Índice Anterior

Revista Cubana de Salud y Trabajo 2015;16(2):64-8

Ergonomía cognitiva. Apuntes para un programa de evaluación del trabajo computarizado
Cognitive Ergonomics. Notes for a program for assessment of the computerized work

Pedro Juan Almirall Hernández 1

1  Licenciado en Psicología, Doctor en Ciencias Médicas, Máster en Salud de los Trabajadores, Investigador y Profesor Titular. Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba

Correspondencia:

DrC Pedro Juan Almirall Hernández
Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores
Calzada de Bejucal km 7½ nº 3035 entre Heredia y 1ª, La Esperanza , Arroyo Naranjo, La Habana, Cuba, CP10900
E-mail: monape@infomed.sld.cu


RESUMEN

El trabajo con computadoras y exigencias mentales en general, es el actual y futuro problema con que se enfrentan las ciencias del trabajo. La Ergonomía Cognitiva centra sus acciones en lograr un verdadero equilibrio entre el operador y los procesos automatizados. En el presente artículo se exponen de forma abreviada los principales elementos a tomar en cuenta para un programa de evaluación del trabajo en profesiones automatizadas.

Palabras clave: ergonomía cognitiva, evaluación del trabajo, procesos automatizados

ABSTRACT

Working with computers and mental demands in general, is the current and future problem with which labor sciences have to see every day. Cognitive Ergonomics focuses its actions to achieve a true balance between operator and the automated processes. In this article are presented in abbreviated form the main elements to be considered for a program of evaluation of work in automated professions.

Keywords: cognitive ergonomics, work assessment, automated processes


INTRODUCCIÓN

Ergonomía cognitiva, ¿por qué?

Una de mis primeras lecturas sobre la aplicación de la Ergonomía fue la escrita por el psicólogo alemán Helmunt Kulka, en 1980; su libro, de título muy sugerente, ¿Ergonomía; para qué? resultó una cantera inagotable de conocimiento para la proyección de muchos investigadores que nos asomábamos tímidamente al campo de la Ergonomía en general, y los que de alguna forma comenzábamos a vislumbrar el campo de acción y las posibilidades de la aún no muy popular Ergonomía cognitiva 1.

A través de sus páginas, el lector quedaba convencido de las diversas aplicaciones que en la práctica tenía esta disciplina ante los problemas que se presentaban en las ciencias del trabajo.

Sin embargo, a pesar de su excelente factura, el libro no da respuesta a una inquietud lógica de cualquier estudioso sobre el tema: ¿por qué la aplicación y el conocimiento de diferentes ciencias integrantes de la salud en el trabajo están presente en este campo de aplicación o disciplina llamada Ergonomía?

Hay respuestas rápidas y disponibles:

a) La Ergonomía no es más que una resultante del quehacer práctico, cuyos resultados, al exponerse de forma conjunta, se han denominado enfoque ergonómico; es decir, la intervención en los problemas del trabajo para mejorar las condiciones en que se desempeñe el trabajador siempre se requiere de esta práctica.
b) La Ergonomía representa una metateoría construida a partir del desarrollo de las ramas específicas que la componen. Algo así como lo fue, en un tiempo ya remoto, la filosofía, es decir, la llamada ciencia de las ciencias.

A nuestro juicio, ambas posiciones están erradas, una por defecto, ya que Ergonomía es mucho más que la suma de aplicaciones aisladas de ramas científicas y esta aún muy lejano el día en que la Ergonomía pueda considerarse como ciencia de las ciencias del trabajo; es una consideración excesiva de su campo de acción y dominio.

Creemos que a la Ergonomía le ha tocado el papel de exponer en la práctica lo que en teoría se conoce como la expresión integral y multidimensional de un complejo objeto de estudio, apoyada en los llamados métodos generales de la ciencia.

En otras palabras: bajo el término de Ergonomía se ha desarrollado un grupo de conocimientos generalmente expresado en la práctica o en acciones prácticas, las cuales se han considerado erróneamente como una aplicación apartada de un cuerpo teórico, fundamentos y principios.

Detrás de cualquier técnica o del instrumento más simple en su concepción y manejo por parte de un investigador, nos encontramos más o menos claramente expresado un punto de vista teórico o una concepción particular de la ciencia.

En el caso de la Ergonomía cognitiva, el posible marco teórico y sus principios metodológicos están aún evidentemente en una etapa de construcción y desarrollo, nada extraño en el plano actual de la ciencia, donde numerosas ramas tradicionales del conocimiento han encontrado fuertes nexos (a veces no sospechados hace una década) con otras ramas y campos de aplicación. En resumen:

La Ergonomía nace en la práctica, es decir, por una necesidad concreta de las ciencias del trabajo. Representa una aproximación a la aplicación, a veces no consciente, de un enfoque sistémico de la relación hombre-tarea, y se presenta como una necesidad en el quehacer de la relación salud-trabajo, al menos cuando esta requiere considerarse en los marcos de la prevención y promoción de salud, enfoques que inciden en la calidad de vida del trabajador.

Considera la interacción entre el hombre realizando la actividad vital más importante con medios de trabajo y sometido a las condiciones imperantes en su ambiente (físico y psicosociológico).

Una simplificación del desarrollo del término actual de Ergonomía cognitiva contemplaría, al menos, los siguientes momentos (tabla).

Tabla
Momentos del desarrollo del término Ergonomía cognitiva 

Denominación

Principio

Objetivos

Ergonomía, Ingeniería Humana

Adecuación del trabajador a su instrumento y ambiente de trabajo

Desarrollo de modelos biomecánicos

Normas higiénico sanitarias

Diseño de maquinas y herramientas más adecuadas a las características antropométricas de una población laboral

Ergonomía cognitiva (en su concepto tradicional)

Evaluación cognitiva

Mejorar la comunicación entre el hombre y la computadora

Ergonomía cognitiva (en una consideración amplia y particular del autor)

Comunicación hombre-ambiente de trabajo

Adecuación del trabajo a las potencialidades humanas y aumento en la calidad de vida

Disminución /eliminación de las fuentes de efectos negativos del trabajo

En la presente comunicación pretendemos citar de forma breve cuáles serían en la actualidad los aspectos esenciales para elaborar un programa de evaluación de la actividad y los posibles factores que contribuyen a un mejor desempeño del trabajo con requerimientos mentales, en particular la interacción del hombre con la computadora.

DESARROLLO

Apuntes para un programa de intervención en Ergonomía cognitiva

A nuestro juicio, este trabajo estaría incompleto si no respondiera necesidades que presentan en la actualidad los profesionales de la salud laboral. Como hemos querido demostrar, el paradigma biologicista no puede responder a las necesidades económicas y humanas de mejorar la salud de los trabajadores, pues es incapaz de desarrollar un modelo preventivo.

En la práctica, los cambios tecnológicos y las nuevas formas de producción van imponiendo un nuevo estilo de trabajo en salud ocupacional, para el cual, desgraciadamente, muchas veces no contamos con los profesionales capacitados para emprender dichas acciones.

Son numerosos los problemas para el trabajador que se desempeña en profesiones automatizadas. Varias preguntas rondan a los especialistas y aunque se necesitan más y más fuertes evidencias empíricas, parece que el problema puede expresarse en las siguientes interrogantes:

Como hemos señalado antes, la atención del profesional de la salud ocupacional se equilibra entre el curar y el buscar la interrelación armónica y adecuada del trabajador con sus exigencias y su ambiente laboral. Entonces a esta altura de nuestra exposición una pregunta se impone: ¿qué aportaría el conocimiento que ofrece la Ergonomía cognitiva al quehacer diario de nuestros profesionales destacados en la fábrica o la producción agrícola?

Recordemos que la Ergonomía cognitiva puede considerarse como especialidad y como método, y resume los problemas de la comunicación del hombre con:

De ahí que mediante el análisis ergonómico cognitivo podemos entender las leyes, necesidades y, sobre todo, corregir el desbalance entre el trabajador y la computadora o sistema automatizado, a partir de acciones muy concretas.

La investigación en esta especialidad parece estar muy ligada a los siguientes problemas:

En esta oportunidad describiremos nuestros criterios sobre cómo organizar un programa de intervención cuando nos encontramos ante exigencias de trabajo eminentemente mentales.

Cuando nos planteamos un programa de intervención en la esfera de la Ergonomía cognitiva, varias premisas deben ser consideradas para garantizar su éxito; permítanme hacer referencias y comentarios al respecto:

¿Qué elementos de la actividad laboral deben ser considerados en nuestro procedimiento para el análisis el trabajo?

Para la fiabilidad del operador debemos siempre evaluar la correspondencia entre las exigencias y las premisas de rendimiento del mismo, y debería considerarse un inventario mínimo las variables a investigar, a saber:

Edad. Las características psicológicas y, en particular, las cognitivas, varían con la edad; así, la memoria a corto plazo o la percepción en general y la visual en particular,así como la reactividad psicomotora, tienen una distribución acorde a diferentes etapas de la vida del ser humano.

Géner. Las reacciones afectivas y el comportamiento psicológico presentan ciertas diferencias entre hombres y mujeres, además de los complejos problemas de la estructura social y los roles que asumen ante la vida o históricamente han sido asumido por hombres y mujeres, crean diferencias a ser consideradas en la organización del trabajo.

Constitución. Puede ser un elemento importante la disposición biológica ante la tarea, aunque en el trabajo mental estas diferencias tienden a minimizarse.

Entrenamiento. Berlinguer hace más de dos décadas ya nos planteaba que el riesgo es inversamente proporcional al conocimiento; es lógico que los trabajadores mejor entrenados sean probabilísticamente menos tributarios de accidentes y tengan mejores estrategias de acción que le garanticen la eficiencia de sus acciones.

Motivación. Probablemente el más importante de los componentes psicológicos, decisivos para una acción efectiva. Con relación a los datos del espacio y con relación a los tiempos y movimientos, debemos conocer, como mínimo, las siguientes características:

Una de las expresiones de las fallas en las actividades del operador ha sido denominado en la literatura como el llamado Bloqueo de Bill. Es una de las causas de errores y fallas en la operación de los sistemas automatizados sus características principales son:

¿Como mejorar la comunicación hombre-computadora?

Propiedades básicas del sistema automatizado:

En apretado resumen hemos brindado una pequeña guía para el análisis del trabajo en profesiones automatizadas. Cada estudioso de la salud ocupacional que se encuentre ante la necesidad de estudiar poblaciones que se desempeñan ante sistemas automatizados o de vigilancia, tiene un punto de partida para evaluar sus condiciones de trabajo. Contar con guías para la inspección sanitaria de los puestos de trabajo que utilicen la automatización es un reto científico y práctico al cual estamos llamados a cumplir.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Almirall PJ. Ergonomía cognitiva. Apuntes para su aplicación en salud y trabajo. Caracas: Editorial Universitaria. Universidad Central de Venezuela; 2000.
  2. Vink P, Kompier MAJ. 1997. Improving office work: a participatory ergonomic experiment in a naturalistic setting. Ergonomics. 1997;40(4),435-49.
  3. Jaschinski W, Heuer H, Kylian H. A procedure to determine the individually comfortable position of visual displays relative to the eyes. Ergonomics. 1999;42:353-549.

Recibido: 5 de julio de 2014 Aprobado: 17 de julio de 2015

 

Índice Anterior