Indice Anterior Siguiente
MEDISAN 2007;11(1)

 

Estudio bibliomÉtrico

Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas

MEDISAN: órgano de publicación periódica oficial de los profesionales y técnicos de la Salud de Santiago de Cuba

MsC. Dolores C. Meléndez Suárez, 1 Lic. María Elena Jiménez Arias, 2  Lic. Sandra Labadié Castillo 3 y Dr.C Rafael A. Rodríguez Castillo 4

     La American Library Association (ALA) define la revista científica como “una publicación periódica que publica artículos científicos o información de actualidad, o ambos, sobre investigación y desarrollo acerca de un campo científico determinado”.  Al mismo tiempo, las normas ISO (International Standardization Organization) consideran que las revistas científicas son una publicación en serie que trata generalmente de una o más materias específicas y contiene información general o cientificotécnica. 1

 

    Las revistas científicas persiguen como propósito comunicar el resultado de las investigaciones efectuadas por individuos o colectivos que se dedican a crear ciencia; pero, indiscutiblemente, la edición de todo tipo de publicación científica se ha modificado con el surgimiento de Internet, así como también los esquemas de comunicación entre los investigadores y su estilo de trabajo.                                                         

     En la década de los 90 aparecieron en este contexto las revistas científicas electrónicas y desde entonces ha ido incrementándose anualmente el número de títulos que se editan por esta vía, la cual difiere de la tradicionalmente realizada en papel; sin embargo, el nuevo soporte condicionó el surgimiento de nuevas formas de presentar los contenidos, nuevos formatos, nuevos servicios de valor añadido, nuevos estándares, nuevos proyectos cooperativos y nuevos papeles para los distintos actores que intervienen en este escenario.

 

     Las principales diferencias entre las publicaciones electrónicas e impresas, 2 que confieren mayores beneficios a las primeras, son las siguientes:

 

·   Disminución del plazo de espera para la edición.

 

·   Universalidad y facilidad de acceso a la información. Por medio de su difusión en Internet, las publicaciones están presentes en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora, sin los enormes costos que esto supondría de otra forma,  además de que pueden ser consultadas por más de una persona a la vez.

 

·   Reducción de los importes de edición.

 

·   Posibilidad de añadir nuevos elementos a los documentos: vídeo, audio, realidad virtual y diversidad de formatos (impresión, en pantalla).

 

·   Capacidad para establecer una comunicación bidireccional con el destinatario de la información, que permite conocer sus impresiones en tiempo real, así como recibir sus consultas, peticiones y sugerencias.

 

·   Enriquecimiento del sistema de citas en comparación con el formato impreso, al poder ser enlazadas con diferentes recursos de información.

 

·   Garantía para obtener el artículo a texto completo con inmediatez y facilidad, pues lo habitual es que los trabajos se encuentren almacenados en bases de datos y se acceda a ellos mediante los procedimientos habituales de los sistemas de recuperación documentales.

 

·   Ventajas para su almacenamiento.

 

·   Actualización inmediata: La rapidez con la cual las revistas electrónicas se actualizan, dinamiza la investigación, por cuanto los resultados de esta se difunden en el momento.

 

·   Periodicidad: Para editar un artículo solo se precisan la evaluación y aprobación de su contenido por el comité editorial.

 

·   Independencia de los documentos: En la actualidad no es necesario estar suscrito a una publicación electrónica para poder consultarla.

 

·   Valor añadido: servicios de alerta, difusión selectiva de la información.

 

·   Estadísticas de uso.

     En resumen, puede decirse que Internet da protagonismo a los lectores, refuerza la posición de los autores, aviva la competencia entre editores y desafía la función clásica de las bibliotecas.

Desarrollo

     La presencia de las revistas científicas a texto completo en Internet es una demanda de la sociedad de la información y supone un reto que deben afrontar todos los actores implicados.  Este proceso pudo ejecutarse luego de un período de preparación y capacitación de los especialistas que se encargarían de todo el mecanismo editorial, asesorados permanentemente por los expertos que lideraban en Infomed el proyecto de publicaciones electrónicas; 3 requisito cumplido que nos permitió figurar como pioneros en nuestra provincia entre los diversos sectores que compartimos el espacio de la producción de información cientificotécnica.

 

     En ese contexto fue fundada en 1997 la revista MEDISAN como el órgano de publicación oficial de los profesionales y técnicos de la provincia de Santiago de Cuba, cuya misión es divulgar las experiencias más relevantes del polo científico, centros de investigación más importantes, instituciones de salud y profesionales de la atención primaria del territorio.  Acepta colaboraciones de especialistas y técnicos de todas las disciplinas médicas o ramas afines y se presenta en los formatos electrónicos: HTML y PDF. 4

 

  Resulta imposible hablar de esta publicación sin la obligada referencia a la meritoria función ejercida por un abnegado, competente y selecto grupo  de profesionales, quienes han garantizado la calidad y el rigor científico de los contenidos editados desde sus comienzos, al realizar el proceso de arbitraje. Sus 77 miembros han logrado que no existan conflictos de intereses en tan compleja y anónima labor, pues además de su elevado nivel de profesionalidad, están acogidos a un Código de ética para publicaciones electrónicas, elaborado por el Comité Editorial de la revista. 

 

 Su primer número pudo ser consultado en marzo de 1997 e incluyó: 1 editorial, 6 artículos originales y 2 notas clínicas.

 

     A partir del volumen 2 de 1998,  MEDISAN dejó de editarse semestralmente, pues la creciente necesidad de nuestros profesionales de comunicar los resultados de sus investigaciones, el incremento de artículos para la publicación y el logro de una estructura organizativa que permitió asumir el procesamiento de la revista, justificó modificar su periodicidad para convertirla en trimestral desde 1999.

     Es justo acentuar la envergadura de esta publicación en el quehacer científico e investigativo de la provincia, pues ha servido de oficial soporte para la divulgación y promoción de importantes eventos, al incluir en sus páginas los resúmenes de los trabajos presentados en ellos, a saber:

·         No. 3 del 2001: InfoSalud y 1ra Convención Internacional de las Nuevas Tecnologías de la Información del Caribe

·         No. 1 del 2003: VI Simposio Internacional de Economía de la Salud

·         No. 4 del 2005: VI Congreso Cubano de Farmacología y Terapéutica, III Taller Nacional de Farmacoepidemiología y I Jornada Nacional de Ensayos Clínicos

·         No. 3 del 2006: VII Simposio Internacional de Economía de la Salud  

     Igualmente se han identificado situaciones de salud o servicios asistenciales, por cuya gran magnitud han merecido la designación de números monotemáticos como vía para propiciar la profundización en el conocimiento de esas ramas biomédicas:

·         Medicina Intensiva y Emergencias, por sus sólidos resultados en la investigación y atención al paciente grave.

·         Cirugía Cardiovascular, representada en el territorio oriental por el Cardiocentro, que durante los últimos años ha sobresalido en la incorporación y aplicación de técnicas avanzadas para el tratamiento de complejas enfermedades del corazón.

·         Estomatología, pues como Programa de la Revolución ha permitido elevar el nivel de asistencia estomatológica y modificar los indicadores de salud bucal en la población.

·          Oftalmología, con la Misión Milagro que se desarrolla en Cuba y varios países de Latinoamérica y el Caribe, donde se muestran los avances en las técnicas quirúrgicas y terapéuticas para devolver la visión a quienes la han perdido por diversas afecciones visuales.  

     Durante estos 10 años se han editado 40 números (2 de ellos suplementarios), con 1 040 artículos en total, correspondientes a 67 especialidades biomédicas, realizados por 3 405 autores (1 040 principales y 2 365 coautores), para una razón de 26 trabajos científicos en cada número de la revista y  3,27 autores por cada artículo editado.

     En los 4 números especiales dedicados a eventos nacionales e internacionales, los artículos publicados sumaron: 120 en Infosalud, 270 en el Congreso de Farmacología y 135 en los 2 simposios de Economía de la Salud, lo cual explica las elevadas cifras de trabajos sobre estas líneas temáticas. En los números regulares se destacaron 5 especialidades por la cantidad de documentos visibles: 47 fueron de Estomatología, 40 de Obstetricia y Ginecología, 39 de Medicina Interna, 35 de Medicina General Integral y 22 de Cirugía General (tabla 1).

                     Tabla 1. Mayor número de artículos publicados por especialidades   

 

Contenido evaluado por especialidades

No. de trabajos

Farmacología

270

Informática

120

Economía

135

Estomatología

  47

Obstetricia y Ginecología

  40

Medicina Interna

  39

Medicina General Integral

  35

Cirugía General

  22

Pediatría

  19

Medicina Intensiva

  18

Enfermería

  17

Cardiología

  15

Anestesiología y Reanimación

  14

Cirugía Cardiovascular

  10

Genética Clínica

  10

Psiquiatría

  10

       Concretamente, el número de artículos ha oscilado entre 19 y 5 en 29 especialidades; sin embargo, de otras 9 solo se han publicado 2 y de 12 exclusivamente 1.

     Los artículos originales (estudios descriptivos, de casos y controles, de intervenciones educativas comunitarias y de ensayos clínicos) representaron más de 90 % solo en 4 números de la revista: el 4 del 2005  con 94 %, el 1 del 2003  con  92 %, el 3 del 2001 con 92 % y  el 1 de 1998 con 90 % (tabla 2), en comparación con otros tipos de estructuras; pero el año con mejor tendencia fue el 2006, pues dicho formato (el conocido como IMRyD del Grupo de Vancouver) 5 alcanzó valores de 87; 86; 85 y 82 % en sus respectivos números.  Asimismo, más de 50 %  de los trabajos con resultados prevalecieron en otros 29 números.     

Tabla 2.  Artículos originales publicados  

 

Artículos originales

 

Números de revistas

Más de 90 %

4

80 - 89 %

7

70 - 79 %

7

  60 - 69 %

5

50 - 59 %

6

  40 - 49 %

9

  30 - 39 %

2

      En búsqueda de mayor diversidad, hoy se promueve la publicación de otras formas para presentar contenidos,  además de las ya editadas y que han recibido las siguientes denominaciones:  editorial, notas clínicas, artículos de revisión, actualización terapéutica, sección informativa, eventos, notas de interés y experimental, comunicaciones biomédicas, conferencias, reconocimiento, medicina alternativa,  in memoriam,   comunicación farmacológica, artículo de actualidad, carta al editor,  nota investigativa, mesas redondas, ponencias, biografía, informe técnico, glosario, docencia, propuesta, carta a la directora, apertura, sesión de comunicación oral (temas libres), sesión de póster,  clausura, revisiones, comunicación breve, obituario,  conferencias magistrales, comunicaciones orales, carteles, reseña de libros,  consejo genético, información farmacológica, revisión académica, agradecimiento y testimonio. 

     Es por tales razones que resultan variados los escenarios donde actualmente se encuentra ubicada esta publicación, a partir de que Infomed la incluye en la Biblioteca Virtual de Salud  (figura 1), 6 en su portal de las Revistas Médicas Cubanas, al ajustarse a los requerimientos de la Editorial de Ciencias Médicas; 7 posición que le ha permitido ser evaluada por diversas bases de datos:

·         CUMED (Base  de  Datos Bibliográfica Cubana  sobre   Información Científico-Técnica en las Áreas de la Biomedicina y Ciencias Afines)

·         LILACS (Base de Datos de Literatura Latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud)

·         IMBIOMED (Índice Mexicano de Revistas Biomédicas Latinoamericanas) (figura 2)

En la evaluación de la visibilidad y popularidad de las publicaciones seriadas cubanas, MEDISAN  ha superado, según productividad (número de artículos): a 20 de las revistas cubanas nacionales y a 2 de las provinciales; según visitas recibidas, a 13 y 2, respectivamente; según porcentaje de artículos descargados, a 12 de las primeras; según descargas realizadas, a 12 y 2, en ese orden; según visitas por artículos, a 5 de las publicadas por la Editorial de Ciencias Médicas; según descargas por artículos, a 3 de las nacionales; y según descarga de artículos por cada visita recibida, a 4 de las nacionales y a 1 de las provinciales indizadas. 8  

·         LATINDEX (Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal) (figura 3) 9   

      

   Figura 1.  Biblioteca Virtual de la Salud

                                                 

                                Figura 2. Índice Mexicano de Revistas Biomédicas  Latinoamericanas

         

        Figura 3. Latindex: Sistema Regional de Información en Línea
para Revistas Científicas de América Latina,

el Caribe, España y Portugal

      En estos momentos se aspira al otorgamiento de la Certificación de Publicación Seriada Científico-Tecnológica del CITMA (Ministerio de Ciencia, Tecnologia y Medio Ambiente).

     Como meta final, la revista cumple los indicadores para ser incorporada a SciELO (Scientific Electronic Library Online): Modelo regional de publicación electrónica para revistas científicas, que deviene proyecto especialmente concebido para atender las necesidades de comunicación de los países en desarrollo, particularmente en América Latina y Caribe, y proporciona una forma eficiente de garantizar la visibilidad y accesibilidad universal a la literatura científica producida en la Región, a lo cual se suma la inclusión de procedimientos integrados para medir el uso e impacto de los documentos citados. 10

     Por último, se impone traer a colación la actividad desarrollada por los especialistas de Editorial para formar y entrenar a los usuarios, todos autores potenciales, mediante la ejecución sistemática de talleres, clases metodológicas, conferencias y adiestramientos, con vista a elevar o proporcionar el conocimiento indispensable para redactar y publicar correctamente un artículo científico. Aquí se insertan de manera priorizada: Consejo Científico Provincial de la Salud y Consejos de las Facultades de Medicina, Enfermería, Estomatología y Tecnología, unidades de la atención primaria y secundaria, grupos provinciales de especialidades y filiales. En 34 cursos de posgrado sobre Información Científicotécnica (1997 – 2006), la cifra de capacitados se ha elevado a 640; y la de visitantes que han recibido orientaciones precisas o consultas personalizadas al respecto, a más de 10 000. 

     Tomando en cuenta su pertinencia con el asunto, sirva de colofón esta cita textual de Dorta Contreras: 11  “Nos corresponde entonces alertar ahora, pero también contribuir, con nuestra ayuda, a que nuestros profesionales puedan mostrar sus resultados de investigación y experiencias con la calidad requerida y que merecen, tanto en revistas nacionales como internacionales, a partir del desarrollo de los medios necesarios para su preparación en materia de publicación.”  

Conclusiones 

·         Si bien lo editado en estos 10 años denota un marcado esfuerzo por parte de los autores del territorio, es evidente que la producción científica requiere del concurso de la mayoría de los profesionales y técnicos de la salud o ramas afines para proporcionar la adecuada visibilidad al nivel alcanzado por la medicina en la provincia de Santiago de Cuba.

·         Es imperioso incrementar la periodicidad de la revista para garantizar la cobertura adecuada al “colchón” editorial existente, dadas las exigencias actuales de publicaciones para la evaluación integral de los profesionales del Sector.

·         Aunque se realizan sistemáticamente acciones de formación de usuarios relacionadas con la elaboración y presentación de artículos científicos, todavía resultan insuficientes para vencer el temor a publicar que manifiestan algunos de los usuarios.  

Referencias bibliogrÁficas 

1. Definiciones de revista científica y prepublicaciones.  E-revist@s 2004 [artículo en línea]. <http://www.tecnociencia.es/e-revistas/especiales/revistas/revistas13.htm>[consulta: 5 enero 2007].

2. Martín González JC, Merlo Vegar JA.  Las revistas electrónicas: características, fuentes de información y medios de acceso.  Anales Documentación 2003;(6):155-86 [artículo en línea]. <http://www.um.es/fccd/anales/ad06/ad0611.pdf>[consulta: 5 enero 2007].

3. Cañedo Andalia R, Viera Hernández P, Crosdale Hunt R, Alfonso Manzanet JE, Lobaina Baile N.  Arquitectura de calidad de Acimed: los editores y el proceso editorial [artículo en línea].<  http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol15_3_07/aci01307.htm>[consulta: 5 abril 2007].

4. Meléndez Suárez DC.  En la primera década de MEDISAN: reconocimientos y valoraciones [artículo en línea]. <http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol10_1_06/san01106.htm> [consulta: 5 enero 2007].

5. García del Junco J, Castellanos Verdugo M.  La difusión de las investigaciones y el formato IMRYD: Una pesquisa a propósito de la lectura crítica de los artículos científicos [artículo en línea]. <http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol15_1_07/aci04107.htm>[consulta: 18 febrero 2007].

6. Biblioteca Virtual de la Salud [artículo en línea]. <http://bvs.sld.cu/revistas/san/indice.html>   [consulta: 5 enero 2007].

7. Alfonso Manzanet JE, Castro López FW.  Editorial de Ciencias Médicas: apuntes útiles para comprender el proceso de edición de una revista científica [artículo en línea]. <http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol14_5_06/aci21506.htm>[consulta: 8 diciembre 2006].

8. Arencibia Jorge R, Araujo Ruiz JA, Fragoso Rosales E.  Visibilidad de las publicaciones cubanas en el Indice Mexicano de Revistas Biomédicas Latinoamericanas [artículo en línea].<http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol12_5_04/aci03504.htm>[consulta: 8 diciembre 2006].

9. Revistas en LATINDEX [artículo en línea].<http:// www.caicyt.gov.ar/latindex/revistas-en-latindex> [consulta: 5 enero 2007].

10.Laerte Packer A, Rocha Biojone M, Irati A, Mayumi Takemaka R, Pedroso García A, Costa da Silva A, et al.  SciELO: una metodología para la publicación electrónica [artículo en línea]. <http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol9_s_01/sci03100.htm> [consulta: 8 diciembre 2006].

11.Dorta Contreras AJ.  En defensa de nuestra producción científica [artículo en línea]. <http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol14_3_06/aci15306.htm>[consulta: 8 diciembre 2006].

 MsC Dolores C Meléndez Suárez.   Edificio F-34, Apto. 8, Centro Urbano “José Martí”, Santiago de Cuba  


1 Licenciada en Información Cientificotécnica y Bibliotecolología.  Máster en Informática en Salud.  Instructora
2  Licenciada en Filología, especializada en Lingüística Hispánica.  Instructora
Licenciada en Español y Literatura.  Psicopedagoga
Doctor en Ciencias Técnicas.  Profesor Auxiliar

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO  

Meléndez Suárez DC, Jiménez Arias ME, Labadié Castillo S, Rodríguez Castillo RA. MEDISAN: órgano de publicación  periódica  oficial de los profesionales y  técnicos de la  Salud de  Santiago de Cuba. [artículo en línea]. MEDISAN 2007;11(1).<http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol11_1_07/san02107.htm>[consulta: fecha de acceso].

Indice Anterior Siguiente