Índice Siguiente
Rev Cubana Salud Trabajo 2005; 6(1)

EDITORIAL   EDITORIAL

 

 

Estimados y respetados colegas:

El quehacer científico técnico de la institución cubana que representamos hoy, el Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores (INSAT), viene desarrollándose ininterrumpidamente desde finales de 1977, habiéndose comenzado en ese entonces con el nombre identificador de Instituto de Medicina del Trabajo. En todos estos años su labor ha ido incrementando paulatina y sistemáticamente, haciendo de la especialidad médica en el país una disciplina cada vez más abarcadora y terminada en cuanto a la atención integral a la salud y seguridad de los trabajadores y a su medio ambiente laboral, en tanto incluye la investigación y la docencia como herramientas fundamentales para su desarrollo y proyección.

Por otra parte, la imagen tanto nacional como internacional del INSAT ha ido perfeccionándose a la par de su desarrollo científico técnico, y una de las vías principales para ello ha sido y continúa siendo la realización de eventos que propicien la participación de especialistas de diversas partes del mundo que compartan con nosotros conocimientos y experiencias, a la vez que conozcan la realidad de nuestras ideas y propósitos.

Sin embargo, y a pesar de haberse iniciado este tipo de actividad divulgativa de la institución en 1978, no es hasta 1997 en que se efectúa por vez primera uno de carácter internacional con identidad propia (con anterioridad el Instituto había estado representado en varios congresos de higiene y epidemiología), el I Simposio Internacional de Salud y Trabajo Cuba’ 97, cuyas segunda y tercera versiones se llevaron a feliz término en 1999 y 2001, respectivamente, siendo sus resultados altamente satisfactorios, sobre todo si tenemos en cuenta que la participación de especialistas nacionales y foráneos y la calidad de las presentaciones fueron incrementando significativamente en el tiempo.

Pero no fueron suficientes para todos nosotros las aspiraciones por lo alcanzado hasta ese momento en esta materia de proyección internacional. Se nos hacía imprescindible ya aumentar de manera importante las fronteras de nuestro quehacer y abrirnos más aún al mundo. De ahí que efectuáramos nuestro I Congreso de Salud y Trabajo a finales del año 2003 y que tuviéramos una participación record.

Continuamos, no obstante, insatisfechos, y lo demostramos manifiestamente convocando desde ahora al II Congreso de Salud y Trabajo, a celebrarse del 12 al 16 de marzo de 2007 en áreas del Palacio de Convenciones de La Habana. El evento estará abierto a todos los tópicos relacionados con la salud, seguridad y medio ambiente ocupacional.

La sede del Congreso será lo que es hoy el principal centro de convenciones del país, que cuenta con las instalaciones adecuadas y necesarias para todo tipo de actividades científicas que puedan desarrollarse durante el mismo, y con la infraestructura hotelera cercana que les ha de ofrecer comodidad y muchas otras facilidades a los participantes. El Centro de Convenciones tiene un amplio prestigio reconocido internacionalmente en la realización de este tipo de eventos.

La ciudad de La Habana es la capital cubana, y se caracteriza, entre otras muchas cosas, por la sencillez y hospitalidad de su población. Por consiguiente, ésta no será quizás la primera vez, pero tampoco seguramente la última, en que ustedes y nosotros podremos mostrar y compartir conocimientos, experiencias, fraternidad y calor humano. Ello, por supuesto, constituye hoy nuestro principal objetivo. Esperamos y deseamos ahora su gentil comprensión, asistencia y participación.

 

 

 

Dra. Tomasa María Esther Linares Fernández
Directora Revista Cubana de Salud y Trabajo
Índice Siguiente