Índice Anterior Siguiente

CALOR Y EFECTOS NEGATIVOS DEL TRABAJO. UN ENFOQUE ERGONÓMICO

HEAT AND NEGATIVE EFFECTS OF WORK. AN ERGONOMIC APPROACH

Pedro Juan Almirall 1
Waldo Dieste 2
Nino Pedro del Castillo Martín 3
Jesús Salvador Hernández Romero 4
Adamara González Marrero 5
Cristina Parada 6

1 Licenciado en Psicología. Doctor en Ciencias Médicas, Master en Salud de los Trabajadores, Investigador Titular, Profesor Auxiliar. Vicedirección de Investigaciones de Docencia, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
Médico especialista de I grado en Medicina Del Trabajo. Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología de Centro Habana, La Habana, Cuba
3 Licenciado en Psicología, Doctor en Ciencias de la Salud, Master en Salud de los Trabajadores, Investigador Titular, Profesor Instructor. Vicedirección de Investigaciones y Docencia, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
4 Licenciado en Economía. Aspirante a Investigador. Departamento de  Investigaciones, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
6 Licenciada en Enfermería, Master en Salud de los Trabajadores, Aspirante a Investigadora, Profesora Instructor. Vicedirección de Atención Médica, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba
6 Técnica Auxiliar de Investigación. Vicedirección de Investigaciones y Docencia, Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores, La Habana, Cuba

Correspondencia:

DrC Pedro Juan Almirall Hernández
Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores
Calzada de Bejucal km 7½, Apartado 9064, Arroyo Naranjo, Ciudad de La Habana 10900, Cuba
E-mail: monape@infomed.sld.cu

RESUMEN

Introducción: El calor afecta a una gran parte de los países en vías de desarrollo. Objetivo: Evaluar el microclima laboral, su relación con algunas variables ergonómicas y su influencia en la fatiga y el estrés laboral. Método: Fueron evaluados dos grupos independientes de trabajadores, 61 en condiciones de verano y 73 en invierno, que realizaban sus tareas habituales en puestos evaluados como calurosos en seis instituciones de salud del municipio Arroyo Naranjo. A todos se les aplicaron las pruebas ESE y PSF para evaluar fatiga y estrés. En cada puesto se realizó una fotografía del mismo en cuanto a la distribución de su tiempo de trabajo, y se evaluó ergonómicamente el mismo a través del Método de Helsinki. Se completó la evaluación ergonómica con la célula antropométrica individual. La información se procesó mediante el paquete estadístico Statistic 6. Resultados: Los puestos reflejaron bajas exigencias temporales en su realización, con largos periodos de pausa. Altos índices de fatiga y estrés fueron encontrados en ambos momentos, con una diferencia significativa entre la fatiga en verano y en invierno. Los puestos evaluados presentaron una alta frecuencia de percibirse como calurosos por el aplicador del Método de Helsinki y los trabajadores. El peso corporal y los ángulos de Squire y Barnes fueron las variables que mas aportaron al diagnóstico de la fatiga. Conclusiones: Los efectos de la temperatura en el ambiente laboral se encuentran interrelacionados y no son reflejados exclusivamente por indicadores aislados.

Palabras clave: Calor, efectos negativos del trabajo, enfoque ergonómico, Método de Helsinki

ABSTRACT

Introduction: The heat affects to a great part of the developing countries. Objective: To evaluate the occupational micro-climate, their relationship with some ergonomic variables and their influence on the fatigue and the occupational stress. Method: Two independent groups of workers were evaluated, 61 in summer conditions and 73 in winter, that carried out their habitual tasks in workplaces evaluated as hot in six institutions of health of the municipality of Arroyo Naranjo. To all they were applied the tests ESE and PSF to evaluate fatigue and stress. In each position it was carried out a picture about the distribution of their work time, and an ergonomic analysis was carried out using the Helsinki’s Method. The ergonomic evaluation was completed with the anthropometric individual cell. The information was processed by means of the statistical package Statistic 6. Results: The positions reflected temporary low demands in their realization, with long periods of pause. High indexes of fatigue and stress were found in both moments, with a significant difference among the fatigue in summer and in winter. The evaluated positions presented a high frequency of being perceived as hot by the Helsinki’s Method applicator and the workers. The corporal weight and the angles of Squire and Barnes were the variables that but they contributed to the diagnosis of the fatigue. Conclusions: The effects of the temperature in the occupational environment are interrelated and they are not reflected exclusively by isolated indicators.

Key words: Heat, negative effects of work, ergonomic approach, Helsinki’s Method

INTRODUCCIÓN

El calor es un problema para la salud y el  bienestar de los trabajadores, en particular los de países del tercer mundo y  aquellos que, viviendo en otras latitudes, se ven expuestos a esta exigencia por características propias de su labor.
Aunque parece estar lejos el tiempo en que se refería en la literatura el llamado “golpe de calor” 1, frecuentemente se llama la atención por los efectos negativos a la salud que sufren algunas poblaciones debido a la tarea que realice o a condiciones extremas  desde el punto de vista ambiental, principalmente las llamadas  “olas de calor “ 2,3.
Con relación a la esfera del trabajo, a esta condición se une la elevación de la temperatura externa al área de trabajo y el llamado calentamiento global, que plantea un nuevo reto para la salud en el planeta salud, en particular la relación hombre-trabajo. Beshir et al 4 comprobaron que el tiempo y la efectividad en el trabajo se ven afectados en grupos homogéneos por el calor y no sólo la respuesta fisiológica ante temperaturas extremas.
Carter et al 5 insiste en llamar la atención sobre lo letal que puede ser el calor para los soldados que se desempeñan en condiciones de campaña o para los deportistas de alto rendimiento. Baste decir que, durante el año 2004, 5 246 soldados en campos de entrenamiento en EEUU fueron internados en hospitales, 37 de los cuales fallecieron por enfermedades atribuidas al calor.
Hancack y Pierce 6 consideran que los estudios sobre el estrés térmico y los efectos al estado funcional del trabajador se han investigado estimando la temperatura ambiental como un factor aislado, privilegiando los efectos manifestados en la fisiología del trabajador. Sin embargo, para los propósitos prácticos de una intervención con vista a mejorar la salud, el bienestar y la eficiencia del trabajador, deben reconocerse y evaluarse las potenciales fuentes de efectos negativos del trabajo, tanto en sus manifestaciones sinérgicas como en las antagónicas.
Niemela et al 7 demostraron que los incrementos en la productividad del trabajo y el sentimiento de satisfacción estaban significativamente asociados con las condiciones de trabajo en general (físicas, organizacionales y personales), más que con el problema del ambiente físico de trabajo exclusivamente; que las mejoras en uno solo de estos ambientes tenía un menor impacto si se comparaban con mejoras en un grupo de condiciones, las microclimáticas, la iluminación y la contaminación, entre otras.
Gopinathan et al 8 encontraron un severo deterioro de las funciones mentales evaluadas (habilidad aritmética, memoria a corto plazo y coordinación visomotora) cuando estudiaron experimentalmente 11 sujetos a los que se les restringió la ingesta de agua mientras realizaban ejercicios físicos en un ambiente caluroso controlado (38ºC).
Existen grandes discrepancias en los resultados de la investigación sobre la tolerancia humana al calor, las que se explican generalmente por:

Es poco estudiada la relación entre la subjetividad en el trabajador, así como las de ejecución de tareas con exigencias mentales.
Sharnma et al 9 estudiaron 25 sujetos experimentalmente exponiéndolos a 32-33ºC en condiciones de calor húmedo y seco, aplicándole el Sorting Card para evaluar sus respuestas mentales, determinando que a esa temperatura se constata un deterioro de las funciones en ambas condiciones, con mayor énfasis en el calor seco.
Curley y  Hawkins 10 comprobaron que la  adquisición de nuevos conceptos y habilidades son afectados por el ambiente caluroso, especialmente aquellos trabajadores no aclimatados. En la misma dirección, Kumar et al 11 estudiaron  la memoria a corto plazo, el nivel de vigilancia y la coordinación óculo manual en 38 cortadores de vidrio expuestos a una temperatura de 38,2ºC, comparándolos con 22 controles sanos a temperaturas equivalentes a la zona de confort (20-24ºC), reportando diferencias significativas en el desempeño de ambos grupos con marcado deterioro en los expuestos a mayor calor.
Hancock 12 determinó que la atención y la vigilancia se ven afectados por un ambiente caluroso en el trabajo. La repercusión filológica de la exposición a  calor está asociada al decrecimiento de la efectividad y la sensación subjetiva de cansancio.
Epstein et al 13 y Schulze et al 14, en varios estudios realizados de forma experimental utilizando una cámara climática, encontraron que las personas expuestas al calor presentaron significativo déficit en la actividad psicomotora.
Todos los argumentos apuntan a que las referencias subjetivas del estado funcional parecen ser un buen indicador de los efectos negativos del trabajo en general, y en particular con relación a los ambientes calurosos.
En el marco del convenio de colaboración académica entre la Universidad de Gante (Bélgica) y el Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores de Cuba, partiendo de la hipótesis de que los efectos del calor no deben ser evaluados ni por sus causas ni por sus efectos a partir de un modelo simple, unidireccional, nos proponemos en la presente investigación usar un modelo ad hoc que evalúe la relación entre algunos aspectos de la individualidad, condiciones ergonómicas y otras exigencias de la actividad, con la percepción subjetiva de fatiga y estrés que refieren dos grupos de trabajadores expuestos habitualmente al calor en sus puestos de trabajo en diferentes estaciones del año, verano e invierno (figura 1).

Figura 1
Modelo de evaluación
 

MATERIAL Y MÉTODO

A nuestro criterio, las exigencias de la tarea determinan el universo de estudio en esta investigación. Reconocemos como límites las temperaturas recomendadas por Estrada 15 y que han sido utilizadas por diferentes autores en otras investigaciones del mismo corte 16.
Con relación a las exigencias, se constató que los puestos motivo de estudio fueran considerados como calurosos, tanto por el investigador como por los trabajadores que los desempeñaban. Se aplicó el método de evaluación de condiciones ergonómicas de trabajo de Helsinki (modificado por Almirall en 2003) y la tabla para identificar profesiones potencialmente calurosas 15. Las mediciones se hicieron en los meses correspondientes a las temporadas veraniega e invernal. Debemos considerar los dos grupos como independientes, ya que en estos puestos encontramos una gran rotación de personal.
Las características individuales se refieren tanto a los sujetos como a los puestos de trabajo, buscándose la compatibilidad en el perfil biométrico con el diseño del mobiliario y la organización de los espacios a partir de las mediadas físicas determinadas en los perfiles del método de Helsinki, y las recomendaciones establecidas para un rango del 90 % en cuanto a las medidas antropométricas estáticas (célula antropométrica) y dinámicas (ángulos de Squires y Barnes) 15.
Con relación a los efectos, consideramos como tales las referencias subjetivas de los trabajadores con relación al estrés y la fatiga, evaluados mediante instrumentos estandarizados: la prueba de los Patrones Subjetivos de Fatiga, original de H. Yoshitake (Japón, 1978), modificada y de amplio uso por investigadores del INSAT 16 y la Escala Sintomática de Estrés de S. Aro (Finlandia, 1980), igualmente modificada y validada en el INSAT 16.

Sujetos y recogida de la información

Fueron evaluados 61 trabajadores de las áreas de cocina de cinco instituciones de salud del municipio Arroyo Naranjo de Ciudad de La Habana que, voluntariamente, se prestaron al estudio y que se comprobó trabajaban a una temperatura de mas de 30ºC en los meses de verano (julio a septiembre de 2004); y 73 en el invierno del año 2005 de los mismos centros, con una experiencia en el puesto actual siempre mayor de un año. La tabla 1 muestra los centros evaluados y la cantidad de trabajadores.
Los puestos de trabajo evaluados se estudiaron en ambos períodos: 6 cocinas, 2 de hospitales, una de una facultad de Medicina, otra de un contingente de trabajadores de la construcción y la de un instituto de investigaciones.

Tabla 1
Centros y cantidad de trabajadores estudiados

 

Verano

Invierno

Instituto de Investigaciones

11

  9

Facultad de Medicina

 4

  7

Contingente Construcción

 8

  6

Hospital Psiquiátrico

23

30

Hospital Pediátrico

 6

  9

Hospital Clínico Quirúrgico

 9

 12

Total                                  

61

 73

Tabla 2
Descripción de algunas características de la individualidad en los trabajadores estudiados

 

XV

XI

t

Edad

47,2

45,3

NS

Experiencia total

18,7

15,4

NS

Experiencia actual

11,1

  9,8

NS

Tabla 3
Distribución por sexo


Sexo

fV

%

fI

%

Masculino

43

  70,4

49

  67,1

Femenino

18

  29,5

24

  32,8

Total

61

100,0

73

100,0


En total, fueron evaluados 16 puestos de trabajo.

Con relación al diseño ergonómico de los puestos y las capacidades funcionales que pudieran estar dadas por la individualidad, podemos notar que estamos ante al presencia de un grupo de trabajadores relativamente jóvenes con una alta experiencia en su profesión.
Cada sujeto  fue evaluado en su puesto de trabajo a partir de la aplicación de dos tipos de cuestionario. Uno de ellos fue el de Patrones Subjetivos de Fatiga (PSF);  los efectos del estrés sobre la salud se evaluaron  mediante el cuestionario nombrado Escala Sintomática de Estrés (ESE). 
Las condiciones de trabajo se evaluaron con un enfoque ergonómico y según la metodología del Instituto de Medicina del Trabajo de Helsinki, modificada por la UAM Xochimilco (México, 1998), que fue aplicada por un investigador entrenado en la misma.
El tiempo real de trabajo fue determinado mediante la observación directa del puesto de trabajo en un 40 % de la  jornada habitual, según las recomendaciones de Lemanh 16 considerando tres categorías. Las mediciones se realizaron en las dos etapas de la investigación: verano e invierno:

Las condiciones ergonómicas ambientales se determinaron mediante el Método de Helsinki. Se aplicó en ambas etapas, cuidándose que los locales de trabajo, la tecnología y el mobiliario no sufrieran cambios durante la investigación.
En cuanto a los espacios de trabajo y la ergonomía organizacional, se procedió de la misma forma.
La cédula antropométrica se determinó por un investigador entrenado, según algunos parámetros recomendados por Bonilla.
Toda la información se procesó con el paquete estadístico Statistic 5.

RESULTADOS

En la tablas 4 y 5 se resumen los hallazgos brindados por el Método de Helsinki modificado. Puede observarse que la calificación con respecto al microclima es unánime; en todos los puestos evaluados el calor y el ruido fueron una constante en el ambiente de trabajo.
Sin embargo, llama la atención sobre las pocas exigencias temporales de las actividades evaluadas, que en muy escasos momentos se traspasa el 30 % del tiempo de trabajo total, lo que nos hace pensar en una alta disponibilidad individual de la jornada de trabajo.
Las características de las capacidades antropométricas y funcionales son fundamentales como variables que pueden precipitar la aparición de efectos negativos o de manifestarse sinérgicamente con las condiciones ambientales, es decir, una adecuación entre las características biométricas del trabajador y el diseño de su puesto de trabajo influyen notablemente en la precipitación de estados de fatiga ye estrés..
En las tabla 7 y 8 se presentan las características particulares de este grupo de trabajadores, al mostrar lo que algunos autores reconocen como la célula antropométrica elemental 15.

Tabla 4
Resumen de la evaluación ergonómica de las condiciones de trabajo en los puestos estudiados. Método de Helsinki modificado. Verano

Aspectos

Puesto de trabajo

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

1. Sitio de trabajo

4

4

3

5

4

2

5

4

4

3

5

5

5

4

4

4

2. Actividad física general

2

1

1

1

1

1

1

1

2

2

2

2

2

3

3

3

3. Levantar objetos

2

1

3

3

1

1

1

1

3

3

3

3

2

4

3

4

4. Posturas y movimientos

2

1

2

2

1

1

1

1

2

3

2

4

4

1

1

1

5. Riesgos de accidentes

2

2

2

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

3

3

6. Contenido de trabajo

3

1

1

1

3

3

3

3

3

2

1

3

3

3

2

1

7. Restricción en el trabajo

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

8. Comun. y contactos personales

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

9. Toma de decisiones

1

1

1

1

1

1

1

1

2

1

1

1

1

2

2

1

10. Repetición del trabajo

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

11. Demanda de at. y concentración

1

1

1

1

1

1

1

1

2

1

2

1

1

1

1

2

12. Iluminación

2

3

2

2

1

1

1

3

2

3

1

4

2

4

2

4

13. Temperatura ambiental

4

4

4

4

4

4

4

4

4

4

3

4

4

4

4

4

14. Ruido

3

4

4

4

4

4

4

4

3

3

4

5

3

3

4

3

Tabla 5
Resumen de la evaluación ergonómica de las condiciones de trabajo en los puestos estudiados. Método de Helsinki modificado. Invierno


Aspectos

Puesto de trabajo

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

1. Sitio de trabajo

4

4

3

5

4

2

5

5

4

4

3

5

5

5

4

4

2. Actividad física general

2

1

1

1

1

1

1

1

2

2

2

2

2

3

3

3

3. Levantar objetos

2

1

3

3

1

1

1

1

3

3

3

3

2

4

3

4

4. Posturas y movimientos

2

1

2

2

1

1

1

1

2

3

2

4

4

1

1

1

5. Riesgos de accidentes

2

2

2

1

1

1

1

1

1

1

1

3

3

1

1

1

6. Contenido de trabajo

3

1

1

1

3

3

3

3

3

2

1

3

3

2

1

1

7. Restricción en el trabajo

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

8. Comun. y contactos personales

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

9. Toma de decisiones

1

1

1

1

1

1

1

1

2

1

1

1

1

2

2

1

10. Repetición del trabajo

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

11. Demanda de at. y concentración

1

1

1

1

1

1

1

1

2

1

2

1

1

1

1

2

12. Iluminación

3

2

2

1

1

1

1

3

2

3

1

4

2

4

4

4

13. Temperatura ambiental

3

2

4

4

4

3

3

2

4

2

3

4

4

2

2

2

14. Ruido

3

4

4

4

4

4

4

4

3

3

4

5

3

3

4

3

Índice Anterior Siguiente