Indice   Anterior  Siguiente
MEDISAN 2002; 6(3):14-19

  Formato .PDF

Hospital Provincial Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora"

Evaluación de la presión intraabdominal en pacientes laparotomizados en la Unidad de Cuidados Intensivos durante el  2001

Lic. Iván Gabriel Medina Sombert, 1 Lic.Ana Elena Granado Hormigó, 2 Lic. Yaquelín Naranjo Vargas, 3 Dra. Marjoris Piñera Martínez 4 y Dr. Sergio del Valle Díaz 5

RESUMEN

El síndrome de compartimentación abdominal es una condición en la cual el incremento de la presión en un espacio anatómico cerrado, afecta la circulación y amenaza la viabilidad de los tejidos existentes dentro de dichos espacios. Se efectuó un estudio descriptivo, longitudinal y prospectivo de 51 pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Provincial Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora" de Santiago de Cuba, desde enero hasta junio del 2001, que habían sido intervenidos quirúrgicamente de forma electiva o urgente y por cuyas características requirieron ser ingresados en el Servicio; de ellos, 12 fueron relaparotomizados. Los datos se recogieron en planillas confeccionadas al efecto y entre los principales resultados sobresalieron el predominio del sexo masculino y de los mayores de 60 años, así como la reintervención por peritonitis general y localizada, el hemoperitoneo y la dehiscencia de la herida, fundamentalmente. Cuatro pacientes presentaron hipertensión intraabdominal ligera, 6 moderada y 2 severa, de acuerdo con su clasificación. La técnica ejecutada por el personal de enfermería no provocó complicaciones.

Descriptores: PRESIÓN; ABDOMEN; LAPAROTOMÍA; MEDICIONES; ATENCIÓN DE ENFERMERÍA; UNIDADES DE TERAPIA INTENSIVA

-------------------------------

El conocimiento de que la cavidad abdominal puede considerarse como un compartimiento único y que todo cambio en el volumen de cualquiera de sus contenidos eleva la presión intraabdominal, no es nuevo; sin embargo, el hecho de que esta puede alterar la función orgánica y producir un síndrome de compartimentación abdominal (SCA), ha recibido poca atención. 1

Hace más de 125 años se despertó el interés por medir la presión intraabdominal, cuando Marey (1863) y Burt (1870) describieron por primera vez en Inglaterra la presión intraabdominal (HIA) y demostraron su vinculación con la función respiratoria. 1, 2

El síndrome compartimental es una condición en la cual el incremento de la presión en un espacio anatómico cerrado, afecta la circulación y amenaza la viabilidad de los tejidos existentes dentro de él. 3

En los EE.UU., Emerson (1911), Wagner (1926) y Overholt (1933) fueron los primeros en medir exitosamente la presión intraabdominal en seres humanos y relacionar las cifras obtenidas con el cuadro clínico de sus pacientes. 4

En Cuba, la medición de la presión intraabdominal ha sido empleada para diagnosticar este síndrome y también como guía para ejecutar una segunda laparotomía. 5, 6 En la literatura foránea 7, 8 se señala que el valor normal de dicha presión es de subatmosférico o cero y que cifras superiores a 12 mmHg deben ser consideradas como hipertensión intraabdominal.

Es por ello que resulta importante medir sistemáticamente la presión intraabdominal a pacientes laparotomizados, pues la introducción de esta sencilla y barata técnica ha permitido detectar de forma precoz numerosas afecciones intraabdominales. 9

Por tratarse de un procedimiento novedoso que ejecuta el personal de enfermería en este Servicio, se decidió evaluar los valores de la presión intraabdominal en los citados pacientes, describir la realización de la técnica, así como clasificar el síndrome en los reintervenidos y sus principales complicaciones.

MÉTODOS

Se hizo un estudio descriptivo, longitudinal y prospectivo sobre la presión intraabdominal en pacientes laparotomizados, ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Provincial Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora" de Santiago de Cuba desde enero hasta junio del 2001.

El universo estuvo constituido por 51 pacientes operados, de los cuales 12 fueron laparotomizados nuevamente por presentar hipertensión intraabdominal. Los datos de interés para la investigación se obtuvieron a través de una planilla de vaciamiento, donde estaban registradas las siguientes variables: edad (en años cumplidos), sexo, clasificación de la hipertensión intraabdominal (ligera, moderada y severa), complicaciones atribuibles a la alteración o posoperatorias (peritonitis general y localizada, hemoperitoneo, absceso intraabdominal y dehiscencia de la herida) y complicaciones derivadas de la técnica.

Se determinó diariamente el evento de la hipertensión intraabdominal (definido como todo aumento de la presión intraabdominal por encima de 12 mmHg en 24 horas).

El personal de enfermería llevó a cabo correctamente el procedimiento, sin violar las medidas de asepsia y antisepsia establecidas, lo cual evitó la aparición de complicaciones.

Técnica para medir la presión intraabdominal

1.      Se coloca la cama en posición horizontal y al paciente en decúbito supino, con la sonda de balón a 90 grados en relación con su pelvis.

2.      Se localiza el punto cero de la regla de medición, situada al nivel de la sínfisis del pubis.

3.      Luego de verificar que la vejiga se encuentre completamente evacuada, a través de una llave de 2 vías ubicada en la porción distal de la sonda vesical estéril, se infunden 100 mL de solución salina a 0,9 %. Seguidamente se varía la posición de la llave y se deja pasar la solución salina fisiológica necesaria para que el tramo de la escala quede libre de burbujas de aire.

4.      Una vez logrado lo anterior, la sonda vesical se comunica con la escala de medición y el menisco de agua-orina comienza a descender hasta alcanzar el valor de la presión intraabdominal. Este debe tener una pequeña oscilación con la respiración, que se verifica presionando bajo el vientre del paciente y observando un ascenso del menisco con aumento de los valores de dicha presión.

5.      El resultado de la presión intraabdominal se recoge en cm de agua y se convierte en mm de Hg mediante una sencilla operación matemática (factor de conversión 1,36).

El valor de la presión intraabdominal se considera subatmosférico o cero, aunque hasta 11 cm de agua no produce consecuencias fisiológicas. De acuerdo con las cifras obtenidas se establecen 3 categorías:

o        Ligera: 12-20 cm de agua

o        Moderada: 21-40 cm de agua

o        Severa: más de 40 cm de agua

En la ejecución de esta técnica se cumplieron todos los principios bioéticos e higienoepidemiológicos, a fin de poder garantizar la preservación de la vida.

RESULTADOS

En los pacientes laparotomizados (tabla 1) predominaron los hombres (59,0 %), así como el grupo etario de más de 60 años, tanto en el sexo masculino (25,0 %) como femenino (17,0 %).

    Tabla 1. Pacientes laparotomizados según edad y sexo

Grupos de edades

(en años)

Sexo

Total

Masculino

Femenino

No.

%

No.

%

No.

%

15 - 29

3

6,0

2

4,0

5

10,0

30 - 44

8

16,0

5

10,0

13

26,0

45 - 59

6

12,0

5

10,0

11

22,0

+ 60

13

25,0

9

17,0

22

42,0

Total

30

59,0

21

41,0

51

100,0

Fuente: Planilla de vaciamiento

Con respecto a la clasificación de la hipertensión intraabdominal (tabla 2) se puso de manifiesto la primacía de la moderada en 6 de los 12 pacientes reintervenidos.

    Tabla 2. Pacientes reintervenidos según clasificación de la hipertensión intraabdominal

Clasificación de la hipertensión intraabdominal

No.

%

Ligera

4

33,0

Moderada

6

50,0

Severa

2

17,0

Total

12

100,0

Fuente: Planilla de vaciamiento

En más de la mitad de estos últimos (tabla 3), la necesidad de reintervenir estuvo dada fundamentalmente por la aparición de peritonitis general y localizada, así como hemoperitoneo, aunque compartió el lugar con la dehiscencia de la herida (25,0 %).

Al evaluar la técnica de enfermería se obtuvo que ninguno de los pacientes laparotomizados a quienes se midió la presión intraabdominal mediante el cateterismo vesical, presentó complicaciones.

     Tabla 3. Pacientes reintervenidos según complicaciones

Complicaciones

No.

%

Peritonitis generalizada

4

33,0

Hemoperitoneo

3

25,0

Absceso intraabdominal

3

25,0

Dehiscencia de la herida

2

17,0

Total

12

100,0

Fuente: Planilla de vaciamiento

DISCUSIÓN

De la casuística, conformada por 51 pacientes intervenidos de forma electiva o urgente e ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos por la magnitud de la operación, a todos ellos se les monitoreó la presión intraabdominal a través de la medición de la presión intravesical, incluidos los 12 que requirieron ser relaparotomizados.

Muchos autores 4 – 6 han encontrado también una franca supremacía de los hombres en sus respectivas series, lo cual pudiera explicarse por el hecho de que gran parte de estos pacientes fueron operados por hemorragias intraabdominales atribuibles a accidentes del tránsito, heridas con armas blancas o determinadas conductas sociales de los varones, que suelen ser los más afectados por este tipo de trauma (36,0 % tenía menos de 45 años); sin embargo, 42,0 % de los ingresados eran ancianos y de ahí se infiere la elevada incidencia de los procesos neoplásicos a edades avanzadas.

Según Aragón Palmero, 3 la dehiscencia de la herida fue causa de reintervención en sus pacientes, pues en numerosos informes 4, 8, 9 se señala la estrecha relación existente entre la hipertensión intraabdominal y la aparición de complicaciones a ese nivel, lo cual agrava la situación del enfermo y obliga al personal de enfermería a desempeñar su función estrictamente y sin demora, sobre todo al medir la presión intraabdominal, puesto que de ello puede depender la toma de decisiones del equipo médico.

Conviene puntualizar que en la persona operada con marcado incremento de la presión intraabdominal, tienden a producirse graves complicaciones como íleo paralítico, disfunción multiorgánica y dificultad respiratoria, capaces de provocar un síndrome compartimental abdominal, que puede causar la muerte. 7, 8, 10

La medición seriada de la presión intraabdominal a través del catéter vesical en los operados en quienes se sospecha la presencia de una complicación intraabdominal posquirúrgica, constituye una técnica con alto grado de confiabilidad y certeza para diagnosticar el fenómeno, 11, 12 por lo cual puede afirmarse que es un proceder más de enfermería que influye en la mejoría y recuperación de estos pacientes laparotomizados.

ABSTRACT

Evaluation of the Intraabdominal Pressure in Laparotomized Patients at the Intensive Cares Unit During he First Semester of 2001

The syndrome of abdominal compartment is a disorder in which the increase of the pressure in an anatomical closed space, which affects the circulation and threats the viability of the existing tissues inside such spaces. A descriptive, prospective and longitudinal study of 51 patients hospitalized in the Intensive Cares Unit of the "Saturnino Lora" Provincial Clinical Surgical Hospital from Santiago de Cuba was made, from January to June, 2001, who had been intervened surgically in an elective or emergent way and for whose characteristics they required to be hospitalized in the Service; 12 of them were relaparotomized. The data were collected in schedules for this purpose and among the main results highlighted the prevalence of the masculine sex and of those older than 60 years, as well as the reintervention for general and located peritonitis, mainly the hemoperitoneum and the wound dehiscence. Four patients presented mild intraabdominal hypertension, 6 moderate and 2 severe, according to their classification. The technique practiced by the nursing personnel didn't cause complications.

Subject headings: PRESSURE; ABDOMEN; LAPAROTOMY; MEASUREMENTS; NURSING CARE; INTENSIVE CARE UNITS

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Burch JM, Moore EE, Francoise R. The abdominal compartiment syndrome.   Surg Clin North          Am   1998;76(4):833-41.
  2. Kashuk JI, Moore EE, Millikan JS, Moore JB. Major abdominal vascular trauma: A unified      
    aggroach.    J Trauma 1982;22:672-9.
  3. Aragón Palmero FJ, Curbelo Pérez R, Candelario López R. Hernández Hernández JM. Nuevos           conceptos en cirugía: síndrome del compartimiento abdominal. Rev Cubana Cir 1999;38(1):30-5.
  4. Emerson  H. Intraabdominal pressures. Arch Intern Med 1998;7:754-84.
  5. Morris JA. The stage celiotomy for trauma. Ann Surg 1993;217:576-85.
  6. Richards WO, Scovill W, Shin B. Acute renal failure associated with increased intraabdominal              pressure.   Am Surg 1998;197:193-87.
  7. Cheatham ML.  Intraabdominal hypertension and abdominal pressures in various conditions. Eur J Surg 2001;163:883-7.
  8. Ranieri VM, Brienza N, Santostasi S. Impairment of lung and chest. Wall mechanics in patients        with. Acute respiratory distress syndrome. Role of abdominal distention. Am J Resp Crit Care 1999;156:1082-91.
  9. Ivatury RR, Porter JM, Simon RJ, Islam S, John R, Sthal WM. Intraabdominal hypertension after lifa-threatening penetranting abdominal trauma: Prophylaxis, incidence, and clinical relevance to gastric mucosal ph and abdominal compartiment syndrome.  J Trauma 2000;44: 1016-23.
  10. Brunner LS, Suddarth DS. Manual de enfermería médicoquirúrgica.  5 ed. México, DF:  Interamericana,  1999;vol 3:103-7.
  11. Vander Salmt J. Atlas de técnicas quirúrgicas en cuidados intensivos.  La Habana: Editorial            Científico-Técnica, 1992:109-23.
  12. Devesa E.. Fisiología del envejecimiento .  En: Geriatría y gerontología. La Habana: Editorial Científico-Técnica,1992: 2-5

Lic. Iván Gabriel Medina Sombert, Calle Bayamo # 56 entre San Agustín y Barnada, Santiago de Cuba


1  Licenciado en Enfermería. Miembro Titular de la Sociedad Cubana de Enfermería.
   Diplomado en Medicina Intensiva.
2  Licenciada en Enfermería. Miembro Numerario de la Sociedad Cubana de Enfermería.
   Diplomada en Medicina Intensiva.
3 Licenciada en Enfermería. Miembro Titular de la Sociedad Cubana de Enfermería.
4 Especialista de I Grado en Medicina Interna. Diplomada en Terapia Intensiva. 
   Instructora
5 Especialista de I Grado en Medicina Interna. Profesor Asistente

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Medina Sombert IG, Granado Hormigó AE, Naranjo Vargas Y, Piñera martínez M, Valle Díaz S del. Evaluación de la presión intraabdominal en pacientes laparotomizados en la Unidad de Cuidados Intensivos durante el 2001. [artículo en línea]. MEDISAN 2002;6(3). <http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol6_3_02/san04302.htm> [consulta: fecha de acceso]

 Indice  Anterior Siguiente