Indice  Anterior Siguiente
MEDISAN 2003:7(2):124-128

  Formato PDF

Comunidad de Xemamatxé, Guatemala

Miasis furunculosa por Dermatobia hominis, “Colmoyote”

Dra. Gudelia Beatriz Brizuela Tornés, 1  Dr. Carlos Manuel González Brizuela  2 y Est. Yasel González Brizuela   3

RESUMEN

Se describe el caso de una paciente de 2 años  de edad, procedente de la Comunidad de Xemamatxé, en el Departamento de Nebaj (Guatemala), que fue traída a consulta por aumento de volumen en el cuero cabelludo, dolor y fiebre.  Se hallaron lesiones furunculosas  múltiples en dicha zona y desnutrición proteicoenergética  moderada (clasificación de Navarro); ingresó con tratamiento médico y posteriormente tuvo que ser operada para extraerle 3 furúnculos de larvas de tamaño variable (8 a 15 mm de largo), color carmelitoso y escaso contenido piosanguinolento.  Permaneció 7 días hospitalizada, y aunque el diagnóstico fue totalmente clínico, se concluyó que se trataba de una miasis furunculosa producida por las larvas de la mosca Dermatobia hominis.

 

Descriptores: MIASIS; LEISHMANIASIS CUTÁNEA; FORUNCULOSIS; DERMATOPATÍAS PARASITARIAS; MORDEDURAS Y PICADURAS DE INSECTOS; LARVA; GUATEMALA; AMÉRICA CENTRAL; FACTORES SOCIOECONÓMICOS

Límites:  HUMANO-INFANTE- FEMENINO

-----------------------------

 

Guatemala es un estado de América Central que limita al norte y al oeste con México, al este con Belice y el Golfo de Honduras y al sur con El Salvador y el Océano Pacífico. Desde mucho antes de la llegada de los españoles,  el país estaba poblado por una de las más importantes naciones aborígenes: los mayas. Santa María Nebaj, poblado remoto y tradicional al pie del altiplano del norte de Guatemala, puerta de entrada de la región Ixil, está situado en un hermoso valle rodeado por la sierra de Los Cuchumatanes y fue una de las regiones más afectadas por el conflicto armado de los años 80; pero hasta allí llegó la misión de la Brigada Médica Cubana en Guatemala, que atendió a la paciente de la cual trata este trabajo en el Hospital  Nacional de Nebaj, Departamento de Quiché, durante el cumplimiento de su labor internacionalista.

 

Miasis es un término que significa  invasión y destrucción de órganos o tejidos de animales, incluido el hombre,  por larvas de moscas.  Tales invasiones pueden  tener un efecto benigno o resultar en trastornos  más o menos violentos, capaces de producir  la muerte. De acuerdo con el órgano o sistema  que ataquen, reciben su nombre; así: miasis en el tracto intestinal, urinario, gástrico, nasal, oídos (miasis auricular u otomiosis) y ojos (oftalmomiosis). Cuando las heridas o úlceras son invadidas por las larvas, se le conoce  como  miasis dérmica traumática; y la de la piel, como  miasis cutánea. 1

 

También se clasifican según el agente causal en: miasis específicas provocadas por Dematobia hominis; y semiespecíficas, ocasionadas por las familias Calliphoridae y Sarcophagidae. Otra designación es la accidental, al ingerir alimentos que contienen huevos de moscas y originan un cuadro intestinal.

 

Existen varias especies de dípteros pertenecientes a las familias  Gasterophyllidae y Cuterebridae, cuyas larvas producen miasis, pero las más graves son generadas por moscas pertenecientes a las familias Calliphoridae y Sarcophagidae.  En Cuba, según Alayo y García Ávila (1985), existen varios géneros de las familias Gasterophyllidae, Calliphoridae y Sarcophagidae2

La miasis es causada por la larva de la Dermatobia hominis, de la familia Enterebridae,  mosca robusta  de 12 mm de tamaño aproximadamente,  conocida en muchos países centroamericanos (entre ellos Guatemala)  como “Colmoyote”. Tiene el tórax velludo, no brillante en contraste con el abdomen, lo cual permite  identificarla. Su aparato bucal está  atrofiado. Es ovípara y pone sus huevos pegados a otros insectos de tamaño y vuelos apropiados, por lo que pueden ser capturados por la Dermatobia. 3 Este proceso se denomina  foresia  y fue descubierto por Morales en Guatemala, en estudios que efectuó entre 1910-1913. Los huevos tienen forma de banano y se colocan amontonados en el abdomen de diversos dípteros: Psorophora (Cubicidae), Stomoxys, Farnia, y otros. Al estar desarrollada, la larva abandona el huevo cuando el portador, que por lo general es hematófago, pica al hombre o al ganado y penetra directamente por la piel. Cada larva produce una sola lesión (miasis furunculosa), aunque en vacunos pueden concomitar  varias larvas en un mismo tumor cutáneo. Desde la postura del huevo hasta la eclosión de la larva transcurren 7 días normalmente; luego  esta  debe penetrar en la piel antes del cuarto día posterior a su eclosión  para provocar enfermedad. En el tejido celular subcutáneo puede encontrarse entre 33 y 41 días; entonces abandona la lesión para comenzar el período de pupa, que tiene lugar en la tierra durante 64 a 67 días, y su vida adulta solamente es de 8 a 9 días. El ciclo vital de D. hominis oscila entre 120 y 122 días.

Esta mosca ataca a toda clase de mamíferos domésticos y silvestres: hombre, perro, ganado vacuno, pero no a los caballos y mulares. Produce pérdidas económicas en la ganadería por destrucción del cuero de las reses. Su control es difícil, aunque se ha ensayado el empleo de DDT y sustancias repelentes.

El caso que nos ocupa, una miasis cutánea del cuero cabelludo, llamó mucho nuestra atención  por no haber sido observada durante nuestra práctica médica pediátrica en Cuba y poner de manifiesto las condiciones en que se desarrolla la mayoría de los niños en estos países.

CASO CLÍNICO

Niña de 2 años de edad, procedente de la comunidad de Xemamatxé en Nebaj, con antecedentes de haber nacido de un parto domiciliario y tener una historia psicosocial  y económica desfavorable en su medio familiar.

Antecedentes personales

-          Dos ingresos anteriores por enfermedad diarreica aguda y bronconeumonía.

-     Desnutrición proteicoenergética moderada (75 % en la Clasificación de Navarro). Recibió atención en el Centro de Recuperación Nutricional de Nebaj (figura 1).

-    Permanencia, durante 2- 3 meses antes de su ingreso actual, en Playa Grande (Cobán), zona costera, albergada con la madre que se encontraba realizando trabajos agrícolas.

 

Figura 1.  Paciente con miasis  furunculosa por D. hominis y desnutrición proteicoenergética.

Historia enfermedad actual

Con los  antecedentes referidos, la pequeña paciente fue traída a la consulta de Pediatría en el Hospital de Nebaj por presentar aumento de volumen y dolor en regiones del cuero cabelludo, acompañados de fiebre en ocasiones. La madre refirió que había sido picada por el “colmoyote” y que por esa razón acudió en  busca del tratamiento adecuado.

Historia familiar

Madre de 7 hijos (la menor de los cuales era la niña), que había sido abandonada por el  padre de los niños y vivía en un hogar con pésimas condiciones higienicosanitarias. Se trasladaba  a zonas costeras en etapas de cosecha para trabajar con sus hijos en medios  desfavorables de albergue y alimentación. La madre afirmó  que un  hermano de la niña había  presentado estas lesiones anteriormente y por esa causa tuvo que ser operado.

Interrogatorio

La madre observó un pequeño aumento de volumen  en la cabeza, no provocado por traumatismo alguno,  que luego  se diseminó en número de  3,  sin otro antecedente. La niña se quejaba de dolor y presentó fiebre aproximadamente a los 6 días de notarle el aumento de volumen, que  al no desaparecer ni asociarse a otras manifestaciones clínicas  acudió a consulta médica.

Examen físico: Datos positivos

Mucosas: Ligeramente hipocoloreadas  y húmedas.

Cráneo: Aumento de volumen único en región temporoparietal izquierda y  en número de 2 en región  parietooccipital, de alrededor de  2- 3 cm de diámetro, con dolor a la palpación, ligeramente blandos y con escaso eritema en la piel que los recubría.

Peso: 6,6 kg

Talla: 72 cm

Abdomen: Globuloso, blando y sin masas tumorales. Hígado y bazo no palpables ni percutibles.

Exámenes complementarios

Cifra de hemoglobina:   9,2 g/L

Leucocitos: 12300/mm3

Segmentados: 63    Linfocitos: 32    Eosinófilos: 04    Monocitos: 01

Heces fecales: Negativo.

COMENTARIOS

Por los antecedentes personales y familiares, así como los hallazgos en el  examen físico, planteamos que se trataba de una  piodermitis primaria folicular profunda, asumiendo que los furúnculos se localizaban en zonas de la piel donde existían folículos pilosebáceos, cuyo tamaño fluctuaba entre menos de 1  y más de 3 cm., con bordes bien delimitados, superficie elevada, rodeado de un halo eritematoso y doloroso, provocado generalmente por el estafilococo. 4

Conociendo que entre de las especies de dípteros está la Dermatobia hominis, perteneciente a las familias de las Cuterebridae, cuyas larvas producen miasis furunculosa al picar al hombre y penetrar directamente por la piel, 5, 6  así como teniendo en cuenta los antecedentes personales y familiares y las características clínicas que presentó la niña, no planteamos una furunculosis por estafilococo, sino ocasionada por la picadura de la mosca al introducir la larva en la piel; hecho corroborado en el acto quirúrgico (figura 2).

Esta es una afección encontrada con relativa frecuencia en la zona donde se realizó el estudio y descrita por Morales 7 precisamente en Guatemala hace varios años, por  lo que formulamos  el  diagnóstico  de una miasis furunculosa  por  Dermatobia  hominis  (figura 3).

 Figura 2. Zona parietooccipital donde se realizó la  incisión y se extrajo la larva de D. hominis.

  

                                       Figura 3.   Forma adulta de Dermatobia hominis

ABSTRACT

Furunculous Myiasis Due to Dermatobia Hominis " Colmoyote "  

The case of a 2 year-old patient, belonging to the Xemamatxé community, in the  Nebaj Departament (Guatemala) who was brought to consultation due to an increase in the scalp, pain and fever, is described.  Multiple furunculous lesions  were found in this area. She had  a moderate proteicoenergetic malnutrition (Navarro classification). She was admitted with medical treatment and later on she had to be operated for the surgical resection of 3 furuncles with variable size larvaes (8 to 15 mm long), light brown in color and scarce  pyosanguinolent content.  IShe was hospitalized for  7 days, and although the diagnosis was completely clinical, it was concluded that it was a  furunculous myiasis produced by the larvaes of the Dermatobia hominis fly.  

Subject headings:  MYIASIS; LEISHMANIASIS, CUTANEOUS; FURUNCULOSIS; SKIN DISEASES, PARASITIC;  INFECT BITES AND STINGS; LARVA; GUATEMALA; CENTRAL AMERICA; SOCIOECONOMIC FACTORS;
Limits:  HUMAN, FEMALE, CHILS

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFÍCAS

1.     Llop Hernández A. Microbiología y parasitología médicas. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2001;t3:135.

2.     Alayo PD, García IG. Lista anotada de los dípteros de Cuba. La Habana: Editorial Científico- Técnica, 1983: 72-81.

3.    Rodríguez EB, González IN, Capo de Paz V, Castex MR, Menéndez RC. Miosis cutánea por Dermatobia hominis en un cubano procedente de Nicaragua. Acta Dermo- Sif 1993; 84(9): 425- 7.

4.     Fernández Hernández- Baquero G. Dermatología. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1990: 251.

5.    Farreras Valenti P, Rozman C.  Tratado de medicina interna. 14 ed.  Barcelona: Harcourt, 2000:525.

6.    Nelson WE.  Tratado de pediatría. 15 ed.  La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1998; vol 3: 2373.

7.  Organización Panamericana de la Salud.  Las moscas de la gusanera.  En: Moscas. Entomología Médica. Washington, DC:OPS/OMS, 1964:19.

Dra. Gudelia Brizuela  Tornés , Calle E # 102½, e/ 2da y 3ra, Vista Hermosa. Santiago de Cuba


1  Especialista I Grado en Pediatría. Profesora Asistente
2 Especialista I Grado en Medicina General Integral. Residente de Terapia Intensiva

   y Emergencia.
3  Estudiante de 3er  año de Medicina

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Brizuela Tornés GB, González Brizuela CM, González Brizuela Y.  Miasis furunculosa por dermatobia hominis, “Colmoyote”. [artículo en línea]. MEDISAN 2003;7(2). <http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol7_2_03/san16203.htm> [consulta: fecha de acceso].

Indice Anterior Siguiente