Epidemiología 1965;4(3).
  3. Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores. Programa científico. Investigaciones en la esfera del transporte. La Habana: INSAT; 1978.
  4. Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores. Problema Principal de Medicina 030: Calor, ruido e iluminación en la industria azucarera: Informe  final. La Habana: INSAT; 1980.
  5. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Plan de investigación–desarrollo. Sistema Nacional de Salud. Problema Principal de Medicina 07: Mujer trabajadora. Instituto de Medicina del Trabajo. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1985.
  6. Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores. Problema Principal de Medicina: Condiciones de trabajo en la construcción con énfasis en los contingentes. Informe final. La Habana: INSAT; 1994.
  7. Ministerio de Salud Pública. Proyecciones de la salud pública en Cuba para el 2015 [citado 20 May 2009]. Disponible en: http://www.sld.cu/mainsearch.php?q=proyecciones+de+salud+2015&d=38&x=7&y=7.
  8. Gallopin CG, Funntwicz S, O’Connorr M, Raventz J. Una ciencia para el siglo XXI del contenido social al núcleo científico. En: Nuñez JJ, Macías MM. Reflexiones sobre ciencia, tecnología y sociedad. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2008. p. 28-45.
  9. Almirall P. Ergonomía cognitiva. Apuntes para su aplicación en salud y trabajo. Caracas: Editorial Universitaria; 2001.
  10. Betancourt O. Para la enseñanza e investigación de la salud y seguridad en el trabajo. Quito: OPS/ OMS FUNSAD; 1999.
  11. Amaro CM. Reflexiones éticas sobre la investigación científica en Biomedicina desde el prisma de la Universidad Médica. Rev Cubana Invest Biomed 2006; 25(1):
  12. Kerry L. Puntos fundamentales de cambio. Network en Español 2003;23(1):7-11.
  13. Ministerio de Salud Pública. Informe de balance. Dirección Nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 2008.
  14. Guzman J, Jones D, Cassidy JD, Furlan AD, Loisel P, Frank JW. Key factors in back disability prevention: what influences the choice of priorities? Spine2007;32(9):281-9.
  15. Goetzel RZ, Ozminkowski RJ. The health and cost benefits of work site health-promotion programs. Annu Rev Public Health 2008;29:303-23.
  16. Fingerhut  M, Lioce-Mata M. Resumen del contenido de la presentación sobre tendencias futuras y desafíos de la salud ocupacional. En: National Institute for Occupational and Environmental Health. El siglo XXI. Cincinnati:  NIOSH; 2006.
  17. Ren J, Jenkinson I, Wang J, Xu DL, Yang JBJ. A methodology to model causal relationships on offshore assessment focusing on human ang organizational factors. Safety Res 2008;39 (1):87-100.
  18. Sorensen G, Barbeau EM. Integrating occupational health, safety and worksite health promotion: opportunities for research and practice. Med Lav 2006;97(2):240-57.
  19. Genaidy A, Karwowski W, A-Rehim A. Ergonomics. The work compatibility improvement framework: preliminary findings of a case study for defining and measuring the human-at-work system. Ergonomics 2007;50(11):1771-808.
  20. De Croon EM, Sluiter JK, Kuijer PP, Fings-Dresen MH. The effect of office concepts on worker health and performance: a  systematic review of the literature. Ergonomics 2005;48(2): 119-34.
  21. Carayon P, Alvarado CJ. Workload and patient safety. Crit Care Nurs Clin North Am 2007;19 (2): 121-9.
  22. El Bataw MA. Riesgos múltiples. Salud Mundial 1981;2:5-16.
  23. Tennassee M. Situación actual y perspectiva de la salud ocupacional. Salud de los Trabajadores 1995;3(1):1-5.
  24. Feuestein M, Harrington CB, Lopez M, Haufler A. How do job stress and ergonomic factors impact clinic visits in acute low back pain? A prospective study. J Occup Environ Med 2006;48 (6):607-14.
  25. Etherton JR. Industrial machine systems risk assessment: a critical review of concepts and methods. Risk Anal 2007;27(1):71-82.
  26. Godin I, Kittel F, Coppieters Y, Siegrist J. A prospective study of cumulative job stress in relation to mental health. BMC Public Health 2005;15(1):67.
  27. Griffiths A, Cox T, Karanika M, Khan S, Tomas JM. Work design and management in the manufacturing sector: development and validation of the work organization assessment questionnaire. Occup Environ Med 2006;63(10):669-75.
  28. Hansen AM, Persson R, Garde AH, Karlson B, Orbaek P. Diurnal profiles of salivary cortisol on workdays among construction workers versus white-collar workers. Scand J Work Environ Health 2006;Suppl2:22-6.
  29. Harber P, Crawford L, Cheema A, Schacter LJ. Computer algorithm for automated work group classifica-tion from free text: the DREAM technique. Occup Environ Med 2007;49(1):41-9.
  30. Kramer K, Worker JM. Role Interview: testing the psychometric properties of the Icelandic version. Scand J Occup Ther 2007;14(3):160-72.
  31. Kinzl JF, Knotzer H, Traweger C, Lederer W, Heidegger T, Benzer A. Influence of working conditions on job satisfaction in anesthetists. Br J Anaesth 2005;94(2):211-5.
  32. Kivimäki M, Virtanen M, Elovainio M, Kouvonen A, Väänänen A, Vahtera J. Work stress in the etiology of coronary heart disease -a meta-analysis. Scand J Work Environ Health 2006;32(6):431-42.
  33. Laber K, Kennedy BW, Young L. Field studies and the IACUC: protocol review, oversight, and occupa-tional health and safety considerations. Lab Anim 2007;36(1):27-33
  34. Labriola M, Lund T, Christensen KB, Kristensen TSJ. Multilevel analysis of individual and contextual fac-tors as predictors of return to work. Occup Environ Med 2006;48(11):1181-8.
  35. Molerio PO, Arce GA, Otero RI, Nieves AZ. El estrés como factor de riesgo de la hipertensión arterial esencial. Rev Cubana Hig Epidemiol 2005; 43 (1).
  36. Moshe S, Slodownik D, Merkel D. Value of preemployment medical assessments for white-collar workers. Arch Environ Health 2003;58 (11):723-7.
  37. Ologe FE, Olajide TG, Nwawolo CC, Oyejola BA. Deterioration of noise-induced hearing loss among bottling factory workers. J Laryngol Otol 2007;1:1-9.
  38. Pasqualini O. About job classifications. Med Lav 2005;96:Suppl:61-4.
  39. Saskia FA, Duijts I, Mert K, Gerard MH. Advantages and disadvantages of an objective selection process for early intervention in employees at risk for sickness absence. Public Health 2007;7: 67.
  40. Smith PM, Mustard CA. How many employees receive safety training during their first year of a new job? Inj Prev 2007;13(1):37-41.
  41. van Oostrom SH, Anema JR, Terluin B, Venema A, de Vet HC, van Mechelen W. Development of a work-place intervention for sick-listed employees with stress-related mental disorders: Intervention Mapping as a useful tool. BMC Health Serv Res 2007;15(7):127.

Recibido: 19 de agosto de 2009          Aprobado: 2 de junio de 2010

Índice Anterior