Indice Anterior Siguiente
MEDISAN 2007;11(1)

 

INFORME TÉCNICO 

Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas  

La traducción: logros y dificultades en su proceso de digitalización

Téc. Xiomara  Cascaret Soto, 1 Téc. Bertha Piedra Quintero, 1 Norma Piña Hardy, 3 Lic. Luisa Caballero Mustelier  4 y Lic. Milene Sofía Endis Sosa  4

     Desde la creación del Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba en diciembre de 1971,  la Sección de Traducciones ha formado parte de su estructura.  A partir de entonces hasta el decenio de 1990,  el trabajo en general y el funcionamiento de la actividad cientificoinformativa en particular estuvieron basados en la mecanografía de los productos como forma de presentación (tesis, traducciones, boletines, búsquedas bibliográficas y otros); sin embargo, con la llegada de las primeras microcomputadoras a la institución, la labor se simplificó, agilizó y diversificó, de manera que además de las innumerables ventajas que representaron los modernos ordenadores, la carencia de material de oficina obligó a digitalizar los documentos traducidos, lo cual permitiría no solo crear una importante base de datos computarizada, sino conservar la información en soportes electrónicos, enviarla a los solicitantes a través de su cuenta de correo o ponerla disponible en la red para conocimiento de todos.

    Con antelación a ello, el ciclo de entrega de los trabajos solicitados se alargaba considerablemente, pues todos los traductores hacían la conversión (del inglés al español y viceversa) para 2 mecacopistas, lo cual generaba un estancamiento de las traducciones, al pasarlas del manuscrito en papel a la microcomputadora. No fue hasta el 2000 cuando se crearon mejores condiciones laborales en la Sección, pues además de recibir nuevos equipos, el personal integrante de esta pudo obtener los conocimientos técnicos necesarios para enfrentar, por sí mismo, el desafío de la modernización.

    En este artículo se tomaron en cuenta como objetivos fundamentales: valorar cómo ha influido la informatización en el flujo de usuarios y el proceso de traducción, señalar las principales dificultades en la creación  y preservación de este nuevo fondo digitalizado, así como validar la entrega del producto (páginas traducidas) en formato electrónico como la vía idónea para diseminar la información con mayor rapidez y eficacia.

     La actividad de los centros de información debe perseguir satisfacer, en la mayor medida posible, las demandas informativas de los usuarios, por cuanto se fundamenta en recopilar, procesar, almacenar, recuperar y diseminar la información para que los profesionales y técnicos puedan utilizarla en su desempeño. 1

     El contexto permite citar textualmente, por su consonancia con el contenido de este trabajo, la siguiente valoración:  “En el sector de las ciencias médicas, la traslación entre dos idiomas, más que permitir la comunicación entre comunidades de especialistas o científicos, puede incluso significar la diferencia entre la preservación y el deterioro de la salud y, en algunos casos, entre la vida y la muerte, de ahí la importancia que se le debe conferir al concepto calidad dentro del marco de este proceso de análisis y síntesis de información. Dicho elemento refleja claramente el valor de uso de una traducción, cuyo destinatario puede ser un cirujano, un investigador o un médico asistencial, que necesita estar al tanto de las nuevas técnicas quirúrgicas, de los descubrimientos más recientes en su campo de acción, o del procedimiento que se debe seguir con pacientes que presentan determinados antecedentes”. 2

     En términos generales, traducir es transmitir, y lo que se transmite son ideas, sentimientos y realidades.  La traducción deviene también el medio para conocer lo escrito en otras lenguas: una tarea necesaria para la comunicación de la ciencia y la tecnología  en nuestros tiempos. 3

   Como muy bien afirma el profesor Valentín García Yebra en su ya clásico libro Teoría y práctica de la traducción, la finalidad de un buen traductor debe ser “decir todo lo que dice el original, no decir nada que el original no diga y decirlo todo con la corrección y naturalidad que permite la lengua a la que se traduce”.  La realidad es que, hoy por hoy, no existe programa informático alguno que garantice respetar esas 3 premisas al traducir automáticamente un documento, que permita imitar fielmente la actividad propia de un traductor profesional humano. 4 

·        Influencia del cambio en la dinámica de trabajo y los servicios  

     Con los años, las solicitudes de traducciones en la provincia han ido variando en cantidad y líneas temáticas de interés. En la etapa precedente a la de este estudio, los usuarios venían con numerosos artículos de revistas médicas en inglés o francés para que fuesen traducidos al español, de modo que se pedía más de lo requerido; sin embargo, por fortuna actualmente solicitan temas mucho más específicos, bien sea trayendo los documentos a traducir como utilizando nuestros fondos recientes.  Los contenidos predominantemente traducidos en el último quinquenio han sido los relacionados con virus de inmunodeficiencia humana y sida, adultos mayores, cáncer, vectores, mortalidad maternoinfantil, accidentes cerebrovasculares, afecciones cardíacas, sexualidad y adolescencia, cirugía maxilofacial y general, estomatología, toxicología y otros, en su mayoría extraídos de libros de la Biblioteca Médica Provincial. Los idiomas más demandados han resultado ser inglés y español, pues apenas el ruso se ha visto representado.

     Otra de las dificultades persistente es la escasa divulgación de nuestros servicios por parte del nuevo personal bibliotecario, puesto que si accediera desde su propia unidad a la consulta de nuestros boletines, podría mantenerse actualizado sobre los últimos temas traducidos para comunicarlo a los interesados en obtenerlos.

     El análisis minucioso de todos los registros de artículos solicitados y traducidos en los últimos 10 años (1996-2006), así como del control de usuarios, proporcionó cifras acordes con lo esperado, teniendo en cuenta que antes de digitalizar las traducciones, el número  promedio de las solicitadas era de aproximadamente 150 a 170 anuales; sin embargo, ya para el 2000 y hasta el 2006,  la cantidad media (incluidos los proyectos de investigación  y curriculum vitae del español al inglés) ha fluctuado entre 190 y 200 artículos en el año.

     A modo de ejemplo (tabla 1) se muestra cómo ha ido incrementándose paulatinamente la traducción de documentos, pues de 107 en 1996 aumentó a 200 en el 2006. 

Tabla 1. Solicitudes de traducciones solicitadas y realizadas
                                                    desde 1996 hasta el 2006
 

Años

Solicitadas

Realizadas*

1996

102

107

2000

162

175

2006

191

200

        Fuente: Registros de traducciones solicitadas y realizadas en la Sección
                  * Incluye las solicitadas por el usuario y las propuestas por nosotros. 

     Cabe señalar con respecto a nuestros usuarios, que de 1996 a 1999 sumaron entre 120 y 130 anuales; mientras que en los años estudiados, el número de interesados en recibir el servicio se elevó hasta 200 al año como promedio (incluidas las consultas telefónicas o solicitudes por vía del correo electrónico). Acerca del incremento observado en estos últimos tiempos, puede afirmarse que se ha trabajado en las líneas fundamentales de investigación de la provincia y para satisfacer las necesidades de consulta de expertos e investigadores, así como de doctores en ciencias y aspirantes a serlo, lo cual justifica que se divulgue y acceda a nuestro boletín bimestral “Rompiendo la Barrera” (figura), donde se listan todas las traducciones efectuadas, a fin de que puedan ser solicitadas a texto completo si lo desean.    

  

                    Figura. Boletín “Rompiendo la Barrera” 

Obviamente, el aumento de solicitudes ha sido proporcional al de usuarios atendidos por diversas vías   (tabla 2), toda vez que de 148 en 1996 ascendió a 289 en el 2006.  

                                       Tabla 2. Usuarios atendidos en 1996 – 2006

Años

Usuarios físicos

Usuarios por vía telefónica o electrónica

Total

1996

140

8

148

2000

205

27

232

2006

240

49

289

        Fuente: Registros de visitantes y solicitantes de Traducciones en la Sección 

     Por otra parte, la entrega de un documento traducido se ha acelerado con la informatización, pues los usuarios pueden obtenerlo digitalizado en nuestra Sección o solicitarlo a través del correo electrónico, de manera que no necesitan personarse en el Centro para viabilizar sus solicitudes. Además de ello, se gana en rapidez y calidad, por cuanto la introducción de la informática, aunque no sustituye al pensamiento e interpretación humanos, contribuye a mejorar sustancialmente las posibilidades de valoración, considerando que “aparte de los programas, específicamente de traducción, existe una amplia gama de recursos informáticos que facilitan la labor del traductor: procesadores de textos; correctores ortográficos, gramaticales y de estilo; diccionarios en soporte electrónico monolingües (como el Oxford English Dictionary) y plurilingües (como el Harrap's Multilingual Dictionary); sistemas de gestión de bases de datos terminológicos (como MultiTerm o Term-PC)   y sistemas de gestión documental”. 4   A esas ventajas se adicionan los glosarios, traductores automáticos 6 y listas de discusión.

     El valor de los productos y servicios de información depende, en gran medida, de la calidad del contenido (relevancia, veracidad, oportunidad, precisión, confiabilidad, orientación al usuario) de la información que ofrecen, de la facilidad para acceder a ellos y de la utilidad, tanto para el usuario como para la propia institución. 5  

·        Consideraciones finales

     La divulgación es un factor sumamente importante en las ciencias de la información. Se impone que el perfeccionamiento de la labor de traducciones no satisfaga solo a un reducido grupo de usuarios ni se limite a temas aislados y de interés personal, tomando en cuenta los miles de trabajadores de la salud que necesitan actualizar y aumentar sus conocimientos, así como elevar su categoría científica para  mejorar la atención sanitaria a la población del territorio u otras regiones; por tanto, las actividades prioritarias deben ser:

-      Difundir la labor de traducciones a través de los grupos provinciales de trabajo, las bibliotecarias de las nuevas unidades de salud y el boletín “Rompiendo la Barrera”.

-      Explotar la búsqueda de documentos en inglés que se reciban en la Biblioteca Médica Provincial, a fin de poner en manos de nuestros profesionales artículos novedosos y válidos para su preparación.

-      Contactar con los jefes de grupos provinciales de especialidades para conocer las líneas de investigación e intereses específicos y generales de sus miembros.

El empleo creciente de las computadoras en los centros de información abre un camino no solo en cuanto a la automatización de los mecanismos de trabajo y contenidos, sino en la posibilidad de que a través de estos equipos se diseñen programas de divulgación informativa, que faciliten el proceso de comunicación entre el destinatario de la información y los especialistas de la documentación cientificotécnica. 2

Referencias bibliogrÁficas 

1.      Marrero Travieso I, Bermello Navarrete R, Kessell Sardiñas I, Mirabal Puig F.  La información computadorizada: una forma de divulgación al usuario.  Acimed 1995;3(1):21-4.

2.       López Espinosa JA. Acerca de la calidad de las traducciones científicas. Acimed 1998;6(2):77-8.

3.      La traducción automática [biblioteca virtual en línea]. <http://www.dgbiblio.unam.mx/servicios/dgb/publicdgb/bole/fulltext/volIV3/traduccion.htm> [consulta:16 enero 2007].

4.      Gómez Guinovart J. Informática y traducción: estado del arte [biblioteca virtual en línea]. <http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1995/mayo/informtica_y_traduccin_estado del_arte.html>[consulta: 23 enero 2007].

5.       Valdés Abreu MC. Consideraciones generales en torno al valor añadido de la información. Acimed 1999;7(1):8-14.

6.       Rico C, Torrejón E, Abaitua J, Amores G. Traducción Automática (2002) [biblioteca virtual en línea]. <http://www.uem.es/web/ott/tradAutom.htm> [consulta: 16 enero 2007]. 

Téc. Xiomara Cascaret Soto.  Avenida Federico Rey No. 44-A, entrada Finca El Sol, Poblado de Boniato, Santiago de Cuba


  1  Técnico Medio en Interpretación y Traducción en Inglés
  2  Técnico Medio en Interpretación y Traducción en Ruso
  3  Operadora de microcomputadoras
  4  Licenciada en Lengua Inglesa  

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Cascaret Soto X, Piedra Quintero B, Piña Hardy N, Caballero Mustelier L, Endis Sosa MS. La traducción: logros y dificultades en su proceso de digitalización  [artículo en línea]. MEDISAN 2007;11(1).<http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol11_1_07/san05107.htm> [consulta: fecha de acceso].

Indice Anterior Siguiente