Indice Anterior Siguiente
MEDISAN 2009;13(4)

 

Hospital Provincial Docente “Saturnino Lora”

¿Píloro doble o fístula antral?
Double pylorus or antral fistula?

Dr. Carlos Nelson González Caballero, 1  Dr. Gabriel Reyte Solás, 1  Dra. Dania Trujillo Arias 2   y Dra. Juana Fabart Bolívar 2


Resumen

Se expone el caso de un paciente de 79 años de edad, con antecedentes de úlcera duodenal y crisis frecuentes de epigastralgia y acidez. El estudio endoscópico  reveló la existencia de 2 orificios en el antro, que se comunicaban con el bulbo duodenal y fueron considerados como píloros. La evolución clínica resultó satisfactoria con el tratamiento antiulceroso indicado.

Descriptores: PÍLORO; ÚLCERA DUODENAL/diagnóstico; ÚLCERA DUODENAL/terapia; ENDOSCOPÍA DEL SISTEMA DIGESTIVO; GASTRITIS; ANTRO PILÓRICO  

Límites: HUMANO; HUMANO MASCULINO, ANCIANO


Abstract

The case of a 79 year-old patient, with a history of duodenal ulcer and frequent crisis of epigastralgia and acidity is exposed. The endoscopic examination revealed the existence of 2 holes in the antrum which communicated with the duodenal bulb and they were considered as pyloruses. The clinical course was satisfactory with the precise antiulcerous treatment.

Subject headings: PYLORUS; DUODENAL ULCER/diagnosis; DUODENAL ULCER/therapy; ENDOSCOPY, DIGESTIVE SYSTEM; GASTRITIS; PYLORIC ANTRUM 

Limits: HUMAN; HUMAN MALE, AGED


     La estenosis pilórica es la reducción extraordinaria del calibre del píloro con engrosamiento de su pared. Se produce cuando hay hipertrofia de la capa muscular circular del estómago en la región del píloro y, en menor medida, de la capa muscular longitudinal. El tejido de la submucosa y de la muscularis está también afectado. Es una de las anomalías gástricas más corrientes en neonatos y se considera que ocurre durante la vida fetal. Otras malformaciones de estómago, tales como duplicaciones y la presencia de tabique prepilóricos son poco frecuentes.Se han considerado como anomalías raras las duplicaciones del tracto digestivo; no obstante, se describen con frecuencia  en la literatura médica. 2

     El píloro doble constituye una forma de comunicación fistulosa entre el antro gástrico y el bulbo duodenal, de forma tal que la primera porción duodenal queda comunicada con el estómago a través de dos aberturas separadas por un tabique o puente de grosor variable. 3, 4

     Rokitansky, fue el primero en sugerir que esta comunicación era creada por dos úlceras separadas, una en el estómago y otra en el duodeno que profundizaban una hacia la otra. Sin embargo, la mayoría de los informes no han podido demostrarlo. 5-7

     Solo existen alrededor de 100 casos notificados en la literatura médica mundial, la mayoría secundarios a enfermedad ulcerosa péptica. 8, 9

Caso clÍnico

     Se presenta el caso de un paciente de 79 años de edad, con antecedentes de úlcera duodenal, crisis frecuentes de epigastralgia y acidez, que al realizársele la endoscopia se encontró una gastritis eritematosa,  agudizada en antro, con dos orificios con caracteres similares a píloros (principalmente el localizado o lateralizado hacia la cara posterior del antro), los cuales permitían el paso del endoscopio sin dificultad, llegando en ambos casos a un bulbo duodenal deformado, congestivo, con una lesión ulcerada hacia la cara anterior de este y un diámetro mayor  a un centímetro.

Exámenes realizados

·         El estudio endoscópico posterior confirmó lo antes planteado.

·         Radiografía de estómago-duodeno: Se observan dos comunicaciones o canales, los cuales comunican el antro gástrico con el bulbo duodenal.

 Se indicó  un ciclo de tratamiento con omeprazol, amoxicilina y metronidazol, posteriormente se mantuvo principalmente con ranitidina y los cuidados necesarios.

Evolución

     Después de un año se realizó un nuevo estudio que arrojó cambios significativos: Desaparición del nicho  duodenal y existencia de lesiones ulceradas de tipo salame, estómago con aspecto de  gastritis eritematosa agudizada erosiva y el orificio antes considerado como un píloro había disminuido considerablemente y no permitía el paso del endoscopio, por lo que se consideró la presencia de una fístula en lugar de un píloro (figura).

     Figura. Imagen un año después del
diagnóstico inicial

Comentarios

     La evolución clínica de la paciente fue satisfactoria con el tratamiento antiulceroso y con las medidas generales indicadas.

     Los casos de píloro doble son extremadamente raros, pueden ser congénitos o adquiridos como complicaciones de una úlcera péptica. 7, 8

     Al ponerse en marcha el “Plan Revolución”, se brindó la oportunidad de realizar endoscopias orales en las áreas de salud, lo cual ha permitido el fácil acceso de la población a estos medios.  Las afecciones que antes pasaban inadvertidas, ahora han sido diagnosticadas precozmente, facilitando el tratamiento y la solución del problema de forma adecuada.

Referencias bibliogrÁficas

1.       Estenosis pilórica. <http://www.sld.cu/temas.php?idv=8094>[consulta: 22 de febreo del 2008].

2.   Duarte I. Anatomía patológica del aparato digestivo <http://escuela.med.puc.cl/paginas/publicaciones/AnatomiaPatologica/Digestivo/malformac.html>  [consulta: 22 de febrero del 2008].

3.       Cecil. Medicina Interna. Úlcera péptica. Aspectos  clínicos y endocrinos. 20 ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1996: 2237-40.

4.       Roca Goderich R. Temas de Medicina Interna. Úlcera péptica gastroduodenal. La Habana: Editorial de Ciencias  Médicas, 2002: 177.

5.       Valenciaga  Rodríguez JL, Soneira  Pérez M. Úlcera péptica  gastroduodenal. En:Temas de Medicina General Integral. Afecciones gigestivas más frecuentes. La Habana: Editorial de Ciencias  Médicas, 2001; vol 2: 708 -16.

6.       Haedo Quiñones W. Úlcera duodenal. En: Matarama Peñate M.  Medicina Interna. Diagnóstico y tratamiento.  La Habana: Editorial de Ciencias Médicas, 2005: 281-85.

7.       Martínez López R, Díaz Canel Fernández O.  Píloro doble. Rev Cubana Med Mil 2005; 34(2):22-6.

8.       Castillo Lao MI. Material complementario. Alteraciones en el desarrollo del sistema digestivo       http://fcmjtrigo.sld.cu/materiales/histoembriologia/embriologiaII/mcdigest.doc.[consulta: 22 de febrero del 2008].

Dr. Carlos Nelson González Caballero. Q- 28, apto 2, micro 7, Distrito “José Martí”, Santiago de Cuba

Dr. Carlos Nelson González Caballero


1 Especialistas de I Grado en Gastroenterología. Instructores
   Hospital Provincial Docente “Saturnino Lora”, Santiago de Cuba, Cuba
2  Especialistas de I Grado en Gastroenterología
   Hospital Provincial Docente “Saturnino Lora”, Santiago de Cuba, Cuba

Recibido: 21 de julio del 2008
Aprobado: 23 de diciembre del 2008

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

González Caballero CN, Reyte Solás G, Trujillo Arias D,  Fabart Bolívar J. ¿Píloro doble o fístula antral? [artículo en línea] MEDISAN 2009;13(4)<http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol13_4_09/san13409.htm> [consulta: día/mes/año].

Indice Anterior Siguiente