Índice Anterior Siguiente

Revista Cubana de Salud y Trabajo 2012;13(1):27-33

La salud de los trabajadores en la atención primaria. Algunas consideraciones y una propuesta
Workers' health in primary health care. Some considerations and a proposal

Ibis Ávila Roque 1
Caristina Robaina Aguirre 2
Osmara Sarduy Vega 3
Tomasa María Linares Fernández 4
Nidia Labarrere Sarduy 5
Adamara Gonzalez Marrero 6
Elizabeth Oliva Oliva 7
Belkis Lidia Fernández Lafargue 8

1 Médico especialista de I grado en Medicina General Integral, Máster en Salud Ambiental, Investigadora Agregado, Profesora Auxiliar. Vicedirección de Investigaciones y Docencia, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
2 Médico especialista de II grado en Epidemiología, Máster en Salud de los Trabajadores, Investigadora Agregado, Profesora Auxiliar. Vicedirección de Epidemiología, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
3 Médico especialista de I grado en Medicina General Integral, Máster en Salud de los Trabajadores, Investigadora Agregado, Profesora Auxiliar. Departamento de Riesgos Físicos, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
4 Médico especialista de II grado en Medicina del Trabajo, Máster en Salud de los Trabajadores, Investigadora Auxiliar, Profesora Auxiliar, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
5 Médico especialista de I grado en Microbiología, Máster en Salud de los Trabajadores, Investigadora Agregado, Profesora Asistente. Departamento de Riesgos Físicos, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
6 Licenciada en Enfermería, Máster en Salud de los Trabajadores, Investigadora Agregado, Profesora Instructor. Vicedirección de Atención Médica, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
7 Licenciada en Enfermería. Vicedirección de Atención Médica, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
8 Licenciada en Información Científico Técnica, Profesora Instructor. Vicedirección de Investigaciones y Docencia, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba

Correspondencia:

MSc Ibis Ávila Roque
Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores
Calzada de Bejucal km 7 ½, Apartado 9064, CP10900, Arroyo Naranjo, La Habana, Cuba
E-mail:
ibis.avila@infomed.sld.cu


RESUMEN

En lo referente al abordaje de la salud de los trabajadores, en nuestro medio se ha transitado un largo camino dado nuestro escenario laboral actual, donde existen cambios en el régimen de jubilación y una tendencia sostenida al envejecimiento poblacional. Los servicios de atención a los trabajadores ameritan un análisis y la búsqueda de soluciones que privilegien la conducción del Programa Nacional de Salud Ocupacional desde la atención primaria. El presente artículo tiene la finalidad de mostrar el funcionamiento de un modelo para la prestación de servicios de salud a trabajadores a nivel de policlínico, que parte de la concepción metodológica del Ministerio de Salud Pública para el desarrollo de los servicios de salud ambulatorios en el país. L a estrategia de trabajo que proponemos facilita el abordaje comunitario integral de la relación salud – trabajo.

Palabras clave: servicios de salud ocupacional, atención primaria de salud, salud de los trabajadores

ABSTRACT

With regard to the workers' health in our midst, a long way has come since our current occupational scenario , where there are changes in the pension plan and a sustained trend to population aging. Health care services to workers merit discussion and find solutions which promote leadership of the National Occupational Health in primary care . This article is intended to show the operation of a model for providing health services to workers at the poli clinic level, as a part of the methodological design of the Ministry of Public Health for the development of ambulatory health services in the country. The working strategy we propose provides a comprehensive boarding of the relationship health - work.

Keywords: occupational health service, primary health care, workers' health


INTRODUCCIÓN

En nuestro país, el desarrollo armónico del Sistema Nacional de Salud, y dentro de este lo relativo a la atención primaria, permitió desde muy temprano definir al policlínico como la unidad de salud pública más importante, concebida con potencialidades para ser transformada en función del incremento de los recursos y el desarrollo de la ciencia 1.

Hoy día se transita por un periodo de búsqueda en aras del fortalecimiento de la organización y la participación comunitaria, la creación de ambientes saludables y la reorientación de los servicios de salud hacia la atención primaria de salud (APS), perfeccionando la equidad, calidad y la prevención; buscando la mejoría constante en el estado de salud de nuestra población. Esto está justificado, entre otras cosas, porque nuestro país transita por un periodo de bajo crecimiento poblacional, que llegará a detenerse e incluso a provocar un decrecimiento en los próximos años. La pirámide poblacional en Cuba muestra un modelo estacionario que, unido a la alta esperanza de vida lograda, llevará a uno de los procesos de envejecimiento más rápidos y profundos del continente americano y del mundo, según los expertos 2,3, lo que influye en la disminución de los que arriban a la edad laboral y en un creciente impacto en la disponibilidad de los recursos humanos, factor este primordial para satisfacer las necesidades de la sociedad. Una de las medidas adoptadas ante esta problemática ha sido el incremento de la vida laboral (edad de jubilación y años de servicios) y el pluriempleo; ambos aspectos resultan elementos importantes para el futuro desarrollo socioeconómico y científico técnico del país 4, por lo que se precisará de enfoques preventivos y de promoción de salud, así como del desarrollo de servicios y tecnologías con mayor capacidad resolutiva.

En aras de mejorar la relación hombre-trabajo-salud y el control de los factores de riesgo del ambiente laboral, la estrategia de nuestro ministerio de salud hasta el año 2015 considera la salud de los trabajadores como un escenario especial 3, aspecto este justificado por muchas razones, algunas medulares:

  1. Las condiciones higiénico sanitarias en el ambiente laboral continúan siendo un problema básico, ya que persisten los factores de riesgos físicos, químicos, biológicos, psicofisiológicos y ergonómicos a los que se expone un gran número de trabajadores 5,6.
  2. Los conceptos de salud , medioambiente y desarrollo no podrían ser expresados si no hubiera un elemento básico que es el trabajo . Se considera que este influye y es influido por cada uno de estos elementos 7.

Por tanto, dotarse de servicios en salud de los trabajadores es una necesidad; los mismos no sólo permiten reducir el ausentismo por enfermedades evitables y discapacidades profesionales, sino que ayudan además a controlar los costos de la asistencia sanitaria y la seguridad social. Por consiguiente, el desarrollo de servicios de salud laboral que cubran a todos los trabajadores está plenamente justificado, tanto desde el punto de vista de la salud de estos, como desde el de la economía, potenciando también el desarrollo socioeconómico, la productividad, la salud medioambiental y el bienestar de las comunidades y las familias 8.

La salud del trabajador es un proceso de gran complejidad. En nuestro país, en la década de los 80 del pasado siglo XX, con la introducción del médico de familia en los centros de trabajo como forma de atención primaria en salud de los trabajadores, se ganó en equidad, accesibilidad e integralidad en la prestación de asistencia médica a los mismos, pero a pesar de los esfuerzos realizados para optimizar este subsistema de salud, esto no se ha logrado de un modo coherente 9,10. Consideramos que en nuestro medio no se ha dicho la última palabra en lo relacionado a los servicios de atención al trabajador. Es innegable que la prestación de los mismos es un aspecto medular que amerita análisis y la búsqueda de soluciones, ya que cada día se hace más necesaria la participación activa de las disciplinas que se interrelacionan con la salud de los trabajadores en la asistencia médica, la investigación, la capacitación de los recursos humanos y la conducción del Programa Nacional de Atención al Trabajador desde la APS de un modo integral, más eficiente y efectivo que hasta hoy.

Este problema práctico nos motiva a preguntarnos: ¿Cómo contribuir al mejoramiento de los servicios de atención primaria en salud de los trabajadores dentro del proceso de “reorientación” del sistema de salud cubano hacia la atención primaria?

Motivados por este tema, desde el año 2008 desarrollamos en el policlínico Managua, municipio Arroyo Naranjo, La Habana, un proyecto de trabajo de forma experimental a nivel de área de salud, donde ponemos en práctica un modelo de servicio preventivo en Salud de los trabajadores. Con este trabajo quedan expuestos aspectos de estructura y funcionamiento del modelo propuesto y se muestran algunos de sus resultados.

MATERIAL Y MÉTODO

A partir de la concepción metodológica del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) para el desarrollo de los servicios de salud ambulatorios, se diseñó un modelo para la prestación de servicio de salud a trabajadores en la APS.

La puesta en funcionamiento del servicio preventivo en salud de los trabajadores se realizó en el policlínico Managua, municipio Arroyo Naranjo, La Habana. Presentamos los resultados de las actividades efectuadas durante el periodo comprendido de enero de 2009 a octubre de 2010.

Universo de estudio

Todos los trabajadores que laboran en los centros de producción y/o servicios ubicados en los límites geográficos y administrativos del área de salud Managua, municipio Arroyo Naranjo, provincia La Habana.

Muestra

No probabilística, dirigida en función de los objetivos de la investigación. La misma quedó integrada por trabajadores pertenecientes a aquellos centros laborales que la dirección del policlínico consideró oportuno, según actividad realizada, riesgos laborales específicos, número de trabajadores expuestos e importancia socioeconómica y medioambiental.

Centros seleccionados

Definiciones de términos

Para facilitar el control de las actividades realizadas, se diseñaron los siguientes instrumentos:

RESULTADOS

El servicio permitió realizar una amplia gama de actividades con vistas a cumplir las funciones para lo cual se habilitó. A continuación mostramos algunos de los resultados a los que se arribó con la atención directa a los trabajadores procedentes de los centros seleccionados.

Como se aprecia en la tabla 1, el cumplimiento de las consultas planificadas una vez por semana fue de 57, para el 87,6 % de cumplimiento. Se evaluó un total de 559 casos; el promedio de casos vistos en consulta fue de 9,8 casos/día. Fue necesario remitir a otros niveles del sistema de salud al 20,1 % de los mismos. Nos llama la atención que del total de casos vistos, 212 (37,3 %) están expuestos a riesgos laborales específicos de entidades gnoseológicas contempladas en el listado oficial de enfermedades profesionales (EP).

Tabla 1
Descripción general de las actividades realizadas en consulta

Actividades

%

Consultas planificadas

65

-

Consultas realizadas

57

87,6

Casos vistos (primera vez, consulta preventiva)

559

-

Promedio casos vistos en consulta

9,8

-

Casos de reconsulta (segunda vez, consulta de reevaluación)

145

25,9

Casos de expuestos a riesgos laborales específicos de entidades gnoseológicas contempladas en el listado oficial de enfermedades profesionales (EP)

212

37,3

Casos remitidos a otros niveles del sistema

112

20,1

Complementarios especiales y/o interconsultas ejecutadas en el INSAT

96

17,1

Positividad

43

44,7(+)

Fuente: Hoja de cargo de actividades efectuadas. Periodo comprendido entre enero de 2009 y octubre de 2010.

En la tabla 2 se resume el comportamiento de algunos factores de riesgo considerados propios del estilo de vida, con gran implicación en la prevalencia de enfermedades crónicas no trasmisibles y otras afecciones invalidantes; así vemos que la frecuencia entre los casos vistos del hábito de fumar y el consumo de bebidas alcohólicas supera el 20 % de los mismos. Por otra parte, encontramos que solo el 8,2 % de los estudiados practican de forma frecuente ejercicios físicos, a pesar de que el 14,4 % de los mismos se clasificaron como sobrepeso y obeso, aspectos estos necesarios a tomar en cuenta para las estrategias de prevención con los trabajadores.

Tabla 2
Comportamiento entre los casos vistos de algunos factores de riesgo

Factores de riesgo (n = 559)

%

Hábito de fumar

134

23,9

Ingestión de café ( más de 3 tazas/día)

229

41,0

Consumo de bebidas alcohólicas (diario)

83 ?

15,2

Consumo de bebidas alcohólicas (semanal)

117

20,9

Sobrepeso / obesidad

81

14,4

Práctica frecuente de ejercicios físicos

46

8,2

Fuente: Historia clínica del trabajador

En la tabla 3 se observa el comportamiento entre los estudiados de algunas enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), donde vemos que de los casos evaluados, 238 (42,5 %) padecían de alguna enfermedad crónica; de ellas, las de mayor frecuencia fueron la hipertensión arterial (HTA), la diabetes mellitus, el asma bronquial y la enfermedades pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es de destacar que de todos los casos con diagnóstico de hipertensión arterial, el 18 % (29 casos) fue diagnosticado por primera vez en el servicio.

Tabla 3
Comportamiento de enfermedades crónicas no trasmisibles (ECNT) seleccionadas entre los casos vistos 

ECNT

%

Casos con ECNT

238

42,5

    • Hipertensión arterial conocida
      • Diagnosticados en consulta
      • HTA total
133
29
162
82,0
18,0
70,4
    • Diabetes mellitus

44

8,1

    • Asma bronquial

68

12,1

    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

43

8,2

    • Insuficiencia renal crónica

5

5,9 ?

Fuente: Historia clínica individual

Entre los trabajadores vistos se pudo constatar que se encuentran expuestos a múltiples factores de riesgo y exigencias laborales. En la tabla 4 se pueden apreciar los que se presentaron con mayor frecuencia. Si analizamos en detalle, podemos darnos cuenta de la gran variabilidad de los mismos, que van desde factores físicos, ergonómicos, químicos, organizacionales, mecánicos y biológicos, los que requieren diferentes formas de actuación con vistas a la prevención de los daños.

Tabla 4
Perfil general de factores de riesgos y exigencias en las tareas por orden de frecuencia

Riesgo / exigencia ( n = 559)

%

Tarea requiere concentración y/o minuciosidad

251

44,9

Movimientos repetitivos de manos

162

28,9

Ejecutar trabajos peligrosos

132

23,6

Trabajar de pie

128

22,8

Fuerza con hombros, brazos o manos

123

22,1

Fuerza con espalda y cintura

122

21,1

Polvos (orgánico e inorgánico)

118

21,1

Ruido

106

18,9

Fuerza con las piernas

95

16,9

Levantar objetos desde el piso

89

16,1

Movimiento de rotación de tronco

69

12,3

Manipulación de sustancias químicas

62

11,1

Cargar, empujar o halar objetos de 6- 15 kg o más

49

8,3

Fuente: Historia clínica del trabajador

En cuanto al perfil patológico referido por los trabajadores pacientes, nos llama la atención lo que se muestra en la tabla 5, donde vemos que existe un predominio de los trastornos músculoesqueléticos a nivel lumbosacro en el 28,9 %, y los trastornos osteomioarticulares a nivel de cuello y extremidades en el 21,8 %. Este comportamiento es similar a las primeras causas de incapacidad laboral entre la población trabajadora en Cuba.

Tabla 5
Perfil patológico referido, en orden de frecuencia

Diagnóstico

Nº de casos

%

Sacrolumbalgia

162

28,9

Trastornos osteomioarticular en cuello, miembro superior e inferior

122

21,8

Trastornos respiratorios a repetición

67

11,9

Sentirse fatigado(a) de modo crónico

51

9,1

Accidentes de trabajo

44

7,8

Dificultad auditiva

37

6,6

Fuente: Historia clínica del trabajador

DISCUSIÓN

El campo de la salud del trabajador es muy amplio y debe ser considerado como una actividad interdisciplinaria e intersectorial, en la que se requiere la participación de forma armónica, además de la de los profesionales de la salud y la seguridad en el trabajo, de otros especialistas tanto de la empresa como no pertenecientes a ella, así como las autoridades competentes, de las empresas y los trabajadores y sus representantes 11,12. La protección del trabajador contra las enfermedades, sean o no profesionales, y contra los accidentes del trabajo, no es únicamente un derecho laboral, sino un derecho humano fundamental.

Lograr esto hace necesario un sistema bien desarrollado y coordinado en el lugar de trabajo, en las áreas de salud y en la comunidad en general; se requiere por parte del sector salud la utilización de un enfoque clínico – epidemiológico – social – ecológico, potenciando la participación de los actores sociales (enfoque eco-salud) con acciones integrales dirigidas al individuo, la familia, la comunidad y el medio, lo que facilitará aportar equidad en salud (salud para todos), vida a los años (calidad de vida), años a la vida (reducción de la mortalidad) y sumar salud a la vida (reducción de la morbilidad) 12.

En la actualidad se requieren esfuerzos que generen nuevos métodos que favorezcan la prestación de servicios en los aspectos de la salud del trabajador, por lo que, en nuestra opinión, implementar “modelos” de servicios de salud preventivos en cada territorio a nivel de área de salud, orientados a la atención primaria de los trabajadores, capaces de alcanzar a la totalidad de los mismos en los diversos escenarios en que estos se desarrollan, ya sean sistemas productivos y/o de servicios, con métodos convenientes al contexto propio, constituye una necesidad impostergable y una posibilidad real en nuestro medio, con vistas a contribuir al desarrollo de la población económicamente activa del país.

El contexto actual y el desarrollo técnico productivo alcanzado requieren que las acciones dentro del ámbito de la salud de los trabajadores se amplíen para cubrir no sólo la salud y la seguridad, sino también el bienestar psicológico y social, y la capacidad de llevar una vida social y económicamente productiva. Los objetivos van más allá del ámbito de las cuestiones tradicionales de salud y seguridad en el trabajo. Los nuevos principios van más allá de la mera prevención y control de los efectos perjudiciales para la salud y la seguridad de los trabajadores, y deben abarcar la promoción activa de la salud y la mejora del medioambiente y la organización del trabajo.

A continuación, algunas consideraciones finales importantes:

1. La aplicación del procedimiento de trabajo propuesto nos permitió detectar en la población laboral estudiada:

2. La puesta en marcha del servicio preventivo contribuye a:

BIBLIOGRAFÍA

  1. Rojas F. La atención primaria de salud en Cuba, 1959-1984. Revista Cubana de Salud Pública. 2005; 31(2).
  2. Ministerio de Salud Pública. Proyecciones de la salud pública en Cuba para el 2015. La Habana: Ed. Ciencias Médicas; 2006.
  3. Comentario de Enrique González Galbán, jefe del departamento de Población del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE) del ONE. (Luís Yero. Conteo regresivo para población cubana). Disponible en: http://www.cubanow.net/pages/loader. php?sec=35&t=2&item=6772.
  4. Asamblea Nacional del Poder Popular. Ley Nº 105 de 2008.Gaceta Oficial de la República de Cuba. Nº 004. Edición extraordinaria de 22 de enero de 2009. Disponible en: http://www.gacetaoficial.cu/codedicante.php.
  5. Ibarra EJ, González A, Linares TM. Vigilancia epidemiológica e indicadores de salud y seguridad en el trabajo en Cuba. Rev Cubana Hig Epidemiol 2001;39(1):52-60.
  6. Alli BO. Principios fundamentales de seguridad y salud en el trabajo. Ginebra: Organización Internacional del Trabajo; 2008.
  7. León E. Manual de aspectos básicos conceptuales en la estrategia cubana de salud de los trabajadores. La Habana : Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores; 1998.
  8. Oficina Internacional del Trabajo. Informe de la Comisión de Expertos en aplicación de Convenios y Recomendaciones . Conferencia Internacional del Trabajo, 98ª Reunión Ginebra: OIT; 2009.
  9. Martínez M, Reyes ME. Salud y seguridad en el trabajo. La Habana : Ed. Ciencias Médicas; 2005.
  10. Reyes ME. Morbilidad laboral por enfermedades profesionales en Cuba, año 1999. Tesis de Maestría en Salud de los Trabajadores. La Habana : Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores; 2000
  11. Guerrero JC, Cordon Y, Paredes A, Campins J. Metodología de vigilancia en salud del trabajador en la atención primaria. Ciencias Holguín. 2008;14(1). Disponible en: http://cienciahlg.idict.cu/index.php/ cienciasholguin/article/view/376.
  12. Guerrero JC, Sánchez OA, Cañedo R. Vigilancia de la salud del trabajador: un componente de la gerencia de las instituciones de la información. Acimed. 2004;12(6). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo. php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352004000600005&lng=es&nrm=iso&tlng=es .
  13. Toledo G. Fundamentos de salud pública. T. 2. La Habana : Ed. Ciencias medicas; 2008. p. 541-7.
  14. Ávila I, Robaina C, López GM, Labarrere N, Oliva E, González A, Sarduy O. Propuesta de un modelo de historia clínica laboral para los servicios de atención primaria. Revista Cubana de Salud y Trabajo. 2009;10(2):3-9.

Recibido: 15 de marzo de 2011 Aprobado: 17 de noviembre de 2011

Índice Anterior Siguiente