Indice Anterior Siguiente
MEDISAN 2001;5(2):52-55

  Formato .PDF

Notas Clínicas

Hospital Militar Docente "Dr. Joaquín Castillo Duany"

Tratamiento de la hipoplasia congénita del radio con fijación externa

Dr. Norberto Pedrera Lara 1 y Dr. Juan Carlos Mrad Cala 2

RESUMEN

Se aplicó la fijación externa en una paciente con hipoplasia congénita del radio, en quien se logró el alargamiento del antebrazo y la corrección de la mano zamba radial. Se describe la técnica.

Descriptores: RADIO; ANOMALÍAS; APARATOS ORTÓPEDICOS

---------------------------------

La hipoplasia congénita del radio, que es la forma más común de la mano Bot radiopalmar, 1 constituye una grave malformación consecutiva a una aplasia total o parcial del radio, con ausencia del componente externo de la mano (escafoides, trapecio, primer metacarpiano y pulgar) e incurvación y engrosamiento del decúbito. 

La cirugía de la mano Bot radiopalmar persigue mejorar la apariencia de esa parte del cuerpo y estabilizar la muñeca en la posición correcta. 3

El desarrollo de la fijación externa ha permitido eliminar numerosas anomalías congénitas del esqueleto humano, entre las cuales se incluye la hipoplasia del radio. En esta ocasión se describe una técnica quirúrgica original.

PRESENTACIÓN DEL CASO

Paciente del sexo femenino, con antecedente de  malformación congénita en el miembro superior izquierdo, que consistía fundamentalmente en un acortamiento del antebrazo, deformidad de la muñeca y la mano en sentido radial, así como disminución del tamaño del pulgar. Durante su infancia no había recibido tratamiento alguno.

Examen radiográfico 

 

Figuras 1 y 1-A.  Antes del acto quirúrgico para la aplicación de la técnica

Para corregir esta deformidad se tuvieron presentes 3 objetivos:

  1. Llevar la mano a su lugar.
  2. Estabilizar la muñeca. 
  3. Corregir el acortamiento.

Descripción de la técnica

En el acto quirúrgico se accedió al extremo distal del cúbito y la muñeca por una incisión dorsal en S, luego se retiraron el cartílago de la cabeza del cúbito y los huesos del carpo, que quedaron en línea recta con este, y se liberaron todas las adherencias del borde radial de la muñeca.

 Acto seguido se procedió a colocar el fijador externo, para lo cual se situó en el olécranon un semiaro con 2 pines en cruz y otro en el tercio medio del antebrazo, con 2 pines de igual forma; se atravesaron los 4 metacarpianos con 2 pines paralelos a 1 cm de distancia, con un tope en el lado radial del segundo metacarpiano, y ambos se montaron en el anillo distal, uno a cada lado de este último.Se aplicó tensión en los 2 pines, por el lado cubital, y se logró llevar la mano a la posición correcta, presionando entre los aros distal y medio para conseguir la artrodesis de la muñeca (figura 2).

Figura 2. Con el fijador externo

Como tercer paso se ejecutó una osteotomía en la diáfisis del cúbito, entre el aro medio y el hemiaro proximal, con el propósito de alargar el antebrazo.

Seguimiento posoperatorio

Teniendo en cuenta la compleja anatomía del antebrazo, se decidió dividir el alargamiento en 3 etapas de 6 cm, a razón de ¼ mm diario. 

A pesar de la lentitud del proceder fue posible observar cómo los dedos se ponían en flexión marcada al final de cada etapa, por lo cual se detenía el alargamiento y se realizaba la rehabilitación, para una vez lograda, continuar con la osteotomía para el alargamiento y así sucesivamente hasta lograr la longitud deseada. La última etapa de la rehabilitación fue la más difícil y prolongada de todo el plan terapéutico. 

En ningún momento del proceder se retiró el aparato de fijación externa: solo se añadían barras más largas.

La corrección total se logró en 3 años (figuras 3 y 3-A), por lo cual se aconseja ir alargando lentamente el antebrazo, pues se corre el riesgo de luxar las articulaciones metacarpofalángicas.

 

Figuras 3 y 3-A. Corrección total de la hipoplasia congénita del radio

COMENTARIOS

En algunas formas muy atenuadas, el radio puede estar completo, pero es muy delgado y la insuficiente longitud determina una moderada inclinación radial de la mano y de su componente externo (primer metacarpiano, pulgar y músculos anexos), que presentan una ligera hipoplasia. 2

El tratamiento de esta deformidad debe comenzar desde el nacimiento con yesos correctores sucesivos, pero ello resulta insuficiente y la corrección que logre alcanzarse, ha de ser mantenida con el uso de aparatos ortopédicos. Al respecto, no son pocas las técnicas quirúrgicas ensayadas en regiones blandas y óseas del organismo, entre ellas la artrodesis de la muñeca, pero en todos los casos persiste el acortamiento de este segmento corporal; sin embargo, la fijación externa ha demostrado ser el procedimiento idóneo para resolver este defecto.

ABSTRACT

Treatment of the Congenital Radius Hypoplasia with External Fixation

External fixation was applied to a female patient with congenital hypoplasia of the radius, in whom the lengthening of the forearm and the correction of radial clubhand were achieved. The technique is described.

Subject headings: RADIUS; ABNORMALITIES; ORTHOTIC DEVICES

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Patel, J. Nuevo manual de patología quirúrgica. T 2. Barcelona: Editorial Científico Médica; 1961:475.
  2. Crawford, H. Congenital aplasia or hypoplasia of the thumb and finger extensor tendons. Bone Joint Surg 1997;48-A: 82-9. 
  3. Bedeschi P. Year book of hand surgery. New York: Mc Graw-Hill; 1995: 299.

Dr. Norberto Pedrera Lara. Calle 6 No. 157 A Vista Alegre. Santiago de Cuba. Teléf. 641015.


1 Especialista de I Grado en Ortopedia y Traumatología. Profesor Consultante y Auxiliar.
2 Especialista de 1 Grado en Ortopedia y Traumatología. Instructor

Indice Anterior Siguiente